Cartas a Rebelión
Cartas de la 1 a la 10 de un total de 1089 cartas.


09/12/2016
LA INSENSIBILIZACIÓN DE LA POBLACIÓN

Este es proyecto global de las élites para la población: deshumanizar a la gente, arrebatarles su sensibilidad y convertirlos en seres insensibles, sin capacidad de sentir los sentimientos de los demás.

Este es el plan de largo alcance que se ejecuta principalmente a través de los medios de transmisión (la televisión principalmente y ahora internet) y que tiene un mecanismo simple. Se trata, en efecto, de lograr que la persona se deshumanice y que no sienta nada por el dolor o sufrimiento de los demás. Es fundamental para sus planes conseguir sujetos indiferentes ante el dolor del otro y esto se consigue a través de los medios y través de una herramienta infalible: el suministro, o mejor dicho el bombardeo de violencia.

El bombardeo se realiza a través de las películas, en las cuales se ofrecerá pura violencia explícita más allá de la argumentación que en muchas ocasiones es inexistente. Lo importante será mostrar violencia en estado puro. Los héroes serán personas violentas y nunca pacíficas o cultas. Son modelos de conducta, modelos a seguir.

Otro campo de acción son los noticiarios. En ellos se mostrará tanta violencia como sea posible: personas desangrándose en plena calle, apuñalamientos, muertes por disparos captadas por la cámara de un banco (es solo un ejemplo), violencia entre adolescentes grabadas en móvil, terroristas matando gente con metralletas, explosiones de bombas y un sin fin de actos violentos explícitos sin igual. Y no, no se trata de que los atentados terroristas por ejemplo deban ocultarse sino que su tratamiento debería ser muy diferente.

 Un ejemplo de todo ello es la política que se utiliza en los noticiarios: se ofrece una noticia por ejemplo de política, acto seguido se enseñan imágenes de alguien que mata a una persona en plena calle y esta cae al suelo, enseguida se habla de una nueva droga que está haciendo estragos y que se puede conseguir por internet (propaganda) y a continuación Messi marca un gol y el estadio estalla de júbilo.

Así, los niños son “criados” en una sociedad violenta, una sociedad que en lugar de ofrecerles verdaderos héroes y modelos de conducta apropiados para ellos y para su alrededor les ofrecen modelos de conducta nefastos. Los niños por tanto son educados en la violencia y no en la empatía, más aún, los niños son educados en el culto a la violencia. ¿Estos niños serían personas adultas distintas si en lugar de “alimentarles” constantemente con violencia se les alimentara con valores positivos para ellos mismos y para los demás como por ejemplo el “placer” de ayudar a sus compañeros o a quien fuere? La respuesta parece obvia.

¿Cuál es el resultado de esta sobre exposición a la violencia explícita tanto en películas, series, noticiarios etc.? El resultado no puede ser otro que el buscado, la construcción de seres humanos que dejan de ser humanos (deshumanización); el resultado no es otro que la insensibilidad general de la población, la incapacidad de sentir nada por nadie, la indiferencia ante el sufrimiento de los demás. Este es el objetivo y el objetivo se está cumpliendo.

¿Evidencias de lo que digo? Son varias y simples, les propongo una: enciendan la televisión y miren el contenido que se ofrece a la población en películas, boletines de noticias etc: reparen en cuáles son los héroes que se les ofrece a los ciudadanos, cuáles son los modelos de conducta que son divulgados y cuáles son los valores que se nos transmiten: materialismo, superficialidad, consumismo, egoísmo, individualismo extremo…

La sensibilidad va desapareciendo y va reinando la insensibilidad y la deshumanización. Nos quieren insensibles y este será el resultado de estar sobre expuestos a la violencia continua. Pero de nosotros depende el tipo de “alimento” con el que nos vayamos a “alimentar”; de nosotros depende el tipo de persona que queramos y vayamos a ser.

Vicente Berenguer, asesor filosófico



Vicente Berenguer
24-11-2016
Ante Barberá nadie es neutral
Alertamos en primer lugar contra el vídeo titulado EL BAILE DE LA RITA BARBERÁ, que no debe abrirse porque lo destruye todo, y esto no es una broma macabra.
El ministro de Justicia ha dicho, textualmente, que “Cada uno tendrá sobre su conciencia las barbaridades que ha dicho sobre Barberá”. Preguntamos al ministro si sabría estimar cuánto tiempo van a tardar muchos del PP en decir sobre Barberá bárbaras verdades y bárbaras mentiras en los juzgados, para cargarle a la muerta los “muertos” bien vivos y suculentos de una corrupción que ahora les acusa solo a ellos. ¿Cinco minutos, quizás, después de guardar ese minuto de silencio durante el que estarán pensando que les ha tocado la lotería, señor Catalá?
Unidos Podemos ha conseguido cuota de pantalla arriesgándose a parecer incorrectos, por lo que a los demás les conviene callar si no quieren hacerles aún más publicidad. Quizás han perdido un millón de votos de bien pensantes, pero podrían ganar dos o más de electores hartos de teatro. Además, les avalan dos argumentos imbatibles: que cuando murió Labordeta los del PP le negaron el mismo respeto y que hace una semana se quejaron de los minutos de silencio por las mujeres que mueren victimas del machismo, mientras el gobierno reduce los recursos destinados a combatir esa lacra. Y cuanta distancia separa a la fallecida de hoy de aquel diputado, o de tantas inocentes como sufren en silencio cada día. El Ayuntamiento de Valencia ha decretado tres días de luto, pero dudo que en los próximos siglos se atreva a conceder el nombre de Rita Barberá a cualquiera de sus calles, ni siquiera en los arrabales. Construimos un futuro en el que seremos manipulados gracias al olvido y la ignorancia, desde un presente lleno de delincuencia que ocultamos bajo montañas de hipocresía. Como siempre.
Domingo Sanz
23/11/2016
En apenas un minuto: historia de nuestro tiempo entre muros

En una sexagésima parte de una hora se puede leer un breve artículo como este, o simplemente pasar… y olvidarse.

La palabra minuto proviene del latín, pars minuta prima y significa ‘parte diminuta primera’. Minuto, a su vez, tiene la misma etimología que «menor», mientras que segundo era denominado pars minuta secunda, es decir, la ‘parte diminuta segunda’ en que se dividía la hora. El minuto, forma parte de una hora, la cual a su vez, forma parte de un día, una semana, un mes… y así sucesivamente hasta llegar a un todo, en este caso nuestro tiempo.

Cada minuto una media de 24 personas –más de 12 niños- tienen que huir de su hogar, 1440 la hora, 34560 al día, 241.920 a la semana, 1.036.800 al mes… y así sucesivamente hasta llegar al todo, en este caso nosotros, la sociedad que construimos entre todos y que se cruza de brazos mientras una de cada 113 personas en el mundo es un refugiado o un desplazado.

Los refugiados vivencian permanentemente la experiencia de estar perseguidos y discriminados mientras que a pesar de que prefieran estar cerca de su patria para estar cerca de los hechos y de la información, se ven obligados a alejarse cada vez más. A pesar de que a los ojos occidentales forman una marea monocroma, ésta es heterogénea, de distintos tiempos y lugares. Entre ellos hay hombres y mujeres de todas las edades y condiciones, si bien, todos tienen en común provenir de “instantes congelados”.

Ante ellos, nosotros nos empeñamos en poner muros físicos y muros psíquicos, unos de alambre y otros de miedo y egoísmo. Nuestra sociedad parece continuar impertérrita ante la cantidad de desplazados que alberga el mundo. Afanados en trepar económicamente mientras seguimos con centrarnos en nuestro ombligo, sin darnos cuenta que mientras trepamos adoptamos la misma postura que para arrastrarnos y que nuestro ombligo, en realidad no llega a ser ni apéndice del mundo.

El tiempo es subjetivo, el nuestro parece continuar dentro de nuestros muros, mientras que fuera, el tiempo se congela, sin futuro posible, viven en un eterno presente, en un día a día bajo la esperanza de un cambio. Su tiempo es el de un orden no estatal, de ahí que se les ponga muros, llenos de infancias perdidas, obligados a permanecer en tierra de nadie sin imposibilidad de retorno. Sin duda alguna, en nuestros “moralistas días”, como pars minuta que somos, nos configuramos como piezas de un sistema, cuando no, somos cómplices de él, mientras nos empeñamos en que nuestra visión del tiempo no se contamine.

Como se sabe la ética tiene como centro de atención las acciones humanas, centrándose en aquellos aspectos de las mismas que se relacionan con la idea de los actos morales y cómo estos se aplican a nivel individual y social. Bajo esta perspectiva y ante la política de indiferencia que la Unión Europea parece esgrimir respecto al drama de los refugiados, el sistema moral de nuestra sociedad es, en el mejor de los casos y al margen de cómo se pueda pretender justificar, profundamente inmoral. Negar que nosotros también somos parte del problema es seguir apostando por una política de muros.

Toda pars minuta es importante en la configuración del tiempo… de una sociedad. La cuestión estriba en saber qué sociedad estamos construyendo y que tiempo queremos construir, el sustentado con muros o con cimientos éticos…que incluya un presente y un futuro para todos y todas.


José Antonio Mérida Donoso
18/11/2016

Con Trump o sin Trump son tiempos de lucha

En EEUU, en México y parece ser que en gran parte del mundo, hay un hartazgo colectivo hacia los políticos y hacia todo lo que huele a política tradicional. Eso, claro está, lo supo aprovechar muy bien Trump.

La Norteamérica polarizada tenía dos opciones, elegir entre uno malo (Hillary) y uno peor (Trump), entre el ‘más de lo mismo’ con Hillary o el claroscuro con Trump, entre una opción de continuar con la política tradicional o una opción de “cambio” de rumbo, entre una mentirosa o uno más mentiroso, parafraseando a Mumia Abu-Jamal, entre un multimillonario o una millonaria.

Ella le habló a las ‘minorías’, él le habló a las ‘mayorías’. El alto número de votos que obtuvo la demócrata se debió no a sus ‘aptitudes’ como líder, sino a la amplia participación del movimiento anti Trump, cosa que la benefició enormemente, por el sencillo hecho de ser la única oponente del detestable Trump.

El discurso de Hillary Clinton fue aburrido, nunca logró tocar el corazón de las masas. Al puro estilo de los políticos tradicionales, en veces hablando en un idioma que pocos comprenden, no supo nunca encender los ánimos de las mayorías, no supo entusiasmarlos sobre la importancia de elegir por primera vez en la historia de EEUU a una mujer. En lo general, Hillary Clinton, una pésima candidata.

Por su parte Trump, parásito o no, ha sabido explotar esa necesidad real de los blancos, necesidad de encontrar una razón importante para luchar y “volver a ser grandes”. Y, como en toda lucha hay enemigos y culpables, quién mejor que los musulmanes y los mexicanos para echarles la culpa de todo.

En conclusión:

Mi mensaje para los mexicanos es que en estos tiempos canallas, en lo inmediato, consideremos que ¡una injuria contra uno es una injuria contra todos! Organicémonos, fortalezcamos nuestros lazos de unidad, apoyemos al movimiento de resistencia para parar a Trump y con ello parar la oleada anti-mexicana, y si no pararla, al menos ser capaces de defendernos de los golpes que nos propine el odio blanco. Vayámonos dando a respetar.


Marco Davila
14-11-2016
TRUMP o como salir del EURO
El particular sistema electoral norteamericano ha dado el triunfo al Sr Trump y a la américa deprimida, nostálgica del "sueño americano", aquel de predominio blanco, bastante menos multicutural y asentado en la seguridad y bienestar de amplias clases medias y trabajadoras. En voto popular ha ganado, sin embargo, la américa cosmopolita e imperialista, en su versión más globalizada y agresiva, que se corresponde con la suma de los votos del Partido Demócrata y de la escisión republicana del Partido LIbertario, que ha obtenido en esta elección presidencial más de cuatro millones de votos. En cualquier caso, lo importante a subrayar consiste en que esta distorsión del mecanismo electoral, ha dejado aflorar un fenómeno social profundo subyacente, cual es la expresión del descontento y repulsa de amplísimos sectores populares y nacionales a las consecuencias de la globalización capitalistas. Los sectores de la economía norteamericanos más globalizados (las finanzas, el complejo militar industrial, nuevas tecnologías, las grandes transnacionales) y los grupos sociales a ello anudados, la oligarquia, las clases medias altas, profesionales, etc han apostado por el continuismo globalizador, por la absoluta libertad de los capitales, por eliminar (manu militari si es necesario) las trabas al comercio, incluso si ello suponía la deslocalización de importantes sectores productivos, que han dejado sin empleo y sin el "sueño" americano a millones de norteamericanos trabajadores. Para esta alta burguesía americana y sus aliados sociales el escenario macroeconómico de sus balances empresariales ya no es la nación sino el sistema mundo. Y su política internacional se confunde constantemente con la ingerencia y agresión bélica para imponer sus necesidades económicas. No menos importante caracteristica de esta bloque social imperialista es su querencia por el desorden en todos los ámbitos (en realidad, es su forma natural de gobernanza), inclusive en la conformación de la sociedades, prefiriéndolas "abiertas", con una amplia amalgama de etnias y culturas, entrelazadas en espacios de inseguridad, miseria, cuando no criminalidad, en aras en convertir el mundo social del trabajo en una babel deslabazada y supranacional de imposible comprensión. A la defensa de la glamurosa libertad planetaria de los capitales y del cómodo cospomolismo del presunto y rico ciudadano del mundo, la ideología globalizadora nos presenta como ventaja de la libertad la sufrida, miserable y criminal odisea a que millones de seres humanos se ven sometidos en forzados exilios económicos y vitales, Y frente a ello se ha sublevado gran parte del pueblo americano: los trabajadores blancos y afroamericanos de la industria deslocalizada; los latinos ya nacionalizados pero cansados de una inmigración constante que los sumerge indefinidamente en los arrabales de la inseguridad y criminalidad; los sectores profesionales y productivos que no dependen del mercado global. La expresión política que han encontrado para manifestarlo, el populismo xenofobo de un magnate, no es, ni mucho menos, un esperanzador signo. Pero este magnate les promete reconstruir el pais; les promete OBRA PUBLICA y trabajo; les promete menos inmigración y, por tanto, menos competencia salvaje en el mercado de trabajo y más seguridad en sus vidas y en sus ciudades. Y les promete cuidar de la producción nacional, evitando deslocalizaciones y recuperando sectores desmantelados. Les promete, en suma, un ESTADO nación protector. Es aún una incógnita el desenvolvimiento real de la acción de gobierno del Sr. Trump; pero su intervención de hoy, dirigida al resto de las naciones, no ha sonado tan belicista como la de las tipicas presidencias demócratas o republicanas.
Hoy se preguntaba el compañero Errejón cuál habría sido el sentido común con el que Sr. Trump habría conectado con ese amplio electorado que le ha dado la victoria. Muy fácil: ponerle nombre y soluciones a las nefastas consecuencias de la globalización capitalista; esto es, reivindicar el Estado Nación protector, repudiar la libertad de comercio y capitales, que no son sino el ropaje con que se enmascaran la claudicación de los pueblos, naciones y sus riquezas a manos de las transnacionales y las organizaciones supranacionales puestas a su servio y creadas ex professo para esa tarea. Y, por último, entender la solidaridad internacional como hermandad de pueblos, culturas y razas desde las soberanías nacionales y espacios físicos y poblacionales ordenados. Y ello en España tiene un nombre: salida de la Unión Europea, del euro y una política de reconstrucción nacional. Aqui, al menos, la expresión política que puede conducir ese descontento no es un magnate. Es Unidos Podemos; a condición, claro, que aplique la política del sentir de la gente común.
Juan Jiménez Herrera

11-11-2016

La victoria de Trump no nos debe sorprender

La victoria de Trump puede parecer una sorpresa, pero es fruto de un elaborado trabajo de marketing político. Tal vez veíamos a ese candidato como "un loco viejo", pero las cosas que hacía eran finamente planificadas.

Su discurso xenófobo podía desagradarnos. Pero a los norteamericanos que se han visto desplazados; a los que ven como el Estado tiene que dar servicios a muchos inmigrantes ilegales, en perjuicio de la inversión en los ciudadanos. Para ellos ese discurso era muy bien recibido.

Arremetió contra los inmigrantes ilegales, pero esos no votan. Incluso, muchos inmigrantes que son ciudadanos norteamericanos se han visto perjudicados por la inmigración ilegal.

Su discurso era inhumano, pero fuertemente nacionalista. Y claro, un país que mata, que arrasa con naciones, para extender su red de explotación, era entendible que prefiriera lo nacional por encima de lo humano.

Así mismo su planteamiento de que sacará las empresas norteamericanas de los países donde están para llevarlas a EEUU puede molestarle a los de afuera, pero le agrada a los de adentro, que son los que votan.

Los ciudadanos norteamericanos que con sus impuestos financian guerras, que envían con orgullo a sus hijos a invadir otros países, no les importa mucho que se arruine el mundo mientras ellos puedan estar mejor. Es cierto que vivimos en mundo globalizado donde el problema de uno le llega al otro, pero ese pueblo no conoce mucho de eso, el norteamericano prometido es inculto, fruto de un sistema educativo que lo ha hecho así.

Trump es un ejemplo del uso eficiente del marketing político. Y ese fenómeno debe servir para que entendamos la importancia de hacer una política más científica.

No siento simpatía ni por demócratas, ni por republicanos, al final la política exterior norteamericana es la misma historia de explotación y abuso. Se ha mantenido invariable desde que iniciaron con su expansión imperial.

Estados Unidos nunca resolverá nuestros problemas, todo lo contrario, es nuestro principal problema.
Claudio A. Caamaño Vélez

08-11-2016

NOTA (abierta) a Pepa Bueno, Cadena Ser, Grupo PRISA

No seré yo quien defienda a Ramón Espinar, que se lucró legalmente con 20 mil euros cuando tenía 23 años. Es más, se está equivocando en su defensa de aquellos hechos, al igual que se equivocan quienes de Podemos los defienden.

Ustedes, Pepa Bueno, Grupo Prisa –y demás medios subvencionados por el Poder-, le atacan en base a su moral.

Hablemos de moralidad.

Al tiempo que Ustedes un minuto sí y otro también abren los noticiarios con el “escándalo Ramón Espinar”, nada dicen de los más de 500 millones de euros de beneficios que cobra esta misma semana Amancio Ortega. No es un jovenzuelo: 80 años de edad. Y los cobra de unas empresas cuyos beneficios están basados en la explotación de mano de obra esclava de países latinoamericanos y asiáticos, así como de los refugiados sirios en Turquía.

A la vez, y coincidiendo en el tiempo, nada informan de los registros de la Guardia Civil en los Locales de UPA de Extremadura, sindicato perteneciente a la organización UGT, organización hermana del PSOE dirigido por Fernández Varas. Creo que se les acusa, entre otras cosas, del desvío del dinero de las subvenciones a los agricultores extremeños, lavado de dinero, y no sé cuántas cosas más. Al menos, tengo entendido, casi 2 millones de euros. Los miembros detenidos de la UGT son todos mayores de 40 años.

Cierto que la cantidad ni la edad justifican la inmoralidad de actores.

Pero ¿qué moralidad justifica su manejo de la información?


Antonio San Román
04/11/2016

Decenas de Personalidades firman carta a Obama pidiendo libertad de Ana Belén Montes.

Decenas de personalidades de diversos países de América y Europa están rubricando una carta dirigida al Presidente Barack Obama, en la cual se pide la libertad de la ex – analista de primer nivel de la Agencia de Inteligencia de Defensa de los Estados Unidos (DIA) Ana Belén Montes, condenada a 25 años de cárcel más 5 de libertad condicional muy vigilada, por enviar a Cuba informaciones útiles para la defensa de la Mayor de las Antillas, contra potenciales agresiones militares del Gobierno estadounidense.

Promovida por el grupo informal criollo “Cuba por AnaBelenMontes” (CubaXABM), la misiva pide a Obama la excarcelación de Montes, considerando que se encuentra enferma de cáncer y a tenor del creciente proceso de distensión  entre ambos países que, junto al Presidente cubano Raúl Castro, el mandatario estadounidense ha liderado. Para los firmantes, la excarcelación de la ex – analista  sería un gesto acorde con la idea de terminar “con el último vestigio de la guerra Fría en el Continente Americano”, al decir del propio Obama.

La carta cita palabras del gobernante estadounidense que hacen coherente y atinada la petición, e invita a quienes quieran sumarse a la misma a remitir su adhesión a la dirección de correo electrónico [email protected].Dichas palabras, pronunciadas en el Gran Teatro de La Habana “Alicia Alonso”, durante la visita a Cuba del mandatario, son: “La historia de Estados Unidos y Cuba abarca revolución y conflicto; lucha y sacrificio; retribución y ahora reconciliación. Ha llegado el momento de que dejemos atrás el pasado. Ha llegado el momento de que juntos miremos hacia el futuro –un futuro de esperanza…Y no será fácil, y habrá reveses. Tomará tiempo. Pero mi visita aquí a Cuba renueva mi esperanza y mi confianza en lo que hará el pueblo cubano. Podemos hacer este viaje como amigos, y como vecinos, y como familia – juntos.  Sí se puede.  Muchas gracias.”

A continuación, el texto de la misiva, así como sus rúbricas al 3 de noviembre:

Personas queridas.

Más abajo les ponemos una carta que el grupo “Cuba X Ana Belén Montes” le va a estar enviando a Obama al menos una vez al mes hasta que entregue la Presidencia. Por tanto, les escribimos con una solicitud solidaria. Estamos en campaña por la liberación humanitaria de Ana Belén Montes, quien lleva 15 años presa por pasar información a Cuba y Estados Unidos, lo cual evitó al menos dos guerras durante los gobiernos de Bill Clinton y W. Bush. Acaba además de ser operada de nódulos en un seno y aunque al parecer está fuera de peligro las condiciones carcelarias en las que la mantienen (una prisión de mujeres con problemas mentales) no son las mejores. Por todo lo anterior quisiéramos saber si deseas incorporar tu firma a la de los que ya aparecen para que de esa forma tú aparezcas en la próxima que enviemos. Si estás de acuerdo en incorporar tu firma envía tu nombre, correo electrónico, presentación y país al email [email protected].

Esta es la carta

La Habana, Cuba. 

Señor Barack Hussein Obama, Presidente de los Estados Unidos de América.

Ante todo, nuestros respetos.

Tenemos conocimiento de que varias personas le han escrito sobre este tema, pero cada día la situación se complica más y nos vemos en la necesidad de insistir nuevamente ante Ud.

Sabemos las presiones que ha recibido y recibe por atreverse a restablecer las relaciones con Cuba. Usted personalmente ha decidido dar pasos importantes, asunto que no ha pasado por alto la comunidad internacional y muchas personas en nuestros dos países, y los buenos cubanos lo recordaremos.

Ud. sabe que, entre los Estados Unidos de América y Cuba, existen tanto grandes diferencias como semejanzas. Con antiguas y profundas raíces desde sus propios orígenes como naciones. Hay causas reales que siguen saltando a la vista y por las cuales cada país ha intentado siempre conocer de los planes del otro, por un problema elemental de seguridad.

Incuestionablemente uno de los hechos más indelebles de su gestión en la administración estadounidense será la de haber restablecido relaciones con Cuba, visitarla y compartir con nuestro pueblo, en plenas funciones de su mandato. Para unos, con la intención de anexarla a la bandera de las estrellas; para otros, como un gesto elemental de lógica vecindad. De cualquier ángulo que se le mire es un acto de valentía, yo diría además que de coherencia política. 

En aquella visita expresó Usted públicamente dos conceptos fundamentales: que no somos una amenaza para la seguridad nacional de los Estados Unidos y que podemos asumir una vecindad coherente, colaboradora y participativa en muchos aspectos comunes, y convivir con los desacuerdos, reforzando el deshielo que ambos pueblos sin dudas desean y aplauden.

Ana Belén Montes, ex agente de la DIA, que pensó y actuó de acuerdo a su conciencia sin mediar chantaje, remuneraciones económicas ni implicaciones para la seguridad nacional de los Estados Unidos, encarcelada desde hace 15 años, en un fragmento de su alegato de defensa decía:

“Mi mayor deseo sería ver que surja una relación amistosa entre Estados Unidos y Cuba. Espero que mi caso, en alguna manera, estimule a nuestro gobierno para que abandone su hostilidad en relación con Cuba y trabaje conjuntamente con La Habana, imbuido de un espíritu de tolerancia, respeto mutuo y entendimiento.

“Hoy vemos más claro que nunca que la intolerancia y el odio –por individuos o gobiernos- lo único que disemina es dolor y sufrimiento. Espero que Estados Unidos desarrolle una política con Cuba fundamentada en el amor al vecino, una política que reconozca que Cuba, como cualquier otra nación, quiere ser tratada con dignidad y no con desprecio.”

Esas palabras de Ana Belén Montes tienen gran y hermosa coincidencia con las suyas al finalizar su discurso en el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso el pasado 22 de marzo de 2016:

“La historia de Estados Unidos y Cuba abarca revolución y conflicto; lucha y sacrificio; retribución y ahora reconciliación. Ha llegado el momento de que dejemos atrás el pasado. Ha llegado el momento de que juntos miremos hacia el futuro –un futuro de esperanza.

Y no será fácil, y habrá reveses. Tomará tiempo. Pero mi visita aquí a Cuba renueva mi esperanza y mi confianza en lo que hará el pueblo cubano. Podemos hacer este viaje como amigos, y como vecinos, y como familia – juntos.  Sí se puede.  Muchas gracias.”

Hoy Ana Belén enfrenta además el diagnóstico de un cáncer de mama, sufrió una mastectomía y tenemos que decir que su cirugía parece haber sido un éxito, que no encontraron ningún cáncer en los nodos linfáticos que le extrajeron y ya ella está de vuelta en la Unidad. Con su sensibilidad podrá Usted imaginarse el desafío tan crudo que enfrenta Ana, sobrevivir a una situación tan penosa en medio de un ambiente hostil y separada de quienes la aman.

Está Usted en los finales de su mandato y la memoria de su gestión presidencial llevará irremediablemente el nombre de Cuba. Éste es su momento, Señor Presidente. Por eso no albergamos dudas en pedirle, de todo corazón y modestamente, que indulte a Ana Belén Montes, de manera que pueda estar con quienes la quieren en los momentos difíciles que le quedan por vivir. Por la justicia que ello significa. Hará Usted felices a muchas personas en Estados Unidos, Cuba y el mundo.

Le rogamos que piense en Ana, y obre de acuerdo a su corazón.

Firman la presente:

Grupo “Cuba X Ana Belén Montes”



Manuel David Orrio

03-11-2016

Estimado Editor,

Noviembre es el Mes Mundial del Veganismo. Si desea ayudar a detener el sufrimiento de los animales, combatir el cambio climático y mejorar su salud, entonces consuma comidas veganas sabrosas hoy y durante todo el año.

Estudios demuestran que las personas que comen alimentos a base de plantas tienen menos probabilidades de padecer enfermedades cardíacas, diabetes y cáncer que aquellos que comen carne, y que los veganos son responsables de dos veces y media menos emisiones de gases de efecto invernadero relacionadas con los alimentos. Investigadores del Instituto de Ecología Social de Viena creen que la única manera de satisfacer la demanda mundial de alimentos que se espera alcanzar en el año 2050 – sin sacrificar ningún bosque – es que todos se hagan veganos.

Investigaciones también muestran que cada vegano les evita el terror del matadero a  aproximadamente 100 animales cada año.

Pongamos de nuestra parte para ayudar a los animales y al medio ambiente – y para reducir nuestro riesgo de desarrollar enfermedades potencialmente mortales – comiendo alimentos veganos en lugar de alimentos de origen animal. Para obtener más información y un kit vegano para principiantes gratuito, visite PETA.org.uk.

Atentamente


Sascha Camilli
23/10/2016

LOS HISTÓRICOS 85

Mucho se ha ironizado en torno a la valoración de Pedro Sánchez sobre el resultado “histórico” de los 85 diputados tras el 26J. Resulta que ahora, quienes más le criticaron, dentro de su partido, le están dando la razón: salvar los 85, por encima de todo, es el único objetivo de la dirección actual del PSOE, un objetivo exclusivamente partidista que tratan de ocultar tras un supuesto interés “por España”. Pero que no nos engañen.

Lo peor es que se engañan a sí mismos. Tras le investidura de Rajoy, gracias a la abstención del PSOE, éste quedará incapacitado para ejercer una oposición real y efectiva. Podrá hacer amagos, de cara a la galería, pero, en las cuestiones que Rajoy considere “fundamentales” para llevar a cabo su política de recortes y de sumisión a los poderes ocultos europeos, si el Presidente no recibe el apoyo socialista, está claro que amenazará con convocar elecciones, las terceras, a los seis meses, un año o dos, y los socialistas serán los culpables. Los futuros chantajes están servidos. Y, la única forma de mantener los “históricos 85” será ceder, y ceder, y ceder... Mantener los 85, como mucho, lo podrá hacer durante los próximos cuatro años. ¿Y después? Y eso, si Rajoy, que, de una u otra manera, tiene en su mano agravar la crisis socialista, es benevolente o, mejor, si actúa como un astuto y fiel defensor del bipartidismo (que tanto interesa a los poderes ocultos). ¿Qué seguridad tienen los defensores de la abstención socialista de que ésta no va a contribuir a su debacle?

Aunque parezca sorprendente, está en manos del PSOE hacer que su crisis termine. Le llevará tiempo, está claro, pero puede hacerlo. Sólo tiene que aplicarse la misma medicina que defendía para que el PP se regenerase: después de votar NO, pasar a la oposición, aún a riesgo de perder más diputados, en unas nuevas elecciones, y recapacitar. Reconocer que la cuesta abajo del partido no se debe sólo a Pedro Sánchez, sino que el declive es el resultado de toda una trayectoria, de la que el principal responsable es Felipe Gónzalez (por personificar en el líder con más influencia dentro del partido) y toda su línea política llena de demagogias, incoherencias y compromisos con los poderes ocultos, materializados en los Pactos de la Moncloa, la entrada en la OTAN, las negociaciones para la entrada en Europa, las reconversiones industriales, la Ley Corcuera, las reformas laborales y las políticas fiscales, claramente regresivas, y de las cuales pretende ser heredera universal Susana Díaz.

El PSOE necesita de una verdadera catársis, “una purificación, liberación o transformación interior, suscitadas por una experiencia vital profunda, incluida la expulsión espontánea o provocada de sustancias (no personas) nocivas al organismo”. Expulsar a personas no, pero sí ponerlas en cuarentena, a ellas y a lo que representan. Ahora mismo, el Comité Federal, como mínimo, si persiste su mayoría en facilitar la investidura de Rajoy, debería obligar a los 20 diputados andaluces a ser ellos quienes asuman, en exclusiva, la responsabilidad de abstenerse ante Rajoy. Sé que no se puede constitucionalmente obligar a cada diputado votar en un sentido u otro, pero para eso está la tan cacareada “disciplina de voto” dentro del partido, ¿no?

Lamento centrarme tanto en lo que el PSOE deba o no hacer, aunque sea el propio PSOE el que ha decidido, mal que le pese, ponerse en el centro del debate. Y lo lamento porque el PSOE ha suscitado tradicionalmente, en torno a sí, muchas ilusiones y la situación a que ha llegado está creando mucha confusión, cuando no, una clara frustración en mucha gente sencilla.



José María Gruber
más cartas...
Mensaje para cartas a Rebelión