Cartas a Rebelión
Cartas de la 1 a la 10 de un total de 1042 cartas.


23/05/2016

Sr. Iglesias, al Senado no Podemos

Sr. Iglesias, le votáramos o no, hemos soportado las consecuencias de sus dos grandes errores antes del 20D: la negativa a un acuerdo con IU y el rechazo a impulsar una coalición al Senado, propuesta que le enviamos en varias ocasiones a partir de mayo de 2015. Sin tales errores, probablemente tendríamos gobierno.

El segundo error no ha querido corregirlo, porque nadie propone honestamente una coalición al socio necesario tres días antes de que finalice el plazo establecido. Como este nuevo error ha sido exclusivamente suyo, pues ha querido protagonizarlo personalmente, no le queda más remedio que pagar las consecuencias si quiere ser coherente con sus palabras cuando afirma que sin el PSOE no podrá gobernar.

Por tanto, conscientes de que al Senado la concentración del voto es imprescindible, le requerimos para que reconozca su error, ordene retirar las candidaturas al Senado de Podemos y solicite el voto para las del PSOE. Nos guste o no, usted ha elegido ese partido como socio y ahora es el único que puede evitar que el PP siga bloqueando los cambios desde el Senado. 

Solo reparando los daños causados se arreglan los errores cometidos.

Firman: Alfredo Barón, Benet Bohigas, Isaac García del Río, Margarita Gómez, Horacio Saínz, Félix Santatecla, Carmen Sanz y Domingo Sanz.



Varios autores
22/05/2016

Gotas de humildad


Aprisa me resguardo, el primer aguacero del año cae sorpresivo en el cruce de la calle treinta y siete de la avenida “Nachi Cocom” de la doblemente blanca ciudad de Mérida, el cielo oscurecido de la tarde deja saber que serán varios minutos los que dure la lluvia. Una vez adentro, me sirvo un café en esas maquinas que van desligando al humano de la producción sin erradicar la explotación, el café es malo, no hay Oxxo que lo comercialice en calidad, secándome un poco el cabello me siento frente a la ventana, puedo apreciar las gotas apaciguar el calor, celebro en primer momento el pronto reverdecer de los montes.

Al cabo de unos sorbos, giro a la izquierda y veo a través del cristal, me sacude una descarga de realidad, un humilde hombre de canas avanzadas se resguarda junto al bote de la basura a un costado de la entrada del comercio, visiblemente mojado y con su mochila en el piso, espera en silencio el fin de la borrasca, desconcertado me pregunto ¿por que no entra a resguardarse como todos hemos hecho? La verdad es que no lo intenta sabedor de que será expulsado por la discriminación imperecedera en nuestra sociedad, irónicamente, el obelisco dedicado al “Mártir del Proletaria Nacional”, la honra del “Apóstol de los Mayas”, atestigua pasivamente la injusticia. ¿Qué diferencia existe entre nosotros? ¿Por que yo pude entrar sin problemas y él ni si quiera puede intentarlo? ¿Cómo permitimos que el prejuicio elimine lo humano? La perpetuidad de la ignominia está tatuada en la hipócrita moral de la soberbia. La humanidad agoniza y somos sus sepultureros.

La vida se rige por lo material, estamos enajenados por los parámetros del valor, no de los valores, vamos despojándonos de lo humano, los derechos de la humanidad no son tema cotidiano, se juzga a la ligera, medimos la dignidad por el costo de las marcas que vestimos, se nos olvida que la mayor pobreza proviene de quien más posee, nada material sustituye al Ser humano, sin embargo, equivocadamente, solemos dejarnos llevar por la marea del desprecio, es más fácil resguardarnos del temporal que mojarnos junto a los desposeídos. La humidad suele presumirse olvidando practicarse. Quien de humildad habla suele carecer de ella.

Hay situaciones y condiciones en la sociedad, que nos guste o no, terminamos aceptando al permanecer inmóviles, la discriminación y el racismo expresan lo injusto de este mundo, si sólo miramos, o peor aún, si volteamos tratando de negar lo que vemos, al fin de cuentas, terminamos siendo cómplices, hay cosas que no pueden aceptar la imparcialidad, la pobreza es una de ellas, el hecho de que unos tengan mucho y otros nada es inaceptable, la condición de superioridad que se agudiza cada día requiere del esfuerzo común para terminarla, nombrar las cosas es un inicio, pero transformarlas necesita de la voluntad conjunta.

Minutos después, la lluvia se profundiza con los truenos que la acompañan, entre la basura busca un poco de comida, algo que pueda ayudarle a apaciguar el hambre, esa plaga mayor que desde tiempos del génesis deambula por el mundo, nuestras calles también las ocupa, no importan los discursos ni las campañas paliativas, hasta que no erradiquemos la inequidad, seguirá recorriendo los senderos del desprecio y la soberbia, mientras practiquemos el silencio, nuestras avenidas del progreso seguirán atestiguando como estatuas el paso desolado de la indiferencia.

Al fin cesa el torrente que sorprende, aplaca el trueno en el sonido de la tarde, las aves vuelven a cantar y, él, recompone la postura, toma la mochila empapada y comienza a caminar. ¿Adónde irá la dignidad vestida de penuria? ¿Qué hogar habita la desdicha de lo injusto? ¿Podrán los monumentos volver a mirar igual la lluvia en la avenida sin memoria? El hombre humilde de avanzadas canas, se retira del mismo modo en que llegó, en silencio apacible de quien el mundo posee. Por mi parte, comienzo a pensar estas líneas, para perpetuar en papel, las gotas de humildad que de su rostro caen.


Cristóbal León Campos
22/05/2016
El desprestigio de la política es utilizado para implementar políticas de derecha.

Los gobiernos son elegidos en función de consideraciones políticas e ideológicas por mas que la derecha machaque la idea de que está mal subordinar lo jurídico a lo político o lo económico a lo ideológico. 
¡Como si lo jurídico y lo económico no fuera político e ideológico!

Por el contrario, la ideología de la derecha (representantes políticos de la burguesía) está formada con las justificaciones que permiten que el 1% de la población acapare el 40% de toda la riqueza (materias primas, tierra, agua, productos manufacturados, etc) y el 42% de todas las acciones e instrumentos bancarios que generan dinero.

Y la casi totalidad de las leyes (salvo las arrancadas por la lucha popular) son la garantía de ese saqueo.

Desde siempre los explotadores buscan presentar su "derecho" a explotar como "natural", pareciera que las leyes crecieran de un árbol y que nada tuvieran que ver con decisiones políticas impuestas a punta de fusil.

Nin Novoa, en representación de TODO el gobierno vuelve a sostener que "vamos a priorizar lo jurídico sobre lo político", esta vez para apoyar el golpe de estado en Brasil, ya se deslizaron también los "intereses económicos" que están en juego.

Y en definitiva TODO el gobierno se justifica y se distancia de la fuerza política en una especie de juego bipolar.

El Frente Amplio, la fuerza política mas importante que crearon lxs trabajadorxs organizadxs en Uruguay está gravemente herido.

Sus militantes se revuelven entre la frustración, la rabia, la apatía, la confortable ignorancia o la asimilación. Es que a diferencia de procesos como el de Brasil, no pierde el gobierno por los ataques desde fuera, lo pierde desde dentro, de la mano de los mismos dirigentes que puso en su representación.

El empate técnico en que se encontraba la correlación de fuerzas entre las clases en América del Sur parece haber llegado a su fin.

El progresismo se esforzó por fortalecer una burguesía que estaba desprestigiada y que ahora, envalentonada, vuelve a ir por todo, incluso por las migajas.

Las fuerzas populares están confundidas, sus dirigentes cooptados, las bases desconcertadas o indignadas.

Pero la memoria histórica de las luchas no fue borrada, apenas empañada y en breve, cuando la derecha pise un poco mas a fondo el acelerador, esa acumulación va a volver a brotar.
La lucha de clases no termina mientras existan las clases, empezaremos desde mas atrás, con mas o menos exito, retomaremos caminos olvidados o crearemos nuevos pero mientras haya explotación lxs explotadxs nos levantaremos.


Gustavo Manfredi
20/05/2016

Me lo contó Irma ayer durante el almuerzo, y no he podido sacármelo de la cabeza.

Me contó que tenía diecisiete añitos, y que era hermosa. Me la imagino esbelta, de largo pelo negro tensionado fuertemente hacia atrás, ampliando aún más su holgada frente y realzando sus gruesas y elegantes cejas. Seguramente se llamaba María Guadalupe, y tenía la piel del color de la jícama recién desenterrada de esta dolida tierra.

Necesitaba los miserables cincuenta o sesenta pesitos, así que estaba parada en el semáforo de una esquina poblana agitando la bandera azul del candidato de los patrones de esa misma tierra.

María Guadalupe seguramente ignora completamente quién es ese señor, y jamás en la vida tuvo la oportunidad de comprender que hay otra manera de concebir la política.

Pero necesitaba los miserables cincuenta o sesenta pesitos.

Necesitaba los miserables cincuenta o sesenta pesitos porque tuvo que dejar los estudios en la prepa.

La madre de María Guadalupe estaba también parada en la esquina de ese semáforo poblano, silenciosamente retirada de las corruptas banderas azules. Observaba a los jóvenenes/niños que se ganaban los miserables cincuenta o sesenta pesitos con la serena mirada de los que están acostumbrados a la resignación.

En sus brazos de abuela sostenía y arropaba exageradamente la tierna razón por la cual María Guadalupe tuvo que dejar la prepa y necesitar los miserables cincuenta o sesenta pesitos.

El producto de ese indeseado embarazo adolescente debería llamarse Libertad, para que crezca sin tener, jamás en la vida, que agitar banderas patronales azules y corruptas en esquinas poblanas por cincuenta o sesenta miserables pesitos.


Rolando "el negro" Gómez
17/05/2016

De la Universida pública a la Universidad de la hamburguesa

Dos acontecimientos: Una movilización de docentes, no docentes, estudiantes y sectores vinculados a la educación marcharon hacia el Palacio Pizzurno, protagonizando el mayor acto del sector desde el 2001, cuando en medio del incendio económico y holocausto social del país se sumó el recorte drástico de los recursos para las universidades. El reclamo fue por mayor presupuesto universitario que - devaluación e inflación mediante- lo redujo a menos del 50 % , salario docente y boleto estudiantil. Esa misma tarde, el oficialismo festejaba la falta de quorum en el parlamento para tratar la ley antidespidos ante más de 120 mil desocupados producidos en los primeros días de la primavera democrática macrista.   A la vez que  anunciaba a través del Jefe de Gabinete, Marcos Peña, ex asesor de la banca Morgan,    un acuerdo con McDonald´s, de primer empleo por 4500 pesos a 5 mil jóvenes, quiénes , a su vez, disfrutarán de un efímero  trabajo precario con una  oferta de capacitación, bajo los paradigmas  de la cadena de comida rápida, ejemplo, en la lógica de la explotación neoliberal, de un modelo norteamericano que nacido tras la segunda guerra, creció hasta crear la Universidad de la Hamburguesa. Desde su fundación en 1961, más de 50.000 personas han recibido sus títulos de Bachiller en Hamburguerología en Hamburger University , el centro de entrenamiento de McDonald s en Oak Brook. Otros centros de entrenamiento se encuentran en Munich, Tokio, Sydney y Londres. Dotados de amplias zonas verdes y cómodas instalaciones al igual que bibliotecas y auditorios los estudiantes se gradúan en hamburguesología. Da pena, indignación y risa. ¿ Será esta la felicidad que tanto nos piden ante tanta demostración de desarrollo?   

Secretaria General de la UTPBA.



Lidia Fagale
14/05/2016
Un pasodoble en Palacio

Su crisis es una oportunidad para nosotros. ¿Por qué no romper las cadenas que nos unen a los de arriba, si los de arriba han roto el contrato que nos unía a ellos?

Ellos lo saben, son la oligarquía de europa occidental incluida la española. Saben que su crisis es grave, también saben de sus contradicciones internas. Contradicciones a las que no es ajena  la propia burguesía española, repartida entre los diferentes centros territoriales de reproducción del Capital: Cataluña y Euskadi, fundamentalmente

El Capital está en crisis y la violencia por acumular, no sólo se da aumentando la tasa de explotación sobre el bloque asalariado del territorio Estatal, también del globalizado.

El no acuerdo entre PP y PSOE en la creación de un gobierno de Concentración Nacional, forma parte de esa lucha interna de la oligarquía. Vamos a unas nuevas elecciones, porque el reparto de la tarta España, que se está llevando a cabo, no satisface a todas las partes de la élite. Los más glotones quieren más de una tarta pero tiene los trozos pequeños y contados; parte de la burguesía vencida en la Segunda República no está de acuerdo en ese reparto: de aquellas aguas estos lodos.

Sería un grave error histórico, aquí y ahora, para las energías realmente revolucionarias no plantear el proceso en que vivimos como una oportunidad, y dedicarse a bailar un pasodoble en Palacio

Es evidente que en momentos como este, lo viejo se resiste a morir y a lo nuevo le cuesta trabajo nacer. El dilema está entre Reforma o Ruptura.

La Reforma supone la continuidad de la corrupción, la expropiación de los Bienes Comunes materiales e inmateriales en el Estado Español. Todo ello en beneficio de una clase dominante que no le ha temblado el pulso al ordenarle a sus lacayos en el parlamento que legislaran contra el Bloque Asalariado condenándolo a la indigencia. La contrarreforma laboral de Zapatero y después del PP es el botón de muestra del robo de derechos a los trabajadores.

Sabiendo además de la posible reacción de las capas populares a sus leyes antisociales, hicieron una ley de acompañamiento: la Ley Mordaza para la represión en masa de los demócratas que se resistieran al robo.

La Reforma también supone continuar con la impunidad del atraco a los ahorros de una mayoría social que los invirtió en adquirir una vivienda para utilizarla,  y se encontró que la banca expoliaba su vivienda y ahorros, mientras a ellos los desahuciaban en masa ,  reflotando el gobierno  con dinero público a sus verdugos: los banqueros.   

La Reforma huele mal, muy mal, siendo inviable un Estado donde se condena a la pequeña y mediana empresa a estar al borde de la ruina mientras a las grandes fortunas se les concede una amnistía fiscal, y los recursos públicos se destinan a las multinacionales, que deslocalizan la producción y generan millones de desempleados.

La Reforma huele muy mal, tanto que,  grandes fortunas de políticos, banqueros y algunos miembros de la corte, se llevan a Panamá o a otros paraísos fiscales sus saqueos, mientras hacienda solo son los del Bloque Asalariado y aledaños.

La Reforma huele a limosna para las personas afectadas por la falta de recursos que les garanticen los suministros básicos de gas, agua y electricidad. Mientras, los consejos de administración de esas mismas empresas estratégicas, privatizadas, están llenos de Expresidentes, Exministros y políticos de turno, culpables de su privatización y ganando además con ello grandes fortunas. Si eso no se llama prevaricación, no sé como se puede llamar.

La Reforma huele a amigo Yogui, a banquillo de los acusados, a aforamiento vía Express del “mata elefantes” y a monarquía hereditaria por razones sexuales, que da la Jefatura del Estado y con esto la de los ejércitos.    

La Reforma supone continuar la Alianza Imperial de la Guerra Mundos y sus instrumentos de poder: OTAN, UE… para la ocupación de los territorios y centros de poder estratégicos en la confrontación por el control de un mundo globalizado.

No, no hay reforma posible que pueda lavar las manos de la oligarquía española de tanta injusticia cometida y diseñada para el futuro. Nosotros no estamos invitados a su baile de salón; ahí sólo van las élites, el aforo es limitado.

Nuestro espacio está en las calles; en las plazas, en los parlamentos si así lo decidimos; está en un proceso constituyente, que garantice a la mayoría social una Democracia Real y los elementos básicos para tener una vida digna dentro de un modelo de producción eco sostenible  y con la garantía de decidir las cuestiones estratégicas de los ciudadanos: los propios afectados.

Vamos de nuevo a las elecciones, pero salga quien salga, incluso los nuestros (si los tenemos), poco podremos hacer sin organización y movilización social desde abajo. Este camino es muy plural, si la Ruptura con el Neofranquismo en su versión Reino de España, es el camino para una vida digna, la generosidad a la hora de articular el bloque social que organice esa Ruptura, va mucho más allá de  acuerdos en unas listas electorales.

No lo olvidemos, su crisis es nuestra oportunidad.



Marcos González Sedano
10-05-2016
Quién es la bestia y quién la alimenta
En Siria, al principio, hubo seis meses de manifestaciones pacíficas. Seis meses en los que lo de ser cristiano, musulmán o ateo no importaba. La gente salió a la calle para pedir un cambio. Mientras tanto, la policía y el ejército sirio mataron y repartieron estopa sin contemplaciones. Pero la gente siguió saliendo a la calle con las mismas consignas.
Durante este tiempo, Occidente, como siempre, miró a otro lado. El mundo está lleno de dictaduras perfectas en países rebosantes de petróleo y otros recursos naturales. Además, supuestamente ayudan a controlar los radicalismos religiosos. Supuestamente, porque lo único que logran es alimentarlos... Y aquí, en Occidente, no actuamos muy diferentemente. Con "lo de Siria", las instituciones europeas claman al cielo ante la barbaries de al-ássad, pero no hacen nada, sólo intervienen para empeorar.
A los meses de empezar "lo de Siria" y cuando ya sí, todo empezaba a salirse de madre, enviaron armas a las incipientes guerrillas que "lo iban a cambiar todo". Armas que no fueron a parar a los rebeldes, no a quienes no entienden sobre diferencias religiosas, no a quienes simplemente reclamaban libertad, sino a ISIS y otras milicias yihadistas...
Dicen que buena parte de ISIS y de esas milicias están integradas por ex-soldados, ex-oficiales y ex-armas de los antiguos ejércitos de Irak, Libia o Afganistan. Qué curioso, escenarios donde Occidente jugó a la guerra sin motivo alguno...
Ahora, Estados Unidos, Turquía, Rusia y la Siria de al-ássad bombardean sin cesar..., dicen que zonas controladas por ISIS. Sí, algunos de estos caen, pero la mayoría de las víctimas son la población civil, los rebeldes de verdad -los que empezaron-, y los kurdos, que precisamente son los únicos que "en aquellas lejanas tierras", están combatiendo de verdad a ISIS y al extremismo religioso. logrando éxitos que luego se atribuyen quienes pretenden su exterminio.
No hay que olvidar nunca. Todo va tan rápido que cinco años atrás son ya pasado remoto. Y sin memoria, no somos nada de nada.
Juan Luis Urchegui Lasarte
09/05/2016
Para las hijas de Berta Cáceres: gracias y adelante

Quiero antes que nada, disculparme por no haber conocido a su madre por ningún medio sino en ocasión de la noticia de su muerte. Su labor fue demasiado importante pero por esa misma razón considero que se hacía lo posible por callarla y por tanto era desconocida para la mayoría de personas, incluso para muchas de los países de la región centroamericana.

Como es común las grandes personas solo se destacan en razón de su muerte, su madre es ahora tanto conocida como reconocida. Se ha vuelto para Centroamérica y posiblemente para el mundo, el símbolo de la lucha contra la industria extractivista, la resistencia indígena, la restitución del derecho a la soberanía de los pueblos sobre los recursos naturales y la entrega incondicional y comprometida por la justicia, solidaridad, dignidad humana y el bien común.

El asesinato de su madre ha puesto de nuevo la atención en Honduras. Con su proceso de golpe y su gobierno impuesto llamó la atención hacia afuera ganándose la censura sobre sus execrables actos. Desde adentro los hondureños y hondureñas son quienes luchan porque los derechos humanos, lejos de ser meras declaraciones románticas e hipócritas se concreticen en cada uno de los ámbitos de la vida nacional.

Su madre tenía una lucha definida y eso la hizo grande: grande frente al nefasto poder estatal hondureño -según la teoría, acá son útiles los derechos humanos, que sirven como frenos a los abusos del poder opresor-; grande frente a los intereses del capital, constituyéndose en un obstáculo para la realización de sus fines; pero para nosotras más grande aún, como lideresa y representante de una lucha que a pesar de incumbirnos a todos y todas, es propia de personas en quienes concurren diversas características, todas ellas causantes de exclusión.

Su madre es ahora un llamado a la reflexión-acción y hoy que no está físicamente, la lucha de ustedes en no dejarla morir realmente. Los pueblos tenemos como dicen algunos, poca o ninguna memoria histórica, por ello, agradezco que se tomen la lucha de su madre como suya, porque haciéndola suya la hacen nuestra.

Ahora me es imposible ignorar lo que pasa en Honduras y cómo la industria extractivista se cobra cada vez más vidas de ambientalistas y personas comprometidas con la idea de un mundo mejor. En El Salvador también tenemos nuestros mártires y desafortunadamente nos olvidamos fácilmente  de ellos porque no comprendemos que no podemos escapar de las consecuencias del capital. Nos afecta o nos afectará a todos y todas de diferentes maneras, pero sin duda lo hará. Por ello, reconozco y admiro en ustedes la continuación de su legado, que no ha muerto, se ha multiplicado.

Su tarea ahora es importante: reivindican a su madre y presionan para conseguir su objetivo. Teniendo descendientes como ustedes el mundo cambiaria definitivamente. Por tanto admiro su valentía de erguirse frente al poder no como víctimas sumisas, sino empoderadas y conscientes de sus derechos. Admiro su labor para poder mantener vigente la imagen de su madre y de convertirla en el icono de la lucha contra la impunidad, la negligencia del Estado y la omisión de la debida diligencia para esclarecer su asesinato. Admiro que se entreguen a la lucha contra el modelo extractivista y la dignificación del pueblo lenca para no dejar el legado de su madre como una lucha ajena a nuestra generación o frente a lo cual debemos carecer de protagonismo. Admiro que su labor sea ya de carácter organizativo, traspasando fronteras y admiro sobre todo  que nos hagan comprender que su lucha es la lucha de todos y todas.

Berta hizo una gran tarea con ustedes. Cambiar sus rutinas y afrontar el dolor de la pérdida con entereza, reivindicando a su madre desde su muerte es una entrega que sólo podemos admirar y celebrar. En medio de tanto dolor, sépanse dignas hijas de su madre y alégrense al ver que cada día está más viva, que hay cada vez más solidaridad con ella, con ustedes, con su pueblo, con sus ríos y sus recursos. Que hay más quienes exigen justicia y que hay más quienes se identifican  y adhieren a una lucha que antes les era ajena.

Dar claveles a los verdugos no es fácil. Por eso hermanas Cáceres: gracias y ¡adelante!



Tatiana María Sibrián
04/05/2016

26J: Fracaso y oportunidad

Pocas dudas caben que el 20D fue un fracaso para la izquierda transformadora del Reino de España, en una coyuntura política como nunca la había tenido de favorable, y lo fue por más que el excelente resultado de Podemos y las confluencias aparenten lo contrario; un fracaso porque la aritmética que dieron las urnas impidió la oportunidad de desalojar del gobierno al PP -lo urgente- y menos todavía de ahormar una mayoría rupturista capaz de dar un vuelco a las políticas ‘austericidas’ de los últimos años -lo necesario-.

Las proyecciones que han realizado distintos medios aseguran que si Podemos e IU hubieran concurrido en coalición el 20D, agrandando el espectro de las confluencias, las suma de los votos y por consiguiente de los escaños de la izquierda y el centro izquierda habría alcanzado los 173 diputados, una mayoría suficiente para gobernar. Sin embargo, la estrategia de Podemos de "fagocitar" a IU para hacerse con sus cuadros políticos y dar el sorpasso al PSOE condujeron a que los 920.000 votos obtenidos por Alberto Garzón se tradujeran por efecto de la ley electoral en tan solo dos diputados y a un resultado total de las izquierdas de 161 escaños, con lo que para conformar gobierno se precisaba incluir en el pacto a los nacionalistas (ERC, DiL y PNV), que en varias legislaturas fueron el complemento-bisagra a cambio de beneficios económicos para su comunidad (singularmente PNV y CiU) y que ahora han transformado en exigencias dificilmente aceptables por el PSOE y menos aún por PP y Ciudadanos, o un acuerdo con el partido de Albert Rivera que éste nunca hubiera aceptado con un gobierno escorado a la izquierda; todo esto aderezado con los errores cometidos tanto por un ‘desnortado’ Pedro Sánchez como por un ‘soberbio’ Pablo Iglesias.

Llamados nuevamente a las urnas, el 26J se presenta para la izquierda rupturista como un fracaso y una oportunidad. Un fracaso, que será realidad si no es capaz de articular, con inteligencia y generosidad partidista, un bloque político y social capaz de generar la ilusión suficiente para provocar un efecto movilizador en el electorado; un bloque en que todo el mundo sea visible y se sienta cómodo, entendiendo que el objetivo no puede ser el sorpasso al PSOE, sino al PP, pues lo primero llevaría irremediablemente a un gobierno con suficiente mayoría de PP y Ciudadanos o a la Gran Coalición, PP, PSOE, con el apoyo o participación de Ciudadanos; un fracaso del que tardaría años en recuperarse una izquierda imposible, incapaz de aprovechar su oportunidad política. Pero también supone una oportunidad; una oportunidad que lo puede ser si ese bloque de izquierdas es capaz de conformar una alternativa movilizadora del voto para superar al PP, posible porque fue el partido que más últimos escaños se llevó el 20D (19), y obligar al PSOE, por el efecto movilizador de la ciudadanía, a pactar a su izquierda o ‘autoinmolarse’; una oportunidad que garantizaría lograr lo urgente e iniciar el camino de lo necesario. En breve, veremos.


Cyrano de Bergerac
03-05-2016
Sobre violencia y democracia

Nunca he sido un gran fan de la democracia, mucho menos de la democracia burguesa, ahora bien, resulta evidente que para que esta (la real) exista -además por supuesto de anular el potencial chantaje del capital mediante la nacionalización de los sectores que permiten el normal desarrollo de la res publica- es necesario algo muy importante: poner fin al monopolio de la violencia que tradicionalmente el estado tiene en las (ahora post)monarquías europeas. Y esto se consigue, naturalmente [re]distribuyendo la violencia potencial. En este sentido -y entendiendola además como uno de los elementos necesariamente constitutivos del poder como estado- no sería de extrañar que cualquier demócrata defendiera la normalización de la violencia al estilo de la segunda enmienda. Habrá quien diga que el único resultado de este derecho es el de repetidas masacres en los colegios, yo le respondería que el problema no es del derecho sino de lo enfermo de algunas sociedades, y que le pregunte a las Panteras Negras de lo que les sirvió cuando entendieron que debían usarlo como propio. La virtud de un estado democrático es cuestionable, lo que no lo parece tanto es la imposibilidad del mismo si el poder no es reclamable por el “demos”. Ya me gustaría a mí haber visto a Wert, a Montoro, al mismo Jefe de Estado o a algunos de los pparlamentarios proponiendo o comentando ciertas cosas (“Qué se jodan” , gracias señora Fabra, admiro su talante democrático) sabiendo que la gente podría responder, y es que es en ese poder, en el de respuesta y control en que consiste la Democracia.
Lógicamente preferiría un escenario el que no existieran las armas, pero claro, en ese caso tampoco el estado las tendría. También habrá quien diga que es razonable que el estado (gobierno) en tanto que no es sino un elemento representativo de la soberanía popular, debe disponer de ciertos elementos para sustentarse, (¿entonces cuando la violencia emana del estado se es justa?, seguramente el Sr. Felipe Galzález diría que sí, pero tampoco es que el hombre un gran dechado de espíritu democrático). Como yo lo entiendo el gobierno no ha de ser sino un servidor que refleje la voluntad de su amo, su dictador, la gente. Y tradicionalmente a los sirvientes, no se les da más poder que el que tienen los amos.
Guillermo López
más cartas...
Mensaje para cartas a Rebelión