Cartas a Rebelión
Cartas de la 1 a la 10 de un total de 1071 cartas.


28/09/2016

Determinaciones

El afán del gobierno por mantener una imagen pública en ascenso en detraimiento de la falta de gestión en áreas sensibles de la población con son la inseguridad, la inflación y el desempleo en un marco de pauperización social también ascendente.

Existe una sensación de hastío entremezclado con desazón  que es producto de la recesión económica imperante ratificada por los indicadores de PBI y de otros relacionados al crecimiento económico.

Las creencias liberales o neoliberales ortodoxas del equipo económico intentan abordar una realidad que dista de ellas y que aceleran el  conflicto social en marcha vía paros sectoriales y movilizaciones sociales que apuntan a la necesidad de re configurar el perdido poder adquisitivo desde la asunción del presidente Mauricio Macri.

Por otra parte los miembros políticas gobernantes es decir el PRO por un lado y la UCR por otro chocan permanentemente en conflictos de poder al no poder esta ultima alcanzar los espacios deseados de decisión y por otra parte bases que no acuerdan plenamente con la política general.

Este empuje redunda en tensiones para el armado de listas para las elecciones legislativas de 2017 y puede llegar a ser una grieta a utilizar por otros sectores si se contempla la situación de la Alianza Cambiemos en Cdad. De Bs As o en Santa Fe donde a partir de liderazgos predeterminados pujan por el quiebre o por la unión en función de otras expectativas.

Sergio Massa alejado del peronismo y parece afecto a integrar a otras fuerzas a su Frente Renovador en este escenario de polarización Gobierno versus Anti-Macrismo que fuera expresado en el ultimo ballotage donde el candidato Daniel Scioli obtuvo un 49% de la votación, indicaría que ocupa un espacio geopolítico complejo al intentar una tercera vía de consolidación mientras que las fuerzas comunicacionales machacan constantemente sobre los vicios gubernamentales de la gestión anterior arraizada en el kirchnerismo-peronismo.

En este sentido la momentánea disgregación peroneana lo invitan a avanzar como un arbitro certero entre dos posturas políticas siendo su fuego de armisticio inclinar la balanza hacia el gobierno algo que incluso es criticado por varios miembros de su fuerza.

Por otra parte queda claro que el armado político del PJ en la Provincia de Buenos Aires supera ampliamente las expectativas de triunfo por parte del Massismo.

Queda pensar si en este juego de la división existe la posibilidad de que cada actor o sector acumule para luego poder confluir en un espacio común donde los egos queden aplacados pues sabemos de la ansia de re conquista  de poder por parte del peronismo y de su capacidad para ello y de su heterogeneidad lo que explica también la aparición de nuevos grupos que intentan acaparar el destino futuro del partido.

Nada podrá ser posible en soledad que es en definitiva el iluso deseo del gobierno nacional pues las elecciones del año que viene serán un real termómetro para ellos y de su continuidad por 4 u 8 años venideros.

La visera más sensible del hombre es el bolsillo decía el General Perón  y en este sentido y por la propia lógica del Neoliberalismo no será re constituida fácilmente para la población en general lo que prevé un escenario aun mayor de conflictividad social.

Peronismo, Gremios y Organizaciones Sociales son y serán los protagonistas de este juego donde pueden poner al Gobierno en una situación de inflexión y desgaste gubernamental que debe ser aprovechado electoralmente.



Ezequiel Beer
26/09/2016
OPERATIVO APRENDER 2016
CARTA A MIS ALUMNOS

Miguel Andrés Brenner, septiembre de 2016

Hola, soy Fernanda, la maestra de Uds.

¿Saben que mi salario está debajo de la línea de la pobreza? Pero, sigo en el aula con mis alumnos, ustedes.

¿Saben que quieren medirlos? Sí, les toman una prueba, del operativo “Aprender 2016”. ¿Para qué? Para saber si ustedes son como los alumnos de Finlandia o son peores que ellos. ¿Y por qué tienen Uds. que ser como los chicos de Finlandia? En ese país un salario promedio es más de $. 36.000 argentinos por mes. ¿Cuánto gana tu papá?

¿Y qué se quiere medir? La Coca Cola es la misma en Finlandia, en China, Alemania y Argentina. Los quieren medir como se mide la calidad de la Coca Cola en todos los países del mundo.

¿Y por qué los quieren medir a Uds., mis alumnos?  Para ver si yo les enseñé bien. ¿Saben qué? ¿No es cierto, acaso, las veces que no me hacen caso? ¿No es cierto, acaso, las veces que unos cuántos de Uds. no vienen a clase? ¿No es cierto, acaso, las veces que no hacen la tarea que les digo? Pero, quieren medirlos a Uds. para medirme a mí. En otros países el sueldo de los maestros depende de las pruebas que les toma el gobierno.

Muchas veces yo tengo dificultades para enseñarles a Uds. Es cierto, no soy perfecta, sin embargo, nadie me ayuda. ¿Viene alguien que sepa más que yo a estar en clase, para ver cómo les enseño y que me ayude a enseñarles mejor?

¿Deben ser Uds. como la Coca Cola, igualitos en todo el mundo? ¿Acaso yo no les enseñé el respeto por la diversidad, por la diferencia? ¿Y por qué quieren que sean igualitos? ¿Saben por qué?, porque quieren mostrarles que yo, Fernanda, no soy una buena maestra. En otros países, como por ejemplo en México y en Chile, no me dejarían más darles clases, me echarían.

¿Y qué tipo de pruebas les van a tomar a Uds., chicos? Por cada área o materia habrán muchas preguntas, cada pregunta con varias respuestas posibles, y Uds. tienen que decir cuál es la correcta. Entre cada respuesta y otra no hay casi diferencia, pero Uds., en una hora tienen que pensar rápido para decir qué es lo correcto. ¿Y qué pasa si alguno de Uds. piensa muy bien, pero de manera lenta? Bueno, se queda sin responder varias preguntas. Además hay otra cuestión: en clase yo no les tomo, generalmente, ese tipo de pruebas, que las llaman “objetivas”. Y otra cosa más seria aún: yo no les enseño para que aprendan a resolver pruebas, y pruebas que son armadas (diseñadas) vaya a saber por quién, porque no se lo dice.

Ahora bien, si para mis clases varios de Uds. no hacen la tarea, y tienen dificultades con las pruebas que yo les tomo, ¿pondrán, Uds., todo el esfuerzo para responder bien a preguntas difíciles siendo que no inciden sobre la calificación de ninguna materia o área?

¿No sería mejor que, en vez de tomarles desde arriba una prueba, nos enseñen a los maestros/as a enseñarles mejor?  Sí, y que vengan al aula. Si tu papá quiere aprender electricidad, lo mejor es en un taller de electricidad, poniendo las manos en los cables, pues no es suficiente que le digan desde arriba, en un papel, cómo tiene que hacer. Más aún, Uds., vos, María, Juancito, Inés, Agustín… no son un cable, una cosa, son seres humanos. Yo como maestra, no trabajo con cosas, todas igualitas entre sí, trabajo con personas, todas distintas, y no las puedo moldear como salen las estatuitas, todas de la misma manera.

¡Ah!, ¿no es acaso que desde arriba me hablan de “trayectorias escolares”, que hay muy diversas, que hacemos caminos distintos, y no siempre llegamos al mismo fin? ¿Y se quiere medir de la misma manera a todos? ¿Y cómo se mide si vos, Mariano, tuviste muchísimas dificultades y te ayudé en algo donde, por supuesto, hiciste el esfuerzo posible, pero no llegás a alcanzar lo que logra un chico que no tuvo los mismos problemas en la vida que vos?

Yo soy Fernanda, tu maestra. ¿Cómo se mide el afecto que te doy? ¿Cómo se mide el que yo te escuche en tus problemas personales? ¿Cómo se mide cuando aprendés a dibujar, a colorear, a disfrutar de cosas lindas? ¿Cómo se mide cuando, de pronto, me hacés una pregunta muy interesante que no estaba en el programa? ¿Cómo se mide cuando te asombrás por algo que viste en clase? ¿Cómo se mide cuando, de pronto, formulás un problema o una alternativa de solución, cosa que a ninguno se nos había ocurrido? ¿Cómo se mide cuando ayudás a un compañero tuyo, gracias a las tantas veces que te enseñé a ser solidario? ¿Cómo se mide… cuando me das un beso?

La Coca Cola es igual en todas partes, se vende y se compra. Ni vos ni yo nos vendemos o somos objetos que se pueden poner en un estante para que alguien que tiene dinero lo lleve y lo consuma.

Chau, los quiero mucho. ¿Se mide eso?



Fernanda
23/09/2016

Es hora de que Estados Unidos deje de financiar a los delincuentes en Honduras

Alrededor de la medianoche del 2 de marzo, la activista por los derechos de los indígenas y el medioambiente Berta Cáceres fue asesinada por sicarios que entraron a su casa en La Esperanza, Honduras. Llevaba tiempo luchando contra la tala de los bosques y había sido amenazada en repetidas ocasiones por su oposición al proyecto hidroeléctrico de Agua Zarca, uno de los más importantes de América Central.

Su madre, de 84 años, le dijo a una emisora de radio local: “No tengo dudas de que ha sido asesinada por su lucha y de que el Ejército y la empresa son los responsables. Estoy segura. El gobierno es responsable”.

El 21 de junio, The Guardian informó del testimonio de un soldado hondureño que dijo que la unidad de élite a la que pertenece, con entrenamiento de Estados Unidos, había recibido una lista de activistas a matar entre los que estaba Berta Cáceres. (Dijo que había desertado del Ejército antes que cumplir las órdenes que tenía). Desde entonces la policía ha detenido a seis hombres en conexión con este crimen. Entre ellos, un oficial en activo del Ejército y dos miembros retirados de las fuerzas armadas, pero está por verse que se haga justicia.

Tuvo que morir asesinada Berta Cáceres para que por fin se abriera un debate público en Estados Unidos sobre la financiación que la administración Obama ofrece a las peligrosas fuerzas de seguridad de Honduras. El 14 de junio, el congresista Henry Johnson, demócrata de Georgia, junto con otros congresistas, propuso la Ley Berta Cáceres para los Derechos Humanos en Honduras, que reclama la suspensión inmediata de ayuda a Honduras en lo relativo a la seguridad. En respuesta, el gobierno ha tratado de justificar los motivos por los que continúa apoyando a la policía y el Ejército de ese país a través de una serie de iniciativas que son, en el mejor de los casos, débiles o solo simbólicas, y en el peor, perjudiciales.

Después del golpe de Estado que derrocó al presidente constitucional Manuel Zelaya, Honduras ha degenerado hasta convertirse en un caos debido a la corrupción en el gobierno, una criminalidad que no decrece y la violencia generada por las pandillas. El presidente Juan Orlando Hernández apoyó de manera decisiva el golpe y organizó la destitución de varios miembros de la Corte Suprema de Justicia. Su campaña electoral de 2013 y su partido recibieron dinero desfalcado de un fraude de 300 millones de dólares en el Instituto Hondureño del Seguro Social.

Durante el tiempo que lleva en el cargo, Hernández ha creado una policía militar con al menos 3000 hombres que, pasando por encima de la constitución, ha asumido gran parte de la seguridad interna del país. Las fuerzas de seguridad tienen una larga historia de violaciones de los derechos humanos con una impunidad casi total. Associated Press ha desvelado que en la policía existen escuadrones de la muerte y el Ejército ha sido acusado del asesinato de campesinos y activistas en el Valle del Aguán, en la costa caribe del país.

El asesinato de Cáceres es solo parte de una letanía de asesinatos políticos cometidos desde el golpe de 2009. Solo este año, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, han sido asesinados al menos ocho activistas. Las Naciones Unidas dijeron el mes pasado que “Honduras se ha convertido en uno de los países más hostiles y peligrosos para los defensores de los derechos humanos”.

La ley sometida a la aprobación del congreso sigue a una serie de cartas de senadores y congresistas al secretario de Estado, John Kerry, que comenzó en 2010 y en las que se cuestiona el apoyo de Estados Unidos a las fuerzas de seguridad de Honduras.

Los seis representantes que presentaron la ley escribieron en The Guardian: “Mientras Estados Unidos financie a las fuerzas de seguridad de Honduras sin exigir justicia para quienes son amenazados, torturados y asesinados, tenemos sangre en las manos”. El senador Patrick Leahy, demócrata de Vermont, aprobó una norma el año pasado que hace que el 50 por ciento de la ayuda de 2016 esté condicionada a que el gobierno de Honduras cumpla con ciertos requisitos respecto a los derechos humanos, la corrupción y la impunidad. De todos modos, en años anteriores, el Departamento de Estado ya había certificado que los fondos podían ejecutarse pese a las pruebas de que ese tipo de condiciones impuestas no se cumplían. Está por verse que hará el Departamento de Estado este año.

La administración del presidente Obama ha desoído las críticas y ha propuesto un programa de “prevención de la violencia” como muestra de la situación de seguridad en Honduras está mejorando gracias a la ayuda de Estados Unidos. Pero que ese programa tenga éxito es cuestionable, no hay ninguna muestra independiente de que la criminalidad haya descendido en el país.

Durante una visita a Honduras el mes pasado, escuché testimonios terribles sobre el modo en que las pandillas desarrollan su control sobre las comunidades, ejecutando a cualquier pequeño propietario que no pague su “impuesto de guerra” o que se relacione con la policía. Además, la financiación de Estados Unidos a la policía y el Ejército aumenta la violencia, no la disminuye.

Una comisión para la reforma policial acaba de despedir a varios oficiales de la policía, pero esa comisión es leal al presidente Juan Orlando Hernández. Ninguno de los policías despedidos tiene causa abierta ante los tribunales y nada sugiere que sus sustitutos sean menos peligrosos. El año pasado la población salió masivamente a las calles para exigir una comisión de investigación independiente sobre la corrupción y la impunidad, dirigida por las Naciones Unidas como la que funciona en Guatemala. En respuesta a esa demanda, Estados Unidos ha apoyado la Misión Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH) pero es débil y tiene poca autoridad.

Más que continuar apoyando a un gobierno represor pagando salarios de sus delincuentes, Estados Unidos debería suspender de inmediato cualquier ayuda militar o policial a Honduras. Todo. También el dinero destinado a entrenamiento y equipamiento. En vez de apoyar reformas cosméticas para encubrir los abusos de las fuerzas de seguridad, la administración Obama debería hacer algo para responder a las peticiones de una comisión realmente independiente y con el apoyo de las Naciones Unidas que se enfoque en la corrupción y la impunidad en Honduras.

Dana Frank es profesora de historia en la Universidad de California en Santa Cruz. Su especialidad es el estudio de la política de Estados Unidos en Honduras.

Artículo publicado en New York Times

Dana Frank
22/09/2016

Las voces de los indignados

Ciudad de México - México, 19 de Septiembre del 2016

Presidente Dr. Juan Manuel Santos Calderón. Bogotá, Colombia.

Respetado presidente Juan Manuel Santos:

En primera medida, no nos conocemos, ni hemos tenido el momento de cruzar palabras y argumentos, aunque he tenido el deber de realizar cualquier tipo de análisis a las discusiones, opiniones, entrevistas y comentarios que usted tiene sobre la “paz”.  Esa misma que a lo largo de estos años invita a construir entre todos como bien lo decía “la paz se hace entre enemigos, no entre amigos”.

Tal como usted y su equipo de colaboradores abanderan diciendo que se construye “entre todos”. En realidad, me preocupa saber que sus aspiraciones y deseos por construir una nación justa, equitativa y prospera para los colombianos entre en profunda contradicción con los fenómenos de estos tiempos, déjeme aclararle la premisa expuesta:

1)      Uno de los defectos a mi parecer ha sido que en los acuerdos de paz entre la FARC- EP y el gobierno de turno nunca se ha tocado en el fondo un cambio de las lógicas económicas y políticas que estructuran al país. Por supuesto, es complejo pesar un tipo de paz si no se logra poner en juego una serie de procesos que vayan en contravía a la pobreza, violencia, despojo y hambruna que ha dejado la historia política y económica en estos territorios.

2)      El claro destino que se puede apreciar al saber en el fondo que este tipo de acuerdos favorece a ciertos “grupos políticos” y lógicas que van en función de transnacionalizar los bienes comunales que posee nuestra querida e indomable Colombia, es un dolor ver como la clase política tradicional en mi país  ha hecho destrozos toda una cultura,  debido a las ansias de explotar, mercantilizar y sobre todo repartir lo que la vida y la divina providencia nos ha dotado para intentar vivir “dignamente”.

3)      Uno de los temas que se trata de forma constante es la reparación de las víctimas, y claro que lo necesitamos pero usted lo debe saber, la primera forma de reparación viene de uno mismo, y ¿Cómo podríamos reparar y perdonar? Si en su gobierno las universidades, movimientos sociales y asociaciones han sido victiman de la desolación política y la negación del Estado en todos los términos posibles. Es decir, el apoyo ha sido reducido y en lo sensato hasta negado lo he vivido como experiencia personal.

4)      Las políticas, de verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición para las víctimas es excluyen en cierta forma, acá a las comunidades afrocolombianas, campesinos y otros sectores de la sociedad no se les tuvo en cuenta pensado un intento de lograr consolidar elementos para una justicia del conflicto, entre otros aspectos que por tiempo no logro aclararle.

Sin embargo, las voces de los indignados está siempre presente y no para pedirle un apoyo económico, un programa social o la creación de una fundación,  particularidades que se ha venido gestado al interior del discurso de construir un paz estable y duradera, ojala lo pueda tener en cuenta debido a que es una de las mil formas de mercantilizar la “paz” que tanto necesitamos y soñamos.

A mis 23 años de edad he podido constatar una serie de particularidades que en su discurso se obvian,  de donde provengo el sonido de las balas fue como el pan del desayuno,  uno diario para saciar el hambre en este caso para imponer el terror. Tener sed de hambre, necesidades y ver la pobreza se convirtió en algo “común” si lastima en Colombia hemos aprendido a ver el dolor del otro como una simple “cosa” algo normal que suceda.

Por último, la cuestión de esta misiva consiste en que pueda reflexionar sobre el sentido de construir un escenario de paz diferente, si una en la que tenga sentido el diálogo de saberes, una que logre ser crítica y auto-crítica en la praxis,  y pueda construir escenarios de convivencia  en forma “digna”, y  porque no una en donde se democratice el poder, la política y la economía para pensar y actuar bajos el mismo horizonte cultural, algo que en su gobierno ha sido más que una utopía un sueño postergado.

Con abrazos su servidor

José Javier Capera Figueroa

[1] José Javier Capera Figueroa es Politólogo de la Universidad del Tolima (Colombia), Analista político y columnista del Periódico el Nuevo Día (Colombia) y del portal de ciencias sociales rebelión.org (España).


José Javier Capera Figueroa
20/09/2016
Capitalistas lacras 

Los capitalistas son, sin duda alguna, responsables directos de las peores situaciones y condiciones que azotan a la humanidad:

1) Alto costo de la vida (para los pobres obviamente).

2) Desempleo.

3) Miseria.

4) Desarraigo socio-territorial.

5) Violencia planificada por las élites y violencia común.

6) Migraciones por hambre y/o guerras.

7) Destrucción medioambiental.

8) Otras.

Prácticamente no existe aspecto de la vida (y de la muerte) que no esté influido por el perverso capitalismo, en especial por los intereses de la minoría más adinerada, que ha convertido casi todo en una mercancía, y maneja a su antojo los precios de materias primas, bienes y servicios diversos, sin más limitaciones que las del mismo mercado. Triste admitirlo, pero la mayor parte de la humanidad está sometida por la codicia de un puñado de individuos astutamente inescrupulosos, verdaderas lacras cuyo único interés en la vida es la acumulación y reproducción del mayor capital posible a como dé lugar. Para los ricos, los pobres sólo existen en tanto les sirvan como mano de obra y/o mercancía, y les consuman sus productos. Ricos apoyados por los Estados y la institucionalidad correspondiente, incluyendo la que sostiene a los gobiernos mal llamados progresistas, tal como el de Nicolás Maduro en Venezuela (populismo de “izquierda”).

Hasta en las juntas de condominio de los edificios los capitalistas han influido negativamente, tal como en las residencias donde habito, en las que el administrador (árabe de origen), quien por cierto tiene más de 15 años en el cargo (ilegalmente), y no vive allí desde hace más de tres años, aumentó de 2000 a 10000 la cuota de condominio (un edificio sencillo, sin vigilancia). Ciertamente los aumentos salariales influyen debido a los beneficios laborales que debe percibir el conserje, pero de igual manera se trata de un aumento exagerado, por parte de un sujeto que además no vive en el edificio ni paga condominio por ser administrador. Claro está que siendo el personaje en cuestión propietario de algunas tiendas de electrodomésticos y muebles en la ciudad de Mérida (cuyo nombre parece indicar que vende la mercancía barata, aunque no es así), con altos ingresos y cierta fama dentro del gremio de comerciantes, le importa un comino el bienestar de los demás. Y hasta arrogante y prepotente es el individuo, pues al reclamársele responde con altanería, sin argumentos válidos y sin presentar una relación detallada de los ingresos y egresos, con los soportes correspondientes. Como todo buen capitalista, el administrador del edificio donde resido cuida exclusivamente  sus intereses, y los demás que se jodan. No es más que otra lacra capitalista.



Rubén Alexis Hernández
15/09/2016

Segunda Transición

Tras la dictadura franquista una ardua lucha cargada de conflictos, dudas e incertidumbre, se produjo lo que se conoce como la transición democrática. Con las elecciones de 1982, en las que el PSOE salió victorioso, a ojos de la población, comenzó a que el río volvía a sus cauces. Dirigido este nuevo régimen hacia el progreso, el estado del bienestar y a la entrada de España en las instituciones europeas. Mayor libertad e igualdad pareció palparse en el ambiente. No obstante, todo fue pura utopía teórica, palabrería, murmullos políticos cargados de aire, de falacias y argumentos de doble rasero. De este modo, tras el franquismo se dió pie a una democracia viciada y estigmatizada, llena de matices sombríos y oscuros. Por ello, cabe preguntarse si ciertamente el sistema político que surgió después de la caída del franquismo se trata verdaderamente de una democracia.

Platón, filósofo griego, sobre el 400 a.C. trató sobre los distintos sistemas políticos posibles y curiosamente definió lo que él llamaba timocracia. Para Platón timocracia se trata de un sistema de gobierno basado en el honor. Es decir, un sistema en el que el poder lo adquieren quienes son poseedores de un cierto estatus (capital, bienes privados, etc.) ¿A nadie le suena?

Por lo tanto el paso del franquismo al sistema de gobierno actual debería ser renombrada como ‘transición timocrática’ (¿Por qué querrán eliminar la filosofía del sistema educativo?). Dentro de este contexto debería ser pensado qué camino tomar. O bien, un camino lleno de ‘res’ por parte de los mismos de siempre (reestructuración, reformas, redescripción, etc.); o bien, escribir de nuevo las bases sobre las que edificar el futuro. Sin duda me decanto por la segunda vía, la del cambio radical (que no violento), para ello serán necesarias ingentes dosis de concienciación cultural (apartada obviamente de los intereses de los actuales dominantes poderes tecno-científicos propios del capitalismo), mucho debate, consenso. El cambio no tiene por qué darse de forma súbdita y repentina, puede ser gradual. Dicho cambio no se trata meramente de una revolución política, entra mucho más en la esencia de la sociedad, y es que, parafraseando a Camus: “con la rebelión nace la conciencia”. De no ser así la situación devendrá insostenible tanto a nivel individual como social.



Ricard Jimenez
La Gran Farsa del 11 de Setiembre
La Demolición Controlada de las Torres Gemelas, del WTC 7 y Otros Sucesos

Hace 15 años, el 11 de setiembre del 2001, tuvieron lugar los mayores y más espectaculares atentados terroristas en el Continente Americano: los realizados contra el Centro Mundial de Comercio (World Trade Center) de New York y contra el Pentágono (sede del Departamento de Defensa de Estados Unidos), en Arlington (Virginia).  El Gobierno de George W. Bush logró engañar durante mucho tiempo al pueblo estadounidense y al mundo entero que los responsables de tales atentados eran un grupo de 19 terroristas musulmanes de Al Qaeda (dirigidos por Osama bin Laden desde unas cuevas en Afganistán) que habían secuestrado cuatro aviones de pasajeros, dos de los cuales los hicieron estrellar contra las Torres Gemelas del World Trade Center, un tercer avión contra el Pentágono, y que el cuarto avión, que presumiblemente tenía por objetivo la Casa Blanca o el Capitolio, se estrelló en Shanksville (Pensilvania), después de que los pasajeros lucharon con los secuestradores para tomar el control de la aeronave (aunque lo más probable es que haya sido derribada por la Fuerza Aérea de Estados Unidos).

Con el transcurrir del tiempo ha ido desvelándose la verdad, y ahora se puede decir casi de manera categórica que esos ataques terroristas, que costaron la vida de 2,992 personas, fueron planificados por el propio Gobierno de Estados Unidos y los organismos de inteligencia y seguridad de ese país, a fin de crear un estado de conmoción nacional y de aprobación de la población estadounidense a las invasiones militares de Afganistán, Irak y otros países, para apoderarse de sus riquezas y cumplir sus objetivos geopolíticos y hegemónicos de dominación de espectro completo.

Varios expertos en construcción de rascacielos han señalado que es imposible que el incendio generado por la gasolina de los aviones que se estrellaron contra las dos Torres Gemelas haya generado una temperatura lo suficientemente alta como para fundir (derretir) las vigas y columnas de acero de esos rascacielos, que precisamente habían sido diseñados para resistir el impacto no sólo de un avión sino de varios.  Nunca en la historia había ocurrido que la estructura de un rascacielos colapsara por el impacto de algún avión o por incendio.  Así, por ejemplo, el 28 de julio de 1945 el avión bombardero Mitchell B-25 se estrelló contra la planta 79 del Empire State (que por entonces era el rascacielos más alto del mundo), se produjo un incendio pero no se derrumbó; en Madrid, en febrero del 2005, la Torre Windsor, de 106 m y 32 plantas, ardió durante 26 horas y sin embargo la estructura del edificio quedó en pie; ¿cómo creer, entonces, que un incendio de sólo 56 minutos en la Torre Sur y de 102 minutos en la Torre Norte causara los derrumbes?  Además, aunque en realidad se hubieran derretido por el calor las vigas de los pisos en los que se produjo el incendio, los pisos de más abajo no podrían haberse caído, y mucho menos como un castillo de naipes, sin ofrecer resistencia, prácticamente a velocidad de caída libre.

Pero hay algo aún más extraño y sospechoso: 15 años después de aquellos terribles acontecimientos mucha gente sigue sin saber que no sólo se cayeron las dos Torres Gemelas sino también otro rascacielos, que estaba cerca de ellas: el llamado Edificio 7 (WTC 7), de 47 pisos.  ¿Cuál pudo ser la causa para que también colapsara ese rascacielos, teniendo en cuenta que contra él no se estrelló ningún avión?  ¿Y cómo podría haber sido dirigido y estrellarse un avión civil contra el Pentágono, que por ser una sede del Gobierno y un edificio militar de una superpotencia, es indudable que es uno de los edificios más seguros y protegidos del mundo?

Estos y otros hechos muy extraños han llevado a la conclusión de que los tres rascacielos del World Trade Center de New York en realidad fueron demolidos adrede, posiblemente utilizando para ello un poderosísimo explosivo que fue creado precisamente para demoler esa clase de edificios: la termita; más aún, algunos analistas (Steven E. Jones, entre otros) señalan que los militares estadounidenses disponen de un material incluso más poderoso para destruir edificaciones: la nano-termita.  Por eso, la deducción a la que han llegado varios analistas es que el derribo del Edificio 7 se hizo porque posiblemente en él se escondieron los equipos que sirvieron para hacer explotar las cargas de explosivos con los que fueron derribadas las Torres Gemelas, y había que ocultar las pruebas.

George W. Bush y otros funcionarios de su régimen culparon a Osama bin Laden y a la organización terrorista Al Qaeda de los atentados del 11 de setiembre, y emprendieron la invasión y guerra de agresión contra Afganistán, el 7 de octubre del 2001, con el impúdico argumento de que el Gobierno Talibán de ese país daba refugio a Osama bin Laden.  Menos de dos años después, el 20 de marzo del 2003, el régimen imperialista de Estados Unidos desató la invasión y guerra de agresión contra Irak, utilizando los falsos argumentos de que Saddam Hussein poseía armas de destrucción masiva y que también tenía que ver con los atentados del 11 de setiembre por tener relaciones secretas con Al Qaeda, (siendo en realidad enemigo de esa organización). 

Bush y sus cómplices en Estados Unidos, en Gran Bretaña (Anthony Blair y otros) y en España (José María Aznar) en ningún momento responsabilizaron al régimen monárquico de Arabia Saudita, lo que hubiera sido más lógico si se tiene en cuenta que Osama y la familia Bin Laden son sauditas y no afganos ni iraquíes.  Esta aparente incongruencia se explica porque en realidad  George W. Bush tiene (o tenía) muy buenas relaciones con la familia Bin Laden y porque las potencias occidentales son aliadas del régimen monárquico saudí, siendo Arabia Saudita uno de sus aliados estratégicos en Medio Oriente desde hace décadas.  El gran cineasta Michael Moore ya había denunciado en su película documental FAHRENHEIT 9/11 (que ganó el Festival de Cannes 2004) los estrechos vínculos del régimen de  George W. Bush con los millonarios sauditas y con la familia Bin Laden.

La real implicación de Arabia Saudí en esos ataques terroristas la deben conocer Bush, el Pentágono, la CIA y otras agencias de seguridad de Estados Unidos, pero como la verdad no se puede esconder eternamente, se ha discutido en el propio Congreso de ese país, y la Cámara de Representantes (cámara de diputados) acaba de aprobar el 9 de setiembre una ley (Ley de Justicia contra los Patrocinadores del Terrorismo) que permitirá a las familias de las víctimas demandar al régimen de Arabia Saudita; Obama ha amenazado con vetar la ley porque “sentaría un precedente que expondría a Estados Unidos a demandas similares de otros países”.  Barack Obama debe estar temblando porque sabe que la referida ley sentaría un precedente para sentar en los tribunales a Bush y sus cómplices y para que las familias de las víctimas también demanden al propio Gobierno y otros órganos del Estado de Estados Unidos, y entonces quedaría claro ante la nación y todo el mundo quiénes son los verdaderos y mayores patrocinadores del terrorismo.

Uno de los documentales en los que se analizan los terribles sucesos de ese año se puede encontrar en YouTube en el siguiente enlace:

YOUTUBE: https://www.youtube.com/watch?v=k2xIbXHhVSs

Noticias relacionadas:

HISPANTV: NYT: Informe completo de 11-S perjudica a Arabia Saudí”. Enlace: http://www.hispantv.com/newsdetail/ee-uu/253355/atentados-11-septiembre-torres-gemelas-arabia-saudi

RT: “EE.UU.: Cámara de Representantes aprueba la ley que permite demandar a Arabia Saudita por el 11-S”.  Enlace: RT: https://actualidad.rt.com/actualidad/218321-eeuu-ley-demandas-saudita-11s
Wilder A. Sánchez Sánchez

09/09/2016

Incendio en el Parque Manolito Gafotas

En la noche de martes 6 de septiembre, el Parque Manolito Gafotas sufrió un pequeño incendio, que pudo ser mucho mayor, si no llegar a ser por la rápida intervención de los vecinos del barrio, que hasta la llegada de los bomberos, sofocaron el fuego con sus propios medios.

“Probablemente el incendio fue intencionado, dado que se produjo alrededor de las 11 de la noche, justo en el lugar en que se encuentra nuestro monolito conmemorativo” (confluencia calle Los Morales con Atapuerca), afirmaron los primeros vecinos en advertir el incendio, que con cubos y mangeras sofocaron el fuego hasta la intervención de los bomberos, lo que evitó que el fuego se extendiera a lo largo de todo el parque o lo que podría haber sido mucho peor, provocando el incendio de los muchos vehículos estacionados a lo largo de la calle de los Morales.

Desgraciadamente la lamentable situación del parque, desatendido y ninguneado por el Ayuntamiento de Madrid y la concejalía de Carabanchel, a los que se les ha pedido hasta la saciedad el desbroce y ajardinamiento del parque, no hacía presagiar nada bueno y más en un verano tan caluroso. Lo que nadie esperaba, es que el fuego se produjese en el punto más neurálgico del parque y tan próximo a las viviendas y a las decenas de coches que diariamente se encontraban aparcados en sus proximidades.

La mayor zona verde del PAU de Carabanchel, el Parque Manolito Gafotas, trascurre paralelo a la M40; con una longuitud de 2 Km, se concebió como barrera acústica y medioambiental, sin embargo, pese a tener más de una década de existencia, continua sin ser ajardinado, de hecho, se desconoce si el parque se encuentra recepcionado o no por el Consistorio, dado que se viene denunciando en multitud de ocasiones, los vertidos de escombros que sufre y la invasión de vehículos en sus inmediaciones, que desde hace tiempo y aprovechando el rebaje de las aceras, lo utiliza como parking improvisado. La maleza también ha supuesto un constante motivo de queja, ya que desde más de dos años no se ha acometido un mínimo desbroce que limite el riesgo de incendio en un parque, que viene siendo atendido por los propios vecinos, quienes celebran regularmente desde 2002 su tradicional arbolada para reivindicar el ajardinamiento y puesta en marcha definitiva de parque.



Asociación de Vecinos Carabanchel Alto
08/09/2016
Los presos de Gdeim Izik estaban en la cárcel de Salé. Ahora les han trasladado a otra, en un pueblo llamado Al Arjaate. Ese traslado, que puede estar relacionado con el nuevo juicio al que les van a someter, reconociendo así la superchería del juicio militar, les ha perjudicado mucho. 

Para empezar, si, como me han dicho, la cárcel está a unos 20 km. de la anterior, las familias, que ya se habían desplazado desde el SO hasta Salé (Rabat) y tienen alquilada una vivienda entre todas, ahora se tienen que tomar nuevas molestias para visitarles.

Después, a los presos les han quitado todas sus pertenencias; libros, móviles. Antes se podía visitar a todo el grupo y ahora no, y una vez a la semana solamente, el viernes. Se les puede llevar fruta y carne, Nada más. Los presos se han negado a recibir visitas si no es como grupo.

Hoy, viernes, han iniciado una huelga de hambre de 48 horas para protestar por este empeoramiento de sus condiciones. Llevan 6 años encerrados por la cara.

Se necesitaron 13 viajes para trasladarles por separado. Ahora están cada uno en una celda.

Cristina Martínez
07/09/2016

 

Sólo por Dios se  puede salvar España

En respuesta al artículo de Santiago Alba Rico: Sólo un Dios puede salvar España.

Empieza  recordándonos Santiago Alba,  que el Papa Francisco muestra valentía al no argumentar que el Islam es violento en su totalidad, en todas sus sectas y divisiones. Pero tanto el Papa como Santiago Alba saben que el Islam no tiene sacramentos y que  su único sacramento es la yihad.  El problema está  en cómo se entienda La Yihad, y dependiendo en qué momento histórico nos encontremos,  La Yihad puede ser violenta (o no) al igual que en determinado momento, nuestras guerras, las de los católicos, en defensa contra las invasiones bárbaras u otras, en  las diferentes épocas de la historia, han podido y podrán ser violentas.

Todos los Papas desde que existe el capitalismo han repetido hasta la saciedad en sus encíclicas, conferencias, foros y homilías,  que no se puede servir a dos dioses, que no se puede servir a Dios y al dinero;  o se es hijo de Dios o se es hijo del dinero, ahora bien, el lugar de Dios tampoco puede ser ocupado por el hombre, esto es , por la razón ( o determinadas razones e intereses ) pues ésta, podrá al servicio de unos pocos lo que es de todos o lo que es de Dios.  Así que hay muchas formas de terrorismo. Existe el terrorismo económico que quiere hacer depender al hombre del dinero, ya sea queriendo que ame al dinero más que a nada en el mundo, ya sea haciendo que su vida dependa de él exclusivamente, mermando las necesidades materiales para su subsistencia hasta límites infrahumanos. Pero también existe el terrorismo moral y espiritual, que pretende que el hombre suplante el lugar de Dios, siendo su razón- sea lo que sea la razón en cada época, la que debe dictar que es lo bueno y qué es lo malo, excluyendo a Dios de la ecuación del mundo. Excluyendo de la necesidad del hombre las preguntas esenciales y respuestas necesarias para su subsistencia como lo es Dios y la religión; pues como nos recuerda Jesús en Los Evangelios y el Papa Francisco en sus homilías, no sólo de pan vive el hombre.

La iglesia es el pueblo de Dios, y está compuesta por hombres y mujeres, desde el simple laico que va a misa y hace lo que corresponde a un cristiano, es decir, dar su vida por los demás ayudando en todo lo que puede y más, hasta los curas, clérigos, frailes, misioneros, obispos, cardenales y Papas.  Es obvio- y desde Pedro, el primer Papa lo sabemos-que ha habido, hay y habrá  clérigos  que ellos mismos son anticlericales, en el sentido de que actúen en contra de la doctrina que dicen profesar, pero eso ya lo sabía Jesús cuando eligió a Pedro como cabeza de su Iglesia, que como nos recuerda Chesterton eligió al más snob de todos, al que le negó tres veces, y lo hizo así,  porque eligió a un hombre entre los hombres, esto es a un pecador. Nadie está a salvo de no actuar según sus creencias, ni los católicos ni los podemitas, pero lo que sí sabe un católico, lo que sí sabe el Papa Francisco y no sabe Santiago Alba, es que como hombres necesitamos la ayuda de Dios todos los días para no pecar veinticuatro veces al día, lo necesito yo y lo necesitan los Obispos, los curas, las monjas y toda la curia. Y lo necesita Podemos para vencer a los capitalistas.

No es que Santiago Alba no pueda creer en Dios es que no quiere, pues quiere ser comunista. Ser comunista no se reduce a ¨creer en lo común¨, pues también creemos en lo común los católicos, y si me apuras hasta  los capitalistas también creen en lo común a su manera con sus grandes corporaciones de unos cuantos ricos.  Ser comunistas es ser materialista y ser materialista es ser ateo, y ser ateo es negar a Dios, y para negar a Dios no hay que no creer en Él, sino precisamente saber de su existencia; no se puede negar a Dios, no se puede demostrar su inexistencia, sino tan sólo se puede renegar de Dios. Como decía muy sabiamente Chesterton, si no existiera Dios no existirían los ateos.  Para ser materialista hay que aceptar que el mundo y la razón ha surgido de la Nada y me pregunto  si Santiago Alba, que no puede volar sobre el cielo plagado de estrellas y constelaciones bien ordenadas admirando la inteligencia divina, sin embargo puede vivir pensando que ha sido creado por la Nada. Si creer en Dios le resulta difícil  e imposible, no me imagino cual es la evidencia que sustenta la Nada de su materialismo, pero me gustaría que me lo explicara. 

Si tomamos las siguientes tres categorías: católico, ateo, comunista y capitalista nos salen las siguientes combinaciones :  1) Católico- ateo, 2) Católico- comunista ,  3) Católico- Capitalista ,  4) Ateo- Comunista , 5) Ateo-Capitalista, 6) Comunista- Capitalista.  Nos dice Santiago que hay ateos que no son anticapitalistas y creyentes que sí lo son,  y  tiene toda la razón.  La primera de nuestras combinaciones es imposible es un contradicción en sus términos no se puede creer en el credo de los Apóstoles y no creer en Dios. Tampoco la segunda de nuestras combinaciones es posible no se puede ser materialista y creer en Dios al mismo tiempo salvo que sea el Dios de Aristóteles, tampoco  la tercera es posible, no se puede ser católico y suplantar a Dios por el dinero, ahora bien la cuarta y la quinta de nuestras opciones son las únicas posibilidades lógica y ontológicamente verdaderas, si se es ateo, se puede ser capitalista pues una vez que se niega a Dios, éste puede ser suplantado por el dinero,  o por la razón, o por el Estado al servicio de unos cuantos hombres. Es decir, ser ateo es compatible con ser comunista o con ser capitalista, de ahí que quizás nuestra última sexta opción esto es el ser comunista-capitalista no sea una contradicción sino un paradoja quizás terriblemente posible. Todas las demás posibilidades son imposibles salvo que uno sea un farsante e impostor.

El Papa  Francisco no es comunista, no es de izquierdas, no es capitalista y por supuesto, no es ateo. El Papa es católico,  y porque cree en Dios,  cree en el hombre , y puesto que cree en el hombre,  sabe que la tierra y sus bienes están al servicio del hombre,  y puesto que son bienes  del hombre y para el hombre,  nadie tiene derecho a ponerles precio y a crear un mercado o un monopolio con tales bienes al servicio de unos cuantos y sometiendo a toda la humanidad, sino que como hombre de Dios,  tiene el deber de cuidarlos y protegerlos de cualquier ataque o usurpación.  Yo más bien diría que el Papa Francisco, que puesto a ser algo dentro de una categoría económica sería  Distributista.

El catolicismo no es una organización sino un pueblo, un pueblo que crece por contagio, y como todo contagio puede llegar a crecer sin medida y eso lo sabía Constantino que fue un verdadero populista, no porque moviera a las masas apelando a sus deseos , sino que fue verdaderamente populista porque respetó y fomentó la religión de su pueblo, porque sabía que no era su pueblo el que debía adquirir la religión de su emperador sino que era el emperador el que debía profesar la fe de su pueblo y aunque no se bautizó hasta su muerte, escuchó y  respetó a los católicos, construyendo iglesias- que no cerrándolas-  por todo su imperio y por ello no sólo creó un imperio sino que fue llamado el Grande.

Y sí, querido Santiago, hay diferentes  motivos que se pueden alegar para ser anticlerical, anticomunista o  anticapitalista, y son tan diferentes esos motivos que no pueden compararse así a las buenas.  Uno puede ser anticomunista  y anticapitalista porque el comunismo está en contra de Dios y por ende del hombre, y puede ser anticlerical porque el Clero está a favor de Dios y a favor del hombre. Es decir, uno puede ser anticatólico por estar en contra de Dios y del hombre.  No se puede meter a todo el clero en el mismo saco, salvo que éste sea el saco de la humanidad.

Y todos estamos en el mismo saco, todos estamos en este mundo, y todos tenemos que decidir de qué lado estamos, y ya es hora de que digamos bien alto que sólo hay dos bandos el mundo : el de la barbarie o el de la civilización,  ambas de las cuales han coexistido y coexistirán a lo largo de la historia hasta el fin de los tiempos. Las diferentes civilizaciones, las diferentes culturas, pueblos o religiones,  tienen que decidir de qué lado están si de Dios y del hombre o del dinero y la guerra.

Y sí , las mujeres tenemos mucho que decir en el mundo, y todavía se nos tiene que escuchar mucho en el mundo y en la Iglesia , pero a mí , como mujer no es la Iglesia la que me oprime , la que me hace tener un trabajo igual que el de un hombre pero remunerado a la mitad; no es la Iglesia la que me obliga a abortar sino las condiciones económicas bajo las cuales es casi imposible no hacerlo;  no es la iglesia la que me obliga a someterme a mi marido sino la sociedad machista que lo permite,  sus leyes o su falta de ellas .  No es la Iglesia la que me hace volver a casa temerosa por la noche sino el hombre, el hombre solo, el hombre olvidado de Dios. No se puede culpar a la Iglesia de logros que le competen al Estado: lo que es del César hay  exigírselo al César y a Dios lo que es de Dios. Los católicos creemos en la separación de Iglesia y Estado, pero eso no significa que el Estado haya de perseguir a la Iglesia sino que debe respetarla, pues la Iglesia somos todos los creyentes.

Así que haciendo un poco de esfuerzo, Podemos no es que deba ser tan de Izquierdas como el Papa,  pues el Papa no es de Izquierdas, el Papa es católico el Papa cree en Dios, y le inspira el Espíritu Santo. EL Papa no es anticlerical, es anticorrupción y lo es tanto dentro de su Iglesia como fuera, tanto como lo debe ser Podemos, tanto dentro como fuera.

No es necesario que todo podemita se haga católico, es necesario saber quién y dónde está el enemigo. El enemigo del hombre no es el clero, ni Dios, ni la Iglesia. El enemigo del hombre es el dinero, y todo aquel que ha vendido a él su alma. El enemigo del hombre es el hombre, y el católico sabe que el hombre que ha negado a Dios, acabará negando al hombre mismo. Por eso Podemos debería saber que la Iglesia nunca es un enemigo cuando se lucha por preservar la verdad, la justicia y la belleza. Estamos en el mismo barco  hayamos  reconocido o no a Dios como nuestro Capitán, como nuestro Padre, pero por lo menos unámonos lo marineros para luchar contra los piratas y una vez en puerto,  ya veremos o Dios dirá.


Mercedes Martínez Arranz
más cartas...
Mensaje para cartas a Rebelión