Cartas a Rebelión
Cartas de la 21 a la 30 de un total de 948 cartas.


La cosa 

Y el albañil, y la limpiadora, y el carpintero, y la cuidadora, las trabajadoras y los trabajadores de todos los sectores se quedaban sin trabajo…. Porque la cosa empezó a ir mal.

Y la tendera y el tendero cerraron la tienda porque la cosa iba muy mal.

Y había niñas y niños y había enfermos y había dependientes y había violencia de género….pero despidieron a maestras, a médicos, a enfermeras, a trabajadoras sociales porque la cosa iba cada vez peor.

Y unas y otros buscaban trabajo pero la cosa seguía fatal.

Y algunos jóvenes encontraban trabajo……sin paga, becarios se llama la cosa.

Y los jóvenes empezaron a emigrar porque la cosa pintaba mal.

A las familias las echan de sus casas cuando la cosa acaba yendo mal.

Muchas y muchos de los que encuentran faena trabajan diez horas, cobran siete y cotizan por cuatro y la explicación, ya saben….es que la cosa está fatal.

Los ministros, con altavoces, con portadas de  periódicos, armados con informes de los organismos criminales y con muchas luces de neón dicen que la economía, la bolsa y el crecimiento van bien, y que el paro ya….ya se va arreglando, pero que no hay que pedir cosas raras como…… jornadas y jornales normales que permitan vivir dignamente porque la cosa sigue estando mal.

Al final nos meten el miedo en el cuerpo, los que trabajan miedo de perder el salario, y los que no trabajan miedo de no encontrar nunca trabajo, y así está la cosa.

Y la cosa es que todo lo que vemos…… casas, muebles, ropa, libros, comida, bolígrafos, vehículos, cultivos, hospitales, escuelas…..todo lo que se pueda imaginar, todo es naturaleza, trabajo y saberes, emociones y sueños, pero han conseguido que solo veamos dinero.

El dinero dicen que se inventó para facilitar el comercio, y dicen que es una herramienta para representar el valor del trabajo, pero los traficantes que se pusieron el nombre artístico de banqueros lo convirtieron en un tóxico que envenena las relaciones entre las personas, en una droga que nos esclaviza, y en un arma mortífera que nos roba, nos estafa y nos asesina, y que a su vez, nos puede convertir en ladrones, estafadores y asesinos, y los traficantes, además se han quedado con el grifo y dispensan las dosis a su gusto y antojo.

Hay traficantes ilegales de drogas, de mujeres, de niñas y niños, de corrupción, de influencias….. pero todos los traficantes ilegales necesitan al gran traficante legal del dinero para convertir en “ beneficio limpio” el tráfico sucio.

Thomas Jefferson, 2º presidente de los EE.UU., allá por el año 1800, dicen que dijo, “si algún día dejamos que los bancos u otras empresas fabriquen el dinero, nuestros hijos se verán una mañana sin techo sobre sus cabezas y sin suelo debajo de sus pies en la tierra que conquistaron nuestros padres”.

Y en eso estamos ahora, a eso hemos llegado y somos nosotras y nosotros, la gente, la que tiene que empezar a comprender, porque saber… sabemos mucho, pero comprender…comprendemos mal y es necesario comprender para solucionar la cosa, porque los traficantes y sus cómplices comprenden perfectamente que sus negocios van bien… cuando la cosa va mal.

El genio de Tréveris nos legó su XI tesis sobre Feuerbach, “los filósofos han interpretado el mundo de distintas formas pero de lo que se trata es de transformarlo”, pero él mismo se pasó la vida interpretando y comprendiendo para formular tesis de transformación.

Quizás el pensamiento y la acción deban caminar acompasados, volver a unir emoción y razón para comprender y transformar.

Las últimas palabras de “Las venas abiertas…..” de Eduardo Galeano resumen lúcida y poéticamente lo que se quiere decir, “Hay quienes creen que el destino descansa sobre las rodillas de los dioses, pero la verdad es que trabaja, como un desafío candente, sobre las conciencias de los hombres”. 


Jesús García Gualdras
Cuando los sectores urbanos despertaron, los pueblos y comunidades estaban ahí

La actual coyuntura (de continuidades y rupturas) obliga a la articulación de visiones y acciones, desde identidades y procesos propios.
 
Por parte de sectores urbanos, el reto es visibilizar los aportes de las luchas campesinas, indígenas, de comunidades y organizaciones. Estas luchas son fundamentales para develar la naturaleza corrupta, criminal, violenta y excluyente del modelo de estado (más allá de las personas); y para construir un nuevo modelo de organización, que modifique de raíz el Estado actual. La historia de la dignidad, contrario a lo que afirman algunos columnistas y líderes conservadores, pero también dirigentes políticos y sociales (despertar patriótico, la manifestación más masiva de la historia contemporánea, la primera y singular que convocó a todos los sectores), no empieza a escribirse el 25 de abril.

A algunos de los participantes en las marchas urbanas (medios de comunicación corporativos, líderes de opinión de grupos conservadores, miembros de organizaciones empresariales) es lícito preguntarles: ¿el apoyo expresado a las marchas se extiende a todos los movimientos en reclamo de sus derechos y de la decisión de las comunidades sobre sus territorios? ¿O se traza una línea insalvable: esta manifestación sí, las otras no?

Por parte de pueblos, comunidades y organizaciones tradicionales, es importante prestar atención a nuevos actores que en ocasiones cuestionan formas de organización donde no se sienten representados y construyen sus propias demandas y formas organizativas. 
En ambos casos, es primordial asumir críticamente que los esfuerzos desarrollados hasta ahora son todavía tímidos para incidir en los poderes constituidos: antes y después del 25 de abril, no estamos todos los que debemos estar en este proceso (¿creciente?) de indignación y propuesta, que pretende acabar con la corrupción, transformar el modelo político y construir una nueva sociedad basada en la solidaridad, el respeto, el consenso, los derechos de las colectividades.

Texto completo en www.memorialguatemala.blogspot.com

Andrés Cabanas
Encuentro en la web de Público (También está en la de Europa Press, pero eso no es excusa) propaganda del sindicato UNT.

En la web del citado sindicato se puede leer lo siguiente:

El referente histórico de UNT es la Central Obrera Nacional-Sindicalista (CONS), un sindicato creado en 1934, por iniciativa de Ramiro Ledesma Ramos.

UNT es, en la actualidad, un colectivo de trabajadores de todo tipo, ideológicamente inspirado, al igual que sucedía con la primitiva CONS, en el nacionalsindicalismo; esto es, en el pensamiento de José Antonio Primo de Rivera, Ramiro Ledesma Ramos y Onésimo Redondo Ortega”.

¿Propaganda fascista en Público?

¡Es el colmo!
Luis González Sanz
El viejo tupamaro indigno

Esta mañana, en una movida claramente organizada, Mujica conversó telefónicamente, una tras otra, con numerosas radios de la corpo. Me refiero, claro, a la corporación mediática en la cual el oficialismo derrocha nuestros dineros.

En internet se pueden leer unas cuantas reseñas de esos reportajes, así como también pueden oírse algunos de los respectivos audios, los cuales es útil atesorar porque estos personajes al cabo de un tiempo niegan lo que han dicho o argumentan que ha sido sacado de contexto. 

Todas las charlas, de tono sumamente amistoso (empalagoso, vamos), tuvieron como ejes la reivindicación de la persona y de la gestión de la presidenta, así como la afirmación del destino común de Uruguay y la Argentina, sobre la base de su identidad y sus intereses compartidos.

Sin embargo, el diálogo con Luis Novaresio*, de Radio La Red, para mi gusto dejó las definiciones más sazonadas. Menciono solo dos de las que merecen buscarse en los dieciocho minutos de la grabación: la cuestión de las pasteras, y el perdón a los militares asesinos y torturadores.

Pero el pasaje que fundamentalmente me interesa destacar a mí es este:

Novaresio - Permítame la metáfora, señor presidente Mujica, pero, si usted fuera argentino, ¿sería kirchnerista?

Mujica - Si fuera argentino sería peronista, no tenga duda. Porque la política se hace dentro del peronismo, me parece a mí. La rama en la que estaría, no sé. Este..., pero porque el peronismo no es una ideología; me doy cuenta que es un formidable sentimiento.

Repasemos el credo de Mujica:

a)     “Sería peronista”, lo cual equivale a decir que lo es, porque los intereses del partido de Perón y Evita son comunes a todas las burguesías trepadoras y contrarrevolucionarias del mundo;

b)     Se aviene a hacer política dentro de los límites que demarca ese conglomerado de burgueses, arribistas y desclasados, donde siempre va a estar en minoría y como de visita;

c)      El matiz diferencial, lo que hace al peronismo más apreciable... es que no es una ideología, sino un “formidable sentimiento”.

Quizás alguna vez examine nuevamente estos postulados (lo vengo haciendo desde hace muchos años), pero, por ahora, me gustaría enterarme de que otras personas los encuentran igualmente aberrantes.


Juan del Sur
Más que indignados

Los pueblos originarios de Guatemala no estamos solo indignados por lo que está pasando en Guatemala, sino encabronados. Después de observar las manifestaciones de las clases medias urbanas en la ciudad capital y en otras cabeceras departamentales del país, por el desmantelamiento del grupo criminal La Línea y pidiendo la renuncia del presidente y de la vicepresidenta del país, nosotros también esperamos que ahora sí nos comprendan.

Nosotros, durante muchos años, hemos estado en las calles, pidiendo y exigiendo justicia y defendiendo nuestra tierra y territorio; sin embargo, las clases medias capitalinas siempre nos han acusado de ser violadores de los derechos humanos.

Desde la marcha de los mineros de Ixtahuacán, en pleno conflicto armado, hasta las últimas manifestaciones en contra del modelo de desarrollo extractivista, como la marcha indígena y campesina, la movilización de San Juan Sacatepéquez y las resistencias en Barillas, la Puya, San Mateo, en la región ixil, Monte Olivo y Sierra de las Minas, en Alta y Baja Verapaz, encuentro Campesino en Lívingston, etcétera, nosotros, los pueblos, siempre hemos manifestado que esta democracia y este Estado es de corte burgués-oligárquico-militar y criminal, y cuando los pueblos nos expresamos así, siempre hemos sufrido rechazo e incluso se nos ha tratado de ignorantes y que no queremos el desarrollo, y así sentimos el racismo de la clase media.

Ahora, vemos con entusiasmo y mucho optimismo que las clases medias, y algunos de las clases altas, se hayan dado cuenta de cómo la clase política y empresarios han hecho de este país una piñata.

Se han dado cuenta de cómo han defraudado y robado al país, sin importarles que la gran mayoría se muera de hambre o no tenga acceso a la educación, a la salud o a un buen trabajo con salario digno. Esa gran cantidad de gente que salió el 25 de abril a pedir la renuncia del presidente y de la vice, creemos que se dieron cuenta de que sus impuestos también han sido robados y con eso se han enriquecido funcionarios, empresarios, militares y posiblemente muchas personas religiosas.

Estas manifestaciones las han llamado pacíficas, como si las nuestras no hayan sido pacíficas, por quienes las han hecho violentadas, son las acciones del Estado cuando envían a sus agentes criminales a lanzarnos bombas lacrimógenas o cuando persiguen o capturan a nuestros líderes.

Queremos decirles que tengan mucho cuidado, porque muchos (empresarios, académicos, religiosos, etcétera) que ahora están pidiendo la renuncia de Pérez y Baldetti, también han sido culpables de la situación que vive el país.

Estos son un equipo de empresarios, académicos, líderes políticos, instituciones, que siempre han estado en contra de nuestras demandas, pero ahora sí se interesan por el país, porque saben que si se sigue la investigación ellos también tendrían que ir a la cárcel, porque La Línea es mucho más larga de lo que pensamos.
Kajkoj Máximo Ba Tiul

LA MASACRE OLVIDADA DE OBREROS Y COMUNISTAS EN EL PALACIO DE LOS TRABAJADORES DE ODESSA EL 2 DE MAYO DEL 2014

Hace exactamente 366 días que asistimos perplejos, pero pasivamente  sentados en nuestros cómodos sillones, ante los noticieros televisivos de la noche que mostraban lo que quizás es una de las masacres más horrendas del presente siglo…el incendio del Palacio de los Trabajadores de Odessa en Crimea y la consiguiente muerte de casi 50 ciudadanos que clamaban desde las ventanas ardiendo por sus vidas ante la pasividad y complicidad circundante.

El 2 de mayo del año 2014 pudimos apreciar el cómo miles de ciudadanos de la Odessa ucraniana protestaban por la represión de la policía y el gobierno de Kiev que pretendía imponer por la fuerza a todos los ciudadanos de Crimea las directrices que emanaban del gobierno pro yanqui de los golpistas de la Plaza Maidan. Varios cientos de los protestantes se refugiaron, para salvarse de la represión tanto de policías como de bandas fascistas, en el Palacio de los Trabajadores de Odessa. Con el correr de las horas aumentó la furia y odio de los que asediaban y rodeaban el edificio. Pronto comenzaron a caer las bombas incendiarias y las balas sobre las ventanas en donde se agolpaban los que allí buscaron refugio contra la represión. La policía y bomberos de la ciudad tenían órdenes superiores de no asistir a los atrapados en las llamas y así pudimos asistir a la hoguera inquisidora más grande y siniestra de los últimos tiempos de nuestra historia humana, solo comparable con las masacres y hogueras de cuerpos ardiendo y gritando durante la ocupación nazi de la misma ciudad en tiempos de la Segunda Guerra Mundial.

Así como la policía ucraniana y los bomberos no asistieron a las víctimas que ardían vivos en el interior del Palacio de los Trabajadores de Odessa y ni siquiera detenían a los criminales que lanzaban bombas incendiarias o disparaban a los atrapados que desesperadamente trataban de escapar desde los pisos en llamas, así fue como la prensa occidental, toda, ignoró o morigeró el crimen…total, nos dice esa prensa obsecuente y arrodillada, tanto en Suecia como en USA o Chile, esos eran solo parias, eran comunistas, eran poetas, eran obreros que se quedaron en el pasado ideológicamente, eran pro rusos…no eran de los “comunistas” actuales que prefieren al imperio yanqui ante de defender a los pueblos agredidos por ese mismo imperio, no eran de los “comunistas”  actuales, de esos que pululan en los salones del poder o que aparecen alabados en las páginas de la prensa burguesa  y que forman parte de gobiernos neoliberales y que además  marchan defendiendo y justificando reformas laborales que favorecen a los patronos, no eran de esos “comunistas” actuales que hacen alianzas espurias con sus antiguos represores…no, las víctimas del Palacio de los Trabajadores de Odessa del 2014 eran cientos de comunistas y antifascistas muy parecidos a esos que lucharon contra el fascismo en los campos de España o en las estepas rusas, ucranianas, polacas o alemanas hace decenios. Las víctimas de Odessa  eran de aquellos soñadores sempiternos que hoy luchan en Europa y el mundo contra las imposiciones del neoliberalismo, eran de esos que saben cuando les quieren pasar gato por liebre y que mantienen la consecuencia de clase como bandera  y saben identificar al enemigo aunque este se disfrace de progresista o “amigo”.

Mil disculpas a esos consecuentes que ardieron ante nuestra pasividad y horror ya que este último Primero de Mayo, Día de los Trabajadores, fueron muy pocos los discursos que los nombraron y muy pocos los carteles y lienzos que recordaron su sacrificio…vaya esta nota y recuerdo como homenaje doloroso y de mucha vergüenza militante para con ellos.

https://www.youtube.com/watch?v=H4dJRnI-X8Q


Ilich Galdámez
Obama no leyó a Henry Miller
 
Entre Selma y Baltimore hay 1389 kilómetros, vidas más vidas menos cincuenta años de distancia.
 
¿Recorrió Obama alguna vez ese camino, ese tiempo?¿Supo de esas vidas, de esas muertes?¿Intuyó el asesinato en el aire,sentado en los jardines de la Casa Blanca? ¿Sintió los ojos de sus hermanos todo el tiempo sobre él, detrás de las puertas, detrás de los árboles, como Henry Miller? ¿Le quemó la sangre y la dignidad de aquel de pelo cano que se quitó el sobrero ante un blanco? ¿Se sacó el sombrero ante un blanco o ante sí mismo, con el dolor de Selma en la memoria y el fuego de Baltimore?
 
Obama no leyó a Henry Miller, solo mira la televisión y se esconde, pero los ojos están detrás de él…

Kintto Lucas
Ocultar datos de la realidad a los ciudadanos no es democrático. Es darse a sí mismo el derecho de determinar qué debe saber y qué no el pueblo. Utilizar para llevar en una dirección prefijada. Arrear. 

Y sucede. En los medos escritos mediante la censura de informaciones y artículos. Durante las charlas, los conversatorios, dejando hechos como si no existirán.

En una reunión ante pocas personas un doctor muy conocido y respetado comprometido con la política de izquierda mostró la falta. Amigo de la revolución cubana se refirió a los peligros sobre los proyectos de Ecuador, Bolivia; a los intentos desestabilizadores en Brasil, Argentina. Para el caso venezolano incluso hizo propuestas de cómo superar la aguda crisis. 

Nada dijo sobre Cuba donde Estados Unidos demanda un embajador con libertad para circular por el país, pide y ofrece la entrada masiva de la web y los medios de información hegemónicos occidentales, propone dar financiamiento a pequeños y medianos empresarios privados.

Ni una palabra. 

Se le dijo que era muy preocupante esa segunda vía de control de Washington. Fracasado el bloqueo el método inteligente para destruir el socialismo. Solo entonces se apuntó sobre la firme ideología antiimperialista, genética, de los isleños. Aunque nunca llegó a decir que había una amenaza preocupante para el sistema cubano.

Es cierto que se puede esperar mucho del compromiso popular con la obra de la Revolución, pero no es correcto silenciar que existe un peligro real. Menos cuando es seguro que el expositor lo sabe perfectamente bien.

Resultado, una desilusión quizás de más de uno de los presentes sobre el intelectual. Una pérdida de confianza algo irreparable.

La izquierda con frecuencia denuncia la censura del poder empresarial. Lo tendencioso de sus contenidos. Poco se lee sobre la propia. 

No es fácil ser veraz en la lucha ideológica. Está el temor a que algunos se alejen o debiliten. A que se forme una confusión política paralizante.

Sin embargo hay que hacerlo constructivamente. Darse el trabajo de integrar todo, incluso lo negativo, sin tapar nada.

Crear una ancha perspectiva de lucha con transparencia.

Por un Movimiento para una civilización sustentable-solidaria
Rómulo Pardo Silva
El discurso de Goytisolo nos llena de esperanza a todos

Pienso que la actitud digna y crítica del escritor Juan Goytisolo, tan pareja a la de José Manuel Caballero Bonald en varios aspectos, en el acto de recepción del Premio Cervantes llena a toda nuestra sociedad de esperanza para seguir en el camino del avance democrático y de la solución de los gravísimos problemas por los que nos fuerzan a atravesar. A sus 82 años ha dado una gran lección de conciencia social, de ética solidaria con el norte de África, de denuncia de la intolerancia, de recuerdo y homenaje a todos los intelectuales que tuvieron que exiliarse tras el golpe militar de 1936, de conocimiento preciso del rechazo que las autoridades mostraron en su momento a Miguel de Cervantes… Goytisolo, crítico, libre, sin tapujos, seguro de los valores humanos que Cervantes defendió, incluyó en su breve discurso -ya más claro era imposible expresarse- lo que todos pensamos: “Según las estadísticas que tengo a mano más del 20% de los niños de nuestra marca España vive hoy bajo el umbral de la pobreza, una cifra con todo inferior a la del nivel del paro. Las razones para indignarse son múltiples y el escritor no puede ignorarlas sin traicionarse a sí mismo”.

A mí esta nada dócil intervención me recuerda el camino que debemos seguir quienes trabajamos en el ámbito de la Cultura, a saber, favorecer el mantenimiento de la conciencia crítica en la ciudadanía, fomentar la autoconciencia de las personas en la dirección del avance moral y material de todos y de todas, mantenerse decididos ante quienes, encasquillados en los mecanismos del poder, apuestan por la mirada hacia el pasado y los fundamentos miedosos y poco creativos de una nostalgia de autoridad y orden social a la vieja usanza.

Goytisolo, valiente, claro, parafraseando en todo momento el espíritu y la letra de los textos de Cervantes, nos ha recordado, y de algún modo nos ha exigido a todos, que no sucumbamos al rancio programa social, cultural, ético, económico y político que algunos gobernantes y muchos altos financieros se ocupan en imponernos con crudeza. 

La octogenaria y suave voz de Goytisolo ha vuelto a abrir en este país un rayo de esperanza que no cesa: “Digamos bien alto que podemos. Los contaminados por nuestro primer escritor no nos resignamos a la injusticia”.

Cristóbal Orellana González
Paradojas de Albert Rivera


Albert Rivera ha propuesto la legalización de la prostitución, manifestando su solidaridad con estas personas "que parece que no existen" pero que "están ahí y tienen sus derechos sociales". Sin embargo, el propio Albert Rivera se ha expresado también a favor de la retirada de la tarjeta sanitaria a los inmigrantes sin papeles. Y se da la circunstancia de que la mayoría de las mujeres prostituidas son inmigrantes, y muchas, sin papeles.

Pero en lugar de examinarse a sí mismo por esta lamentable esquizofrenia moral, se atreve a imputar la causa del problema, en las mismas declaraciones, a "una especie de doble moral colectiva". De los demás, se entiende, no de la suya. ¿Hay por donde cogerlo? Pues sí, sólo hay que afinar un poco más el oído: "Por otra parte -continúa Rivera- hay una vertiente económica. En plena crisis, hay cálculos que dicen que la tercera actividad económica de Europa podría ser esta".

Vaya. Al final, se conoce que el entusiasmo melancólico de Rivera no alcanza sólo al Naranjito, sino también a la delirante e incomparable Bruja Avería. ¿Os acordáis? "¡Viva el mal! ¡Viva el capital!".

David Hernández Castro

Jorge Mario y su llamado irresponsable e inmoral a una Guerra santa

Hace un par de días, Jorge Mario, el líder de la religión católica ha incitado a los afiliados a su organización, la iglesia católica, a “no permanecer pasivos” ante la aparente situación de “perseguidos” de algunos católicos en varias partes del mundo. Este llamado se ha escuchado a nivel mundial.

La masacre en Garissa, Kenia, es uno de los últimos sucesos en los cuales, aparentemente, la religión de las victimas ha sido factor determinante para su exterminio. Sinceramente siento mucho que se cometan este tipo de asesinatos sea donde sea. Mis condolencias a todas las familias dolientes en Kenia.

Garissa es una población localizada en las afueras de Nairobi, que como todo Kenia, es una región multicultural. Yo he estado en Garissa, no quedaba muy lejos de Thika donde estuve trabajando por un tiempo implementando un sistema avanzado de informática hace unos años.

Kenia es un país, que como muchos paises de Africa, se caracteriza por sus múltiples etnias y tribalismo. Las personas se indentifican totalmente con su tribu: se casan dentro de su tribu, y el gobierno es regido de forma tribal. La tribu dominante en Kenia son los Kikuyus. El área de la costa de Kenia es predominantemente musulmana.

Realmente no existe excusa alguna para asesinar a nadie, mucho menos sus creencias religiosas. El masacrar a personas indefensas es un acto cobarde. Durante la Guerra, en El Salvador se cometieron por parte del gobierno de turno tremendos crímenes cobardes de lesa humanidad, de los cuales toditos permanecen en la total impunidad debido a la maldita ley de amnistía auto recetada por Alfredo Cristiani y sus gandúles en 1993 (masacre del Mozote, Río Sumpul, La UCA, etc etc).

Pero el llamar a una “Guerra santa” por un líder religioso es un acto totalmente irresponsable e inmoral. Aún cuando leo en “el Corriere de La Sera” y otros periódicos locales (estoy en estos momentos en Italia) que tratan de excusar el llamado de Jorge Mario y ponerlo como que no es realmente un llamado a una Guerra santa, el contenido y sentido de sus palabras si lo es.

Sabemos claramente que las personas religiosas son fáciles de manipular, además al persona religiosa es de por sí fanática y está dispuesta a hacer lo que sea por sus absurdas creencias.

Así que no me extrañaría que el llamado de Jorge Mario haga eco en fanáticos extremistas católicos y se empiece una cacería de brujas (tal como le ha gustado siempre a la iglesia católica) acá en Europa. Espero que no pase.

Por esto y por muchísimas razones más, es tiempo de que TODAS (énfasis en TODAS) las religiones desaparezcan del mundo de una vez por todas.

En el peor de los casos, hay que creer en uno mismo, no en tarugadas que otros se inventen…

Recuerden: Creer no es saber.


José Luis Preza
15-04-2015
A OBAMA LE FUE MAL EN LA CUMBRE DE PANAMÁ

Los tiempos han cambiado. A Obama le fue mal, diría que muy mal en la Cumbre de Panamá. Tuvo que tragarse la brutalidad del errático y surrealista decreto. Tanto él como la jefa de la diplomacia para América Latina y el Caribe tuvieron que declarar que Venezuela no es una amenaza para USA, y que USA está abierto al diálogo con el gobierno al que el decreto acusa de “amenaza”. En su intervención, Obama apareció humilde, autocrítico y conciliador; cambió su papel de acusador por el de un acusado que se defiende.  Tuvo que soportar el largo y brillante discurso de Raúl Castro, una pieza maestra de oratoria política y una lección sobre la historia de dominación imperial en Nuestra América. Cuando le tocó el turno a Maduro en el uso de la palabra, Obama salió corriendo de la sala, aunque después se vio obligado a conversar en privado con el presidente venezolano. En este tipo de cumbres, nunca USA se mostró tan aislado, ni siquiera en la cumbre de Mar del Plata, cuando Chávez, Kirchner y Lula desmontaron el proyecto ALCA. Ningún gobierno, ni Canadá ni los del grupito de vasallos implacables (con Costa Rica a la cabeza), se atrevió a defender el patético decreto. Y además del discurso de Raúl, las embestidas de Correa, Cristina y Evo fueron  arrolladoras.

Sin embargo, no creo que Obama sea capaz de digerir su tamal podrido, y más tarde o temprano lo va a vomitar. La ofensiva para recuperar el “patio trasero” tendrá que hacer ajustes, pero no se detiene.

Amaru Barahona

La Cumbre de las Américas, Venezuela y El Salvador

Las cumbres de mandatarios suelen ser actos protocolarios; solamente son coloridos si hay algún encontronazo interesante, como aquel en el que el ex mandatario salvadoreño, Francisco Flores, ahora célebre por sus actos de corrupción quiso lucirse con Fidel Castro y le salió el tiro por la culata. La Cumbre de las Américas que se celebrará en Panamá este fin de semana augura ser interesante, por todo lo que está en juego ahí. Estados Unidos tratará de aislar políticamente a Venezuela, dado que se encuentra en plena campaña contra el país sudamericano. Este será un nuevo capítulo de dicha campaña, capítulo que empalma con el del decreto ejecutivo que declaró a Venezuela una “amenaza inusual y extraordinaria”, como antesala para la guerra abierta.

Para ello, Estados Unidos intentará usar a Cuba para tratar de aislar a la revolución bolivariana. No solamente a Cuba, pero especialmente a Cuba, pues el anuncio del deshielo en las relaciones entre La Habana y Washington, que es positivo, podría emplearse para tratar de ganarse a la isla a la causa antibolivariana. Cálculo mal hecho, por supuesto, pero que demuestra a lo que puede estar dispuesto Washington para generar un bloqueo político contra Venezuela. Pero esto tiene pocos y muy malos augurios. El intento de crear un vacío alrededor del país sudamericano no ha mostrado mayores adhesiones entre los gobiernos del continente, y no solo entre los gobiernos progresistas o de izquierda.

Una de las piezas de ese bloqueo que se busca crear en la Cumbre es el foro de la “sociedad civil”, a la cual todos son invitados, pero sólo unos cuantos los admitidos. Los organizadores de dicho foro, es decir, la OEA, han dejado fuera a distintas organizaciones feministas, ambientalistas, laborales y un largo etcétera, las cuales han organizado una cumbre paralela, la de los pueblos. Con la misma mano que se le cierra las puertas a estas organizaciones que podrían aportar pensamiento crítico, con esa misma mano se deja entrar a la oposición antivenezolana y anticubana (camuflada de “sociedad civil”) para que copen los medios de comunicación y creen un clima de predisposición en contra del gobierno de Maduro.

Pecaríamos de cortedad de miras si pensamos que todo lo anterior tiene solamente que ver con Venezuela y que deberíamos estar enfrascados en nuestros problemas internos. Una cosa que debemos tener presente en El Salvador es que los ahora incipientes cambios en la sociedad salvadoreña hechos desde el gobierno, que pueden ser insuficientes, criticables, etc., pero son cambios, están amenazados si tiene éxito lo que se pretende hacer contra Venezuela. A estas alturas, es probable que el globo de la “amenaza inusual y extraordinaria” esté desinflado, pero no así los intentos por bloquear experiencias alternativas al modelo hegemónico, tales como las de Argentina y Brasil, que podrán tener sus bemoles, como cualquier otra experiencia, pero que se desmarcan de lo que usualmente hemos tenido en nuestros países que no ha sido nada bueno. Así las cosas, la solidaridad hacia los otros es, también, un acto de solidaridad hacia nosotros mismos, de conservación de la vida. Eso es lo que está en juego en estos momentos y es importante no perderlo de vista.


Luis Alvarenga
Elecciones en Francia

Los resultados publicados por los medios, al no informar sobre  el número de votos y el porcentaje de cada partido y sólo el número de departamentos ganados por cada bloque de partidos, no reflejan para nada  las preferencias del electorado. La  realidad es que entre votos en blanco y abstenciones suman más del 50% y que –del 49% que no se abstuvo o votó en blanco- el Frente Nacional de extrema derecha, allí donde estuvo presente, tuvo el 40% de los votos. Fracaso total del PS y  amplia ventaja para la derecha  de Sarkozy.

Conclusión: el sistema actual no es representativo y  la mitad del electorado que todavía vota lo hace alternativamente una vez por la socialdemocracia  y otra por la derecha. Dos calamidades al servicio del sistema dominante. Mientras una parte de los electores (sobre todo en los sectores populares y obreros) se inclina cada vez más por la extrema derecha, otra calamidad también al servicio del sistema.

Otro dato: en el Parlamento francés sólo el 2% de los diputados son de origen obrero y entre los diputados “socialistas” el 1%.
Alejandro Teitelbaum
Los sucesos se informan aislados sin conexiones

¿Qué entiende la gente en general de la situación global en que está inserta?
Conversar, hacer preguntas, es decepcionante. La mayoría está segura de lo que cree. 
Los medias dominantes bombardean noticias de un modo que confundan, enreden.
Es su forma de inyectar una ideología paralizante.
Se presentan guerras, destrucciones, en Iraq, Afganistán, Libia, Siria, Paquistán, Palestina, Ucrania, ahora Yemen… sin mostrar la presencia en todos de Estados Unidos y la Europa OTAN.
Hay espacios para las denuncias contra servicios, funcionarios, corrupciones… reducidas a hechos locales no sistémicos.
Se difunde como contenidos del pensamiento masivo el fútbol, las teleseries, los delitos del hampa, las vidas de gente de ninguna importancia.  
Los tiempos, centímetros, énfasis, otorgados por el periodismo son diferentes. Favoreciendo por mucho lo superficial, fácil, entretenido. 
Aquello que está detrás de las guerras, crisis económicas, subversiones, trastornos climáticos, es invisible.
Nunca se explica que no hay normas internacionales válidas y se impone la  fuerza, que el orden capitalista existente inevitablemente colapsará no sin brutalidad.
Nadie dice cómo es en realidad la democracia del modelo. 
La izquierda tampoco guía aferrada a su meta de ser la política revolucionaria del productivismo consumista.
Y por el momento su primer deber es levantar la batalla ideológica.
Por un Movimiento para una civilización sustentable-solidaria.

www.malpublicados.blogspot.com

Rómulo Pardo Silva

27-03-2015

Oposición, todos, contra Mais Medicos

Si existieron y existen dos programas sociales de los gobiernos del PT en Brasil con buena evaluación, y popularidad (aún en estos momentos donde la imagen de la presidente Dilma y del PT están ferozmente comprometidas por el bombardeo sistemático de la prensa, y la inercia política del propio PT), son Bolsa Familia y Mais Medicos.

Este último, en lo particular, tuvo y tiene tanto impacto, que a pesar de la feroz oposición del colegio médico (CFM) y de las asociaciones médicas del país (nacional y estaduales), así como de la feroz propaganda negativa, todos, entiéndase, todos los candidatos a las elecciones presidenciales del 2014, hablaron de mantenerlo, y mejorarlo. Lógico, es casi un suicidio político intentar eliminar un programa social de tanto impacto en grandes sectores de la población.

Pero, aprovechando el momento de debilidad del gobierno, la baja popularidad debido a un ajuste fiscal errado por completo en su concepción, pues atinge de lleno a las clases más bajas debido a la fuerte alza de impuestos ( medidas que impresionan de puro corte neoliberal) enemigos declarados de Mais Medicos han decidido dar el golpe de gracia al programa. La razón esgrimida ahora? El acuerdo Brasil-OPAS-Cuba, por el cual casi 11000 galenos cubanos prestan servicio por la inmensa geografia de Brasil.

Desde que se anunció que médicos cubanos serian parte del programa, en 2013, los intentos de desacreditar a los profesionales, de destrozar el programa y torpedearlo se han sucedido, siempre con los médicos cubanos en el centro de la polémica, hasta ahora, sin éxito, quizás, solo logrando desacreditar a las propias organizaciones médicas de Brasil, demostrando el feroz corporativismo de las mismas, y la falta de ética de muchos profesionales a la hora de atacar a los galenos cubanos.

Pero, ahora es diferente. Aprovechando la franca debilidad del gobierno, el estado defensivo del mismo, así como errores por la parte cubana que coordina la OPAS en Brasil (que en los últimos días se han tratado de mediatizar, sin mucho éxito), las asociaciones médicas y buena parte de la oposición se han lanzado a intentar, otra vez, acabar con la participación cubana en dicho programa.

Senadores del PSDB están intentando anular la participación cubana en Mais Medicos, mediante un proyecto legislativo, para anular el acuerdo del Ministerio da Saude y la OPAS, con el argumento ( con gran olor a viejos fantasmas anticomunistas de mediados del siglo XX) de que Mais Medicos es un acuerdo para sustentar a la “dictadura cubana”.

Así mismo, el más feroz enemigo de la presencia cubana, el senador Ronaldo Caiado, del partido DEM, hace constantes ataques desde la tribuna senatorial a los galenos cubanos. Ataques apoyados por la prensa (ejemplo clásico la Revista VEJA del grupo Abril). Los mismos han sido atacados en redes sociales, llamados de comunistas disfrazados, guerrilleros, militares cubanos al servicio del PT y muchos más adjetivos.

Claramente, si se logra el objetivo, sería el fin del programa, pues el 80% de los médicos en el mismo son cubanos. Al intentar eliminar la participación cubana de Mais Medicos, se hace evidente el objetivo de eliminar el programa en sí mismo. Lógico, de hacerlo, el coste político a pagar seria inmenso, pero parece que a la oposición al PT, con la confianza de tener la gran prensa a su lado y haber arrebatado las calles a los movimientos sociales, confía en poder asimilar ese costo, e infringir otra derrota política mas al PT.  Las preguntas que quedan en el aire es si tendrán éxito, cuál será la reacción de la población, y que significara en un futuro político a mediano plazo este intento de acabar con uno de los dos programas sociales de mejor impacto del PT.


Rafael Peres Naranjo

Los grandes historiadores tienen la capacidad de interpretar problemas políticos trascendentes de la actualidad a la luz de semejanzas históricas que se han dado en otros momentos y lugares. Esa luz debiera iluminar la reflexión de quienes adoptan decisiones graves sobre la vida de los pueblos.

Marc Ferro, historiador francés de renombre mundial, experto en la historia de la Revolución Rusa y de la I Guerra Mundial, hoy Director de estudios en la Escuela de altos estudios en ciencias sociales de Francia, lanzó el mes pasado una advertencia, una súplica tal vez: “Dejemos de tomar a los griegos por los nuevos colonizados de Europa” (Le Monde, 25.02.2015). En ese artículo que clama a los poderosos, señala que “este año 2015, la «troika» (FMI, BCE y Comisión europea) ha dirigido un ultimátum a Grecia para que acepte su control político y financiero. He aquí una orden terminante que recuerda la que conocieron Egipto en 1879 y Venezuela en 1901.” De la primera se derivó la ocupación Franco-Británica; la segunda fue enunciada cuando la flota alemana amenazaba a una Venezuela endeudada y poco inclinada a rembolsar sus deudas.

El presidente Teodoro Roosevelt recordó entonces que “los pueblos incapaces de explotar sus riquezas naturales por el bien de la Humanidad debían sufrir la dominación de los fuertes que les hablarían dulcemente, con un grueso bastón en la mano”. Dejando aparte a la armada, ¿este es el tono con el que se quiere hablar a Grecia? Estamos entonces hablando de auto-colonización. 

A evitarla nos quiere llevar con su reflexión: http://www.lemonde.fr/idees/article/2015/02/25/arretons-de-prendre-les-grecs-pour-les-nouveaux-colonises-de-l-europe_4583184_3232.html

Dr. Fernando G. Jaén Coll. Profesor Titular de Economía y Empresa de la Universidad de Vic-UCC.


Fernando G. Jaén Coll
El capitalismo es la corrupción
La palabra corrupción se repite en Chile, Argentina, Brasil, Panamá, México, China… Los rechazos sociales se pronuncian con más o menos fuerza y a veces se llega a condenas penales.

Sin embargo se justifica, se lava, su origen. La civilización basada en la explotación, la desigualdad.

Los medios y discursos dominantes se cierran en los comportamientos de funcionarios públicos y lo ilegal. No dicen que es el funcionamiento normal, legal, permanente, de los países.

La corrupción está en los hechos realizados contra los otros y la naturaleza. Es la injusticia y falta de solidaridad convertida en sistema.

Se expone al empleado con autoridad pública que aceptó soborno pero no se califica al 0,1% de la población mundial que posee bienes que superan a lo que tienen miles de millones de niños, viejos, hombre y mujeres.

Nada se dice de la corrupción moral de quienes en Occidente usan la guerra, la subversión, la diplomacia, la información, para explotar la población y los recursos del resto del mundo.

Un fiscalizador es corrupto si permite la evasión. Un magnate que manipula la información y la cultura es honorable. 

El ocultamiento se debe en parte a que es débil o no existe una izquierda socialista. La discusión se hace entre amigos del orden actual de patrones, empleados, cesantes, pobres.

En el socialismo se da el delito contra la sociedad. En el capitalismo la corrupción es el motor institucionalizado de las relaciones humanas y ambientales.

Por un Movimiento para una civilización sustentable-solidaria 

www.malpublicados.blogspot.com


Rómulo Pardo Silva
¿3 años de cárcel por defender una sociedad mas justa?

Brutal la CUP protestando y abandonando el hemiciclo del Parlamento de Catalunya (http://www.youtube.com/watch?v=F6kN9pA4ftw) para denunciar que el recurso de parte de la Generalitat, Parlament y fiscalía ante el Tribunal Supremo ha hecho que, 8 personas que se manifestaron ante el parlamento el 15 de junio de 2011, hayan sido condenados a 3 años de privación total de libertad.

Como persona que estuvo allí el día de los hechos, quisiera poder decir que no me representa tampoco la CUP, ya que idealmente creo que nadie debe ser representado por nadie, pero la verdad es que todo lo que ha dicho David Fernández y el gesto de los tres diputados de marcharse, dando solemnidad a la protesta, sí siento que me representa... Es exactamente lo mismo que pienso y siento.

El entonces consejero de Interior, Felip Puig, molesto por el ridículo desalojo fallido del 27 de mayo de 2011, organizó un dispositivo policial, para la protesta frente al Parlamento, donde dejó que algunos diputados incluso pasaran caminando en medio de los 4.000 indignados, a ver si pasaba alguna cosa para poder criminalizar el 15M. No pasó nada relevante, pero escenificaron un circo en los medios de comunicación, y ahora no pueden desdecirse y aceptarán enviar 8 personas a la prisión... Todo esto queda muy en evidencia en el documental "El despertar de las plazas" que fue filmando sobre el terreno: http://vimeo.com/45844043 sobre todo los minutos del 24 al 30.

CiU y PP, sed inteligentes y haced lo mismo que hizo ICV-EUiA, PSC y otros, que ese día se rasgaron las vestiduras diciendo "Que insinúen que no nos dejarán entrar, a nosotros los diputados, es un atentado a la democracia!" en un subidón corporativo junto con los demás diputados, pero que luego retiraron los cargos y reconocieron que no había sido para tanto y que habían exagerado un poco...

Sería gravísimo que se condenara a prisión gente que, precisamente, merece todo nuestro reconocimiento por su compromiso social y político. El sábado 21 de marzo, a las 17h, todos en Plaça Universitat de Barcelona.


Jordi Oriola Folch

16-03-2015

Brasil. Dia de Golpe o ¿dónde está la memoria histórica?

La memoria histórica de los pueblos es uma cosa que deberia ser defendida siempre, cultivada, nunca olvidada. A los grandes barones de la prensa mundial, del capital financeiro, no les interesa la memoria histórica de los pueblos, les interessa sea olvidada, para asi tener em sus manos el potencial manipulador y colocar sus intereses en el poder politico sin la menor interferecia.

Corresponde a la izquierda, sea poder o oposicion, recordar a los pueblos esa memoria histórica, no la historia oficial, sino la real. Quien somos, de donde venimos, que conquistamos, como lo conquistamos, son elementos que nunca, nunca pueden dejar de ser recordados. No hacerlo, es suicídio politico y social, y la izquierda que se suicida, coloca al própio pueblo, previamente manipulado, en su contra.

Hoy, en Brasil, la derecha y la extrema derecha, apoyadas por la grande prensa, (que dió cobertura total, apoyó y llamó para tomar las calles) hizo uma grande manifestacion de fuerza. Si, que nadie crea lo contrario. Com la justificativa de la protesta contra la corrupción, (reivindicación mas que legitima) también se exigió el impedimento, la renuncia de la Presidente Dilma Rouseff, re-eleita democraticamente, asi como hubo una gran porción de manifestantes exigiendo el retorno de los militares al poder, o sea, ditadura militar.

Muchos manifestantes hacian recordar de aquella época, con carteles y actitudes expresivos diciendo que el gobierno es un gobierno de comunistas, de la retomada de la ditadura, de matar, expulsar todos los comunistas, un buen recordatorio de que el fascismo vive y se enquista en los sistemas políticos, y en la extrema derecha, que en Brasil, no hay porque negarlo, tiene fuerza.

Este, es el resultado mas visible, de los errores políticos cometidos por el partido governante, el PT. No politizar, a lo largo de sus 4 sucesivos mandatos, las conquistas sociales y la redistribución de la renta, no recordar al pueblo, los crimenes, la represion y la falta de derecho durante el período dictatorial, asi como la crisis vivida en los gobiernos del PSDB, no tener un control de los médios de comunicacion, ni tener médios de comunicacion públicos, no ideologizar, en el mejor sentido, la mudanza de estilo de gobierno, colocaron, al gobierno, y su base de apoyo, a la defensiva, y a la derecha y la extrema derecha em su mejor momento.

Donde esta la memoria histórica?, Hoy, una grande parcela de los manifestantes, al pedir el retorno de la ditadura, demostraron el desconocimiento y la manipulacion de la historia de un período convulso. Grande culpa de eso, es de la propia izquierda, atomizada, sin un bloque compacto, que no supo, librar la batalla ideológica em todo este tiempo. Las consecuencias, estan em el dia de hoy.

Fue un dia de histeria mediática.

La TV Globo, y por que no decirlo, toda la RED Globo, llamaron abiertamente a participar em las manifestaciones contra el gobierno legitimo de Brasil. Si tenemos em cuenta que la TV Globo es propiedad de la família Marinho, la mas adinerada del pais, explica el por que, lo que no explica es por que una consecion publica es usada para atacar el poder publico y manipular a sus televidentes. No olvidar que fue esta misma Globo que apoyo el Golpe de Estado de 1964, ayudando a quebrar el hilo constitucional del pais. Mas, no fue solo la Globo. Practicamente todas las televisoras, hicieron llamados abiertos a manifestarse, y crear un clima de histeria colectiva.

 Sin una ley de médios, ley de ética de médios, y para regular el contenido, sin llegar a ser censura, esto va a seguir aconteciendo, sin canales públicos para hacer contapunto est ova a suceder uma y outra vez. Recuerdan Venezuela en el 2002?, aqui puede repetirse la misma historia.

La gran diana de las protestas,  fue la presidente Dilma, y su Partido, el PT. Era como si solo en este partido existiera corrupcion, que el resto de los partidos no tuviera nada que ver com el asunto, resultado de la manipulacion incesante, el bombardeo mediático, y la inercia politica que esta sufriendo el PT, el cual en honor a la verdade, se comporta mas como partido de centro que de izquierda.

Logico, el candidato derrotado, cuatro veces, pues tambien perdio en su estado base, Aecio Neves, presidente del principal partido de oposicion em este momento, PSDB, lanzo declaraciones apoyando las manifestaciones, llamando a ir a las calles, y feliz por el “dia de la democracia”. Evidente intentona de un tercer turno en una eleiccion que por lo que parece aun no acabó, al menos en los pronunciamentos y acciones de quienes, negandose a aceptar la derrota, aun insisten en descalificar, e impedir a un gobierno legitimo, el gobernar en paz.

Aprendan su lección, izquierda!


Rafael Peres Naranjo

La tan manoseada y propagada unidad

Hace unos meses acudíamos al acto de lanzamiento del frente UNIDOS, veíamos en un teatro a reventar de la CCE, como lejos de pensarse a sí mismos como una sola unidad, una unidad, si eso que aprendimos en la escuela, aquello que no puede ser dividido o separado, se ondeaban banderas de diferentes colores, se gritaban consignas, cada uno de su movimiento y de su representante ¿será que no fueron a esa clase de matemáticas en la escuela? NO, de seguro fueron, el problema es que simplemente no entendemos, y si entendemos no practicamos lo que es y representa la unidad dentro de los movimientos políticos y sociales.

Ya decían los y las militantes más antiguas, que antes, en la época de mis papás, de mis abuelos, de los adultos, los movimientos y partidos de la izquierda se peleaban por quién tenía más roja la bandera o quién era más “radical” (entre risas y comentarios sarcásticos); y hoy, un par de generaciones después parece que no hemos entendido todavía, y que otros no han dejado estas viejas mañas, esas mañas de ser rockstars, de brillar con luces artificiales, pero eso sí, cuando hay que dar un discurso, cuando hay que hacerle frente a otros que nos gustan menos, ahí si hay que traer a colación la unitas, la unidad.

Lejos del frente UNIDOS, la historia parece repetirse en cada espacio, en cada lugar de militancia, donde diferentes izquierdas intentan converger por una u otra cosa, y hablo de la izquierda porque es donde me identifico, donde he militado, donde me punza que pasé, porque al fin la derecha, la burguesía, puede juntarse siempre bajo la prima de sus intereses económicos y políticos primero y si no lo hiciera, solo se afectan entre ellos; pero la izquierda, los movimientos sociales, todos hablan en nombre del pueblo, de las mayorías y llevan el discurso de construir algo nuevo, un mundo mejor, pero entre disputas, rencillas y necesidades de protagonismos, perdemos todos y todas, perdemos quienes dejamos de creer en esos procesos por tantas mañas, perdemos porque el mundo, la sociedad y las relaciones de explotación no cambian con discursos pomposos y acciones que, como diría mi abuelita, borran con el codo lo que se hace con la mano.

Porque mientras unos y unas disputan escenarios, tarimas y protagonismos, las relaciones de explotación se siguen perpetuando, los pueblos siguen siendo saqueados y oprimidos por el imperialismo, Palestina sigue sufriendo el ataque de Israel, el pueblo Kurdo sigue peleando para que sus hijos e hijas puedan vivir, las mujeres en la India siguen trabajando para transnacionales que las explotan, se siguen sembrando frutas y verduras transgénicas de Monsanto, a las mujeres nos siguen matando por ser mujeres, y en fin, el mundo sigue su cauce capitalista, imperialista, patriarcal.

O nos juntamos todos y todas, aprendemos de una vez lo que es la unidad, luego de aprender, entendemos que es un todo indivisible y que hace falta más que nombrarla para alcanzarla, y aupamos esfuerzos, juntamos manos y codo a codo construimos procesos de resistencia, de liberación, de construcción y de propuestas; sin negarnos en la diversidad, pintando la unidad de todos los colores del pueblo, pero sin competir para ser rockstars, que la práctica política no es un reallity show de esos en que se imitan a sus estrellas favoritas, o dejamos de nombrar la unidad.

Samantha Gordillo Suárez, estudiante de sociología y política, feminista y militante de izquierda.


Samantha Gordillo Suárez

¿Pedirá perdón Mr. Obama?

Tantos calificativos hemos oído y leído acerca del pronunciamiento hecho  por el Presidente de los Estados Unidos, en el  cual se declaran  en estado de “emergencia”  por considerar a Venezuela como “seria  amenaza nacional” para la seguridad, utilizando falsos argumentos  como la violación de los derechos humanos y otras falsedades.

A sabiendas  que el tipo no ha dicho pistoladas ni hace gárgaras con  el decreto publicado, y más allá de quedar perplejos, no hay dudas que  hemos entendido perfectamente el mensaje.  Nos tienen ganas. Nos quieren echar una vaina.

Acerca de las reales intenciones de la ley ejecutiva no hay espacio para la imaginación. Cada mes y cada día del calendario de cualquier año, de cualquier siglo,  nos refiere a fechas funestas y momentos sangrientos, determinadas por decisiones como las anunciadas por el señor Obama.

El imperialismo norteamericano, ahora  cuando  algunos se convencen que sí existe, no ha tenido un ápice de hermandad ni gesto de solidaridad con Latinoamérica ni con cualquier país del mundo que pretendan subyugar por poseer las materias primas que les interesa.

Acabar, desolar, dejar miseria y tristeza a sus pasos ha sido la constante. Aquí en la Américanuestra el saldo es demasiado costoso. Con regímenes militares y civiles afectos diezmaron a nuestros países  por décadas.  En nombre de la democracia, los derechos humanos y la libertad  han invadido, valiéndose de una descarada y grosera desigualdad militar para someternos e imponer gobiernos títeres y desnacionalizados.

De  manera que ante la decisión tomada por el Presidente Obama en contra de nuestro país, los calificativos emitidos por prominentes líderes  dejan al desnudo o en pelotas las macabras intenciones de un “premio nobel”, en  cuya hoja de servicio como primer presidente afrodescendiente,  destacan las invasiones y matanzas con increíbles y sorprendentes  pretextos.

Con el cuidado de morirse de la risa o afirmar “a otro perro con ese hueso”,  no dejamos de estar convencidos  que Obama es más peligroso que un mono con una hojilla.  De manera que para muchos la amenazante decisión es: inaceptable, injerencista, ridícula,  coercitiva, ilegal, unilateral, intimidante, lamentable, grave, etc.

Nuestro hermano y líder Boliviano, Evo Morales,  alerta en sus declaraciones que  con este nuevo ataque imperialista, Estados  Unidos está “planificando la intervención militar a Venezuela”. Les recuerda Evo que ya se acabó el tutelaje y ya no se viven tiempos de colonia. Exige que  Obama “debe pedir perdón a Venezuela por sus amenazas”.

Bien acertado y contundente Evo, a sabiendas que la exigencia es a la soberbia, a la omnipotencia imperialista y a quien no solamente nos quiere torcer el brazo sino  vernos arruinados como país y calcinados con sus bombas.


Juan Azócar

Las informaciones sobre un asesinato de un hombre, Mohamed Musallan, por parte de las milicias del Estado Islámico en Siria señalan que es un árabe israelí; a continuación que procede de Jerusalén Este, territorio ilegalmente ocupado por Israel, por lo que sería más adecuado adjetivarlo como palestino.

La denominación árabe israelí considero que forma parte de las descripciones israelíes que nunca han reconocido el gentilicio "palestino". De ahí que ellos  denominen a la población autóctona, ya sea la que vive y no fue expulsada dentro de las fronteras de la partición de las Naciones Unidas, o sobre las que posteriormente ejerce la ocupación, como árabe israelí.

El no reconocimiento de lo "palestino", al "otro", forma parte de la política del apartheid sionista y el porqué, con esos mimbres no puede haber ninguna paz, ni justa. Decir por parte israelí que esa u otra persona es "palestino israelí" fijaría el oximorom de la política de un estado judío, excluyente y racista. Lo propio sería decir a secas "palestino", añadiendo a continuación en su caso, "...con pasaporte israelí".

Los medios no pueden seguir de forma inercial la ideología de quienes forjan las palabras.

Santiago González Vallejo. Comité de Solidaridad con la Causa Árabe


Santiago González Vallejo

Intolerancia a la democracia y soberanía popular helena

Ya en tiempos del ágora, con ilustres representantes de la ciudadanía como Pericles, estábamos lejos de la “demokratía” a pesar de que dicha palabra empezara a fluir y a nacer en ese momento. Son tiempos, quizás remotos y, es obvio, que el concepto de democracia de entonces no era el mismo. Más aún, si recordamos que la ciudadanía ateniense era un concepto bastante discriminatorio.

Si bien, eran otros tiempos, en los cuales la filosofía florecía gracias a la aportación de los primeros pensadores de Occidente. Sin Sócrates, es más que incuestionable la evolución del pensamiento, tal y como hoy la entendemos. A pesar de que perdamos batallas a favor de las minorías protectoras de este sistema capital, tan egoísta.

No nos cegamos y seguimos hacia delante. La estela de ese gran pensamiento tan influyente, que estudiamos en la adolescencia, no es lejana a nosotr@s. Hoy, el actual Gobierno griego es lo que pretende.

Sí, lo digo claro, el Gobierno griego. Ese gran ejecutivo liderado por un adalid de la democracia en estado puro como es el señor Tsipras. Y desde luego, hay un binomio de justicia y de rescate ciudadano. Es decir, no podemos entender esos grandes avances sin la gran figura de Yanis, Yanis Varoufakis.

Los medios de “des-comunicación” predominantes se toman la molestia de calificarlos como utópicos, como aquellos pensadores antecesores a Marx, que están siendo parte de la investigación de mi trabajo final de mi carrera académica. Sí, es obvio que me refiero a los pensadores premarxistas, o también conocidos, como socialistas utópicos (de acuerdo a la denominación empleada por Marx y Engels a posteriori).

Sin embargo, no me puedo detener en esos postulados teóricos, ya que no es la intención de este simple escrito, que ahora me tomo el compromiso de redactar. No. Para nada. Mi intención no es otra que defender al Gobierno griego y, no lo digo sólo como miembro activo de PODEMOS.

Mi defensa va más allá. Como si fuera el Cicero enfrentándose a su gran adversario, estos compañeros griegos hacen lo mismo frente a la innombrable “Troika”. Esos sembradores de luto endémico no facilitarán nuestras vidas. Y mucho menos, si recordamos el ocultismo a la hora de negociar los dichosos acuerdos internacionales TTIP y ACTA.

No nos podemos quedar abandonados y desamparados. La lucha sigue en el sur de Europa, le pese a quien le pese. Seguiremos con el compromiso y con la rabia con la referencia de no estar sometidos a intereses bancarios y económicos. Ya dijimos que no somos mercancía. Ahora, somos activistas y políticos comprometidos demostrando nuestra rabia. ¡POR SUPUESTO QUE PODÉIS, COMPAÑER@S HELEN@S!


Diego Hernández Gil
Carta abierta para el tira insultos 

Quito, marzo de 2015

Señor Presidente de la República del Ecuador

Presente.-

En las últimas sabatinas su “majestad” a través de una serie de insultos, improperios y calumnias se ha referido a dos ecuatorianos que por méritos propios y cumpliendo con la Ley y la Constitución ganamos el concurso para ser Consejera y Consejero del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS), específicamente ganamos ese proceso, cuando el Consejo Nacional Electoral (CNE) era dirigido por Omar Simons (su actual secretario de Gobierno) quién aprobó el reglamento para el concurso del CPCCS en 2009, con toda la tramitología que usted ahora denuncia. Por ello debería solicitar la inmediata renuncia de Simons, ya que en base a ese reglamento del concurso para el CPCCS, el actual CNE dirigido por otro de sus amigos, aprobó el reglamento para la renovación del CPCCS en 2015. Vale recordar que resulta muy graciosa su preocupación que incluso la tachó como una chifladura de los actuales miembros del CNE, cuando la mayoría oficialista al interior del CPCCS también aprobó reglamentos para los diferentes concursos con similar tramitología que ahora luego de cinco años recién se da cuenta.

Sin embargo, en lugar de proponer iniciativas serias y responsables a sus propios coidearios para transparentar los procesos de designación de autoridades y garantizar la designación de personas probas, idóneas y con respaldo meritorio, lo que se ha evidenciado en el Ecuador es la famosa palancocracia; ante esta lamentable realidad me veo  en la obligación moral de expresarle  algunas reflexiones:

Existe una máxima en el lenguaje del derecho, a confesión de parte, relevo de prueba, esta afirmación tiene mucho sentido cuando usted manifestó: ¨en estos concursos participan los vagos a tiempo completo.¨, los aludidos de seguro estarán remordiéndose los dientes, pues la gran mayoría de las autoridades impuestas en estos agobiantes concursos son sus amigos, es decir, que cada una de sus afirmaciones    identifican las falencias y defectos de cada uno de sus coidearios, las mismas que durante estos cinco años he venido denunciando documentadamente con valentía.

Para poner un ejemplo, le recuerdo que una autoridad del actual CNE, que fue designada por una mayoría oficialista del CPCCS, recibió puntos por participar en la limpieza de la calle de una playa del país,  u otra que estuvo una semana como consejera del CNE, pues se denunció su vinculación como adherente permanente de su partido, seguramente a esas barbaridades se refería usted ¿verdad?

Usted también señaló: “…es la misma argolla de siempre la que participa en estos concursos…”, precisamente he denunciado aquella argolla oficialista, ¿Acaso no recuerda que a pesar de no tener la facultad constitucional de designación, usted se atrevió a declarar ganador, en la sabatina del 23 de abril de 2011: “Galo Chiriboga ganó el concurso de Fiscal por los ocho costados”, a pesar de que el concurso no había concluido y que los postulantes aún no daban la prueba de conocimientos, donde su amigo sacó apenas 34 sobre 50 puntos y sin embargo, a pesar de las impugnaciones documentadas fue designado Fiscal por una aplanadora de cuatro votos al interior del CPCCS? O ¿no recuerda usted, a aquel Superintendente que entró por la ventana al cargo incumpliendo los artículos 213 y 232 de la Constitución, el mismo que hoy se dedica a perseguir a periodistas y medios democráticos?

Por otro lado, que despropósito el suyo al manifestar: ¨en el Consejo de Participación Ciudadana se nos “infiltraron” dos tirapiedras¨. La historia está llena de aprendices de dictadores que dijeron ¨tirapiedras¨ a quienes lucharon en su momento por la libertad, ahí están: Alonso de Illescas, Rumiñahui, Espejo, Milton Reyes, Rosita Paredes, Jaime Hurtado, incluso Eloy Alfaro peleó con las armas, sin embargo, lo relevante de su afirmación es que desnuda de cuerpo entero como maneja  las diferentes instituciones del Estado, le recuerdo que el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, NO es su Ministerio, es parte de la Función de Transparencia y Control Social  que debe promover la más amplia participación social y controlar desde la sociedad al Ejecutivo y demás funciones del Estado.

Usted, señaló  con una ligereza increíble que para designar a los nuevos consejeros y consejeras: ¨Hay que escoger a los mejores, luego les capacitamos un mes en participación y listo…¨.Lamento que su limitado concepto de participación no le permita entender que la Constitución en los artículos 61, 95, 96, 98, 204, entre otros, procuran la construcción del poder ciudadano, del poder popular en definitiva y garantizan el derecho de las y los ecuatorianos a ser parte protagónica en la toma de decisiones, planificación y gestión de los asuntos públicos, al control popular de las instituciones del Estado y sus representantes, al derecho a la resistencia, a organizarse, a solicitar consultas populares, a expresarse libremente, a movilizarse y el derecho a la fiscalización popular. Por ello, las y los consejeros del CPCCS no pueden salir de cursillos tecnócratas de la SENPLADES, SENESCYT o de la Secretaria Jurídica de la Presidencia, deben ser hombres y mujeres con trayectoria en organizaciones sociales, vinculadas al tejido social, personas con un alto compromiso democrático,   que fortalezcan la  participación popular.

Usted, también ha exigido al CNE que en el concurso para renovar al CPCCS, ¨debería calificarse la excelencia académica (ser buen estudiante, escolta, abanderado, becado), para evitar que los vagos ganen¨, si su propuesta hubiese existido en el concurso que me permitió ganar mi condición de Consejero, tendría una nota mayor a la que obtuve, pues mis méritos académicos demuestran que fui abanderado y mejor egresado en mi período escolar y escolta de la bandera nacional en la secundaria, entre otros méritos académicos; bajo esa perspectiva,  evidentemente su primo Pedro Delgado, el ¨comecheques¨ y otras hierbas de su gobierno o la Asamblea, jamás debieron ser autoridades.

Usted, en forma velada e inmiscuyéndose nuevamente en otra Función del Estado, ya ha dado la orden a sus amigos del CNE, para que nadie que piense distinto al correato (a pesar de tener méritos académicos y sociales) pueda ser Consejero o Consejera del CPCCS, al respecto, le manifestamos que nosotros no aspiramos a reelección indefinida ya que compartimos con el presidente José Mujica aquel dicho: ¨la reelección indefinida es monárquica¨.

Mientras el poder se ha dedicado a la ingrata tarea de insultarnos, cerrarnos espacios y limitar la organización social, esta consejería durante estos cinco años viene promoviendo la más amplia participación popular, donde las y los ecuatorianos debaten sin limitaciones sobre sus angustias y esperanzas, hemos contribuido en la formación y fortalecimiento de las organizaciones sociales, a lo largo y ancho de la patria desarrollamos una titánica pero revitalizadora tarea que nos ha permitido recibir una mano extendida, un abrazo solidario y un mensaje de fuerza permanente. Siempre junto a la organización popular, jamás detrás de caudillo alguno.

Seguiremos generando propuestas y denunciando documentadamente el doble discurso del correato, la falta de transparencia en los concursos de autoridades, el acanallamiento del régimen a los derechos de participación, los juicios a veedores, la criminalización de la protesta social, los presos políticos, el inconstitucional Decreto Ejecutivo 16; también hemos denunciado la deuda en el combate a la corrupción; el incumplimiento de los beneficios sociales y económicos por parte del gobierno a las cerca de 1742 personas reconocidas por la Ley de Héroes y Heroínas Nacionales; el recorte presupuestario del 98% por parte de su gobierno para el Índice de Transparencia Anticorrupción, el mismo que buscaba medir en 9000 instituciones los niveles de transparencia, ya que en el Ecuador de acuerdo a cálculos conservadores, se perderían más de 2.000 millones de dólares anuales por ese cáncer social; además Transparencia Internacional ubica al Estado Ecuatoriano como uno de los países más corruptos del mundo. Por ello, hemos dicho que el incremento de la corrupción es directamente proporcional a la concentración de poder. Si por denunciar documentadamente estas situaciones, usted nos dice ¨tirapiedras¨, será un premio, un honor para seguir combatiendo con valentía a la cleptocracia.

El poder es efímero, más temprano que tarde quienes vulneran la Constitución y atropellan los derechos humanos, deberán pagar por sus abusos contra el pueblo ecuatoriano.

Atentamente,

David Rosero Minda. Consejero. Consejo de Participación Ciudadana y Control Social


David Rosero Minda

Libre mercado o libertad.

Hace muchos años, en un mundo muy lejano, un floreciente imperio construido sobre sangre, represión y sufrimiento colisionó contra otro poderío muy antiguo (y anticuado).  Eran los señoríos británico y chino. La enjundia del conflicto era el opio. Este alcaloide, la pasta base de la morfina y la heroína, estaba devastando la sociedad urbana china en la primera mitad del siglo XIX. Lo traían comerciantes británicos desde la India. El emperador chino, viendo las secuelas nefastas, no quería que el gusano del narcótico venenoso pudriera la manzana asiática, prohibiendo su importación y consumo.

La balanza de pagos entre las dos potencias se equilibraba con el narcotráfico anglosajón ya que Gran Bretaña compraba muchos más bienes a China que a la inversa. Y la metrópoli no estaba por la labor de perder tan suculento mercado. En aras de la libre circulación de materia prima y capitales le declaró la guerra a China. El resultado fue que la nación  industrial europea gana la guerra, se queda con Hong Kong y funda el HSBC, (este banco tan conocido ahora por la lista Falciani) para administrar los botines del saqueo. El imperio sancionaba el narcotráfico  como antes lo hizo con los corsarios. Los camellos contaban ahora con patente de corso. Las consecuencias de estas políticas enviaron a China prácticamente al neolítico y las grandes potencias coloniales, Francia y Portugal entre ellas, entraron en el país de la mano de los británicos para destripar el imperio de los siete reinos. El libre mercado era un hecho en el lejano oriente.

Alumno aventajado y ventajoso de los casacas rojas, Estados Unidos aprendió esta magnífica lección de propagación de libertades económicas y durante la segunda mitad del el siglo XX  y principios del XXI hemos visto que a base de bombazos y guerra sucia,  los "valores democráticos del libre mercado" del gigante del McDonald’s era exportados a los diferentes países del mundo que planteaban de una manera u otra alternativas al pensamiento único. El libre mercado era  una panacea y el que no quiera medicina o es tonto o se traga una bala.

Al margen de la discusión de -¿Existe el mercado libre?- cuando vivimos rodeados de oligopolios, monopolios, subvenciones y vacaciones fiscales para las industrias más poderosas como la petrolíferas, las eléctricas, el armamento, las farmacéuticas y rescates bancarios billonarios, dejando al margen todo eso hay otro problema más sutil, menos discutido, que pasa desapercibido y que a veces crea cierta confusión. El libre mercado no es sinónimo de libertad. El sistema capitalista puede aplicarse tanto en una dictadura como en una democracia plena. El sistema capitalista es una teoría económica y no un conjunto de libertades civiles. La sociedad capitalista puede o no ser una sociedad democrática y el mercado no resuelve todos los problemas de estas sociedades. Es un tremendo error pensar que el neoliberalismo  profundiza en los valores democráticos cuando todas las pruebas empíricas demuestran lo contrario.

Los neoliberales intentan enredar a la población persuadiendo de que si abrazan sus doctrinas  eso llevará indefectiblemente a la democracia y sus libertades. Como decía Fukuyama, en su  fin de la historia, no hay nada mejor que una sociedad democrática y capitalista, como si una dependiera de la otra. Neoliberales de salón como Esperanza Aguirre y María Dolores de Cospedal aplican estas teorías de otros que ellas creen a pies juntillas mientras viven de papá estado o disfrutan de la puerta giratoria por los favores prestados. Las libertades civiles por la que tanta sangre se ha derramado son cosa aparte, derechos fundamentales ajenos totalmente a una teoría económica que fomenta la concentración de la riqueza en manos de un 1%, dioses del Olimpo plutócrata, el resto que se reparte una parte pequeña del pastel y la mayoría que lucha a muerte por migajas. ¿Qué tiene que ver la libre expresión, el derecho a la vida o a la intimidad con la desregulación económica y las privatizaciones salvajes?

Esta banda neoliberal pretende engañar a base de propaganda de que si dejamos todo en manos del mercado y el interés propio surgirá el milagro que resolverá todos los problemas. La mayoría de ellos ni sabe que el sustento de este individualismo lo vemos primero en Adam Smith y mucho más tarde exacerbado en la filosofía objetivista de Ayn Rand (Atlas shrugged) de la que era ferviente admirador Milton Friedman, adalid de los chicago boys de la universidad de Chicago y su funesta aplicación de políticas de capitalismo salvaje en países latinoamericanos, empezando por Chile, una dictadura con Pinochet a la cabeza. (Ese señor con gafas negras, capa y pinta de vampiro.)

Estos se hacen llamar liberales y a la vez que promocionan el capitalismo de amiguetes devalúan día a día mas nuestra maltrecha y mal concebida democracia, salida del parto de la transición y el café para todos por el miedo cerval de una vuelta atrás al caudillismo de Franco. (El señor bajito que desfilaba bajo palio). Nos bombardean día a día con la consigna de que no hay alternativa y que debemos abrazar estos “dogmas de fe económicos” propios de las democracias occidentales. A la vez legislan al contrario, recortando libertades a diestro y sinestro en virtud de una seguridad imprescindible ya que tenemos enemigos por todas partes, empezando por la ciudadanía que somos los peores enemigos de la casta política anquilosada en el siglo pasado, a la que le resulta imposible salir de la fórmula bipartidista y la herencia de la transición, dos modelos totalmente desfasados en la situación gravísima de crisis actual y, sobre todo, en la sociedad online.

El estado debe tener sus competencias. Para empezar: el agua limpia y la salud pública. No podemos dejar la salud pública solo en manos privadas y el agua jamás. Somos bichos que no duramos más de una semana sin agua. ¿Qué pasa si la multinacional encargada del suministro decide (como las puñeteras eléctricas), que no es justa ni suficiente la retribución por sus servicios? Sin eso el estado no existe, lo que gobierna es otra cosa, un conjunto de sátrapas explotando a bandas o tribus enfermas y muertas de hambre. Más allá de eso, la defensa común, garantizar la educación para quien no pueda pagarse institutrices y la colecta de impuestos para que a través de las políticas se redistribuya la riqueza del país.  En este entorno es donde florece una constitución que garantiza los derechos civiles.

Un país donde los derechos de los trabajadores desaparecen día a día, donde manifestarse puede conllevar multas que llevarían a la ruina a la mayoría de españoles, donde se salva a los bancos para recortar sanidad y educación y el poder legislativo, ejecutivo y judicial se funden en una amalgama de podredumbre moral, corrupción, impunidad e incompetencia política que no tiene límites. Debe quedar meridianamente claro que ser liberal (como se entiende el término hoy en día) no es ser libertario, son dos cosas fundamentalmente distintas y ser forofo de unas ideas económicas devastadoras no es igual a ser un defensor de la libertad del individuo, su derecho a una vida digna, libre para vivirla y, si es posible, hasta ser feliz.


Eduardo Fernández
¿Presos políticos o políticos presos?

Se define preso político a cualquier persona que es encarcelada porque sus ideas suponen un desafío o una amenaza para el sistema político establecido, sea éste de la naturaleza que sea. En este sentido la fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, aclara que Leopoldo López y Antonio Ledezma son reos por “delitos comunes” establecidos en el código penal y no por sus posturas políticas.

Veamos qué responde Fidel Castro a la pregunta del título de este artículo: “Nosotros tenemos un concepto de preso político y otro distinto de preso contrarrevolucionario. El preso político es aquel que es arrestado y condenado por querer mejorar la sociedad, luchar por el bien del hombre y el progreso de la sociedad. Los que quieren hacerla retroceder no son presos políticos, como señala ese gran jurista español, Luis Jiménez de Asúa, autor de la Constitución de la República española de 1931. No tenemos el mismo concepto de aquellos que luchan por hacer retroceder la sociedad, a los que llamamos contrarrevolucionarios y están presos por cometer graves delitos".

¿Quiénes son presos políticos? La lista es larga, pero podemos nombrar al teórico italiano Antonio Gramsci, quien murió encarcelado por oponerse al gobierno del fascista Mussolini y en esa condición escribió los voluminosos Cuadernos de la cárcel; a los líderes independentistas puertorriqueños Pedro Albizu Campos y Oscar López Rivera, el primero asesinado en la cárcel a causa de las radiaciones que le aplicaron, y el segundo, por unirse en 1976 a las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional; los venezolanos Francisco de Miranda, encarcelado en España en un calabozo del Fuerte de las Cuatro Torres en el arsenal de La Carraca en Cádiz desde el 5 de enero de 1814 hasta su muerte; Ilich Ramírez, confinado a cadena perpetua en Francia por luchar a favor de la causa palestina y víctima de una campaña internacional de difamación; Fabricio Ojeda, Jorge Rodríguez, Iván Daza, Paramaconi Daza, Luben Petkoff, Carlos Lanz, Eleazar Díaz Rangel, Emiro Arrieta, Eduardo Machado, Juvencio Pulgar, Jesús Marrero y Alberto “Cachito” Montilla, entre otros.

Cuando le pongan los ganchos a María Corina Machado por maleante, esperamos que las empresas privadas de comunicación social no la metan en la misma lista de heroínas como Luisa Cáceres de Arismendi, Ana Josefina Sierra, Carmen Aurora Parra, Nancy Zambrano, Emperatriz Pirela, Emperatriz Guzmán, Clara Borot de Padilla y Esther Macías Añez.

Confundir preso político con político preso es como confundir revolución con contrarrevolución. Si López, Ledezma y María Corina les hubiese tocado vivir en 1814, ¿estuviesen con Bolívar o Monteverde? Y en 1828 ¿estarían con Bolívar o Santander? Saquen ustedes sus conclusiones. Los verdaderos presos políticos son guiados por principios dignos, altruistas, revolucionarios y antiimperialistas, luchan porque desean construir una sociedad nueva y formar un gobierno que de la mayor suma de felicidad posible.


Alí Ramón Rojas Olaya

Perú debe someter a total revisión relaciones con Chile

Las denuncia formulada el 19 del presente por el Ministro de Defensa del Perú develando actos de espionaje llevados a cabo por Chile en territorio peruano, generaron profundo malestar en la ciudadanía agraviada e inquietud en el ámbito internacional.

Pero el espionaje que Chile realiza desde hace tiempo atrás no es ya un tema novedoso para la opinión pública, si se tiene en cuenta los abundantes casos denunciados anteriormente no sólo por el Perú, sino también por Argentina y Bolivia (1) –espionaje chileno contumaz-.

La explicación a estas inamistosas acciones de agresión belicista se centra en las políticas gubernamentales concebidas por “la democracia chilena” para acatar la constitución dictatorial legada por Pinochet, que además de visualizar expoliar a su propia población mapuche, pretenden también expandir su territorio al de sus vecinos (2).

Baste leer solamente su Estrategia Nacional de Seguridad y Defensa 2012-2024, para darse cuenta que ese país se distingue del resto de países suramericanos, por privilegiar la expansión territorial armada basándose en falacias convertidas en hipótesis (3).

Pero extrañamente tampoco es novedoso saber que luego de las denuncias y protestas peruanas, las relaciones con Chile han regresado sin explicación alguna al mismo punto de fingida “normalidad” -hasta la producción de un nuevo agravio contra el Perú-.

Y en ello está residiendo el incomprensible y negligente accionar de sucesivos gobiernos peruanos del período neoliberal -Alejandro Toledo, Alan García y Ollanta Humala-, que hace tiempo merece la reprobación de la población peruana y su enojo.

Y allí se podría asentar el detonante o punto de inicio de un nuevo conflicto con Chile, que sería provocado únicamente por inacción política de la parte peruana.

Los desatendidos reclamos de la nación a consecuencia no sólo del espionaje, sino también por la usurpación chilena de 3.7 hectáreas de territorio peruano fronterizo desde el 2006, han provocado que Ollanta Humala haya sido denunciado ante la justicia peruana por ciudadanos que lo acusan por la comisión del delito de traición a la  patria.

Y el libreto que hace poco desarrolló Humala para denunciar por un lado el espionaje chileno ante los medios, y por el otro, convocar a la mafia de “líderes políticos” sin representatividad popular alguna para conformar “la causa nacional”, evidencia que sólo pretendería seguir los pasos de sus antecesores en el gobierno.

Es decir, que gravemente estaría solamente interesado en “cortar las ramas resecas del árbol carcomido por termitas, sin pretender curarlo”.

Solo se puede definir así el nivel alcanzado por las relaciones bilaterales entre Perú y Chile, por más que la “gran prensa” de ambos países aliadas en la mentira, la propaganda negra y los negocios, pretendan exaltarlas como “de inmejorable calidad”.

Sino como entender que pese a haber trascurrido ocho años de la usurpación chilena del territorio peruano, ningún gobierno del Perú haya formulado aún la denuncia oficial que corresponde ante organismos internacionales competentes –UNASUR, CELAC, ONU-.

Más aún, que autoridades y tropas chilenas usurpadoras prosigan dictando disposiciones en ese área, con el apoyo inclusive de autoridades peruanas –“para evitar muertes por minas”-.

Y que sin embargo cual paño tibio sobre un cáncer, se atine solamente a denunciar como único agravio el “colateral” caso de espionaje de Chile -que ese país negará como siempre- y se solape el inadmisible caso de usurpación chilena de territorio peruano fronterizo.

Los dos casos –espionaje y usurpación- tienen la misma gravedad puesto que perfilan la misma tendencia de Chile por mantener una política gubernamental inamistosa y belicista con su vecindad.

Esta debe ser observada con preocupación por sus vecinos Perú, Argentina y Bolivia, así como por los países de la región para efectos de sus correspondientes relaciones bilaterales.

Pero cómo entender la reacción del gobierno peruano ante esa “política” belicista, cuando fue el corrupto mandatario Alan García quien promoviera la “Alianza del Pacífico”  que “integraría” según éste a Perú y Chile –ficticiamente- dentro de ese aparato neoliberal.

Y lo grave del hecho que esa “alianza” fuere suscrita por Alan García en circunstancias que el territorio peruano seguía usurpado –como hasta ahora- sin imponer condición alguna a Chile, a pesar de existir desde 1929 un tratado definitivo de límites terrestres.

La conflictividad creada por la ambición expansionista chilena que podría escalar en otros escenarios y problemas, sería responsabilidad exclusiva de los gobiernos peruanos toda vez de no haber denunciado internacionalmente estas anómalas situaciones.

El hecho que Perú aceptara que dichas agresiones sean vistas en forma bilateral mediante el procedimiento de “cuerdas separadas” que propuso la cancillería de Chile y élites neoliberales de ambos países, ha sido causa principal de la minusvalía con la que Perú llegó a la mesa de negociaciones para hacer prevalecer sus derechos.

El “procedimiento” encerró por separado en un campo las reclamaciones peruanas sobre la soberanía agraviada, sosteniendo intrascendentes conversaciones con Chile para culminar esas constantes agresiones.

Y en otro campo se apartó a las privilegiadas relaciones económico-financieras del neoliberalismo corrupto de ambos países, que proseguiría desarrollando sus actividades en búsqueda de lucro, aun cuando se produjeren más agravios a la soberanía peruana.

Y ella fue una decisión política grave de la parte peruana –sino un delito constitucional-, cuando se sabe que la soberanía emana del pueblo y no de grupos empresariales, y que ésta involucra, a todos los ámbitos del quehacer nacional sin excepción.

Pero esto debe finalizar a partir de la ya abultada sumatoria de agresiones chilenas.

Creemos que llegó el momento de hacer una revisión total de las relaciones bilaterales del Perú con Chile, privilegiando la soberanía peruana por encima de una maraña de in-soberanos acuerdos que sólo benefician a esas élites económicas en desmedro del país.

Ello debe incluir la revisión de las decisiones presidenciales adoptadas por mandatarios que se sucedieron en gobernar el país entre 1992 a la fecha, para entender los entresijos de esa aparente apatía mostrada por el Perú ante las sucesivas agresiones de Chile.

Y como al parecer no existen autoridades competentes para esta labor que no hayan sido tocadas por la “indecisión”, esa tarea debe ser realizada con el soporte de una comisión de peruanos notables que elija la ciudadanía.

__________________________________________________________________________________________________________

(1)http://www.adnradio.cl/noticias/internacionales/escandalo-de-espionaje-en-chile-incluye-ahora-a-bolivia-y-argentina/20091122/nota/913444.aspx

(2)https://www.youtube.com/watch?v=NYWrw_bIOTU

(3)http://www.aainteligencia.cl/wp-content/uploads/2012/08/ENSYD-version-definitiva1.pdf
José Suarez Danós
25-02-2015
Gobernar a golpe de ocurrencia
El modus operandi se repite, y, si bien los sufridos ciudadanos tendemos a reconocerlo y criticarlo, caemos en la somnolencia acostumbrada del hartazgo. Asumimos las decisiones de un gobierno inútil como si fueran parte del aire que respiramos: desahucios, empleo precario, paro, exilio juvenil, insensibilidad financiera, bajada de pensiones, recortes educativos y sanitarios, tarjetas black, tesoreros diferidos, justicia desaparecida, promesas preelectorales tan hueras como el discurso triunfalista al que se aferran para mantener un ideal de gobernanza solo creible en un país de humo. Los servidores de tan nutrido grupo de elegidos gobiernan a golpe de ocurrencia. Ahora, el peor ministro de Educación que ha tenido esta democracia cree que estaría bien convertir los grados universitarios en un tres más dos (curiosa similitud con las ofertas de los supermercados). Y sonríe feliz, y nos cuenta que es lo mejor, que en Europa es así. Y los suyos aplauden. Y ve que es bueno. Y al grado le suma un máster de dos años, y lo cobra a seis mil euros por año. Y va a su ministerio en su flamante coche con chófer, y ve el mundo desfilar como se mira una fotografía donde no hubiera humanos, solo rostros ausentes, pobre gente que bastante tiene con comer, encender la calefacción y buscar un trabajo que le haga mantener su dignidad a salvo. Triste tiempo éste que nos obliga a gritar para reivindicar lo obvio. Triste vivir sin reconocer la vida como propia.


José Julio Sevilla Bonilla
La forma de abordar y de tratar el caso Monedero después de haber hecho de la anécdota prácticamente libelo algunos perio­distas predominantes, es nauseabundo. Incluso otros periodistas más ecuánimes, para responderles en vivo y en directo se ven obligados a empezar diciendo: "a mí tampoco me gusta cómo lo ha gestionado, pero...". Está claro que ningún periodista más o menos estrella quiere desentonar en esta interpretación de la melodía orquestada por periodistas y políticos miserables. Y el que razona de forma ponderada, a lo sumo lo que hace es decir que no lo tiene claro o que Monedero no aporta prue­bas convin­centes… 

En suma, al igual que los economistas de relumbrón televisivo apenas discrepan entre sí y acaban siendo de la misma escuela, los periodistas solapan entre sí sus ba­jezas y dan rienda suelta al sensacionalismo subiéndose al ca­rro de la insidia, de la inven­ción y de la exacerbación de la irrelevancia puesto en ca­mino por colegas de entre ellos. ¿El pretexto que se encierra en una mente neolibe­ral como la de "ese" periodista y otros de su calaña que parecen hospedarse en Las Noches de la Sexta? Pues, por un lado, el dudoso mérito de haber destapado escánda­los cuyos logros, dada su catadura, no cabe duda de que tuvie­ron que ser con artimañas de macarra y tretas de narcotrafi­cante y sus fuentes turbias. Y por otro, hacer patente su olímpico desprecio hacia la noble misión de profesor. Noble misión, que incluye en el caso de este perseguido una gran am­plitud de miras que le hace "comprender" mejor las necesida­des y la filosofía social de los países latinoamericanos, y no se entrega a la política forajida de las élites económicas europeas y estadounidenses, a la que se apegan gran parte de los periodis­tas españoles y gran parte de los políti­cos que llevan en este país 37 años viviendo del cuento y medrando cuando no ro­bando…

El caso es que cuando nos hacen recorrer la larguísima pasa­rela por el que desfilan corruptos y sospechosos de lo mismo, no nos insinúan siquiera el caso de periodistas corruptos que se venden. Periodistas corruptos, no necesariamente por haber hecho alijos de dinero público para ellos solos ni por recibir sub­venciones su medio para apuntalar la Transición, la Constitu­ción y el statu quo entero de esta sociedad con el obje­tivo de que haya reformas que permitan que todo siga igual. No. Corruptos, porque la corrupción tiene muchas caras. Por eso, aun sin pruebas, está claro ya que demasiados periodistas se han acostumbrado a vivir entre la basura destilada por miles y miles de di­rigentes económicos, políticos, judiciales y empresa­riales que bullen en esta so­ciedad. ¿Qué harían ellos si este país fuese una balsa de aceite como Dinamarca, por ejem­plo? ¿De qué vivirían y escribirían y a quién perseguirían? Es­tos miserables, si no tienen carnaza la inventan. Y lo hacen con frecuencia. Y una manera de inventarse la reali­dad es agigantar la menudencia localizada en el "enemigo" ideológico, por la falta, por ejemplo, de un papel... Otra, mentir y exagerar bella­camente. Y otra, en fin, menospreciar al consa­grado a la peda­gogía, a la investigación y a la vida intelectual para, sin el más mínimo propósito de ir a la política "a fo­rrarse", como tantos y tantos hasta ayer, intentar sacar a este país del marasmo y de la pobreza en que se encuentran mi­llones de personas. ¿Y con qué motivo? Pues el sentimiento de deber del ciudadano responsa­ble a desempeñar dentro de la formación polí­tica.

Pues es cierto que nadie merece más respeto que otro pese a que el legislador y sus leyes blindan el respeto de tantos perso­najes públicos que en absoluto lo merecen. Y también lo es que el respeto se merece en cada circunstancia y tras probar en la ocasión que lo merece quien lo exige. Pero si hay una actividad digna de un respeto a priori, ésa es la enseñanza. Y los periodis­tas a que me refiero, como los fascistas de los años treinta en España, los desprecian y persiguen por motivos confe­sados en unos casos e inconfesables en la mayoría. El pe­riodismo es una superestructura. Y la primera superestructura que requiere una transformación profunda. La credibilidad de los periodistas en general, antes incluso de lim­piar al país de la corrupción política, empresarial y judi­cial que lo asfixian y an­tes que contribuir a recuperar la credibilidad de la que carecen los políticos, es quizá el primer y más urgente saneamiento que necesita este país...


Jaime Richart
más cartas...
Mensaje para cartas a Rebelión