Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-06-2010

G-20: acfalo e impotente

Alfredo Jalife-Rahme
La Jornada


La dupla anglosajona de Estados Unidos (EU) y Gran Bretaa (GB) en la cuarta cumbre del G-20 todava exhibe el control de las sedes (Washington, Londres, Pittsburg y Toronto) y la agenda, as como su capacidad de bloqueo a las propuestas creativas del BRIC (Brasil, Rusia, India y China).

El G-20, inventado con criterios reduccionistas economicistas por la dupla anglosajona de EU y GB, constituye en realidad un hbrido del caduco G-7 a quien el propio Obama ungi las deshonras fnebres y del ascendente grupo cuatripartita de potencias emergentes, todava muy laxo, BRIC.

El G-20 representara ms bien el ncleo duro de un G-11 que no se atreve a pronunciar su nombre, con otros nueve agregados culturales, como el mediocre Mxico calderonista que apoya ciegamente las polticas financieristas de la dupla anglosajona que son veneno puro para nuestro pas y el resto del mundo, como ha quedado asentado con las estriles medidas adoptadas en las pasadas tres cumbres que han tenido ms sonoridad estruendosa que contenido en sus nueces publicitarias.

No se puede esperar demasiado de la cuarta cumbre del G-20, bajo control anglosajn, debido a que la crisis es estructural y no coyuntural cuando ninguno de los mandatarios de EU y GB se atreve a tomar las medidas teraputicas apropiadas y prefieren en su lugar la descomposicin del sistema financiero internacional con el fin de no pagar, en lo inmediato, altos costos polticos.

Son tiempos de la mediocridad poltica global (baste ver la psima conduccin de Caldern en Mxico, quien anda feliz en su Titanic hundindose) con sus justas excepciones, como en las latitudes del BRIC, aunque todava muy timorato, y en otros pases emergentes medianos como Turqua y no de estadistas que entienden el zeitgeist, el espritu de la poca.

La dupla anglosajona evitar a toda costa que se lesionen sus intereses del manejo especulativo de los derivados financieros, en los que detentan el inmenso poder de su tecnologa operativa mediante supercomputadoras de ensueo, y su control oligoplico (v. gr. las hilarantes cuan descalificadas calificadoras de crdito causales de varios cataclismos).

Tampoco China, como acaba de amenazar pblicamente, aceptar que la revaluacin forzada de su divisa, el yuan, se convierta en el propicio chivo expiatorio de la cuarta cumbre del G-20 en Toronto, que exhibe simultneamente su acefalia y su impotencia frente a la segunda fase del tsunami financiero global causado por la banca israel-anglosajona.

El centro de pensamiento financiero LEAP/E2020, en su publicacin GEAB nmero 46 (15/6/10), expone la fase de dislocacin geopoltica mundial que opt negar cmodamente el G-20.

La multicrisis se escenifica en torno de cuatro puntos de falla individual: 1. la deuda pblica occidental; 2. la austeridad europea; 3. la inflacin china, y 4. el decrecimiento de EU.

El centro europeo explica el significado de punto de falla individual (SPOF, por sus siglas en ingls: single point of failure): Punto de un sistema informtico del que depende el resto del sistema y cuyo desperfecto ocasiona la parlisis completa del sistema; una de sus caractersticas es que no puede ser protegido.

A juicio de LEAP/E2020, los cuatro puntos de falla individual enunciados sern afectados por un choque maysculo en el segundo semestre de 2010 (es decir, a partir de julio en adelante) que provocarn una crisis sectorial, regional y/o global.

El centro europeo se mofa de que hace solamente un ao, el G-20 pretenda establecer una nueva gobernacin mundial y EU crea organizar un nuevo sistema dependiente de sus prioridades.

A principios de junio, los ministros de Finanzas de G-20 durante su desangelada y congelada reunin de Busan (Corea del Sur) no solamente no se pusieron de acuerdo sobre un impuesto bancario mundial (idea apadrinada por Washington, Londres y la zona euro), sino que, adems, rechazaron la propuesta estadunidense de apoyar nuevos planes de estmulo.

El grave problema de EU es que en otoo, en vsperas de cruciales elecciones legislativas, vence su sobredosis de inyecciones de estimulacin financiera para conservar su intratable adiccin consumista a costa del resto del planeta.

LEAP/E2020 aduce que sin un endeudamiento pblico creciente, la economa de EU est condenada a una crisis mayor, ya que despus de dos o tres dcadas no produce ms que deuda y no exporta ms que deuda, por lo que nadie (sic) desea participar un juego global que dependa de las reglas estadunidenses.

Dnde qued, pues, el nuevo rgano central de gobernacin mundial propuesto hace un ao por el G-20 cuando hoy cada uno de sus actores juega en forma egosta e individual?

Sucede que los contextos de cada gran potencia son tan diferentes que no pueden existir respuestas comunes; ms an cuando EU ya no es capaz de imponer su liderazgo.

Cmo imponer un liderazgo global cuando ni siquiera existen lderes a escala minscula de los pases?

Insistimos: no se puede realizar el cambio a un nuevo paradigma por la decadente, cuando no putrefacta, vieja clase poltica del ancien rgime neoliberal global, hoy totalmente caduco cuan inoperante.

Lo peor: la vieja clase poltica no entiende nada de la magia especulativa de los depredadores banqueros, quienes acabaron siendo unos vulgares brujos aprendices, lo que ha expuesto dramticamente la acefalia mundial.

Ms: cmo se puede pretender a un liderazgo global cuando cunde la desglobalizacin?

Lo mejor, a nuestro humilde entender, sera convenir a grupos regionales que reflejen el incipiente nuevo orden multipolar regional. Si el mundo ingres ya a la nueva fase de desglobalizacin, con el corolario de la regionalizacin (el BRIC en geoeconoma; el BIT Brasil, Irn, Turqua en geopoltica), ergo: los nuevos organismos del presente y el futuro del siglo XXI son necesaria e irrevocablemente regionales.

GB llega a la cuarta cumbre de Toronto con el nuevo gobierno de Cameron-Clegg que se est fracturando antes de empezar a cogobernar, mientras Obama acude todo mancillado por el vertido petrolero de las trasnacionales texanas y britnicas que causaron la mayor catstrofe ambiental en el Golfo de Mxico, lo cual en su conjunto exhibe la impotencia y la acefalia del G-20 en todos los rubros de la actividad humana.

Lo que los ciudadanos del mundo mucho ms preclaros que los supuestos conductores de masas y controladores de mercados deben entender es que la salvacin del planeta pasa por una nueva clase poltica, por emerger inevitablemente, que no haya sido infectada por el virus incurable de la unimundialista globalizacin neoliberal.

http://www.jornada.unam.mx/2010/06/27/index.php?section=opinion&article=014o1pol


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter