Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-10-2010

Relaciones China-EEUU
Dolor de cabeza

Eduardo Montes de Oca
Bohemia


Sin duda alguna, China viene a ser en el plano de la competencia econmica lo que Rusia en el militar: un aguijn clavado en las sienes, el occipucio y la frente, en todo el crneo de ese imperio macrocfalo que son los Estados Unidos de Amrica. Imperio que no cesa de rasgarse las vestiduras ante el peligro amarillo y de lloriquear el sonsonete de que un yuan-renmimbi subvaluado le destruye empleos y contribuye a su dficit comercial.

Anda nervioso el To Sam, y con razn. Como subrayan los entendidos -Joseph S. Nye entre ellos-, el gigante asitico podra ponerlo de rodillas, si amenazara con vender sus dlares, porque EE.UU. absorbe importaciones chinas, paga a China en dlares y China retiene los dlares, amasando reservas de moneda extranjera de 2,5 billones de dlares, gran parte en ttulos del Tesoro de EE.UU..

Pero, siendo as, porqu la potencia emergente no se decide a plantar cara a tanta suspicacia, a tanta trapisonda? (Recordemos la obcecada campaa por desacreditar a Beijing en cuestiones como la observancia de los derechos humanos, dando alas morales al separatismo, budista en el Tbet, musulmn en otras regiones; e imprimiendo impulsos castrenses en el caso de Taiwn, al que Washington prometi, y cumpli casi con largueza, la venta de armas por alrededor de seis mil millones de billetes verdes).

Sucede que, en un mundo tan interconectado como el actual, si China arremetiera en son de vengativa podra inferirse a s misma un dao irreparable, pues, al decir de la fuente citada arriba, no slo reducira el valor de sus reservas conforme el valor del dlar decayera, sino que tambin pondra en peligro extremo la voluntad gringa de importarle productos baratos, lo que implicara prdidas de empleos e inestabilidad en el pas que en los ltimos aos lidera en el ritmo de crecimiento en el planeta.

Ahora bien, tanto como China depende de USA, el orbe depende de China. No en vano la ola de huelgas que acaba de recorrer sobre todo las factoras extranjeras en su suelo nacional tiene como en un espasmo muscular a los empresarios de los cuatro puntos cardinales. En atinado juego de analogas, David Brunat (diario Clarn) ha llegado a aseverar que, si cualquier estornudo del inmenso Estado resulta interpretado como un terremoto, en este caso se trata de un tremendo terremoto.

Y es que, incluso aunque est dando seales de reacomodamiento econmico y desaceleracin (la produccin manufacturera se situ en julio en el nivel ms bajo en 17 meses, la importacin de materias primas como petrleo, cobre y hierro se ha debilitado y la burbuja inmobiliaria sigue adelante, con un aumento de 40 por ciento de los precios en 36 grandes ciudades entre enero de 2009 y mayo de este ao) S, a pesar de que se prev la cada de su economa en el presente trimestre por debajo del 10 por ciento, por primera vez en 2010, merced a una intervencin gubernamental en aras de evitar el sobrecalentamiento y el vrtigo especulativo, el territorio contina siendo el mximo exportador del orbe, el primer acreedor de USA, el de ms abundosa reserva de divisas forneas, el que ms energa consume, el cuarto importador a nivel general, el primer importador de soja y el primer productor automotor. Sin contar que ya desplaz a Japn del puesto de segunda economa.

A todas luces, una ola continua de paros influira negativamente no solo sobre este punto del globo, sino sobre el globo entero No, a todas luces no. Quizs aparentemente, porque los dirigentes no se han mostrado nada aprensivos. Como ha trascendido, consideran que las macroplantas (mano de obra de bajo costo, mercancas de precios nfimos) comienzan a acarrear ms problemas que beneficios en una sociedad que ve multiplicarse los estndares de vida a pasos de titn. Hace un par de aos que Beijing ya no da la bienvenida a las compaas de low cost. Ese tipo de produccin es hoy socialmente insostenible. China ya est en camino de dedicarse a una produccin con un valor aadido ms elevado, ms tecnolgica. Esa es la apuesta del Gobierno. As lo ha expresado una experta en el tema, citada por Brunat.

De manera que, tal vez en son de prueba, el Congreso Popular de Guandong, surea provincia considerada el corazn de las manufacturas, analiza una ley para regular el derecho a pedir aumentos salariales, a elegir su representante sindical y a declararse en huelga (por cierto, las transnacionales estarn en ascuas). Todo, coordinado por el gabinete central, decidido a emplear a fondo la baza del consumo interno para apuntalar el desarrollo econmico, luego del paquete de estmulo que sirvi de premisa a ese fin y de ansioltico a la humanidad.

Medida que bien podra constituir un remedio efectivo para los problemas sociales internos. Ah, y que seguro har que arrecie el dolor de cabeza, la terrible cefalea de un seor viejo y soberbio llamado Sam. Cariosamente, To Sam.

 

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter