Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-12-2010

La diplomacia estadounidense y la disidencia cubana (1/2)

Salim Lamrani
Rebelin

Revisado por Caty R.


Introduccin

Desde hace medio siglo, la poltica exterior de Washington hacia La Habana, cuyo objetivo es conseguir un cambio de rgimen, se basa en dos pilares fundamentales: la imposicin de sanciones econmicas drsticas que afectan a todos los sectores de la sociedad cubana y la organizacin y financiacin de una oposicin interna.

As, el 6 de abril de 1960 Lester D. Mallory, subsecretario adjunto de Estado para los Asuntos Interamericanos, recordaba en un memorndum a Roy R. Rubottom Jr., entonces subsecretario de Estado Para los Asuntos Interamericanos, el objetivo de las sanciones econmicas:

La mayora de los cubanos apoya a Castro. No hay oposicin poltica eficaz []. El nico medio posible para aniquilar el apoyo interno [al rgimen] es provocar el desencanto y el desaliento por la insatisfaccin econmica y la penuria []. Se deben emplear rpidamente todos los medios posibles para debilitar la vida econmica de Cuba []. Una medida que podra tener un fuerte impacto sera negar todo financiamiento o envo a Cuba, lo que reducira los ingresos monetarios y los salarios reales y provocara el hambre, la desesperacin y el derrocamiento del gobierno. 1

De 1959 a 1990, el programa de creacin de una disidencia interna se mantuvo secreto. As, los archivos estadounidenses parcialmente desclasificados confirman la existencia de mltiples programas destinados a crear una oposicin al gobierno de Fidel Castro, la cual servira los intereses de Estados Unidos que deseaba un cambio de rgimen. A partir de 1991, tras el desmoronamiento de la Unin Sovitica, el apoyo financiero y logstico a los disidentes cubanos se ha vuelto pblico y se ha integrado en la legislacin estadounidense.

La financiacin de la oposicin interna

Durante una reunin del Consejo de Seguridad Nacional celebrada el 14 de enero de 1960, el subsecretario Livingston Merchant declar: Nuestro objetivo es ajustar todas nuestras acciones con vistas a acelerar el desarrollo de una oposicin en Cuba [...]. Por su parte el secretario adjunto para los Asuntos Interamericanos, Roy Rubottom, afirm que el programa aprobado [destinado a derrocar al gobierno cubano] nos ha autorizado a brindar nuestra ayuda a elementos que se oponen al gobierno de Castro en Cuba para que parezca que su cada es el resultado de sus propios errores. 2

A partir de 1991, persuadido de que la hora final de la Revolucin haba llegado, Estados Unidos no ha vacilado en afirmar pblicamente su apoyo a la oposicin interna. La seccin 1705 estipula que Estados Unidos proporcionar asistencia a las organizaciones no gubernamentales adecuadas para apoyar a individuos y organizaciones que promueven un cambio democrtico no violento en Cuba. 3

La seccin 109 de ley Helms-Burton de 1996 prev que el presidente [de Estados Unidos] est autorizado para proporcionar asistencia y ofrecer todo tipo de apoyo a individuos y organizaciones no gubernamentales independientes para unir los esfuerzos con vistas a construir una democracia en Cuba. 4

El primer informe de la Comisin de Asistencia a una Cuba Libre prev la elaboracin de un slido programa de apoyo que favorezca la sociedad civil cubana. Entre las medidas previstas se destina una financiacin, por importe de 36 millones de dlares, al apoyo de la oposicin democrtica y al fortalecimiento de la sociedad civil emergente. 5

El 3 de marzo de 2005 Roger Noriega, secretario adjunto para los Asuntos del Hemisferio Occidental de la administracin Bush, seal que se haban aadido 14,4 millones de dlares al presupuesto de 36 millones de dlares previsto en el informe de 2004. Noriega revel la identidad de algunas de las personas que se encargan de la elaboracin de la poltica exterior estadounidense contra Cuba, a saber, Marta Beatriz Roque, las Damas de Blanco y Oswaldo Pay. 6

El segundo informe de la Comisin de Asistencia a una Cuba Libre prev un presupuesto de 31 millones de dlares para financiar, todava ms, a la oposicin interna. Adems est prevista una financiacin de al menos 20 millones de dlares anuales, con el mismo objetivo, para los aos siguientes hasta que la dictadura deje de existir El plan prev tambin entrenar y equipar a periodistas independientes de la prensa escrita, radiofnica y televisiva en Cuba. 8

La Agencia estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID), que depende del gobierno federal, admite que financia a la oposicin cubana. Segn la Agencia, para el ao fiscal 2009, la suma de la ayuda destinada a los disidentes cubanos se elev a 15,62 millones de dlares. La gran mayora de esta suma se destina a individuos que se encuentran en cuba. Nuestro objetivo es maximizar la suma del apoyo del cual se benefician los cubanos en la isla. 9

La organizacin gubernamental enfatiza tambin el siguiente punto: Hemos formado a centenares de periodistas en un periodo de diez aos cuya labor ha aparecido en grandes medios de comunicacin internacionales. Esta declaracin destroza las afirmaciones sobre el carcter independiente de los periodistas opositores en Cuba. Formados y estipendiados por Estados Unidos, responden ante todo a los intereses de Washington, cuyo objetivo es, como lo sealan los documentos oficiales del Departamento de Estado, un cambio de rgimen en la isla. 10

Desde un punto de vista jurdico, esta realidad ubica de hecho a los disidentes que aceptan los emolumentos ofrecidos por la USAID en una situacin de agentes al servicio de una potencia extranjera, lo que constituye una grave violacin del cdigo penal en Cuba, pero tambin en cualquier pas del mundo. Consciente de esta realidad, la Agencia recuerda que nadie est obligado a aceptar o formar parte de los programas del gobierno de Estados Unidos. 11

La representacin diplomtica estadounidense en La Habana, la Seccin de Intereses Norteamericanos (SINA) lo confirma en un comunicado: La poltica estadounidense, desde hace mucho tiempo, es proporcionar asistencia humanitaria al pueblo cubano, especficamente a familias de presos polticos. 12

Laura Polln, del grupo disidente las Damas de Blanco, admite que recibe dinero de Estados Unidos: Aceptamos la ayuda, el apoyo, desde la ultraderecha hasta la izquierda, sin condiciones. 13 El opositor Vladimiro Roca confiesa que la disidencia cubana est subvencionada por Washington alegando que la ayuda financiera recibida es total y completamente lcita. Para el disidente Ren Gmez, el apoyo econmico de Estados Unidos no es una cosa que haya que ocultar o de la que tengamos que avergonzarnos. 14 Del mismo modo, el opositor Elizardo Snchez confirma la existencia de una financiacin por parte de Estados Unidos: La clave no est en quin enva la ayuda, sino en qu se hace con la ayuda. 15 Por su lado, Marta Beatriz Roque declara que la ayuda financiera recibida de Estados Unidos es indispensable para su actividad de disidente. 16

Agence France-Presse informa de que los disidentes, por su parte, reivindicaron y asumieron esas ayudas econmicas. 17 La agencia espaola EFE , alude a los opositores pagados por Estados Unidos. 18 Segn la agencia de prensa britnica Reuters , el gobierno estadounidense proporciona abiertamente un apoyo financiero federal para las actividades de los disidentes, lo que Cuba considera un acto ilegal. 19

La agencia de prensa estadounidense The Associated Press afirma que la poltica de fabricar y financiar una oposicin interna no es nueva: Desde hace aos, el gobierno de Estados Unidos gasta millones de dlares para apoyar a la oposicin cubana. 20 Tambin recuerda el nivel de vida de los disidentes que se benefician a la vez de los emolumentos de Washington y del sistema social cubano:

Una parte del financiamiento proviene directamente del gobierno de Estados Unidos, cuyas leyes promueven el derrocamiento del gobierno cubano. La Agencia Internacional para el Desarrollo de Estados Unidos (USAID), que supervisa el apoyo financiero del gobierno para una transicin democrtica en Cuba, ha dedicado ms de 33 millones de dlares a la sociedad civil para el presente ao fiscal [2008].

Casi todos los cubanos, incluso los disidentes, disponen de una vivienda gratuita, de acceso gratuito a la salud y a la educacin hasta la universidad. Raciones de arroz, patatas, jabn y otros productos bsicos permiten a las personas satisfacer sus necesidades bsicas durante casi todo el mes 21

El diario francs Libration seal que Farias nunca ha negado que rtecibe donaciones de la Seccin de Intereses Norteamericanos para procurarse una computadora y ejercer su oficio de periodista independiente en Internet. 22

Amnista International admite que personas a las que considera presos de conciencia han recibido fondos o materiales del gobierno estadounidense para realizar actividades que las autoridades consideran subversivas y perjudiciales para Cuba. 23

Wayne S. Smith, ltimo embajador estadounidense en Cuba, confirma el carcter subversivo de la poltica estadounidense. Segn l, es completamente ilegal e imprudente mandar dinero a los disidentes cubanos . 24 Agrega que nadie debera dar dinero a los disidentes y menos todava con el objetivo de derrocar al gobierno cubano pues cuando Estados Unidos declara que su objetivo es derrocar al gobierno cubano y despus afirma que uno de los medios para lograrlo es proporcionar fondos a los disidentes cubanos, stos se encuentran de facto en la posicin de agentes pagados por una potencia extranjera para derrocar a su propio gobierno . 25

Una disidencia que carece de toda base popular segn Washington

A pesar de los recursos polticos, econmicos, mediticos y financieros que se dedican a la oposicin cubana, sta siempre ha carecido de toda base popular. Adems, est profundamente dividida y envejecida. Es la amarga constatacin que hace Jonathan D. Farrar, actual jefe de la SINA en La Habana, en un memorndum confidencial del 15 de abril de 2008 titulado Estados Unidos y el papel de la oposicin en Cuba dirigido al Departamento de Estado. 26

El diplomtico seala primero que el presidente cubano Ral Castro se encuentra actualmente en una posicin de autoridad indiscutida . En cuanto al papel de la disidencia, es nulo pues los grupos de opositores se hallan dominados por individuos con fuertes egos que no trabajan juntos . Farrar precisa que el movimiento disidente en Cuba envejece y est completamente desconectado de la realidad de los cubanos ordinarios . En efecto, gracias a los emolumentos que recibe, la disidencia cubana lleva un tren de vida que ningn ciudadano normal puede permitirse. 27

Farrar reconoce que est regularmente en contacto con la mayora del movimiento disidente oficial en La Habana , cuyos miembros visitan frecuentemente la SINA. No obstante, seala que ninguna prueba permite demostrar que las organizaciones disidentes dominantes en Cuba tengan una influencia sobre los cubanos ordinarios. Los sondeos informales realizados entre los solicitantes de visa y asilo han mostrado que apenas tienen conocimiento de las personalidades disidentes o de su agenda . 28

Farrar explica eso por la edad de los opositores, la mayora entre 50 y 70 aos, y cita a Francisco Chaviano, Ren Gmez Manzano y Oswaldo Pay. Tienen muy pocos contactos con la juventud cubana, y su mensaje no interesa a este segmento de la sociedad . El diplomtico lamenta las luchas internas dentro de los diferentes grupos y la falta de unidad. Su juicio es implacable: A pesar de las afirmaciones segn las cuales representan a miles de cubanos, no tenemos ninguna prueba de semejante apoyo, por lo menos en lo que se refiere a La Habana donde nos encontramos . Agrega que no tienen influencia en la sociedad cubana y no ofrecen una alternativa poltica al gobierno de Cuba . 29

Otros diplomticos europeos comparten esta opinin, y la expresaron durante un encuentro con Farrar. Los representantes de la Unin Europea durante la reunin descalificaron a los disidentes en los mismos trminos que los del gobierno de Cuba, insistiendo en el hecho de que no representan a nadie . 30

Hay una razn para ello y se encuentra en la idiosincrasia cubana. La sociedad cubana est lejos de ser monoltica y los sectores insatisfechos de la poblacin se muestran severos en sus crticas hacia las autoridades cuando se trata de denunciar las contradicciones, las aberraciones, el sectarismo y las injusticias que engendra a veces el sistema cubano. Los reproches son acerbos y sin concesiones y los medios cubanos los difunden segn Farrar. La SINA apunta que muchos artculos de prensa son muy crticos con las polticas actuales . 31 No obstante, a pesar de las vicisitudes cotidianas, los cubanos siguen siendo visceralmente celosos de su independencia y su soberana nacionales y no pueden concebir que uno de sus compatriotas pueda aceptar estar al servicio de una potencia extranjera que siempre ha anhelado retomar la posesin de la isla. Se trata de la herencia poltica antiimperialista que dejaron los prceres de la historia de la nacin como Jos Mart, Antonio Maceo, Mximo Gmez, Julio Antonio Mella, Antonio Guiteras, Eduardo Chibs y Fidel Castro.

La diplomacia estadounidense seala tambin otra razn: la persistente popularidad de Fidel Castro entre los cubanos cincuenta aos despus de su llegada al poder. Sera un error subestimar [] el apoyo del cual dispone el gobierno, particularmente entre las comunidades populares y los estudiantes . 32 Farrar enfatiza la significativa admiracin personal por Fidel en la sociedad cubana. 33

La SINA fustiga tambin la falta de programa as como la codicia de los opositores, slo interesados por los ingresos que puede traer el negocio de la disidencia. Su mayor esfuerzo consiste en conseguir suficientes recursos para que los principales organizadores y sus partidarios puedan vivir cmodamente. Una organizacin poltica nos afirm abierta y francamente que necesitaba dinero para pagar los salarios y present un presupuesto con la esperanza de que la SINA se encargara de los gastos. Adems de la bsqueda de fondos, que es su principal preocupacin, su segunda prioridad parece que es criticar o marginalizar las actividades de sus competidores, para preservar su poder y el acceso a los recursos . 34

No obstante, Farrar reitera la importancia de la oposicin en la realizacin de los objetivos estadounidenses y, por ello, hay que apoyarla , y buscar al mismo tiempo una alternativa con el fin de estimular al movimiento disidente en Cuba. 35

Sigue:

-La prioridad Yoani Snchez (2/2)

Notas

1 Lester D. Mallory, Memorandum From the Deputy Assistant Secretary of State for Inter-American Affairs (Mallory) to the Assistant Secretary of State for Inter-American Affairs (Rubottom) , 6 de abril de 1960, Department of State, Central Files, 737.00/4-660, Secret, Drafted by Mallory, in Foreign Relations of the United States (FRUS) , 1958-1960, Volume VI, Cuba: (Washington: United States Government Printing Office, 1991), p. 885.

2 Marion W. Boggs, Memorandum of Discussion at 432d meeting of the National Security Council, Washington , 14 de enero de 1960, Eisenhower Library, Whitman File, NSC Records, Top Secret, in Foreign Relations of the United States 1958-1960 (Washington: United States Government Printing Office, 1991), pp. 742-743.

3 Cuban Democracy Act , Ttulo XVII, Seccin 1705, 1992.

4 Helms-Burton Act , Ttulo I, Seccin 109, 1996.

5 Colin L. Powell, Commission for Assistance to a Free Cuba , (Washington: United States Department of State, mayo 2004). www.state.gov/documents/organization/32334.pdf (sitio consultado el 7 de mayo de 2004), pp. 16, 22.

6 Roger F. Noriega , Assistant Secretary Noriega s Statement Before the House of Representatives Committee on International Relations , Department of State, 3 de marzo de 2005 . (sitio consultado el 9 abril 2005 ).

7 Condoleezza Rice & Carlos Gutirrez, Commission for Assistance to a Free Cuba , (Washington: United States Department of State, julio 2006). www.cafc.gov/documents/organization/68166.pdf (sitio consultado el 12 de julio de 2006), p. 20.

8 Ibd. , p. 22.

9 Along the Malecon , Exclusive: Q & A with USAID , 25 de octubre de 2010. http://alongthemalecon.blogspot.com/2010/10/exclusive-q-with-usaid.html (sitio consultado el 26 de octubre de 2010).

10 Ibd.

11 Ibd.

12 The Associated Press/El Nuevo Herald , Cuba: EEUU debe tomar medidas contra diplomticos, 19 de mayo de 2008.

13 El Nuevo Herald , Disidente cubana teme que pueda ser encarcelada , 21 de mayo de 2008.

14 Patrick Ble, Cuba accuse Washington de payer les dissidentes, Le Figaro , 21 de mayo de 2008.

15 Agence France-Presse , Prensa estatal cubana hace inusual entrevista callejera a disidentes, 22 de mayo de 2008.

16 Tracey Eaton, Factions Spar Over U.S. Aid for Cuba, The Houston Chronicle , 18 de diciembre de 2010.

17 Agence France-Presse , Financement de la dissidence: Cuba somme Washington de sexpliquer, 22 de mayo de 2008.

18 EFE , Un diputado cubano propone nuevos castigos a opositores pagados por EE UU, 28 de mayo de 2008.

19 Jeff Franks, Top U.S. Diplomat Ferried Cash to Dissident: Cuba, Reuters , 19 de mayo de 2008.

20 Ben Feller, Bush Touts Cuban Life After Castro, Associated Press , 24 de octubre de 2007.

21 Will Weissert, Activistas cubanos dependen del financiamiento extranjero, The Associated Press , 15 de agosto de 2008.

22 Flix Rousseau, Farias, pine dans le pied de Ral Castro, Libration , 17 de marzo de 2010.

23 Amnesty International , Cuba. Cinq annes de trop, le nouveau gouvernement doit librer les dissidents emprisonns, 18 de marzo de 2008. http://www.amnesty.org/fr/for-media/press-releases/cuba-five-years-too-many-new-government-must-release-jailed-dissidents-2 (sitio consultado el 23 de abril de 2008).

24 Radio Habana Cuba , Former Chief of US Interests Section in Havana Wayne Smith Says Sending Money to Mercenaries in Cuba is Illegal, 21 de mayo de 2008.

25 Wayne S. Smith, New Cuba Commission Report: Formula for Continued Failure, Center for International Policy , 10 de julio de 2006.

26 Jonathan D. Farrar, The U.S. and the Role of the Opposition in Cuba, United States Interests Section , 9 de abril de 2009, cable 09HAVANA221. http://213.251.145.96/cable/2009/04/09HAVANA221.html (sitio consultado el 18 de diciembre de 2010).

27 Ibid.

28 Ibid.

29 Ibid.

30 Joaquin F. Monserrate, GOC Signals Readiness to Move Forward, United States Interests Section , 25 de septiembre de 2009, cable 09HAVANA592, http://213.251.145.96/cable/2009/09/09HAVANA592.html (sitio consultado el 18 de diciembre de 2010).

31 Jonathan D. Farrar, Key Trading Parters See No Big Economic Reforms, United States Interests Section , 9 de febrero de 2010, cable 10HAVANA84, http://213.251.145.96/cable/2010/02/10HAVANA84.html (sitio consultado el 18 de diciembre de 2010).

32 Michael E. Parmly, Comsec Discusses Freedom and Democracy With Cubain Youth, United States Interests Section , 18 de enero de 2008, 08HAVANA66, http://213.251.145.96/cable/2008/01/08HAVANA66.html (sitio consultado el 18 de diciembre de 2010).

33 Jonathan D. Farrar, The Speculation on Fidels Health , United States Interests Section , 9 de enero de 2009, cable 09HAVANA35, http://213.251.145.96/cable/2009/01/09HAVANA35.html (sitio consultado el 18 de diciembre de 2010).

34 Jonathan D. Farrar, The U.S. and the Role of the Opposition in Cuba , United States Interests Section , 9 de abril de 2009, op. cit.

35 Ibid.

Salim Lamrani es Doctor en Estudios Ibricos y Latinoamericanos de la Universidad Paris Sorbonne-Paris IV, Salim Lamrani es profesor encargado de cursos en la Universidad Paris-Sorbonne-Paris IV y en la Universidad Paris-Est Marne-la-Valle y periodista francs, especialista de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos. Acaba de publicar Cuba: Ce que les mdias ne vous diront jamais . Disponible en libreras y en Amazon: http://www.amazon.fr/Cuba-Medias-Vous-Diront-Jamais/dp/2953128417/ref=pd_rhf_p_t_1 Para cualquier peticin dedicada, contactar directamente: [email protected] , [email protected]

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter