Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-07-2011

Bienvenido a Palestina, si usted consigue entrar

Sam Bahour
The Guardian

Traducido para Rebelin por J.M.


Los palestinos han promocionado a nivel mundial una serie de derechos que Israel niega sistemticamente. Existe el derecho de retorno (1), el derecho de libertad de movimiento (2), el derecho al agua (3), el derecho a la educacin (4), el derecho a entrar (5) (que no debe confundirse con el derecho de los refugiados al retorno) y as sucesivamente.

Pero, qu hay con el derecho a recibir visitas, o no poder recibir por falta de ese derecho? Esta es la aadidura ms reciente. La prohibicin de la libre recepcin de visitantes extranjeros es tan inquietante como sorprendente, especialmente para un pas que pretende ser el nico faro de la democracia en el Medio Oriente.

S, usted ley bien. Israel est amenazando con negarse (6) a permitir que los palestinos que viven en el territorio palestino ocupado puedan recibir a visitantes del extranjero. No estamos hablando aqu acerca de visitantes como los 5 millones de refugiados palestinos que Israel se ha negado a permitirles el regreso a sus hogares despus de ser expulsados por la fuerza y el miedo, cuando Israel fue fundado en 1948. Ms bien el problema ahora es que se les niega la entrada a Israel a los extranjeros que desean visitar los territorios palestinos ocupados.

Recuerden, no hay otra manera (7) de llegar al territorio palestino de Cisjordania y Jerusaln Este, que se encuentran bajo la ocupacin militar de Israel, excepto por los puestos controlados por Israel, los puntos de entrada como el aeropuerto internacional Ben Gurion en Tel Aviv o en uno de los puertos de entrada por mar o los cruce por tierra, todo controlado por Israel. Tambin la entrada a la Franja de Gaza desde Cisjordania requiere del paso por Israel.

Ms de 300 activistas internacionales arribarn a Tel Aviv durante la semana del 8 de julio, invitados por ms de 30 organizaciones palestinas de la sociedad civil, para participar en una iniciativa denominada "Bienvenido a Palestina" (8). Se esperan delegaciones de Francia, Gran Bretaa, Blgica, Suecia, Alemania, EE.UU., Japn y varios pases africanos.

A su llegada al aeropuerto de Ben Gurion, los invitados, todos ellos de pases que tienen relaciones diplomticas con Israel, no ocultarn su intencin de ir a los territorios palestinos ocupados. Este acto no violento, una especie de tsunami de la sociedad civil, slo viene despus que se han agotado todos los canales establecidos por las restricciones que impone Israel a la circulacin y el acceso desde y hacia Palestina para los palestinos y extranjeros, que llevan la responsabilidad de defender el derecho internacional primero y sus leyes nacionales en segundo lugar.

La mayor inaccin vino del departamento de Estado de EE.UU., a pesar de que se ha dejado constancia, en mltiples ocasiones, el hecho de que Israel discrimina en sus fronteras a los ciudadanos de EE.UU..

Tambin vale la pena sealar que el tratado de 1951 con Israel de amistad, comercio y navegacin (9) explicita: "Habr libertad de trnsito en el territorio de cada una de las partes por las rutas ms convenientes para el trnsito internacional..." y para las personas "en trnsito estarn exentas de... cargas y requisitos extraordinarios, y estarn libre de demoras y restricciones innecesarias". Esto en cuanto a respetar los acuerdos firmados.

Israel, como Estado y con anterioridad como un movimiento sionista, ha llegado a todos los extremos para fragmentar y desposeer al pueblo palestino. Tuvo cmplices en cada paso del camino, empezando por Gran Bretaa y continuando hasta el da de hoy con los EE.UU. y el rebao de los estados miembros que actan ms como pericos de los EE.UU. que como estados soberanos cuando de Palestina se trata.

Ahora el juego de la inaccin est llegando a su fin. Cuando el Estado falla, la gente se haga cargo. Es esta gente, como la que viene a Palestina esta semana, o la que trata de llegar a la Franja de Gaza que tiene bloqueado su mar por Israel, o la que vive y resiste la ocupacin da a da en Palestina, la que demostrar una vez ms a los historiadores que la historia se hace con personas reales que tienen un agudo sentido de la humanidad y el coraje de sacrificio.

Sam Bahour es uno de los coordinadores de la campaa del derecho para entrar (10).

Una bandera palestina colgada en el alambre de pas en la parte delantera de la barrera de separacin entre Israel y Cisjordania en 2010. Fotografa: Oliver Weiken / EPA / Corbis


1.- http://www.nad-plo.org/etemplate.php?id=12

2.- http://www.btselem.org/freedom_of_movement

3.- http://www.nad-plo.org/etemplate.php?id=179

4.- http://right2edu.birzeit.edu/index

5.- http://www.righttoenter.ps/

6.- http://beta.news.yahoo.com/israel-readies-pro-palestinian-airport-protest-211323198.html

7.- http://www.ochaopt.org/reports.aspx?id=105

8.- http://bienvenuepalestine.com/?page_id=232

9.- http://tcc.export.gov/Trade_Agreements/All_Trade_Agreements/exp_005440.asp

10.- http://www.righttoenter.ps/

Fuente: http://www.guardian.co.uk/commentisfree/2011/jul/05/welcome-to-palestine-israel



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter