Portada :: Europa :: Europa lucha contra los recortes
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-10-2011

Crnica del 15 de octubre en Roma
Plaza violada

Gorka Larrabeiti
Rebelin


Amaneces con Sol en la mente y el corazn. Ests en Roma y es 15 O. Si todo va bien, ser una jornada para el recuerdo. 10 aos despus de Gnova, un nuevo movimiento que sigue pensando en otro mundo posible sale a protestar indignado contra la dictadura de los mercados, contra las polticas de "austeridad", contra las "instituciones internacionales no democrticas" que son nuestro Mubarak global". Llega mucha gente de toda Italia. Autobuses y trenes.

Preparas la pancarta. Llega la hora de ir a la manifestacin. Al llegar a via Cavour, te encuentras con una manifestacin masiva. Aire de fiesta y de risas. Il Manifesto a 50 cntimos!. Suenan fanfarrias, bajan camiones con sound systems. La gente baila. Una gran sensacin de felicidad por poder protestar finalmente contra un sistema que descarga en los ms dbiles sus prdidas. Finalmente podrs gritar y desahogarte contra el comunismo del capital, que nos hace pagar a todos sus prdidas. Ya intuyes que la Plaza de San Juan de Letrn se llenar y que, una vez llena, ser difcil que la desalojen porque la intencin de los estudiantes es tomar la plaza como en la Qasba, Tahrir, La Perla, Sol, parque Zuccotti etc...

Qu chula tu pancarta casera.




Y qu hermosa esta relectura de la propuesta de la Ministra de Educacin, que propone el regreso al maestro nico, sutil recorte.




Son las 15:20. Acabas de reunirte felizmente con tus amigos. Y de pronto un nubarrn de humo negro espeso que se eleva desde la Plaza Venecia. Son los clsicos provocadores que intentan robar la noticia del da, que es el gento inmenso de la manifestacin. Hay nios, gente mayor, gente en silla de ruedas. Se oyen en lontananza explosiones, pero somos tantos que quin nos para. Sigues cantando y gritando. Pasan marchando en fila india cinco ejecutivos impecablemente engominados maletn en mano, hablando por telefonino ltimo modelo. Magnfica representacin del atropello diario que sufres. Ms explosiones y de pronto, a tus espaldas la gente grita "Fuera, fuera". Algo pasa. Tensin.



Por la acera derecha aparecen los provocadores. Gritas fuerte, intentas asustarles, echarles. Rompen vitrinas, tiran petardos potentsimos. Queman coches. Carreras. Pnico. Los nios se van a casa. La manifestacin est rota. Sigues. Toda va Cavour est reventada. Te han robado eslogans. Violan tus palabras y tus smbolos. Sigues. Ms coches quemados. Pasas por el Coliseo, el cortejo se reagrupa. Somos muchos. Adelante. Comienzan los telefoninos. No vayis a la Plaza de San Juan. Hay una batalla campal. No se puede entrar en la plaza. A lo lejos ves que se est quemando un cuartel abandonado del Ministerio de Defensa. Curioso que se haya quemado un cuartel tan cercano al Coliseo, sin proteccin. Huele cido, huele a pelotazo inmobiliario? Ms carreras. La va Labicana est destrozada. Escaparates, postes, contenedores quemados. Ya no hay nios ni mayores. Mochileros que pensaban acampar en la plaza vagan sin rumbo. Tienes claro que no te van a dejar entrar en la plaza. A un amigo le dicen que ha habido un muerto en la plaza atropellado y que han dado fuego a una camioneta de los carabinieri. Como en Gnova, falsas noticias, rumores. No hay nada que hacer: a la plaza no se puede entrar. Est ya ocupada. Por las fuerzas del Orden y del Caos.

Vas al barrio de San Lorenzo. Repones fuerzas. Comienza a llegarte "informacin". Berlusconi te tilda de "facineroso"; el alcalde de Roma dice que eres "lo peor de Europa". No paran de hablar de los "violentos", cuando t te sientes violado. Ests cabreado por la psima organizacin de la manifestacin. Doscientos provocadores han frustrado una cita histrica. Slo hay 12 detenidos, y eso que ha habido manifestantes que han atrapado y entregado a los provocadores. Son las 20:00 y te retiras hacia casa. Pasas por la plaza Vittorio, tambin presidiada por 7 camionetas de polica, carabinieri. Otra plaza ocupada por las fuerzas del Orden. Cenas y sales otra vez. Tienes que pasar por la plaza de San Juan. Es la 1:00 de la madrugada. Sigue cerrada. Hay 7 camiones de limpieza que la estn dejando limpsima. Roma est vaca. No parece sbado por la noche. No parece que hayas participado en la manifestacin ms numerosa en Europa del 15 octubre.

Si el gora es, como est escrito en Educacin para la ciudadana, "un lugar de todos y de nadie, un lugar vaco que cualquiera puede llenar sin que por eso deje de estar vaco", entonces eso que ves no es una plaza. Esa plaza no es de nadie. Punto. Te dejaron hace tiempo fuera del Parlamento. Te quedaste "fuera del recinto", como dice Bertinotti. Y cuando has intentado encontrar tu sitio pblico, tu plaza, tampoco te han dejado. Seguro que haba infiltrados, seguro que funcion el mtodo Cossiga, seguro que hubo autnomos hartos de encajar violencia de Estado. De todos modos, el hecho es uno: violaron tu plaza. Sientes rabia, pero hay ms das y hay ms plazas.

PS: La foto de nuestra pancarta casera es de Blanca; la foto preciosa del Maestro nico es de Peru; las de los provocadores son de Valeria. Gracias a los tres.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter