Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-02-2012

La Paz, la paloma hambrienta y las llaves del banquero

Azalea Robles
Rebelin


 Hoy vuela una paloma enferma, pasea su mirada por el mundo que se deshilacha en angustias; pedazos de su carne quedan en las esquirlas humanitarias de los cnicos; dulzura de sus plumas sepulta corazones de recin nacidos estallados de hambre. Pasea su mirada y constata mundo.

El hambre es guerra: Los huesos de los nios de las grandes capitales amanecen pegados al cemento; algunos entretejidos en racimos humanos para calentarse del viento de la indiferencia, otros apualados: con la retina muerta y el cuerpo saqueado. Fras las madrugadas y fras las miradas de la sociedad cuya empata es asesinada por manipulaciones y terror; siniestramente clido el abrazo del pegamento. Duelen las articulaciones del alma.



La explotacin es guerra: se pierden manitas infantiles en el socavn. Siniestras esmeraldas devoran retoos de vida, nauseabundas canteras depredan sonrisas, prostbulos despellejan ternuras, mientras el banquero alcanza fortunas inusitadas. Asimetra expele gargajos entre bambalinas, antes de posar en el cinismo.

Sobre la piedra del lavadero una nia reducida se debate entre toneladas de ropa sucia, desgajando sueos infantiles: quedan encarnadas sus uas y su porvenir en la casa de la Doa. Barre el piso, sube el desayuno, limpia la casa, extiende la ropa, prepara el almuerzo, baa al perro, arregla la cocina, pule los muebles, prepara caf, escapa del seorito, plancha la ropa, recoge a los nios en la parada del autobs, prepara la comida, ordena juguetes, termina de doblar la ropa, se cae del cansancio, sirve la comida, recoge la ropa sucia, ordena la sala, lava los platos, se cae del cansancio, escapa del seorito, lleva una bandeja, corre por la casa, sube y baja escaleras ya son las 24h00 y sus 13 aos no dan ms, en unas 5 horas estar nuevamente preparando el desayuno.

La paloma de la paz ya no quiere cargar una rama de olivo de fibra sinttica; necesita cargar un pan, un lpiz, un libro, una guitarra.

Por elevar sus reivindicaciones, a la paloma de la paz la sindican de rebelde, la encarcelan y la tachan de terrorista.

I. La paz desposeda y desaparecida

La paz desposeda [1] , explotada y desnutrida alz su voz reclamando tierra, comida y justicia: no la volvieron a ver. Dicen que detrs del batalln en que la encarcelaron hay una fosa comn. Comn porque las voces de dignidad son all sepultadas en masa [2] . As cumplen los militares: a rajatabla obedecen a los instructores de la voz de caucho y la mirada de acero. En la plaza pblica hoy alza la bandera un cabo condecorado con lamentos humanos, bajo un sol avergonzado.


II. La paz violada, desplazada




La paz violada alz su voz en la hacienda del latifundista; luego los hombres del capitn la visitaron de nuevo, esta vez quebraron la infancia de su hermana menor y ardieron los gritos de su padre en la hoguera de la impotencia. La vida decidi escaparse del cuerpo ms infantil. Con 12 aos y preada de abuso, cogi su camino la paz humillada, junto a ella su madre rota, y una abuela naufragada. La luna alumbra la montaa: miles de ojos ven desde la espesura a otra familia campesina arrastrar sus pasos, caminar huellas de terror y splicas hacia la ciudad.

La paz desplazada se asent entre cloacas, exiliada de campo y cantares de ro, sali a buscar el sustento entre reciclajes de plsticos y allanamientos de su cuerpo.

Mientras tanto se ensancha la propiedad de la multinacional; electrifican algunos predios recin adquiridos: la llave del sistema de rejas y descargas la gestionarn los mercenarios con voz de caucho. Don Mario, el Patrn paramilitar de la regin, es recompensado con varias hectreas y la impunidad para su caprichos: le gusta desflorar -como dice-, a nias cada vez ms jvenes [3] .

III. La paz explotada y los sicarios de los saqueadores

La paz explotada reclam contra la multinacional que se lleva el oro negro y deja la muerte empotrada en los flancos de la tierra y en el magro jornal del trabajador. En estas semanas acostumbraba a seguirla un polica agitando una sonrisa cnica. Hoy al llegar a su casa, acompaada de su esposo, los acribillaron de siete tiros en el umbral de la puerta: cinco hijos menores gritaron hasta hacer temblar la tierra [4] .

Los sicarios desaparecieron en la noche, sacudindose esos gritos infantiles del hombro, como quin se sacude la caspa, y rpidamente dieron el parte de guerra: asesinados por la espalda dos civiles que haban cometido el crimen de no callarse ante lo injusto. Los saqueadores recibieron la noticia con satisfaccin. La fuerza pblica inici la investigacin del crimen celebrando con los sicarios en un garito, entre cervezas y chistes.

IV. La sonrisa ms agria

Vibra la sangre en el cemento, como laguna que suspira las despedidas ms terribles: aquellas que dejan el terror grabado en el futuro. Arden las venas de los vivos.

Vibra la sangre en los valles, en las parcelas humildes del campesino torturado [5] . Regimientos del ejrcito cuentan sus hazaas en la larga vergenza de su uniforme. Nios violados y enterrados en fosas esperan todava justicia [6] . Pero ante los tribunales sonren los militares: la impunidad para ellos es absoluta. La jueza incorruptible fue asesinada por no entender cmo funciona esto [7] . Los nios de Arauca son mancillados dos veces.

Llora la tierra de aspersiones venenosas, de Planes Colombia y de los gritos de sus hijos. Se esparcen lamentos entre las montaas.



Desgarran el cielo las aves de metal que cargan en su seno la muerte ms fiera. Llevan apodos tales como Fantasmas, Tucanos, Kfir, B52, Black hawk, y todas les letras del alfabeto conjugadas en la mayor infamia de la humanidad: el comercio de la muerte. Las lgrimas del pueblo son las llaves de la sonrisa ms agria: la sonrisa del mercader de armas.


V. La paz ocupada

La paz ocupada reclam contra las bases militares de los hombres de la voz de caucho, cuya mirada afilada se posa en nias al amparo de la impunidad otorgada desde la presidencia [8] . La paz ocupada volvi a su casa al anochecer, tras una de esas jornadas largas de estudios y trabajo; desde la esquina vio arder su pasado en un allanamiento que presenci arropada por la oscuridad y el sigilo. Bes a su madre, posando slo sus labios en la respiracin de la callejuela, sin poder acercarse siquiera a esa mejilla clida, a esa dulzura materna que ya no volvera a ver. Decidi sobrevivir y camin por las hojas de helechos y orqudeas, adentrndose en un lugar en el que espera no le quitarn tan fcilmente la vida y los sueos.

VI. La paz en infancia perdida y el banquero

La paz infantil acompa a su padre a la reunin de los mineros artesanales: la preocupacin por la llegada de la multinacional es el principal asunto en la regin. Los Misters aducen que tienen ttulos de propiedad; pero lo que ms preocupa es que manejan la motosierra del paramilitar. El Negro Jairo, arrugado como un acorden, se acuerda de tiempos remotos en que l ya amaba a esta tierra otro desplazamiento, a su edad, no lo va a aceptar: resistir para impedir la llegada de las retroexcavadoras. La paz infantil abre unos ojos como platos ante los relatos que alertan sobre las masacres ocurridas en comunidades aledaas: los lingotes previstos para la banca de Londres ya estn cotizados, y al parecer ese oro ya lleva incrustado un exterminio premeditado.



De repente se agotan los segundos, se rompe el paisaje, y todo va muy rpido: cae sobre los humanos la orden codiciosa emitida desde el terciopelo de alguna oficina en el hemisferio norte. La paz infantil se esconde en un recoveco de tierra. El capitn del ejrcito y los paramilitares hacen sonar las motosierras [9] : gritos, aullidos y splicas tien la vida de manera indeleble. Cortados los humanos como pronto ser cortada la montaa; pulverizados sus sueos como pronto ser ultrajada la cordillera, dinamitados sus paisajes, removida de la existencia.

Son siglos hasta que se van. La paz infantil deja pasar unas horas y sale de su escondite: pedazos humanos y gemidos ya leves sobresalen entre los buitres. No encuentra a su padre. Los humanos fueron desmembrados, sus cabezas casi todas lanzadas al ro. La paz infantil siente que hoy muere su infancia.

El banquero al mismo instante ya manosea en bolsa los efectos de la adquisicin: hoy ir a admirar el destello solar de los lingotes presos en su banco, en la noche criminal de sus negocios. Se apresta a tan emocionante visita en solitario-; saca sus llaves multiformes y secretas, ms secretas an que la manera en que obtiene su riqueza. Los lingotes de oro aparecen como pequeos atades dorados.

VII. La paz exiliada

La paz se exilia tras el asesinato de sus compaeros, de sus familiares. Antes del exterminio de su partido, los descalzos de la tierra la haban elegido [10] . Hubo un instante de esperanza en el sistema de urnas; pero rpidamente las fieras del poder eliminaron la posibilidad de cambio. La paz exiliada siente lacerantes punzadas de hielo en los inviernos nrdicos y en los abismos del desarraigo. Nostalgias anudan su pecho, canciones y sabores pueblan su mirada perdida. La biometra de su alma presenta, ante los mostradores del control de identidad, la lgrima de los que sufren ver a su pueblo humillado en eternas masacres y saqueos. Pero no se resigna a este exilio, y sigue trabajando por su pueblo. La paz periodista construye dignidad a miles de kilmetros de distancia fsica, y a escasos milmetros en distancia emptica de su terruo natal. Deviene un humano universal, con cario fiel a sus primeros aos.

VIII. La paz entregada a sus verdugos

Viaja despreocupada la paz exiliada y periodista a un pas hermano, lleva una camisa roja, porque en el pas hermano pregonan la justicia social; pero a su arribo sufre la traicin desmedida. Es apresada la paz periodista, no hay ley ni convenio que sea respetado, no hay tica ni coherencia que frene lo atroz: es entregada a sus verdugos [11] . La paz periodista apenas alcanza a entender que sus hermanos la entregan a sus torturadores: mil preguntas cavan la fosa ms honda de su alma. Este es un funeral muy triste.

IX. El Plan Cndor sepultando hermanos

Tras huir para salvar su vida, tras vivir dcadas en los helados parajes del exilio; hoy la paz periodista entierra la confianza. Bolvar se siente utilizado, incmodo en iconografas que son parapeto a convenios comerciales y militares con los Santanderes ms carniceros. Los verdugos ren como hienas sobre el cadver de la confianza y alzan triunfantes su llave desmovilizadora: el hombre es un lobo para el hombre. Mientras trasladan a la paz periodista en esos vuelos srdidos que llevan los trofeos de cacera humana al aparato de moler vidas, en la calle solidaria alzan su voz algunos ciudadanos de la dignidad humana; pero los medios mienten, y son muchos los que callan. Miles de justificadores de lo injustificable hilvanan mentiras con agujas de ceguera. Muchos de los que parecan hermanos, que dicen enarbolar la defensa de la vida, de la humanidad, de la solidaridad, hoy se esmeran en ahogar los gritos solidarios, en obviar los mnimos tratados humanitarios, en pisotear el derecho de asilo y en apedrear la tica con acusaciones inquisidoras: curiosa y terrible locura, incoherencia que arde. Las llaves de la esperanza parecen derretirse.
Luego es apresado un cantor enfermo, un artista que subi a las montaas tras sufrir persecucin, y que hoy ya viejo busca asilo en el pas hermano [12] . Hilos muy finos sostienen an la esperanza. Pero lo encarcelan ilegalmente y le otorgan el privilegio al rgimen persecutor de que viole los plazos legales una y otra vez tiembla la pobre esperanza. Los poetas alzan sus voces de protesta recordando a Vctor Jara; pero las hordas de persecutores se quieren llevar al poeta a sus crceles-tortura. El Plan Cndor de los hombres de la voz de caucho quiere envolver en infamias a unos y otros. La dignidad tiene una oportunidad para hacer or su voz contra complicidades abyectas.

X. La Paz estudiante

La paz estudiante camina protestas y construcciones colectivas: quiere un pas con una educacin que ensee a la gente a pensarse para la soberana, no para la sumisin [13] . Quiere que la educacin sea accesible a todos, y no slo a una minora privilegiada. Quiere estudiar la historia de su pueblo, la realidad del campesino, y se atreve a investigar. Es encarcelada bajo los cargos de rebelin y terrorismo. Las llaves austeras y agresivas se agitan a su llegada en las manos de los carceleros: adiestrados en la frustracin y la inhumanidad.

XI. Alas arrancadas


Entre rejas percibe que son miles y miles las alas de libertad truncadas: sueos enjaulados, familias destruidas, comunidades apaleadas. Oye a lo lejo ruidos de huesos rotos: alas arrancadas y arrojadas a un despeadero que pretende ser de olvido. Pero no lo ser.

La paz es torturada: sus gritos aislados, su dignidad golpeada y martillada, su manos de acariciar deformadas, arrancadas sus uas, orinada su osada: pero no se doblega y crece. La paz es sacada del calabozo amoratada, le niegan asistencia mdica. Sangra por la boca, pierde la visin, se entumecen sus miembros. Los dems presos reclaman que le sea brindada asistencia mdica, les contestan con palizas y gases [14] . Al cabo de una semana sin recibir curacin muere el cuerpo de la paz torturada; pero le sobrevive su sueo, en todo un pueblo.

XII. Paloma soando

El sueo sigue vivo y va volando como una paloma rebelde, como un colibr regando polen de ideas, ternura persistente.
La paloma de la paz sigue viva; estupefacta mira la representacin del mundo que sale de la pantalla televisiva: ah descubre que crearon robots a su imagen y semejanza. Ella ve a sus clones desfilar en las pantallas de inocular realidad virtual: unas palomas gordas con movimientos mecnicos, cuya funcin consiste en hacerle creer al mundo que la paz no es reivindicacin, que para nada, que eso est reido. Se les ve la pluma mecnica a esas falsas palomas: aparece una llave que sirve para darles cuerda. Son robots bastante vulgares; pero los medios hacen bien su trabajo de adormilar a la gente.



Los mecanismos de alienacin masiva se articulan en el engranaje de mentiras y terror para paralizar al pensamiento crtico. La empata es declarada objetivo militar. Los medios degradan la condicin humana para legitimar el exterminio: el opositor es descalificado y hasta su despojo mortal es humillado en una orga de muerte. Las pantallas exhiben cadveres en bolsas negras, polticos de turno salen posando con manos cortadas: vanaglorindose de instalar en el pas un mecanismo de delacin y tarifas a la vida. La atrocidad llega hasta tal punto que los militares producen cadveres para mediatizarlos: es decir asesinan a nios y jvenes civiles para disfrazar sus cadveres de guerrilleros abatidos en combate [15] . No hay ningn escrpulo a la hora de implementar la guerra sucia, la guerra sicolgica contra la sociedad en su conjunto, el terror que busca disuadir.

La tica es encerrada con llave mil pies bajo tierra, y la llave de ese calabozo la guarda algn Mister; porque esa, es una llave mayor.

- Qu impostores! - piensa la paloma indignada. Va cavilando sin parar la manera de unir resistencias, de resolver la guerra del hambre, de la injusticia, de las aceras atiborradas de sueos muertos. La llave de la guerra es la misma que abre la caja fuerte del banquero, de la multinacional, del oligarca: y esos mismos hombres caja-fuerte quieren hacernos creer que sus 'llaves' son las de la paz.

Sin dignidad y justicia social se atrofian las alas de la paz; por ello la paloma decide dejar la mansedumbre. Son millones ya las palomas decididas a luchar por dignidad, millones que rechazan la impostura de la paz arrodillada.

La paz es respeto por el pueblo, no cosmtica de oligarcas.


Notas:

El precedente texto est inspirado en hechos reales que aquejan al pueblo colombiano. Los captulos tienen su inspiracin en el terror generalizado, y varios de ellos nacieron como homenaje a hechos concretos. Por ello las fuentes remiten a hechos concretos y tambin aparecen como sustento documental para ampliar cada tema.

Captulo I : La paz desposeda y desaparecida [1] Se estiman en ms de 5,2 millones las personas desplazadas en Colombia, despojadas para beneficio del gran capital: Peor que Sudn, Irak o Afganistn (VIDEO): Colombia es el pas con ms desplazados y refugiados internos. Segn CODHES ms de 5 millones de colombianos son desplazados. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=129586&titular=colombia-es-el-pa%EDs-con-m%E1s-desplazados-y-refugiados-internos- http://www.codhes.org/
"5,195.620 millones de personas (1039.124 hogares) han sido desplazadas a la fuerza en Colombia." En promedio cada ao, unas 208.000 personas son desplazadas forzadamente. El 11,42 % de la poblacin colombiana se encuentra desplazada de manera forzada. Ms de 280 mil desplazados y 176 asesinatos selectivos en 2010: CODHES, Consultora para los Derechos Humanos y el Desplazamiento (20-06-2011) http://www.rebelion.org/docs/130767.pdf El 40% del territorio colombiano est pedido en concesin para proyectos mineros. De las 114 millones de hectreas que tiene Colombia, cerca de 45 millones estn solicitadas para este fin. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=126725&titular=las-venas-abiertas-de-colombia-
[2] Inspirado en la mayor fosa comn del continente americano que fue hallada tras el batalln de la fuerza Omega del plan Colombia: 2000 cadveres de desaparecidos. http://www.publico.es/internacional/288773/aparece/colombia/fosa/comun/cadaveres http://www.rebelion.org/noticia.php?id=99507   Los Medios ocultan la mayor fosa comn de Amrica, mientras el Estado colombiano busca alterarla: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=100898 Denuncian el hallazgo de al menos 1.505 cuerpos ms en fosas comunes en Colombia, en el Meta, en la misma regin que la mayor fosa comn del continente, con 2.000 cadveres hallada en diciembre 2009, y cuyos cadveres son cuerpos de desaparecidos y asesinados por el ejrcito, como qued evidenciado en las Audiencias pblicas a testigos y familiares de desaparecidos http://www.rebelion.org/noticia.php?id=119299 TeleSUR presenta documental sobre La Macarena, mayor fosa comn de AL : http://www.youtube.com/watch?v=Lm0HuarPax8 http://multimedia.telesurtv.net/media/telesur.video.web/telesur-web/#!es/video/telesur-presenta-documental-sobre-la-macarena-mayor-fosa-comun-de-al/ Certifican existencia de fosa comn ms grande de Latinoamrica en Colombia: http://www.youtube.com/watch?v=2s4-ad38gik&feature=relmfu Revelan gigantesca fosa comn en Colombia: http://www.youtube.com/watch?v=osJwou5nEm4&feature=relmfu Asesinan a defensora de DDHH que particip en auditora de fosa de La Macarena en Colombia : http://www.youtube.com/watch?v=6O7vb71NQSQ Macarena: Tumbas mentiras y saqueo. Reportaje del director Jorge Enrique Botero que muestra la violacin sistemtica de los Derechos Humanos cometida contra los campesinos del Bajo Ariari en los Llanos Orientales de Colombia. Un trabajo de investigacin periodstica con el cual se revela la existencia de un cementerio clandestino a los pies de la base militar del poblado La Macarena, en el que estn enterrados miles de jvenes campesinos. La gigantesca fosa comn contiene al menos 2000 cadveres de desaparecidos. http://multimedia.telesurtv.net/media/telesur.video.web/telesur-web/#!es/video/macarena-tumbas-mentiras-y-saqueo/ http://www.dailymotion.com/video/xfbfrq_macarena-tumbas-mentiras-y-saqueo_news http://old.kaosenlared.net/noticia/video-macarena-tumbas-mentiras-saqueo-mayor-fosa-comun-latinoamerica-2
Para ampliar sobre la Desaparicin forzada en Colombia: Jefes Paramilitares confesaron cmo desde los altos mandos militares y polticos ha sido enviada la orden de que desaparecieran de cualquier manera a las vctimas para no dejar rastros y evitar que las cifras de homicidios crezcan. Varios miembros de la Estrategia paramilitar han confesado que implementaron la utilizacin de criaderos de caimanes y de hornos crematorios para quemar a las vctimas, a veces vivas: () Lo echaron vivo ah () El horno lo manejaba un seor que le decan funeraria, creo que se llama Ricardo; dos seores le hacan mantenimiento a las parrillas y a las chimeneas, porque se tapaban con grasa humana confes un paramilitar. () se tapaba con grasa humana () http://www.tercerainformacion.es/spip.php?article17112 Paramilitar Mancuso reitera que cremaron' vctimas para bajar estadsticas: http://www.elespectador.com/noticias/judicial/articulo138469-mancuso-reitera-cremaron-victimas-bajar-estadisticas Documental periodismo humano, testimonio de Manuel Ramrez alias el Mocho: hornos crematorios, descuartizamientos y connivencia en masacres y en asesinatos de civiles falsos positivos de paramilitares con el ejrcito oficial: http://desentranando-colombia.periodismohumano.com/2010/06/10/descuartizamientos-y-hornos-crematorios/ En Colombia se han utilizado hornos crematorios para hacer desaparecer rastros de personas asesinadas o para quemar a personas vivas. Las llevaban los paramilitares por instruccin del Ejrcito y la polica. Senadora Piedad Crdoba: http://www.piedadcordoba.net/piedadparalapaz/modules.php?name=News&file=article&sid=3345&mode=thread&order=0&thold=0 http://www.elespectador.com/noticias/paz/articulo197845-piedad-cordoba-denuncio-hornos-crematorios-paras-desaparecer-cadaveres-d http://plano-sur.org/index.php?option=com_content&view=article&id=147:viaje-a-los-hornos-crematorios-que-construyeron-los-paramilitares-en-norte-de-santander&catid=38:derechoshumannos&Itemid=59 http://cantv.radiomundial.com.ve/yvke/noticia.php?t=25044&sid=ac7fe9457371cdb98bb851262d19572b Estado Colombiano emula crmenes Nazis: Paramilitares y Hornos Crematorios... http://www.kaosenlared.net/noticia/estado-colombiano-emula-crimenes-nazis-paramilitares-hornos-crematorio http://carlosmora.wordpress.com/2009/05/22/hornos-crematorios-principal-arma-de-guerra-de-paramilitares-en-colombia/ El crimen de Estado de desaparicin forzada de la "democracia" en Colombia ha rebasado las dramticas cifras de la dictadura argentina: slo en 3 aos el Terrorismo de Estado ha desaparecido a 38.255 personas. http://www.telesurtv.net/noticias/secciones/nota/71765-NN/colombia-registra-mas-de-38-mil-personas-desaparecidas-en-tres-anos/ Al mes de noviembre de 2010, las estadsticas oficiales del gobierno de Colombia registran ms de 51.000 Desapariciones seala un reporte de 2011 de la US office en Colombia: http://lawg.org/storage/documents/Colombia/RompiendoElSilencio.pdf Informe Fiscala, enero 2011: 173.183 asesinatos; 1.597 masacres; 34.467 desapariciones forzadas, y al menos 74.990 desplazamientos forzados, cometidos entre 2005 y el 31 de diciembre 2010 por el paramilitarismo: http://www.fiscalia.gov.co/justiciapaz/Index.htm http://www.rebelion.org/noticia.php?id=120461&titular=cifras-alarmantes-de-cr%EDmenes-cometidos-por-la-herramienta-paramilitar-de-estado-y-multinacionales- En Colombia el crimen de estado de la desaparicin forzada rebasa ya las terribles cifras de la dictadura argentina y chilena reunidas: Tribunal Internacional de Opinin; LA DESAPARICION FORZADA UN CRIMEN DE ESTADO Veredicto. Senado del Congreso de la Repblica. Bogot 24, 25 y 26 de Abril de 2008: http://www.dhcolombia.info/spip.php?article568 Estimacin: en 20 aos 250.000 personas desaparecidas; Piedad Crdoba, Madrid, mayo 2010 "Hay 250.000 desaparecidos en Colombia en los ltimos aos": http://www.rebelion.org/noticia.php?id=106344&titular=%22hay-250.000-desaparecidos-en-colombia-en-los-%FAltimos-a%F1os%22- http://www.rebelion.org/noticia.php?id=104558&titular=piedad-c%F3rdoba-denuncia-la-pasividad-internacional-y-pide-que-se-condicione-el-tlc-con-europa- Desaparicin, crimen del Terrorismo de Estado en Colombia: http://justiciaypazcolombia.com/50-000-personas-desaparecidas-en El 23 de mayo 2011 el representante del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Christian Salazar, inform que la ONU estima que ms de 57.200 personas han sido desaparecidas forzadamente en Colombia. http://www.senadoragloriainesramirez.org/index.php/tag/cifran-en-mas-de-57-mil-las-desapariciones-forzadas-en-colombia/ http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&id=290853&Itemid=1 http://www.argenpress.info/2011/05/escalofriante-cifra-de-desaparecidos-en.html

Captulo II : La paz violada, desplazada [3] Sobre el Feminicidio en Colombia. Captulo concretamente inspirado en las ms de 50 nias menores de 14 aos, esclavas sexuales el jefe paramilitar Alias El Patrn: prctica que goz de la total anuencia de las autoridades, dado que alias El Patrn comandit la herramienta paramilitar del gran capital que provoc los mayores desplazamientos poblacionales de las ltimas dcadas. El derecho de pernada de facto para latifundistas, gamonales del gran capital y seores paramilitares sigue vigente en Colombia, al amparo de la impunidad para la herramienta de despojo y el latifundio. 50 nias violadas por el paramilitar "El Patrn" y el Parque Tayrona: Infancias molidas en grandes negocios http://www.rebelion.org/noticia.php?id=130891 El jefe paramilitar que abus de al menos 50 nias en Santa Marta http://noticolombiapress.org/index.php?option=com_content&view=article&id=5753:el-jefe-paramilitar-que-abuso-de-al-menos-50-ninas-en-santa-marta&catid=45:narco-paramilitarismo&Itemid=404 http://aipazcomun.org/IMG/pdf_COL_Articulos_para_no_perder_la_memoria_marzo_2011.pdf http://www.eltiempo.com/justicia/ARTICULO-WEB-NEW_NOTA_INTERIOR-8967301.html

Captulo III : La paz explotada y los sicarios de los saqueadores [4] Exterminio contra el movimiento sindical en Colombia. En Colombia son asesinados el 60% de los sindicalistas asesinados en el mundo. Este captulo fue concretamente inspirado en el doble homicidio contra Mauricio Arredondo y su esposa el 17 de enero de 2012, tras un linchamiento meditico que anunciaba este crimen, cmo lo expresa la USO: El ex-presidente Uribe, su ex Vicepresidente Santos, representantes de agremiaciones petroleras del pas, se dedicaron por los medios masivos de comunicacin a sealar a la USO como parte del sindicalismo armado colombiano, hechos que consideramos como la construccin de una Otredad Negativa,   con una intencionalidad clara, allanar el terreno para la eliminacin fsica y legitimar y justificar la misma.   " http://www.usofrenteobrero.org/index.php?option=com_content&view=article&id=3193:asesinado-mauricio-arredondo-afiliado-a-la-uso-subdirectiva-orito&catid=61:orito&Itemid=103 Denuncian plan de exterminio de la actividad sindical: A sesinados Ricardo R. Paublott, trabajador de Coca-Cola y el sindicalista petrolero Mauricio Arredondo y su esposa Janeth Ordez http://www.rebelion.org/noticia.php?id=144322&titular=caen-asesinados-ricardo-ram%F3n-paublott-trabajador-de-coca-cola-y-el-sindicalista-petrolero-mauricio-arredondo-y- http://www.usofrenteobrero.org/index.php?option=com_content&view=article&id=3237:carta-de-protesta-asesinatos-de-sindicalista-de-la-uso-y-de-su-esposa&catid=43:boletin-junta Quinto sindicalista asesinado en 2012: Efran Amezquita, sindicalista del Metro de Cali, asesinado tras sostener un pulso con la operadora Unimetro http://www.rebelion.org/noticia.php?id=144933&titular=asesinan-a-efra%EDn-amezquita-sindicalista-del-metro-de-cali-tras-sostener-un-pulso-con-la-

Captulo IV : La sonrisa ms agria [5]  Denuncia organizacin agraria del Sumapaz: Torturado y asesinado por el ejrcito el dirigente campesino Vctor Hilarin   http://www.rebelion.org/noticia.php?id=143214&titular=torturado-y-asesinado-por-el-ej%E9rcito-el-dirigente-campesino-v%EDctor-hilari%F3n-   [6] Impunidad para la continuidad de la Estrategia del Terror: Nios violados y asesinados por el ejrcito colombiano http://www.rebelion.org/noticia.php?id=116639 [7] Impunidad sangrienta: Asesinada la jueza que llevaba el caso de los nios violados y asesinados por el ejrcito colombiano http://www.rebelion.org/noticia.php?id=125003

Captulo V:
La paz ocupada [8] Bases militares de EEUU en Colombia e inmunidad por todos los crmenes que puedan cometer en Colombia los ciudadanos estadounidenses. Documental Corriendo Bases, de Jorge Enrique Botero, Telesur Parte I: http://www.youtube.com/watch?v=FXBw8LbRsT4&feature=player_embedded Parte II: http://www.youtube.com/watch?<v=JoHdl1Dkz8g&feature=player_embedded Parte III: http://www.youtube.com/watch?v=TpXJWsFw3c0&feature=player_embedded&noredirect=1
Senador Robledo denuncia la violacin de la sentencia de la Corte Constitucional: El gasto multimillonario del Pentgono revela la instalacin efectiva de bases del Comando Sur en el pas. contratos por ms de 100 millones de dlares asignados por el Departamento de Defensa estadounidense a varias empresas para la ejecucin de obras en bases militares colombianas. Segn informacin del Gobierno estadounidense, entre los objetivos de los contratos est la instalacin de una Base de Operaciones Avanzadas en Tolemaida y una Locacin de Seguridad Cooperativa, dos tipos de bases militares que requieren la presencia permanente de personal militar estadounidense en el pas. Algo que la Corte Constitucional rechaz en agosto de 2010, al declarar ilegal el acuerdo promovido por el hoy Presidente Santos en su etapa de ministro de Defensa de Uribe, para ceder las operaciones y el control de 7 bases militares a Estados Unidos. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=123813  
Pese a que la Corte declar inconstitucional el Tratado de cesin: El Ejrcito de Estados Unidos ha firmado 126 contratos para construir en bases colombianas http://www.rebelion.org/noticia.php?id=123295

Captulo VI: La paz en infancia perdida y el banquero:
La historia de la acumulacin de capital en Colombia alcanza niveles de terror absolutos, los testimonios de masacres perpetradas entre la herramienta paramilitar y la fuerza pblica abundan. Concretamente este captulo est inspirado en el testimonio de la presa poltica Marinelly Hernndez Orozco. [9] Testimonio de Marinelly Hernndez Orozco: http://www.traspasalosmuros.net/node/359 El Capitn Martnez con sus tropas ingresaron a unas minas de oro donde se encontraban los campesinos sacando el mineral; y un da antes, lanzaron panfletos dicindoles que desalojaran, y al otro da entraron con motosierras y hachas, amarraron a los trabajadores en cadena y delante de ellos iban soltado de uno en uno, sin asesinarlos, les quitaban los brazos, las piernas y luego de cada persona recogan un solo brazo, una sola pierna y un montn lo tiraban al ro y otros a los huecos de las minas y otros los dejaban para que las aves se los comieran
Oro en alza: saqueo y vulneracin de la vida de los campesinos colombianos   El oro lleva una dcada en constante alza. Las multinacionales mineras codician el territorio riqusimo en oro de Colombia; inversores y bancos buscan el oro como valor seguro. La extraccin de oro es una de las prcticas mineras ms destructivas y contaminantes. En la actualidad el 40% del territorio colombiano est pedido en concesin para la minera multinacional. El presidente Santos insiste en consolidar la minera a cielo abierto y a gran escala. La explotacin de los recursos naturales no renovables constituye una de las denominadas locomotoras de la economa: La poltica de la Prosperidad Democrtica de Santos, privilegia la mega minera con todo y su destruccin del medio ambiente y destruccin de comunidades campesinas, bajo el pretexto que las multinacionales van a generar prosperidad. Pero nada ms falso, dado que los impuestos a la extraccin y apropiacin de los minerales son irrisorios, mientras que lo que s dejan las multinacionales es montaas destruidas, una contaminacin del agua dramtica, y masivos desplazamientos poblacionales. El saqueo del oro es viabilizado por el estado colombiano y su herramienta paramilitar. El ejrcito colombiano y las tropas de ocupacin estadounidenses en Colombia resguardan los intereses de las multinacionales a la par que entrenan y coordinan la herramienta paramilitar que usan para practicar horrendas masacres que buscan generar parlisis de la reivindicacin social, de la reivindicacin laboral o ecolgica mediante el miedo, y generar sobretodo desplazamiento poblacional de manera masiva.
Lo dice el primo de Santos y ejecutivo de la multinacional canadiense Medoro: El Gobierno beneficia a las multinacionales mineras en detrimento del medio ambiente y las comunidades http://www.rebelion.org/noticia.php?id=132682
Documental de Al Jazeera, Colombia's gold rush: http://www.youtube.com/watch?v=yCpYf8B1vYs&feature=player_embedded#at=161 Parte del VIDEO de Al Jazeera, espaol: http://www.youtube.com/watch?v=XsU7QubxDDM&feature=player_embedded Uno sealado por creacin paramilitar; otro en el saqueo del oro; otro, Presidente: Santos no tan santos http://www.rebelion.org/noticia.php?id=134920

Captulo VII La paz exiliada: Inspirado en el periodista Joaqun Prez Becerra y su entrega ilegal por parte del estado venezolano al estado colombiano. Hace referencia al genocidio poltico contra el partido Unin Patritica (UP), partido por el cual Prez Becerra fue elegido. [10] El plan estatal de exterminio se denomin Plan Baile Rojo: Baile Rojo. Documental de Yesid Campos: http://video.google.com/videoplay?docid=8981304868098159223&ei=PpiKS7CINMag-Ab6tKD0BA&q=el+baile+rojo

Captulo VIII: La paz entregada a sus verdugos [11 ] Sobre la entrega ilegal de Joaqun Prez Becerra, periodista, exiliado poltico http://www.rebelion.org/noticia.php?id=128568

Captulo IX: El Plan Cndor sepultando hermanos [12] Caso Julin Conrado: Avalar Venezuela que el canto sea punible? http://www.rebelion.org/noticia.php?id=140537 Comparando los casos de Julin Conrado y Mara del Pilar Hurtado: Legalidad, DIH y Asilo se aplican solamente para preservar a genocidas? http://www.rebelion.org/noticia.php?id=140236 Entrevista a Julin Conrado: habla sobre su compromiso social, la persecucin poltica sufrida, su enfermedad y su situacin actual: http://www.youtube.com/watch?v=I5-ZJunC2ps&context=C344c634ADOEgsToPDskJr1fy54mJxiIn5yV5MLyqV

Captulo X La Paz estudiante [13] Jairo Rivera, secretario general de la FEU Colombia en debate parlamentario, contra la privatizacin de la educacin: http://www.youtube.com/watch?v=gBaQzBoqASI   http://old.kaosenlared.net/noticia/colombia-estudiantes-lucha-jairo-rivera-feu-no-queremos-educacion-dise

Captulo XI: Alas arrancadas Inspirado en las terribles condiciones de reclusin en las crceles colombianas, particularmente en la prctica sistemtica de la tortura contra los ms de 8000 presos polticos. En las crceles colombianas fallecen con inusitada frecuencia los presos polticos: una de las torturas empleadas contra su humanidad, que es una manera de asesinarlos, es la denegacin de asistencia mdica. [14]"Estn aumentando los casos de prisioneros polticos asesinados" http://www.rebelion.org/noticia.php?id=143800
"La pena de muerte no est aprobada para que nos la est aplicando el INPEC, tan lenta y dolorosamente" Fallece otro preso en una crcel colombiana por denegacin de asistencia mdica http://www.rebelion.org/noticia.php?id=142756
Abril 2011: Ya van 5 presos polticos muertos por denegacin de asistencia mdica en las crceles de Colombia en el 2011 http://www.rebelion.org/noticia.php?id=127100
Septiembre 2011, Denuncia la Coalicin Colombiana contra la Tortura: 1.834 torturas fueron documentadas entre 2001 y 2009. El Estado es responsable del 90 por ciento http://www.rebelion.org/noticia.php?id=134422
Segn el Informe de la Coalicin Contra la Tortura: Agentes del Estado son responsables del 98% de las violaciones sexuales en el marco de la guerra http://www.rebelion.org/noticia.php?id=136163
http://www.kaosenlared.net/america-latina/item/5737-en-grave-riesgo-la-vida-de-otro-prisionero-pol%C3%ADtico-y-precupacin-por-la-frecuencia-de-afecciones-mortales-del-aparato-digestivo-en-crcel-de-girn-colombia.html

VIDEO testimonio de tortura, Diomedes Meneses: http://blip.tv/cocalo/diomedes-3393961

Mayor informacin en las pginas: www.traspasalosmuros.net y http://www.comitedesolidaridad.com

Captulo XII: Paloma soando:
[15] falsos positivos : son asesinatos de civiles perpetrados por el ejrcito, civiles desaparecidos cuyos cadveres son presentados como guerrilleros abatidos en combate en montajes militares. Estos asesinatos son denominados en la jerga militar falsos positivos, porque los militares reportan comopositivo al cadver del opositor insurgente, y en estos casos usan a civiles que previamente secuestran o capturan con engaos. De esta manera se implementa la guerra sucia y sicolgica contra la poblacin colombiana: a travs de la exhibicin incesante de cadveres en los medios masivos, la mayora de las veces en condiciones degradantes (en bolsas negras, alineados en el piso al pie de las botas). Para que siempre hayan cadveres a exhibir, la directiva 029 impulsa a los militares a la presentacin de los cadveres a travs de un mecanismo de recompensa por cadver presentado. Degradando la humanidad del opositor, y con la permanente exhibicin de cadveres se busca la disuasin por el terror: hay al menos 3.200 casos documentados de estos asesinatos de civiles a manos de militares; y en la actualidad se siguen produciendo estos crmenes de estado. http://falsos-positivos.blogspot.com/ Documental Falsos positivos-Crimenes verdaderos (1/3) http://www.youtube.com/watch?v=YJvLVm4l8fc&feature=player_embedded Falsos positivos-Crimenes verdaderos (2/3) http://www.youtube.com/watch?v=2wahvXNIMO8&feature=player_embedded Falsos positivos-Crimenes verdaderos (3/3) http://www.youtube.com/watch?v=nN-2HXQH7HM&feature=player_embedded (15) CINEP, mayo 2011, informe seala que los asesinatos de civiles a manos de militares han aumentado bajo el gobierno de Santos. Informe especial Falsos Positivos 2010 El Cinep afirma que aumentaron las vctimas de asesinatos de civiles a manos de militares http://www.rebelion.org/docs/128090.pdf



Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter