Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-03-2012

Entrevista
Quin rob el sueo estadounidense a plena luz del da?

Mark Karlin/Donald Goldmacher
Truthout

Traducido del ingls para Rebelin por Germn Leyens



Mark Karlin: Qu papel jug el libro Global Class War (2006) en su formulacin de la pelcula?

Donald Goldmacher: Aunque nuestro enfoque inicial fue sobre los trabajadores indocumentados, el libro nos dio una comprensin ms amplia de cmo utilizan las grandes corporaciones atrabajadores mal pagados, bien subcontratando trabajos de manufactura en pases de bajos salarios, o contratando trabajadores mal pagados en EE.UU., para disminuir los puestos de trabajo bien pagados en manos de miembros de los sindicatos. Tambin sirvi para ayudarnos a comprender que el fenmeno de la globalizacin que comenz en los aos setenta, acelerado durante los ochenta por Ronald Reagan y George Bush padre, fue tambin abrazado inequvocamente por Bill Clinton y su equipo econmico, que inclua al profesor Alan Blinder, Robert Rubin de Goldman Sachs y Larry Summers, todos los cuales crean en el libre comercio y los libres mercados. Revelaron cmo eran realmente cuando impulsaron los acuerdos del Acuerdo de Libre Comercio de Norteamrica (NAFTA, por sus siglas en ingls), elucubrados durante el gobierno de Reagan, perjudicando a los trabajadores de los tres pases.

Mark Karlin: En la era de la monarqua, los activos financieros eran acumulados por monarcas soberanos. Ahora la riqueza financiera se concentra crecientemente en unas pocas corporaciones globales e individuos. No es una nueva forma de colonizacin, pero los nuevos sbditos no son naciones conquistadas sino trabajadores por doquier?

Donald Goldmacher: Pienso que es una caracterizacin justa de lo que ha pasado en los ltimos 30 aos. Especficamente, ha habido un cambio drstico en la organizacin de la economa de EE.UU. En el pasado, Wall Street estaba al servicio de las corporaciones de la Calle Principal. Esto se ha invertido de forma drstica y ahora la Calle Principal sirve a Wall Street. Esto se comprende mejor como maximizacin del valor del accionariado, mediante el cual las corporaciones deben mejorar constantemente sus mrgenes de beneficio en cada trimestre o Wall Street las reprender. Adems, como resultado de la desregulacin financiera durante el gobierno de Reagan, vimos la aparicin de fusiones y adquisiciones, compaas de patrimonio privado y adquisiciones apalancadas, todas las cuales beneficiaban a un puado de altos ejecutivos y al mximo uno por ciento. Al mismo tiempo, los impuestos para el mximo uno por ciento se redujeron de manera drstica en los gobiernos de Reagan y George Bush hijo, lo que di lugar a una enorme desigualdad en los ingresos en EE.UU. Con este nuevo poder, los ultra-ricos se convirtieron en oligarcas dentro de EE.UU., as como en todo el mundo, donde funcionaban dinmicas semejantes, lo que llev a un libre mercado para los muy ricos, pero un mercado endemoniado para todos los dems.

Mark Karlin: No es irnico que la Revolucin Estadounidense haya sido, en gran parte, una revuelta contra los intentos de la monarqua corporativa de lograr el control monopolista del comercio y de la tributacin injusta impuesta a los colonos para enriquecer a la ya acaudalada elite real? Ahora libramos la misma batalla contra los monrquicos modernos: las corporaciones globales y la elite global.

Donald Goldmacher: As es, por cierto, pero ya que fuimos los primeros en luchar contra una monarqua econmica semejante, tal vez deberamos dar un paso atrs y aprender las lecciones de la Revolucin Estadounidense original y de lo que nuestros padres fundadores fueron capaces de concebir e implementar para derrocar al Imperio Britnico. No cabe duda de que tanto aqu en EE.UU., como en todo el mundo, se est librando una lucha de clases, y como lo dijo maravillosamente Warren Buffett en 2006, su lado est ganando. Sin embargo, el ao pasado hemos visto que tiene lugar un levantamiento global contra esa oligarqua global. Se utilizan diferentes estrategias, as como diferentes tcticas, pero las lneas de la lucha estn claras. Nuestra Web est repleta de informacin sobre la cinta y de qu forma los individuos y las organizaciones pueden utilizar Heist para informar, educar e inspirar, as como los diversos caminos hacia el cambio, como transferir vuestro dinero a una unin crediticia.

Mark Karlin: Explica la importancia del infame memorando de Lewis Powell en el desarrollo de Wall Street y la usurpacin por parte de las corporaciones del control del gobierno de EE.UU. cuando se trata de un libre mercado amaado.

Donald Goldmacher: Lewis Powell fue un abogado corporativo de Virginia a quien su amigo en la Cmara de Comercio de EE.UU. pidi en 1971 que escribiera un memorando secreto de estrategia para la Cmara. Dos meses despus, Richard Nixon lo propuso para la Corte Suprema de EE.UU., donde sirvi varios aos. El memorando se convirti en una llamada a cerrar filas entre ejecutivos corporativos para restablecer la dominacin corporativa en la economa estadounidense y su gobierno, que haba perdido durante la era del Nuevo Trato. El memorando declar abiertamente que las corporaciones deban castigar a sus enemigos polticos y buscar el poder poltico mediante la ley y la poltica. Alent cuestionamientos a lo que consider como actividades izquierdistas de gente como Ralph Nader y acadmicos estadounidenses. Al llegar 1978, la Cmara de Comercio de EE.UU. y la Mesa Redonda Empresarial derrotaron las reformas legales favorables a los sindicatos mediante la tctica obstructora del senador republicano Orrin Hatch de Utah, lo que signific la desaparicin del sindicalismo organizado como oponente significativo del dinero organizado.

Mark Karlin: Leo Gerard, jefe de United Steelworkers [sindicato de los trabajadores de la industria siderrgica, N. del T.], dice en Heist: Los ricos no necesitan gobiernos; se cuidan solos. Sin embargo, las corporaciones y la elite acaudalada en EE.UU. afirman que son patriotas y que trabajan por cuenta de la economa estadounidense. Cmo tuvieron xito con este pase de magia?

Donald Goldmacher: Heist: Who Stole the American Dream? explica el papel de los medios dominantes y de los think tanks derechistas en la orquestacin de la percepcin del pueblo estadounidense respecto a su propia vida. Ese bombardeo diario de medios derechistas que te dicen que t eres la causa de tus problemas y no fuerzas mayores, descrito brillantemente como una estrategia de culpar a la vctima, se ha convertido en la norma. Como ha sealado la derecha, ests solo. Van Jones de Rebuild the Dream describe poticamente ese fenmeno en Heist. Como sealaste anteriormente, Ronald Reagan logr declarar tranquilamente que el problema es el gobierno cuando, en los hechos, el verdadero problema en este pas y en todo el mundo es la hegemona corporativa. Por lo tanto, mientras se desollaba a los estadounidenses de la clase media y EE.UU. se converta en un cinturn oxidado en los aos ochenta y noventa, los trabajadores que haban estado sindicalizados, fueron empujados hacia abajo y tienen que sobrevivir con empleos mal pagados y en familias en las que ambos progenitores deben trabajar. Mientras el papel del gobierno federal con respecto a la gente disminua durante los gobiernos de Reagan, Bush y Clinton, la gente se sinti cada vez ms impotente y abandonada por su propio gobierno. Aunque durante los aos ochenta, mientras ocurra este fenmeno, hubo importantes batallas, a finales de los ochenta y comienzos de los aos noventa, tuvo lugar una aquiescencia generalen gran parte de la poblacinestadounidenses mientras nuestro pas pasaba de ser una economa manufacturera de altos salarios a una economa de servicios de bajos salarios. Esto llev a que los sindicatos perdieran ms y ms miembros y se debilitaran cada vez ms, lo que significa que no hubo resistencia organizada contra la creciente dominacin corporativa de cada faceta de nuestras vidas, incluidas nuestras mentes. Sin embargo, pienso que el pueblo estadounidense comienza a despertar y a darse cuenta de que las grandes corporaciones no son amigas de EE.UU. ni de los trabajadores.

Mark Karlin: Supongamos que eres dueo de un casino, no fijas las reglas? No hemos llegado a un punto de inflexin en la riqueza concentrada, cuando esas corporaciones y gente con un porcentaje tan monstruoso de dinero y activos escriben sus propias reglas, como resultado de sus donaciones a las campaas electorales y de lobistas en el Congreso? No es un indicio real de que la democracia se ha convertido en una plutocracia, aunque se presenta como si fuera una democracia en lo que respecta a la economa?

Donald Goldmacher: Ciertamente no obtendrs un argumento por nuestra parte de dnde se encuentra nuestra democracia. Francamente todos los niveles de gobierno estn en manos de corporaciones y oligarcas. La corrupcin masiva del Congreso comenz a finales de los aos setenta, en parte como resultado del memorando Powell, y ha continuado sin tregua hasta ahora. En 1971 haba un total de 175 lobistas en Washington, DC. En 2008, 33.000 lobistas corran por la capital de la nacin tratando de encontrar la mejor solucin para sus clientes corporativos. Francamente, nos encontramos en grave peligro de perder la nocin misma de lo que significa vivir en una democracia, ya que esas corporaciones logran ms control sobre nuestra economa y nuestro gobierno, en el mbito federal y estatal.

Mark Karlin: en Heist no se sugiere de ninguna manera que el 99% ice la bandera blanca y se rinda. La ltima parte de Heist alienta el activismo. Qu sugiere al cnico yfatalista 99% para recuperar la democracia?

Donald Goldmacher: No existe una respuesta fcil a tu pregunta, pero dira lo siguiente. Primero, ese cnico tiene que ver Heist y prestar atencin a sus propias reacciones emocionales. Siempre ha habido perodos en la historia, no solo en este pas sino en la humanidad, en los cuales ha habido tiempos de severa opresin e imperio, y perodos en los que ha habido levantamientos, rebeliones y siempre la bsqueda de la democracia y de un reparto justo para todos. Sin duda nos encontramos en uno de esos perodos de resistencia y renovacin, y por lo tanto un tiempo esperanzador, ya que hemos visto crecer la resistencia y de la conciencia en todo el mundo, y aqu, tanto en Madison, Wisconsin, como en el movimiento Ocupa Wall Street. Mientras filmbamos y editbamos Heist, nos decamos que cuando el pueblo estadounidense se d cuenta de que le han engaado reaccionar. Por lo tanto nos alegramos cuando vimos esas dos movilizaciones, que sealaron un fin de la prolongada hibernacin del espritu estadounidense de justicia e igualdad. Hemos hechoHeistno solo denunciar los crmenes, sino para dar a la gente un sentimiento muy tangible de que tambin puede participar en una democracia vibrante. De cooperativas de propiedad de los trabajadores, a negocios en propiedad local, de uniones crediticias sin fines de lucro de propiedad de sus miembros, a desafos a las grandes corporaciones en su propio patio trasero, Heist ofrece a los grupos locales y a los individuos un telescopio de cmo pueden participar en una nueva concepcin de EE.UU. que nos sirva a todos.

Mark Karlin: Y a la clase trabajadora y la clase media blanca que votan por los republicanos en temas sociales, religiosos y de identidad blanca? Cmo se les ensea que sus elegidos los estn jodiendo?

Donald Goldmacher: Tu pregunta plantea uno de los motivos principales por los que hicimos Heist y el estilo en el que lo hicimos. Los think tanks derechistas, financiados por grandes corporaciones e individuos ultra-ricos, han utilizado brillantemente temas sociales y culturales para presionar botones emocionales en la gente de clase trabajadora y clase media, llevndola a votar contra sus propios intereses econmicos. Como seala nuestra pelcula, la derecha ha pasado dcadas y ha empleado miles de millones de dlares en la bsqueda del lenguaje y los mensajes correctos a utilizar para manipular las emociones de individuos vulnerables a tales mensajes. Creemos que mucha gente de clase trabajadora y clase media blanca ha sido influenciada por los medios derechistas, como resultado de nuestra creciente inseguridad econmica, y el hecho de que los gobiernos de Reagan, Bush y Clinton no le ayudaron cuando estaba perdiendo sus puestos de trabajo bien remunerados. Ese temor rindi frutos en 2008 como resultado de 30 aos de fundamentalismo de libre mercado, lo que corresponde perfectamente al aumento del fundamentalismo religioso en EE.UU. Creo sinceramente que cuando la gente se ha desorientado como resultado de la prdida de su identidad debido a la prdida de su empleo, y cuando el gobierno no reacciona como lo hizo durante el Nuevo Trato, la gente de a pie no tiene ningn sitio al que mirar excepto a las organizaciones religiosas y otras organizaciones de servicio social, especialmente cuando no hay alternativas de izquierdas organizadas. Por lo tanto, desde nuestro punto de vista, esas dinmicas no son accidentales. Interactan perfectamente entre s para crear una conciencia derechista no solo mediante el temor econmico, sino tambin a travs del temor al otro. El temor al otro no es un fenmeno nuevo en EE.UU. El racismo que se cultiv fuertemente en el Sur no se ha erradicado en nuestro pas, a pesar de la eleccin de un presidente africano-estadounidense. Se encuentra en su uso por candidatos republicanos a presidente, ya que una buena parte de su base est en el Sur, donde el racismo est vivito y coleando. Ser probablemente el tema de una nueva pelcula.

Mark Karlin: En una nota esperanzadora, Heist no solo termin la filmacin con la emergencia del movimiento Ocupa, sino que adems marca el primer aniversario del enorme y asombroso levantamiento de Wisconsin contra los planes antisindicales del gobernador Scott Walker. Sindicatos, progresistas, estudiantes universitarios e incluso algunos agricultores se unieron en protestas que llegaron a ms de 100.000 personas en Madison, una pequea ciudad en un Estado con una poblacin relativamente reducida. Cmo construimos a partir de esa especie de coalicin exitosa?

Donald Goldmacher: La coalicin a la que te refieres se ha estado formando desde hace tiempo, y se repiti durante los campamentos de Ocupa Wall Street en todo EE.UU. Los que vemos la necesidad de transformar nuestra poltica y economa en este pas en un sistema que funcione para el 99% debemos tomar el tiempo para elaborar un conjunto a corto, mediano y largo plazo de estrategias que cuestionen exitosamente la actual oligarqua en la que vivimos. Y no nos hagamos ilusiones de que ser fcil, porque el 1% no va a entregar simplemente sus inmensas riquezas y poder al 99%. Tiene a su favor el poder del Estado militar, y tengo pocas dudas de que utilizar ese poder en algn momento. Ya han desmantelado los campamentos Ocupa en gran parte de EE.UU., pero en el futuro cercano habr manifestaciones en todo el pas llamando a la restauracin del derecho a una educacin asequible. El nuevo conjunto de manifestaciones tendr que exigir el final de la deslocalizacin de puestos de trabajo bien remunerados, una prctica en la que Apple y el resto de Silicon Valley han estado involucrados desde hace algunos aos. La prxima vez que pensemos en comprar un producto de Apple, debemos preguntarnos quin se beneficia de la compra de ese iPhone, iPad, u ordenador. Por lo tanto no es solo cosa de enfrentar a los bancos demasiado grandes para quebrar; tambin tenemos que reconocer que existen corporaciones multinacionales que puedan estar ofrecindonos encantadores productos o tems de bajo coste, pero que no trabajan por el inters de EE.UU. y del pueblo estadounidense. Heist sugiere que es indispensable crear nuevas formas de economa sustentable en la base, mientras se cuestiona el statu quo en la punta. Creo que comenzamos a ver que tiene lugar una forma de pensar semejante y espero ms manifestaciones de la construccin de una economa y una poltica centradas en la gente. Estamos en un momento en el cual varios grupos progresistas de inters determinado, organizaciones sin fines de lucro y polticas deben realmente unirse y volver a imaginar un EE.UU. en el que todos tengan una vida decente, un salario de subsistencia digno y vivan en una economa y medioambiente verde y sustentable.

Mark Karlin: Ronald Reagan, registra Heist, dijo la infamia deque el gobierno no es la solucin del problema, es el problema. La pelcula Wall Street,quese estren durante el gobierno de Reagan, incluye la lnea de Gordon Gekko de que La codicia es buena. Cmo es posible que los defensores de Milton Friedman crean que el libre mercado es infalible y que la codicia es la mquina fundamental de la economa?

Donald Goldmacher: Es realmente importante que los estadounidenses comprendan que el ataque a la idea misma de que el gobierno existe para servir a las familiasde clase trabajadora fue un crtico primer paso en el debilitamiento de lo que mucha gente pensaba que era el sueo estadounidense. Abri la puerta a defensores del fundamentalismo del libre mercado, con Alan Greenspan (l mismo un devoto de Ayn Rand) como sumo sacerdote, que no son diferentes de cualesquiera otros fanticos religiosos. Piden menos regulacin, menos gobierno y que se permita que le gente logre el xito financiero por s misma. Ilustramos con mucha claridad en Heist cmo se transformaron los fondos de pensiones de millones de personas de un plan preciso de prestaciones por jubilacin pagadas por los empleadores a unplan 401 (k) que ha llevado a que los individuos tengan que convertirse en sus propios planificadores financieros, y consecuentemente a perder dinero en la explosin de la burbuja del punto-com y el crac financiero de 2008.

A pesar de toda la evidencia de lo contrario en los ltimos 30 aos, los fundamentalistas del libre mercado siguen creyendo que lo que se necesita es que haya an ms desregulacin a fin de liberar fuerzas del mercado que entonces se filtrarn hacia abajo. En trminos psicolgicos se estn involucrando en una negacin masiva, o simplemente se mienten a ellos mismos, as como al resto de nosotros. Cuando la gente llega a esa etapa, es muy difcil alterar su forma de pensar. Por lo tanto, los progresistas de este pas tienen que comprender que hay un cierto porcentaje de la poblacin estadounidense que est estructurada para aceptar nociones que niegan la lgica y la evidencia; por ejemplo los que niegan el cambio climtico. En ltima instancia, su ideologa solo tiene que ver con la ayuda a que los ricos sean ms ricos, y a dejar al resto ahogndose en la bruma de la marihuana libertaria. Bueno, ya hemos visto de qu se trata en la economa de la filtracin. Tiene que ver con salvar a los ricos instituyendo la guerra de clases a escala global y rescatando a los que nos joden continuamente.

Fuente: http://www.truthout.org/who-stole-american-dream-broad-daylight/1330539102

rCR



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter