Portada :: Europa :: El capitalismo devasta Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-03-2012

El banco de negocios estadounidense maquill las cuentas de Atenas
El gran truco que us Goldman Sachs con Grecia

Eduardo Febbro
Pgina 12

Gracias a la complicidad del organismo financiero estadounidense y de varias instancias y personalidades europeas, el pas heleno pudo disimular durante varios aos el paquete escondido de su deuda. Hoy se puede ver su peor desenlace.


Hay empresas que roban en nombre de la corona imperial para la cual trabajan sin que nunca les pase nada. Goldman Sachs es una de ellas. El banco de negocios norteamericano llen sus arcas con un botn de 600 millones de euros (800 millones de dlares) cuando ayud a Grecia a maquillar sus cuentas a fin de que este pas llenara los requisitos para ingresar en el euro, la moneda nica europea. La informacin no es nueva pero hasta ahora, se desconocan los detalles ms truculentos del mecanismo con el cual Goldman Sachs enga a todos los gobiernos europeos que participaban en la creacin de la moneda nica y cmo evit luego responder ante la ley. El abanderado de la oligarqua financiera oper protegido por slidas complicidades en el seno de las instituciones bancarias europeas y dentro del poder poltico, que hizo todo cuanto estuvo a su alcance para impedir las investigaciones.

Dos de los protagonistas de esta megaestafa hablaron por primera vez sobre las transacciones encubiertas mediante las cuales Atenas escondi la enormidad de su deuda. Se trata de Christoforos Sardelis, jefe de la oficina de gestin de la deuda griega entre 1999 y 2004, y de Spyros Papanicolaou, el hombre que lo reemplaz hasta 2010. El resultado de la operacin es una gigantesca estafa que hizo del presunto salvador, en este caso Goldman Sachs, el operador del hundimiento de Grecia y de buena parte de Europa. Si se cuentan slo los bancos franceses, la aventura griega les cost 7000 millones de euros: BNP Paribas perdi 3,2 mil millones, el Crdit Agricole 1,3 mil millones, la Socit Gnrale 892 millones, BPCE 921 millones y el Crdit Mutuel 359 millones. Esto nicamente es lo que le cost al sistema bancario francs: los pueblos pagaron y pagarn en sacrificios y privaciones mucho ms que esto.

El montaje financiero fue astuto. El Tratado de Maastricht de la Unin Europea fijaba requisitos rgidos para integrar el euro: ningn miembro de la Zona Euro poda tener una deuda superior al 60 por ciento del PIB y los dficit pblicos no podan superar tres por ciento. En junio de 2000, para ocultar el peso gigantesco de la deuda griega que ascenda al 103 por ciento de su PIB y obtener as la calificacin de Grecia para entrar en el euro, Goldman Sachs ide un plan: traslad la deuda griega de una moneda a otra. La transaccin consisti en cambiar la deuda que estaba cotizada en dlares y en yenes por euros, pero en base a una tasa de cambio ficticia. As se redujo de dos por ciento del endeudamiento griego y, con ello, Grecia respet los criterios fijados por el Tratado de Maastricht para ingresar al euro. Un detalle vino a complicar el maquillaje: Goldman Sachs estableci un contrato con Grecia mediante el cual disimul el arreglo bajo la forma de lo que se conoce como un SWAP, un contrato de cambio para los flujos financieros que viene a equivaler a una suerte de crdito. Ese esquema fraudulento llev a que, a raz de los llamados productos derivados implicados en la operacin, en apenas cuatro aos la deuda que Grecia contrajo con Goldman Sachs pasara de 2,8 mil millones de euros a 5,1 mil millones.

Dos periodistas de la agencia Bloomberg, Nick Dunbar y Elisa Martinuzzi, llevaron a cabo una paciente investigacin al cabo de la cual pusieron al desnudo este oscuro mecanismo. Segn explic a los periodistas el jefe de la oficina de gestin de la deuda griega entre 1999 y 2004, Christoforos Sardelis, en ese momento la arquitectura de la propuesta de Goldman Sachs se le escap de las manos. Luego, dice Sardelis, los atentados del 11 de septiembre y una mala decisin de los bancos sembraron la semilla del desastre actual. La conclusin de la investigacin es contundente: Grecia y Goldman Sachs hipotecaron el porvenir del pueblo griego y pusieron una bomba de tiempo que, 10 aos ms tarde, explotara en las manos de la sociedad.

En materia de grandes estafas organizadas por los bancos de inversin la impunidad es la regla. Nadie fue ni ser condenado. Christoforos Sardelis afirm que el acuerdo con Goldman Sachs es una historia muy sexy entre dos pecadores. Goldman Sachs sac jugosos beneficios de esa truculenta organizacin. Sin embargo, el banco de negocios norteamericano afirma en su defensa que nada hizo de ilegal, que todo lo realizado respetaba al pie de la letra las directivas de Eurostat, el organismo europeo de estadsticas. Eurostat alega que recin tom conciencia en 2010 de los niveles de endeudamiento griego. La defensa parece pobre porque las primeras denuncias sobre el maquillaje de las cuentas griegas y el papel que en l jugo Goldman Sachs datan de 2003. En un informe de 2004, Eurostat escribi: falsificacin generalizada de los datos sobre el dficit y la deuda por parte de las autoridades griegas.

Gracias a la complicidad del organismo financiero norteamericano y de varias instancias y personalidades europeas, Grecia pudo disimular durante varios aos el paquete escondido de su deuda. En 2010, Jean Claude Trichet, entonces presidente del Banco Central Europeo (BCE), se neg a entregar los documentos requeridos para conocer la amplitud de la verdad. Ocurre que en el medio de esta gran mentira hay un personaje que hoy es central: se trata de Mario Draghi, el actual presidente del Banco Central Europeo y gran partidario de terminar de una buena vez por todas con el modelo social europeo. Draghi es un hombre de Goldman Sachs. Entre 2002 y 2005 fue vicepresidente de Goldman Sachs para Europa y, por consiguiente, estaba al corriente de la falsificacin de los datos sobre las finanzas pblicas de Grecia. Fue su mismo banco quien estructur la falsificacin. El liberalismo premia muy bien a sus soldados. Durante dos aos, el Banco Central Europeo y los lobbies polticos usaron cuanto truco fuera posible para proteger a Draghi y no permitir que se llevaran a cabo auditoras en torno de las irregularidades cometidas en Grecia. Las comisiones del Parlamento europeo designadas para investigar esta megaestafa chocaron sistemticamente contra las redes que protegan el secreto.

El desenlace final de esta complicidad entre las oligarquas financieras es conocido por todos: casi un continente sumido en la crisis de la deuda, un pas, Grecia, expoliado y de rodillas, recesin, despidos masivos, prdida de poder adquisitivo para los trabajadores, reestructuraciones, sacrificios de los beneficios sociales, planes de ajuste y miseria. Mientras tanto, los 600 millones que Goldman Sachs gan con esta estafa han seguido fructificndose en la apuesta suicida que el capital hace en beneficio propio contra la humanidad.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-189486-2012-03-13.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter