Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-03-2012

En honor y a la memoria de un incansable luchador social mexicano
El Profe Garrido

Los Brigadistas-UNAM
Rebelin


Por el poder despreciado, despreci a los poderosos estudindolos y entendindolos. Lo atacaron con infamias y mentiras, discuti con verdades y con ideas. Por su rigurosidad acadmica, por su trayectoria profesional bien pudo obtener cualquier puesto gubernamental o universitario que le permitieran una vida cmoda y sin sobre saltos, en vez de eso opt por el debate, la polmica y la lucha. No fue un amigo de los movimientos sociales, ni siquiera un compaero de ruta, fue un intelectual integrante de esos movimientos, un hacedor de la historia dentro de ellos. Su figura brill como pocas en la huelga universitaria de 99-2000. Dot de argumentos a los estudiantes que, con l, defendieron la gratuidad de la educacin en la UNAM; debati con el resto de los intelectuales, los abiertamente derechistas y los soterradamente neoliberales, que exigan el levantamiento de la huelga universitaria a cambio de nada; luch por la libertad de los presos polticos despus de la ocupacin militar aquel 6 de febrero del 2000. Con los estudiantes march y grit, incluso dentro del reclusorio norte donde, en ms de una ocasin, fue orador principal de los mtines organizados por los estudiantes presos.

Su figura tranquila y serena contrastaba con su rapidez de pensamiento y con su severidad en la polmica. Luis Javier era implacable, su declogo semanal, adems de sinttico y esclarecedor, pona los puntos sobre las es. Todo movimiento social progresista en este pas tena en l a una voz ms, a un eco atronador. Defendi tambin a los campesinos de San Salvador Atenco, particip en la campaa por la defensa del petrleo, se sum a la lucha contra el fraude electoral del 2006 y a la defensa de los trabajadores electricistas del SME que continan en resistencia.

Fue consecuente hasta el ltimo momento de su vida. En 1990, en el marco del Congreso Universitario de la UNAM, algunos adversarios creyeron insultarlo al decirle que se radicalizaba como estudiante ceceachero, pero eso lo hizo sentirse un orgulloso aliado del movimiento estudiantil, junto a cuya ala izquierda vot durante todo ese evento. En el ao 2007, por iniciativa de grupos estudiantiles y de profesores universitarios, contendi por la rectora, sin otro afn que el de denunciar lo ms ampliamente posible lo antidemocrtico y obsoleto de la Junta de Gobierno, del Consejo Universitario y de todo el proceso de designacin de los rectores. Adems levant un programa de transformacin profunda de nuestra universidad que bien debiera ser considerado en estos das. Ninguno de los entonces aspirantes a ocupar el cargo acept asistir al debate por l propuesto. Entonces seal: Los que se niegan a dialogar con la comunidad y a la apertura de espacios democrticos y de reflexin en la UNAM, desdeando el sentir de los universitarios, asumen una grave responsabilidad por lo que pueda acontecer en el futuro inmediato. Hubo quien lo tach de inconsecuente cuando se sum al proyecto de Andrs Manuel Lpez Obrador, pero l no perdi la brjula: la ltima palabra, deca Luis Javier, la tiene el pueblo organizado y movilizado.

Su impresionante currculo profesional deja pasmado a cualquiera. Esa formacin no le impidi ser consecuente con su militancia de izquierda, lo fortaleci en esa conviccin. Su rigor y agudeza estuvieron presentes en sus artculos semanales en La Jornada, pero tambin en el ms clebre de sus libros El Partido de la Revolucin Institucionalizada, tesis con la que obtuvo el grado de Doctor del Estado francs. Desentra, como nadie, los orgenes y la consolidacin del PRI que hoy pretende venderse a la poblacin mexicana con un nuevo rostro.

Su muerte es una de esas muertes hondas y dolorosas. Los que aspiramos a que este pas mejore hemos perdido a uno de los pocos intelectuales que, como Carlos Montemayor y Miguel ngel Granados Chapa, analizaron desde abajo y desde adentro al Mxico profundo. La UNAM pierde a un acadmico de renombre, el movimiento social mexicano a un compaero siempre necesario.

Hoy, los que a su lado caminamos, los que lo queremos y extraamos, estamos convencidos de que Luis Javier Garrido merece honor por ponerse del lado de los de abajo, sabedor de que sus levantamientos y sus rebeliones son justas, necesarias e inevitables.

Hasta siempre Profe Garrido!

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter