Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-04-2012

China
Crecen las protestas contra las expropiaciones

Emily-Anne Owen
IPS


En la mitad de la noche, alguien golpe a la puerta de la casa que Zhang Haxia y su esposo tenan en el sudoeste de China. Los extraos los sacaron a la fuerza y los metieron en una camioneta. Cuando los propietarios pudieron regresar, no quedaban ni los escombros de su vivienda.

Este fue una ms de las varias expropiaciones que se producen en este pas de Asia. Promotores inmobiliarios y funcionarios locales corruptos y deseosos de embolsarse dinero por el auge de la construccin coaccionan a la poblacin para que abandone terrenos valiosos a cambio de una mnima indemnizacin.

Este fenmeno rpidamente se convirti en la principal fuente de inquietud en China, y acapar los titulares de la prensa esta semana con el anuncio de duras penas de prisin contra dos activistas de derechos humanos que dieron prolongadas batallas para ayudar a las vctimas.

Ni Yulan, de 52 aos, y su esposo, Dong Jiqin, fueron detenidos este mes por ayudar a los afectados por la apropiacin ilegal de propiedad. Ella fue condenada a dos aos y ocho meses de prisin, y su marido a dos.

La pareja, que perdi una batalla legal de seis aos para evitar la demolicin de su tradicional casa con jardn de Beijing, en 2008, fue acusada en diciembre de "provocar peleas, incitar disturbios y destruir en forma deliberada propiedad privada y pblica".

En la audiencia del veredicto, que solo dur 10 minutos, segn la organizacin Defensores de los Derechos Humanos, el Tribunal Popular del distrito de Xicheng conden a la pareja por "crear disturbios".

Ni Yulan qued lisiada debido a las torturas sufridas en otras oportunidades en que estuvo presa, la primera vez un ao y luego dos ms, segn dijo. En 2002 fue por "obstruir asuntos oficiales" y, en 2005, por "daar propiedad pblica" mientras luchaba por salvar su casa.

Las expulsiones llevaron a miles de personas a realizar protestas todos los meses. Muchos manifestantes se enfrentan con la polica.

La historia de Zhang*, es una entre miles.

"El 4 de diciembre a las tres de la madrugada, funcionarios del gobierno local, acompaados de mafiosos, nos arrastraron a m y a mi marido fuera de casa, nos metieron en una camioneta y nos llevaron a un lugar alejado que no reconoc", dijo a IPS la agricultora de 55 aos por telfono desde su casa en la ciudad de Chengdu, capital de la central provincia de Sichuan.

"Me tropec, me ca y vi al hijo del secretario del Partido (Comunista) local. Cuatro horas despus nos regresaron. Nuestra casa ya no estaba, y los ladrillos y las tejas haban desaparecido", relat.

Cuando Zhang se traslad a Beijing para reclamar al gobierno central, la polica la detuvo junto a su esposo y los envi a la comisara de Sichuan, donde fue golpeada antes de ser liberada, indic.

"Nos obligaron a firmar un papel. Yo no quera porque saba que si lo haca estara aceptando mi detencin, entonces me golpearon. Mi marido llam al superior y fuimos liberados", narr.

Zhang no es la nica. Esta semana, un sitio de Internet de Sichuan inform que desaparecieron tres activistas que reclamaron indemnizaciones por ser expulsados de sus propiedades en la oriental provincia de Jiangsu.

Mao Jianzhong, Gu Xingzhen y Xia Kunxiang se trasladaron a Beijing para reclamar ante el gobierno central. Pero funcionarios de Jiangsu los llevaron de regreso a su ciudad, Suzhou, y no se supo ms de ellos, inform Radio Free Asia.

Muchos demandantes, que suelen sufrir la creciente corrupcin de policas y funcionarios locales, no tienen ms opcin que plantear su problema al gobierno central. Pero suelen ser llevados de regreso a su localidad, segn el activista Huang Qi, quien primero denunci el incidente en su sitio de Internet, Tianwang.

Huang denunci que muchos manifestantes son llevados a una de las miles de "crceles negras" sin el debido proceso o detenidos bajo cargos falsos. Los reclamos suelen ser acallados en el mbito local por temor a que las demandas y disturbios daen la reputacin de los funcionarios, expongan la corrupcin o impidan su promocin.

"Desde el gobierno de Hu-Wen (por el presidente Hu Jintao y el primer ministro Wen Jiabao) aument la expropiacin. Pero tambin los casos por indemnizaciones o las demandas", dijo Huang a IPS.

"La apropiacin ilegal no ha terminado. Recib una llamada la semana pasada de un agricultor de Sichuan cuya casa haba sido destruida a las dos de la madrugada. Las expulsiones suelen ocurrir durante la noche porque no quieren que la gente tome fotografas ni grabe audio o vdeos de prueba", explic.

"Las personas que no estn informadas creen que los asuntos ms importantes de China son la Revolucin Cultural o la reforma de la estructura poltica. Pero, de hecho, la gente est ms preocupada por proteger sus derechos", remarc.

Las repercusiones de los disturbios rurales por apropiaciones ilegales son comunes. Un sitio de Internet inform la semana pasada sobre enfrentamientos con la polica en el norte y sudoeste de China. Algunos episodios como las protestas en Wukan, en la surea provincia de Guangdong, tuvieron eco en la prensa internacional.

Los activistas de Wukan lograron expulsar a los funcionarios corruptos y el derecho a realizar elecciones locales.

El pueblo se convirti en el smbolo de la protesta contra la apropiacin ilegal de tierras en China, y es considerado un ejemplo exitoso de cmo el gobierno debe actuar para desactivar los reclamos generalizados.

El cambio est en marcha, segn la organizacin no gubernamental Landesa (http://www.landesa.org/), dedicada a defender el derecho a la tierra de los agricultores de las naciones en desarrollo. El grupo seala en su sitio de Internet que trabaja con el gobierno central para introducir una serie de mejoras legales histricas.

El gobierno comenz a garantizar a los agricultores derechos de 30 aos sobre sus tierras, segn Landesa, as como a documentar y publicitar los derechos de los agricultores. Pero muchos ciudadanos los desconocen, y la ley es ampliamente ignorada por las autoridades locales, que suelen abusar de su poder.

En Chengdu, Zhang compr otro terreno y construy otra casa. Segn ella, el problema radica en la codicia de los funcionarios locales, ms que en el gobierno central.

"Seguir reclamando en Beijing porque tengo esperanzas en el gobierno, son las autoridades locales las que son corruptas", seal. "No pido una cifra ridcula, solo una indemnizacin razonable", aclar.

* Su nombre fue cambiado por su seguridad.

Fuente original: http://www.ipsnoticias.net/nota.asp?idnews=100540



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter