Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-04-2012

Todos ustedes son sospechosos, qu van a hacer al respecto?

John Pilger
www.johnpilger.com

Traducido del ingls para Rebelin por Beatriz Morales Bastos


Todos ustedes son terroristas potenciales. No importa que vivan en Gran Bretaa, Estados Unidos, Australia u Oriente Medio. La ciudadana ha sido abolida de hecho. Cuando usted enciende el ordenador, el Centro Nacional de Operaciones del Departamento de Seguridad de la Patria de Estados Unidos puede controlar si teclea no solo al Qaeda sino tambin maniobras, instruccin, oleada y organizacin, todas ellas palabras proscritas. El anuncio del gobierno britnico de que pretende espiar cada correo electrnico y llamada de telfono no es ninguna novedad. La aspiradora satlite conocida con el nombre de Echelon lo ha estado haciendo durante aos. Lo que ha cambiado es que Estados Unidos ha emprendido un estado de guerra permanente y que un estado policial est consumiendo la democracia occidental.

Qu van a hacer ustedes al respecto?

Siguiendo instrucciones de la CIA, en Gran Bretaa tribunales secretos van a ocuparse de supuestos terroristas. El habeas corpus est desapareciendo. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha dictaminado que cinco hombres, entre los que se incluyen tres britnicos, pueden ser extraditados a Estados Unidos aun cuando solo uno de ellos ha sido acusado de algn crimen. Todos ellos han estado encarcelados durante aos segn el Tratado de Extradicin de 2003 entre Estados Unidos y Gran Bretaa que se firm un mes despus de la criminal invasin de Iraq. El Tribunal Europeo haba condenado este tratado debido a que era probable que llevara a un castigo cruel e inusual. Uno de los hombres, Babar Ahmad, recibi una indemnizacin de 63.000 libras por las 73 heridas que padeci mientras estuvo bajo custodia de la Polica Metropolitana. La ms importante de ellas fue el abuso sexual, la firma del fascismo. Otro hombre es un esquizofrnico que padeci un colapso mental total y est en el hospital de seguridad de Broadmoor; en el caso del tercero existe riesgo de suicidio. Van a la Tierra de la Libertad, junto con el joven Richard O'Dwyer, que se enfrenta a diez aos engrilletado y vestido con un mono naranja por haber infringido supuestamente el copyright estadounidense en internet.

Aunque la justicia se politiza y americaniza, estas farsas judiciales no son atpicas. Confirmando la condena de un estudiante de la universidad de Londres, Mohammed Gul, por difundir terrorismo en internet, los jueces del Tribunal de Apelacin de Londres dictaminaron que los actos [] contra las fuerzas armadas de cualquier Estado del mundo, los cuales trataran de influir en un gobierno y se llevaran a cabo por motivos polticos eran ahora crmenes. Llamen al banquillo de los acusados a Thomas Paine, Aung San Suu Kyi, Nelson Mandela.

Qu van a hacer ustedes al respecto?

Ahora el pronstico es claro: el tumor maligno que Norman Mailer llam prefascista se ha metastatizado. El fiscal general de Estados Unudos, Eric Holder, defiende el derecho de su pas a asesinar ciudadanos estadounidenses. A su protegido, Israel, se le permite dirigir sus armas nucleares a Irn, que carece de ellas. La masacre de 17 civiles afganos el pasado 11 de marzo, entre los que se incluan al menos nueve nios y cuatro mujeres, se atribuye a un soldado estadounidense que acta en solitario. Da fe de ello el propio presidente Obama, que haba visto un vdeo y lo considera una prueba concluyente. Una investigacin parlamentaria independiente afgana aporta testigos que dan pruebas detalladas de al menos veinte soldados, ayudados por un helicptero, que saquearon sus pueblos, asesinaros y violaron: un ataque nocturno habitual, aunque un poquito ms mortal, de las fuerzas especiales estadounidenses.

Dejando de lado la tecnologa de videojuego para asesinar (la contribucin estadounidense a la modernidad), el comportamiento es el tradicional. Inmersos en una rectitud de cmic, adiestrados pobre o brutalmente, con frecuencia racistas, obsesos y dirigidos por una clase de oficiales corruptos, los miembros de las fuerzas estadounidenses transfieren el homicidio de casa a lugares lejanos cuyas pobres luchas no pueden comprender. Una nacin que se fund sobre el genocidio de una poblacin originaria nunca abandona esa costumbre. Vietnam era un pas indio y sus ojos rasgados y sus amarillos iban a ser liquidados.

La liquidacin de cientos de habitantes, la mayora de ellos mujeres y nios, del pueblo vietnamita de My Lai en 1968 tambin fue un incidente aislado e, irreverentemente, una tragedia estadounidense (el titular de portada del Newsweek ). Solo uno de los 26 hombres juzgados fue declarado culpable y el presidente Nixon lo dej libre. My Lai est en la provincia de Quang Ngai en la que, como aprend en mi condicin de periodista, se calcula que las tropas estadounidenses mataron a unas 50.000 personas, la mayora de ellas en lo que los estadounidenses llamaban zonas de tiro libre. Este fue el modelo de la guerra moderna, el asesinato industrial.

Como Iraq y Libia, Afganistn es un parque temtico para los quienes se benefician de la nueva guerra permanente de Estados Unidos: la OTAN, las empresas de armamentos y de alta tecnologa, los medios de comunicacin y la industria de seguridad, cuya lucrativa contaminacin es una plaga en la vida cotidiana. Es irrelevante la conquista o pacificacin del territorio. Lo que importa es la pacificacin de ustedes, el cultivo de su indiferencia.

Qu van a hacer ustedes al respecto?

El descenso al totalitarismo tiene sus hitos. Cualquier da de estos el Tribunal Supremo de Londres decidir si se extradita a Suecia al editor de WikiLeaks editor, Julian Assange. Si no se acepta esta ltima apelacin, el facilitador de que se diga la verdad a una escala pica, al que no se acusa de ningn crimen, se enfrenta al aislamiento y a interrogatorios sobre absurdas acusaciones sexuales. Gracias a un acuerdo secreto entre Suecia y Estados Unidos puede ser entregado en cualquier momento al gulag estadounidense. En su propio pas, Australia, la primera ministra Julia Gillard ha conspirado con aquellas personas en Washington a las que ella llama sus verdaderos compaeros para asegurarse que su inocente compatriota es apto para el mono naranja en caso de que lo extraditen a Estados Unids. En febrero el gobierno de Julia Gillard redact una Enmienda WikiLeaks al tratado de extradicin entre Australia y Estados Unidos que hace ms fcil a sus compaeros echarle mano. Incluso les ha concedido la capacidad de autorizar registros amparada por [la legislacin sobre] libertad de informacin, para que se pueda mentir acerca de ello al mundo exterior, como es habitual.

Qu van a hacer ustedes al respecto?

Fuente: http://www.johnpilger.com/articles/you-are-all-suspects-now-what-are-you-going-to-do-about-it



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter