Portada :: Conocimiento Libre
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-05-2012

Redes sociales: Hegemona y contrahegemona entre los EE.UU. y Latinoamrica

Alejandro L. Perdomo Aguilera
ALAI, Amrica Latina en Movimiento


Resumen: El trabajo aborda como las redes sociales en Internet pueden ser articuladas como mecanismos de dominacin ideolgica de los Estados Unidos hacia Latinoamrica. Se aprecia cmo actan estas en el proyecto hegemnico hacia la regin, particularmente en las acciones dirigidas hacia la sociedad civil para la construccin de consensos en la opinin pblica, que consoliden la dominacin meditica. Por otra parte, se analiza como las redes sociales en Internet son tambin un nuevo instrumento para los movimientos contestatarios. Desde esa perspectiva se argumenta como pueden apoyar a los medios alternativos y a los procesos de transformacin que se viven en la regin, para impulsar las luchas contra-hegemnicas.  

Palabras claves: redes sociales, hegemona, EE.UU., Latinoamrica, emancipacin.


Las redes sociales en Internet son, al decir de unos, la nueva arma de las revoluciones, para pena de otros, son tambin un efectivo mecanismo de dominacin ideolgica, y un poderoso instrumento del gobierno de los EE.UU. para extraer informacin sobre los intereses, las vulnerabilidades y potencialidades existentes en Latinoamrica. El acoplamiento del gobierno estadounidense en las redes sociales en Internet (RSI) denota el marcado inters que adquieren para sus intereses hegemnicos en la regin.

La capacidad de las RSI para socializar estados de opinin la convierten en una excelente herramienta de los centros de pensamiento y los medios de comunicacin dirigidos por las elites del poder, para hacer llegar a diversos pblicos los mensajes de su inters. La rapidez con que fluyen las informaciones en la red, las atractivas formas en que se presentan los mensajes y la concatenacin de los estados de opinin con una caracterizacin ideolgica-cultural, socioeconmica y fsica que se hace de cada internauta, resulta una valiosa informacin para los entes que controlan los medios de informacin a nivel global, re-planteando a las redes sociales como un nuevo terreno de combate.

La Administracin Obama tom un inters particular por las redes, vinculndolas al trabajo de los diferentes Departamentos y Agencias gubernamentales, reconocindolas como unas plataformas de necesario anlisis y utilizacin para la poltica exterior y de seguridad hacia Amrica Latina, en el contexto actual. En este afn se destinan un nmero importante de funcionarios y contratistas, lo que revela su importancia estratgica, para el futuro de las relaciones poltico-diplomticas a nivel global.

Sin embargo, las declaraciones de la jefa de la diplomacia Hillary Clinton sobre el tema de la Internet y las redes sociales, se destacan divergencias en dependencia de los tpicos que trate. Por una parte, propugna el derecho a la informacin y a la libertad de expresin, hallando en las RSI un instrumento para impulsar la influencia de las ideas, la cultura y los valores norteamericanos sobre el resto del mundo. Desde estas, se canalizan como referentes las valoraciones polticas e ideolgicas del gobierno estadounidense sobre el mundo, y qu polticas deben seguirse o no sobre los diferentes temas internacionales.

La utilizacin que le dan los EE.UU. a las nuevas tecnologas de la informtica y las comunicaciones NTICs limitan la privacidad de los usuarios de la red de redes, al punto que () las propias empresas de los Estados Unidos juegan en la supresin de la libertad en Internet. () Narus una compaa americana ahora propiedad de Boeing suministra en Egipto la tecnologa que le permita al gobierno espiar a los usuarios de Internet.[1]

Desde diferentes oficinas del Departamento de Estado, se realiza un seguimiento particular al uso de las redes sociales. Hillary Clinton amenaz en el discurso de Libertad en Internet a otros Estados, al expresar en relacin a los sucedido en Egipto y Tnez: Creemos que los gobiernos que han erigido barreras a la libertad en internet se hallarn finalmente encerrados () Enfrentarn el dilema del dictador, y tendrn que elegir entre dejar que caigan los muros o pagar el precio de mantenerlos en pie[2]

Sin embargo, la libertad a Internet vulnera tambin la seguridad de los EE.UU. y con ello se aprecia como la prdida de privacidad no solamente es para la sociedad civil y los gobiernos forneos sino tambin para ese pas.

La rplica de estos hechos parece inclinarse hacia Irn, de hecho, el Departamento de Estado dispuso un nuevo feed de Twitter traducido al idioma persa para atraer a los usuarios iranes, a conciencia de la utilidad de de esta red como mecanismo de manipulacin ideolgica.[3]

Pero esta prctica aplicada al Medio Oriente, se ha extendido hacia Latinoamrica, comprendiendo su factibilidad para el trabajo con la regin en los diferentes temas de inters. Para incentivar esta experiencia, () en la Casa Blanca hicieron pblica una circular que se refiere a la utilizacin de las redes sociales por las agencias de gobierno. Se trata de un memorndum elaborado por Cass R. Sunstein, cuyo tema es: Social Media, Web-Based Interactive Technologies, and the Paperwork Reduction Act.[4] El mismo, especifica que la Ley federal que regulaba la publicacin de documentos federales (la Paperwork Reduction Act) no se ajusta a la dinmica actual de las relaciones poltico-diplomticas a travs de Internet y las redes sociales, por lo que el memo intenta cubrir esa limitante.

Para la relacin con Latinoamrica, las RSI tienen un sentido particular. La incorporacin masiva de los internautas a las redes sociales en la regin ha sido visibilizada por el gobierno de los Estados Unidos -sin dejar de apreciar sus peligros- como una oportunidad para la construccin de consensos y el fortalecimiento de su hegemona, en un contexto donde amerita mejorar su credibilidad y articular las relaciones con Latinoamrica, de una forma ms consensada y no con la metodologa impositiva de antes.

La Cumbre de las Amricas en Cartagena de Indias, fue un claro ejemplo de la pujanza que las fuerzas contestatarias a la hegemona imperial tienen su expresin, tambin, a nivel gubernamental. Esta realidad denota para ese gobierno, la necesidad de emplear a fondo su poder informacional y meditico. Sin embargo, en esta dinmica los medios tradicionales de comunicacin resultan insuficientes, de modo que el trabajo a travs de las redes sociales es crucial. Ante la evolucin de medios alternativos en la Amrica Latina y el Caribe, y su interaccin con las redes sociales, la construccin de matrices de opinin gana nuevos actores y nuevas formas de comunicacin. En este escenario convergen actores tradicionales con los nuevos, en una lucha poltica, diplomtica y cultural que se va del campo real al virtual, desarrollando una mayor capacidad dilogo, informacin y criterios, la cual es ms difcil de demonizar.

En este escenario virtual de luchas ideolgicas, se articulan movimientos contestatarios, con gobiernos alternativos que manifiestan un impulso a las luchas contra-hegemnicas de Nuestra Amrica. El uso de las redes sociales se ha extendido por la regin de forma creciente, vinculando en ellas a varios presidentes latinoamericanos como Chvez, Correa y Dilma, y a otros actores de importancia, que han potenciado nuevas formas de dilogo ciudadano, ante la dominacin meditica que lidera el gobierno estadounidense contra los procesos que vive la regin.

En un contexto internacional de crisis estructural y multidimensional de la economa mundial, donde crecen los movimientos de indignados, ante el descontento con partidos tradicionales, y la desconfianza de los grandes medios, el escenario de las redes sociales resulta ms atractivo y dinmico, en tanto brinda mayores capacidades expresin.

En este aspecto, pudiera enunciarse la entrada en un proceso de transicin del desarrollo de la relacin entre EE.UU. y Latinoamrica, donde los parmetros tericos, polticos e ideolgicos de antao, resultan limitados para valorar una relacin tan dinmica. Esta, ya no slo se comprende por los intereses geoestratgicos hacia la regin, los gobiernos de turno o la coyuntura econmica, sino que la presencia masiva de latinos en EE.UU., tambin tiene un impacto al interior de ese pas.

La influencia de Latinoamrica en EE.UU. va a tener tambin su expresin en las RSI y esto va a repercutir hasta en las campaas electorales. Para el caso de las elecciones presidenciales de 2012, Obama ha hecho un serio trabajo en las redes, en aras de atraer a aquellos sectores que normalmente no votan y pueden significar una fortaleza para su campaa, ya que si en algn rol aventaja el actual presidente al resto de los candidatos, es en el trabajo atinado con las RSI.

La relacin ciudadana mediante las RSI, estrecha las fronteras regionales y culturales, potenciando un intercambio que ejerce influencias de amabas partes, pero adems de la relacin que incrementa entre latinos y estadounidenses, tambin sistematiza la de los latinos en Estados Unidos con sus pases de origen. Estas transformaciones, tienen una creciente influencia en las dinmicas polticas, diplomticas y culturales entre los EE.UU. y Latinoamrica, donde el dilema hegemona y contra-hegemona adquiere nuevos matices.

Con la internacionalizacin de algunas redes sociales en Internet, desde el orden social, la privacidad adquiere ms importancia da a da. Con el auge de la violencia y la inseguridad ciudadana, acentuada por el sicarismo y el pandillerismo que padece la regin, las redes sociales ofrecen un nuevo instrumento de potencialidades enormes. Las noticias sobre crmenes y anuncios de contrato para los mismos son un tema bien preocupante. Hace una dcada atrs resultaba impensable que por una red social en Internet fuera propuesto el contrato para el asesinato de un hombre, cuya vida fue puesta en riesgo al anunciar por Facebook: Pagar un stack (mil dlares, NDR) a quien mate al padre de mi hijo.[5]

Indudablemente las RSI, cuentan con grandes atractivos, en una interesante combinacin de contenidos ldicos, con los ms diversos intereses polticos, sociales, culturales y econmicos. En ellas, la comunicacin est sujeta a cdigos ms simples e interpersonales, con un discurso ms atractivo para las nuevas generaciones. En esta comunicacin el receptor tambin es emisor, posibilitando una forma de socializacin, donde de la noche a la maana la plataforma virtual saca al internauta del anonimato al mundo de las redes, otorgndole un espacio donde puede ser visibilizado por millones de usuarios, conocer nuevas personas, encontrar ofertas de esparcimiento e, incluso, de trabajo.

Pero adems de estos intereses simples de cualquier ser humano, las RSI son un genial instrumento para socializar los discursos mediticos que les interesa colgar a los EE.UU. distribuyendo formas de pensamiento, modificando ideologas y culturas, llevados por la hegemona de un carcter nico y diverso, la sociedad en red, el instrumento llamado a crear espacios para todos, pero donde existe un gran servidor, encargado de sustraer la informacin de todos y venderla desde las transnacionales de la moda como a la misma CIA, para que esta haga con ellas lo que ms le avenga para sus intereses ideolgicos de dominacin; digamos que se logra un interesante instrumento por el cual reproducir el dilema hegemnico de Antonio Gramsci, en los tiempos de Internet.

En torno a las redes sociales en Internet (RSI).

La potencialidad de las redes para la reconfiguracin de la hegemona de los Estados Unidos en Amrica Latina y el Caribe, tiene un impacto considerable en la construccin de consensos y en la mediatizacin de los problemas sociales, buscando la validacin de las RSI para la proyeccin de las estrategias geopolticas planeadas para nuestra regin. Si antes se necesitaba la construccin de los pretextos en el marco de las Naciones Unidas, hoy se canalizan desde las redes para la conduccin de las estrategias de dominacin hacia el Hemisferio Occidental.

Se desarrollan conceptos como el de ciber-guerra, y algunos movimientos de hackactivistas se adjudican nuevos objetivos a destruir, desde crteles de la drogas, hasta poder franquear las barreras de seguridad del Pentgono. El fortalecimiento del crimen organizado y la agudizacin de la violencia al interior de las sociedades latinoamericanas, se ha insertado en la agenda poltica-electoral de Mxico y Centroamrica, donde independientemente del discurso de derecha o izquierda, sobresalen las promesas de cada candidato para proveer seguridad ciudadana. En esta compleja lucha donde el descontento social reina, y los medios tradicionales se desprestigian, las RSI adquieren una importancia mayor en la construccin de matrices de opinin.

En esa situacin el gobierno de los EE.UU. se expande y atrinchera; se ve a un Secretario de Defensa como Paneta decir que los problemas de seguridad en Internet le quitan el sueo, mientas que () analistas aseguran que el Pentgono ya est en capacidad de aplicar la doctrina de la guerra preventiva en Internet, y que las capacidades que se buscan ya permiten a los ciber-guerreros de EE.UU. engaar, negar, interrumpir, degradar y destruir la informacin y los ordenadores en todo el mundo.[6]

Para ello el Pentgono anunci en 2010 la () creacin del Comando Ciberntico, presentado por el Pentgono, puede suponer un antes y un despus () Con la creacin de este comando militar Estados Unidos crea el primer ejrcito reconocido para este nuevo conflicto.[7]

En este interesante choque de intereses en el marco de Internet, un grupo de hackers como Anonymous declara la lucha contra redes sociales como Facebook y crteles de la droga como los Zeta. Anonymous Iberoamrica dice representar a la gente, retomando la operacin crtel (#OpCartel), mediante la cual revela datos acerca de organizaciones criminales.

En el complejo escenario que vive la regin, el potencial contestatario que pueden desarrollar algunos movimientos definidos como hackactivistas, no tiene precedentes. Quizs pudiera pensarse en un sobredimensionamiento del poder de las redes sociales, pero si se aprecian sus estadsticas sobre el 2004 y la actualidad, el crecimiento ha sido enorme, en menos de una dcada.

Por otra parte, la concurrencia de denuncias de ciudadanos y periodistas en las mismas, ha descolocado a gobiernos y organizaciones criminales, provocando en algunos caos la muerte de los emisores. El asesinato de la periodista de 39 aos, Mara Elizabeth Macas, jefa de redaccin del diario Primera Hora de Nuevo Laredo, por denunciar a criminales en las redes sociales, es una prueba de ello.

Los presidentes con proyectos de cambio en Latinoamrica acogen a las redes sociales

La capacidad que han manifestado lderes latinoamericanos como Hugo Chvez, Rafael Correa y Dilma Rouseff, entre otros, para utilizar Twitter como un instrumento de apoyo a sus programas gubernamentales, refleja la asuncin por las figuras ms relevantes de la regin, de la necesidad de utilizar las RSI como generadoras de matrices de opinin y como elemento de retroalimentacin de sus mandatos.

La potencialidad que tienen las RSI de llegar a los ciudadanos de una forma ms humanizada, desarrolla en los pueblos un mayor incentivo hacia la participacin poltica. Como los perfiles en las RSI se supone que sean personales, dan un sentido de temporalidad y cercana con figuras pblicas que tradicionalmente se vean como muy alejadas de los ciudadanos.

En este sentido, las formas de comunicacin entre los polticos y sus conciudadanos se transforman, provocando un incremento de la confiabilidad entre los ciudadanos, que auguran mayores cuotas de liderazgo poltico. La actividad que los lderes latinoamericanos han llegado a desarrollar con sectores populares que normalmente no son los que acuden a las urnas, ha extendido la capacidad de maniobra poltica a tal punto que los opositores de Chvez han tratado de censurarlo, de cara a las elecciones, indicando que es un presidente que dirige desde Twitter.

Indudablemente, la capacidad que tienen las RSI de anunciar los acontecimientos que se producen en tiempo real, y la credibilidad y vala que logran con los internautas, hace al ciudadano sentir que puede intercambiar a travs de un dispositivo mvil, con el propio presidente de su pas. Esta dinmica impacta en las relaciones ciudadanas y traslada el dilogo poltico a sectores tachados como vulnerables o apolticos. Con ello, el individuo desarrolla valores de autoexpresin, revalorando la importancia de su participacin. Bajo estas circunstancias, los gobiernos latinoamericanos se posicionan en un terreno donde usualmente no han llevado la delantera los pases del sur, pero que a la luz del nuevo milenio, se replantean nuevas formas de comunicacin poltica, donde la interactividad y la integralidad de las figuras polticas se hace cada vez ms exigente.

El llamado populismo que cop de crticas la pujanza de lderes regionales se ha internacionalizado. En estos momentos, resulta impensable que un lder poco carismtico y sin una acertada labor de apoyo de los medios y las RSI, pueda contar con una buena popularidad en su mandato.

Una simple mirada al gasto que ha realizado el actual presidente de los Estados Unidos en la labor de las RSI, denota la estima que le tienen a su impacto sobre las matrices de opinin pblica. Obama ha sido calificado como el presidente 2.0 y ha desarrollado varios intercambios con los ciudadanos a partir de las RSI, para lo cual gast en sus inicios medio milln de dlares en anuncios en Facebook () se han creado distintas etiquetas en Twitter como: #askobama, para enviar tus preguntas o la hashtag #SOTU, para seguir todo lo relativo a esta propuesta o #Obama2012 para todo lo relativo a la nueva campaa. Las redes sociales parecen seguir aumentando su presencia en la nueva campaa de Obama[8]

La emergencia de procesos de cambio en la regin, tuvo la agradable noticia de contar con un presidente estadounidense como W. Bush que no percibi acertadamente los cambios que se vena dando en Latinoamrica. La Administracin Obama, si bien no se ha mostrado particularmente interesada por la regin, el sector de las NTICs lo ha utilizado muy bien a su favor, de modo que demonizar a los procesos progresistas por estas prcticas resultara un fiasco. Ante esa situacin, se han intentado colmar la red de redes y la los medios masivos de comunicacin, con campaas mediticas que intentan formar estados de opinin, mediante los centros de pensamientos, los medios de comunicacin y las RSI.

El trabajo para la dominacin ideolgica de la regin en busca de una mayor aceptacin que consolide al hegemn, se crean programas a partir de agencias como la CIA y los USAID con un tratamiento particular respecto a las RSI. En el caso de esta ltima, en los objetivos establecidos para el perodo 2011-2015, se hace hincapi en unas reformas, orientadas a un trabajo ms acertado sobre la innovacin y el mayor uso de las nuevas tecnologas, de aumento de la conectividad. En este asunto, las RSI juegan un rol crucial por la factibilidad para el trabajo con los sectores sealados como los ms vulnerables de la sociedad. Todos aquellos elementos de una sociedad que consideren con potencialidades para fracturar la unidad nacional, se hace un trabajo particularizado en aras de demonizar los procesos de cambio de se tejen en la regin.

La atraccin que ha logrado Chvez a travs de su cuenta en Twitter, es una prueba de la participacin poltica que se puede generar a travs de las RSI, abrindose como un nuevo campo de accin poltica, que, por su gratuidad e inmenso poder de convocatoria, resurge como un novedoso e inverosmil escenario de accin poltica.

Respecto al nuevo escenario de combate, los Tweet o Twitter, en apenas un quinquenio de existencia, desde el primer Twitter, publicado el 21 de marzo de 2006, ya sobrepasan los 177 millones de tweets por da. Su publicacin, fue prospectiva desde el primer da, vaticinando: Esto ser adictivo, fue lo primero que se public.

Las redes sociales de mayor participacin social e importancia para las relaciones polticas internacionales, como Facebook y Twitter, poseen una capacidad de convocatoria y multiplicidad de funciones, para ser utilizadas tanto como red social o como microblogging. Est ltima funcin le permite describir lo que sucede en tiempo real, tanto de aspectos personales como sociales.

Las facilidades de Twitter radican en la simplicidad de su funcionamiento, su fragilidad para adecuarse a los propsitos del Twitter. El hecho de registrarse los mensajes o Tweets, a 140 caracteres es parte del xito, deformando textos, remitiendo las ideas en resmenes, que en un mundo que circula cada da ms rpido, donde la industria del entretenimiento socava el placer de una lectura integral, los Tweet, vienen a ser los amos de la aclamada sntesis, que abrevia los cuestionamientos y dirige la intencionalidad de los mensajes con efusividad, efectividad y ligereza, puesto que no hay tiempo para un debate minucioso. En este sentido, el Twitter responde a la exigencia de la velocidad del nuevo siglo, digamos que es la herramienta de la sntesis del siglo XXI, hecha para los medios, con rapidez de lectura y mayor de difusin, en tanto se hace presencial en las diversas formas y dispositivos por donde circula la comunicacin en la actualidad.

La competitividad es otra de las grandes facultades de las redes sociales. Tanto los gobiernos como la instituciones, requiriendo un mayor impacto social, comprenden como primicia ideal, el dar la primera noticia en una red social en vez de en un sitio oficial como era lo tradicional. Desde esta ptica, lo tradicional pierde impacto, en una lgica de mercadotecnia muy propia de los medios de comunicacin, y la plataforma digital se convierte en herramienta poltico-diplomtica para anunciar viajes presidenciales, muertes de grandes figuras, entrevistas relevantes, accidentes, victorias y hasta la hora de acostarse o de cenar de alguien someramente prestigioso.

El otro valor agregado en cuanto a competitividad, es el bajo nivel de empleados que requiere para una alta disponibilidad de funciones. Para que se tenga una idea en enero de 2008, la empresa tena slo ocho trabajadores. Desde este punto de vista juega con la dinmica del capitalismo ms posmoderno, neoliberal y mundializador. La red de microblogging incorpora alrededor 460 mil nuevos usuarios por da, y esta cifra posiblemente ya est desfasada.

El gran reto que surge es cmo instrumentar las RSI, de la forma ms adecuada para articular los movimientos contestatarios; cmo desprenderlas de los intereses clientelares del imperialismo; cmo hacer de ella una herramienta de contra-hegemona, cada da ms til en manos de los jvenes que se levantan en Chile, de los indignados de Wall Street, de los pases latinoamericanos envueltos en proyectos progresistas. La llamada sociedad en red, al decir de Manuel Castell, es el nuevo escenario del dilema, entre el discurso hegemnico imperial y el contra-hegemnico que levanta su voz, como salvaguarda de la emancipacin, la soberana, la autodeterminacin, la paz y la seguridad de los pueblos latinoamericanos.

Sobre la emergencia de este fenmeno consider Mosnseor Carlos Manuel de Cspedes: las luchas sociales se desplazan hacia las webs y los medios de comunicacin, y afloran los debates ideolgicos en pginas digitales, los niveles de persuasin, la legitimidad de los discursos, el atractivo de las verdades. La esttica es la tica, pudiramos decir.

Las redes sociales informatizadas se han introducido en la sociedad virtual como un actor fundamental en los procesos tecnolgicos que ha superado las dimensiones virtuales. Para las relaciones polticas internacionales constituye un elemento imprescindible, si se quiere realizar un anlisis integral de los procesos polticos que se viven y se vivirn en el mediano y largo plazo.

Potencialidades, retos y oportunidades de los movimientos contestatarios a partir de las RSI

Un buen ejemplo de lo que se puede hacer con las redes se realiz el pasado mes de mayo, cuando se realiz en la ciudad de Porto Alegre un encuentro de blogueros y Twiteros, quienes refirieron al concluir el debate sobre redes sociales y blog que: Las Redes no son ms, para los marxistas, que una nueva herramienta de trabajo La historia de la humanidad se puede resumir en la historia de las herramientas que el hombre ha necesitado, creado para cubrir sus necesidades, aprendido a usar de la tal forma que se optimice da a da, para dar paso a algo que lo supere.[9]

Ello refuta la posibilidad y necesidad de estudiar ms a fondo un instrumento, que si bien tiene diversas aristas, en el poder del hegemn pudiera conspirar contra la emancipacin de los pueblos latinoamericanos, pero, tambin puede ser muy valiosa para los movimientos con aspiraciones contestatarias.

No obstante, no debe olvidarse que () los objetivos de las Redes Sociales son variadsimos y fueron creados por el Imperio para desestabilizar, intervenir, ocultar verdades, tergiversar hechos concretos, limitar la capacidad de anlisis de la realidad, evadir las notorias y casi infantiles contradicciones y, sobre todo, procurar ir por recursos naturales, bajo cualquier argumento, a cualquier parte del mundo.[10]

Otro argumento a favor del crecimiento acelerado de Facebook en Latinoamrica se fundamenta en la personalidad ms clida y sociable de los ciudadanos latinos y la facilidad para aumentar su red de contactos. Facebook pudiera constituir para Latinoamrica, la plataforma ideal para conversar de todo y con todos. En esa dinmica, la acelerada incorporacin de latinos en los EE.UU. acenta este acercamiento, que ya no slo se da desde el Latinoamrica, sino tambin al interior de ese pas. La efervescencia de migrantes latinos en EE.UU. y el uso extendido de las RSI en el continente, hace de redes como Facebook, estratgicas para la comunicacin.

Las redes sociales se estn convirtiendo en uno de los instrumentos de comunicacin masiva ms importantes a nivel global. La globalidad y temporalidad de su despliegue las convierten en un instrumento cuyo potencial, tanto para la reproduccin de los mecanismos de dominacin como para la movilizacin social anti-sistmica, es incalculable. El estudio de estos procesos, dinmicos y cambiantes a ritmos excepcionales, se torna fundamental para conocer el verdadero alcance de los instrumentos de dominacin de los EE.UU.

Las redes sociales presentan un potencial enorme en el futuro de las relaciones polticas internacionales. Su estudio como instrumento del sistema de dominacin ideolgica de los EE.UU. posibilita definir aquellos elementos que constituyen oportunidades para los movimientos de izquierda y procesos de cambio que se produzcan a nivel global.

Por otra parte, permite constatar la capacidad de las mismas para la construccin de consensos y ser utilizadas tanto por los movimientos contestatarios como por los neoconservadores o que, simplemente, se limitan a la salvaguarda del sistema y, con ese objetivo acoge a las RSI como una herramienta para legitimar su sistema, en tanto funge a la vez, para deslegitimar aquellos procesos que resulten contrarios a sus intereses. Resulta por tanto, un factor que puede fragmentar la hegemona del sistema de dominacin ideolgica o fortalecerla, de cualquier manera, su estudio y problematizacin resulta una necesidad para la compresin del futuro de las relaciones poltico-diplomticas y culturales en los Estados Unidos y Latinoamrica.

Las redes sociales son un nuevo actor en la comunicacin, que logra un lenguaje digital universal, el cual integra globalmente la produccin y distribucin de palabras, sonidos e imgenes de dismiles culturas e identidades. Estas -las redes informticas interactivas- han demostrado un crecimiento superior a los medios de comunicacin tradicionales. Tienen la capacidad de incluir en una misma red personas de diferentes intereses polticos, ideolgicos y culturales.

Los acelerados adelantos crean un complejo panorama para diagnosticar que ser de los mismos en el futuro, sin embargo, la tendencia denota una creciente utilizacin de las redes por la poblacin mundial, de lo cual son consientes los grandes trasnacionales de la informtica y las comunicaciones, y los intereses polticos cada vez se ven ms representados en estas, colgando mensajes, imgenes y videos, que tienen un potencial enorme para mediatizar los procesos polticos, y girarlos a favor de los intereses de dominacin de los EE.UU.

Independientemente de las funcionalidades que tengas las RSI en s, son un instrumento de comunicacin social, usada para todos los que pueden tener acceso a internet, sin distincin de raza, credo, gnero o edad. Ello significa en s, un valioso aporte para el desarrollo de las relaciones sociales internacionales, de modo que hay que estudiarlas fuera de tabes, con el objetivo claro de que es lo que interesa investigar de las mismas, y que lo que las puede convertir, en determinado momento, en un factor positivo o negativo para las fuerzas de derecha e izquierda, es el sentido que se quiera dar, el mensaje que desee transmitir y los dismiles usos que se puedan brindar.

Dada la crtica situacin en que se halla el mundo en la actualidad, la criminalizacin de la protesta social, resulta la frecuente salida de los gobiernos de derecha aliados a los EE.UU. para debilitar la credibilidad de los movimientos contestatarios de la regin. Las redes sociales pueden fungir en dos dimensiones en este proceso. Por una parte pueden ser utilizadas por dichos gobiernos y el capital de los intereses que representa para demeritarlo pero, por otra, pueden convertirse en un valioso mecanismo de defensa de los intereses ciudadanos ms humanos y liberales.

EE.UU ante la emergencia de las RSI

Obviamente el panptico de Foucault ha llegado al imperio estadounidense y el sentimiento de persecucin constante se expande a travs de las RSI. EE.UU. crea sofisticados medios de persecucin, violando cada da ms la privacidad y mediatizando la libertad de informacin. En esa ambigua dinmica de censurar lo que no conviene a los intereses hegemnicos estadounidenses, han creado un sistema de seguimiento y monitoreo contra los usuarios en la red.

La tecnologa llega a delinquir tanto en la rivalidad de los usuarios de las nuevas tecnologa que, segn revela el diario Washinton Post, les posibilita () exploracin Web y anlisis de texto en mviles y su contenido en tiempo real. Con la vigilancia de escaneo se puede detectar posibles mensajes terroristas o criminales en SMS, mensajera instantnea, Twitter, correos electrnicos, Facebook, blogs, frums ()[11]

Para ello se amparan en leyes como la Patriot Act, que otorga al gobierno de los EE.UU. el poder de vigilancia, seguimiento, obtencin de datos o detenciones amparados en la supuesta amenaza del terrorismo. Ahora bien, el xito de la comunicacin alternativa y las redes sociales para Latinoamrica, radica en que se ha acudido, aprecindolas como un camino a la prosperidad en las relaciones sociales desde la red de redes. Resulta un caudal para el desarrollo de una comunicacin alternativa ante la hegemona de EE.UU. sobre los grandes medios de difusin. Pero para penetrar en ella con xito, debe hacerse con mensajes de contenido, que vayan ms all de la banalidad y las frases preconcebidas, que no tenga tabes en despolitizar algunos elementos para hacerlos ms comprensibles, en considerar los procesos polticos que se viven en la actualidad sin apartarnos del conocimiento terico y no tildndolos como anti-sistmicos cuando apenas empiezan a nacer.

Otorgar propiedades radicales a movimientos contestatarios tempranamente puede brindarle de antemano una herramienta EE.UU. para luego disertar sobre las limitantes de algo que si bien no tiene grandes propuestas ni exquisitos programas, pudiera ser muy progresista en el contexto actual y alentar posibilidades de cambios. Las revoluciones empiezan por reformas y las reformas por protestas. La potencialidad contestataria de las redes sociales es enorme, pero debe tenerse sumo cuidado con l sobre-dimensionamiento, tanto terico como sociopoltico de las mismas.

En un intento por luchar en medio de la sociedad en red por una comunicacin alternativa y proactiva Pascual Serrano precis: () la reflexin sobre internet y periodismo debe ir ms all. En primer lugar porque el objetivo no es que una persona pueda publicar sino algo mucho ms ambicioso, en segundo lugar porque adems de luces hay sombras que debemos identificar, en tercer lugar porque estn apareciendo elementos novedosos que debemos diseccionar como son las redes sociales. Y, por ltimo, porque debemos intentar prever los escenarios futuros.[12]

El elemento articulador de las redes sociales es otra de sus potencialidades, la capacidad para hallar mayores espacios de tolerancia, encontrando una sinergia entre los elementos de convergencia y los de divergencia, es otro de los retos que debe aceptar la izquierda. En esa dinmica se exige un mayor uso de las redes sociales, llenando de contenidos los mensajes polticos, articulando las otredades, en busca del logro mayor: la unidad, aquella por la cual tanto soara el Apstol y sobredimensionar la repblica de Mart en una Amrica Nuestra con todos y para el bien de todos, para que el gigante de las Siete Leguas no avance ms sobre nuestros pueblos.

Bibliografa:

Castells, Manuel. Comunicacin y Poder de las redes sociales on line. En: http://patipena.wordpress.com/2009/07/13/comunicacion-y-poder-de-las-redes-sociales-on-line/

Castells, Manuel, (ed.) La sociedad red: una visin global. Madrid, Alianza Editorial, 2006, pp.557.

Dans, Enrique: Las redes sociales, en entredicho. En: http://el-observatorio-politico.blogspot.com/2008/02/aprendamos-con-enrique-dans-las-redes.html

Dans, Enrique: En: http://www.enriquedans.com/2008/02/las-redes-sociales-en-entredicho.html

El futuro de las redes sociales. En: http://afalcon.wordpress.com/2008/02/11/el-futuro-de-las-redes-sociales/

Dominique Wolton Edicin Cono Sur, Nmero 1 Julio 1999. En: http://www.insumisos.com/diplo/NODE/2048.HTM

Ramonet, Ignacio: La tirana de la comunicacin, Temas de debate, Madrid, 1999.

Reales, e. y Bohorquez, m. (1996). Lineamientos conceptuales t las rets sociales. Universidad Colegio Mayor de Cundinamarca. Saneaf de Bogot.

Scolari, A. (1989). Educacin y pobreza. En: La pobreza crtica en Amrica Latina, Vol. II y 11I.CEPAL.Sanriago de Chile.

Omar Prez Salomn. La guerra ciberntica toca a las puertas de Cuba? En: http://lapupilainsomne.wordpress.com/2011/01/11/%C2%BFla-guerra-cibernetica-toca-a-las-puertas-de-cuba/

Dijk, Teun A. Anlisis del discurso ideolgico. En: http://www.discursos.org/download/articles/index.html Consultado en junio 2011.

Medina, Ileana. Desde el otro lado: Una aproximacin terica a los estudios latinoamericanos sobre la recepcin de la comunicacin de masas. Ciudad Habana: Universidad de la Habana. 1995.

Lloreda, Oscar. Anlisis de estrategias para acceder a la informacin poltica. Caracas: Universidad Catlica Andrs Bello. Curso 2009- 2010.

Redes y enredos en 2.0. En: Amrica Latina en Movimiento, No. 463. Marzo 2011, ao XXXV, II poca. Redes sociales ni tanto ni tampoco. En: http://alainet.org

Agenda de libertad en Internet segn los Estados Unidos. En: www.cubadebate.cu

China censura el mensaje de Hillary Clinton sobre la libertad en Internet. En: http://www.elpais.com/articulo/tecnologia/China/censura/mensaje/Hillary/Clinton/libertad/Internet/elpeputec/20110217elpeputec_5/Tes

El Departamento de Estado de EU abre su feed de Twitter en persa. En: http://mexico.cnn.com/mundo/2011/02/14/el-departamento-de-estado-de-eu-abre-su-feed-de-twitter-en-persa

La Casa Blanca y las redes sociales. En: http://martagaba.blogspot.com/2010/04/la-casa-blanca-y-las-redes-sociales.html

Asesinan a hombre cuya cabeza tena precio en Facebook. En: www.cubadebate.cu

Elizalde, Rosa Miriam. EEUU retrasa la salida del Ejrcito Ciberespacial, pero no se entusiasmen demasiado. En: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=114146 .

El Pentgono crea un comando militar ciberntico con 30.000 efectivos Vase en: www.abc.es. Consultado el 14/12/2010.

Gonzalo, Paula: Obama y las redes sociales en el inicio de su campaa electoral. Enhttp://www.periodismociudadano.com/2012/01/31/obama-y-las-redes-sociales-en-el-inicio-de-su-campana-electoral/

Encuentro de Blogueros y Twitteros en Porto Alegre Brasil. file://localhost/D:/REDES%20SOCIALES/Encuentro%20de%20Blogueros%20y%20Twitteros%20en%20Porto%20Alegre%20-%20Brasil%20 %20Blogueros%20y%20Corresponsales%20de%20la%20Revolucin.htm

The Wall Street Journal revela tecnologas utilizadas por EEUU para la vigilancia

En: http://www.cubadebate.cu/noticias/2011/11/21/the-wall-street-journal-revela-tecnologias-utilizadas-por-eeuu-para-la-vigilancia

Serrano, Pascual. La llegada de internet al periodismo. En: http://www.cubasi.cu/index.php?option=com_k2&view=item&id=1837:la-llegada-de-internet-al-periodismo

Representantes de la UNASUR buscan aumentar la conexin de banda ancha. En: http://www.comerviagroup.com.ar/articulos/unasur-aumentar-banda-ancha

Van Buren, Peter y Tom Dispatch: El Departamento de Estado deja sin trabajo a bloguero que cit a Wikileaks. Colgado el 1 Octubre 2011. En: www.rebelion.org

Belial, Elvis y Diaz Marquis. Redes Sociales.En: www.monografias.com

Clinton, Hilary: Discurso de la secretaria Clinton en el Consejo de Relaciones Exteriores. Aborda los principales desafos de poltica exterior, entre ellos las acciones militares. 16 julio 2009. En: http://www.america.gov/st/peacesec-spanish/2009/July/20090716164413pii0.9253656.html

Ramonet, Ignacio. El nuevo sistema-mundo. Consultado el 1 Octubre 2011. Le Monde Diplomatique. En: www.monde-diplomatique.es


[1] Agenda de libertad en Internet segn los Estados Unidos. En: www.cubadebate.cu [2] China censura el mensaje de Hillary Clinton sobre la libertad en Internet. En: http://www.elpais.com/articulo/tecnologia/China/censura/mensaje/Hillary/Clinton/libertad/Internet/elpeputec/20110217elpeputec_5/Tes [3] El Departamento de Estado de EU abre su feed de Twitter en persa. En: http://mexico.cnn.com/mundo/2011/02/14/el-departamento-de-estado-de-eu-abre-su-feed-de-twitter-en-persa [4] La Casa Blanca y las redes sociales. En: http://martagaba.blogspot.com/2010/04/la-casa-blanca-y-las-redes-sociales.html [5] Asesinan a hombre cuya cabeza tena precio en Facebook. En: www.cubadebate.cu [6] Rosa Miriam Elizalde. EEUU retrasa la salida del Ejrcito Ciberespacial, pero no se entusiasmen demasiado. En: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=114146 . Ver: 1), William J. Lynn III W. La defensa de un nuevo dominio: Ciberestrategia del Pentgono. / / Foreign Affairs. Septiembre / octubre de 2010. http://www.foreignaffairs.com/articles/66552/william-j-lynn-iii/defending-a-new-domain (29/08/2010) (2) S. Webster: El Pentgono podr aplicar la poltica de guerra preventiva en Internet. 29 de agosto 2010. http://www.rawstory.com/rs/2010/0829/pentagon-weighs-applying-preemptive-warfare-tactics-internet/ (30/08/2010). (3) E. Nakashima: El Pentgono considera ataques preventivos en el marco de la estrategia de ciber-defensa. The Washington Post. 28 de agosto 2010. http://www.washingtonpost.com/wp-dyn/content/article/2010/08/28/AR2010082803849_pf.html (4) Daniel Lynn L. Bosquejos de las amenazas informticas y las medidas defensivas. Servicio de Prensa del Ejrcito de los EEUU. http://www.defense.gov/news/newsarticle.aspx?id=60600 [7] El Pentgono crea un comando militar ciberntico con 30.000 efectivos Vase en: www.abc.es. Consultado el 14/12/2010. [8] Paula Gonzalo: Obama y las redes sociales en el inicio de su campaa electoral. Enhttp://www.periodismociudadano.com/2012/01/31/obama-y-las-redes-sociales-en-el-inicio-de-su-campana-electoral/ [9] Encuentro de Blogueros y Twitteros en Porto Alegre Brasil. file://localhost/D:/REDES%20SOCIALES/Encuentro%20de%20Blogueros%20y%20Twitteros%20en%20Porto%20Alegre%20-%20Brasil%20 %20Blogueros%20y%20Corresponsales%20de%20la%20Revolucin.htm [10] Encuentro de Blogueros y Twitteros en Porto Alegre Brasil. file://localhost/D:/REDES%20SOCIALES/Encuentro%20de%20Blogueros%20y%20Twitteros%20en%20Porto%20Alegre%20-%20Brasil%20 %20Blogueros%20y%20Corresponsales%20de%20la%20Revolucin.htm [11] Vase: The Wall Street Journal revela tecnologas utilizadas por EEUU para la vigilancia En: http://www.cubadebate.cu/noticias/2011/11/21/the-wall-street-journal-revela-tecnologias-utilizadas-por-eeuu-para-la-vigilancia [12] Vase en: Pascual Serrano. La llegada de internet al periodismo. En: http://www.cubasi.cu/index.php?option=com_k2&view=item&id=1837:la-llegada-de-internet-al-periodismo

Fuente: http://alainet.org/active/54548&lang=es



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter