Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-05-2012

A 6 aos del Mayo Rojo
El camino es la rebelda; el ejemplo: San Salvador Atenco

Los Brigadistas-UNAM
Rebelin


Este mayo de 2012, se cumplen 6 aos de la brutal represin al pueblo de Atenco. El mayo rojo de 2006, como lo llaman los habitantes de esas dignas tierras.

En medio de las campaas electorales de 2006 (de donde Caldern sali fraudulentamente ganador), ms de 2 mil policas federales y estatales asaltaron salvajemente el pueblo de Atenco, con dos objetivos claros: sofocar la ejemplar resistencia de los campesinos de ese municipio; y demostrar a los poderes fcticos (esos que realmente gobiernan tras la careta de uno o de otro partido), que s podan ponerle un estatequieto a uno de los movimientos ms firmes y representativos de los de abajo.

Fueron Vicente Fox y Pea Nieto, los que orquestaron la brutalidad. Semanas despus, sin embargo, sali a la luz que el que orden directamente el operativo fue el gobernador mexiquense; adems, se supo que los policas que atacaron sexualmente a ms de 40 mujeres inocentes, eran del Estado de Mxico; organizaciones defensoras de Derechos Humanos, comprobaron que la bala que asesin a Javier Corts, joven del pueblo de escasos 14 aos, sali de un arma de fuego de los policas de Enrique Pea Nieto. El gobierno federal fue parte activa de la represin, pero los perros de caza que estuvieron en la primera fila, ensangrentando al pueblo, fueron los del Estado de Mxico, bajo las rdenes del hoy candidato presidencial prista.

Ms de 200 personas fueron detenidas en el operativo, y liberadas a cuentagotas en los aos posteriores. En la refriega del 3 de mayo, fue herido de muerte el estudiante de Economa de la UNAM, Alexis Benhuma; la polica le dispar en la cabeza una bomba de gas lacrimgeno, y tras un mes de luchar por su vida, muri el 7 de junio en medio de la indignacin de miles de sus compaeros y amigos, que recibieron su cuerpo en el auditorio Ho Chi Minh, en un enorme acto de desagravio y de repudio a la represin.

Fueron ellos, Pea Nieto y el grupo Atlacomulco, los que sostuvieron una saa enfermiza contra el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, organizacin que acuerpa a los habitantes en resistencia de San Salvador Atenco. En los juzgados mexiquenses, controlados por el gobernador, se dict una sentencia infame, no dada ni a los ms grandes narcotraficantes, pero s a Ignacio del Valle y a Felipe lvarez, ni ms ni menos que por 112 aos y 65 aos de prisin, respectivamente.

Esa infame sentencia no tuvo que cumplirse. Mucho antes se logr la liberacin de los detenidos, sin embargo, el presidio dur 4 duros aos, prcticamente todos ellos en el penal de mxima seguridad de El Altiplano, en Almoloya de Jurez, sin comunicacin con el exterior, con 10 minutos de derecho a hablar por telfono a la semana, que muy a menudo se convertan en cero con pretextos absurdos de los custorios. Veinticuatro horas en un reducido cuarto, muchas veces sin compaa, otras tantas con un slo compaero de celda, sin ventilacin, sin luz natural, y con una cmara de video registrando hasta el menor de los movimientos. Les tenan prohibida la entrada de libros! Un grupo de estudiantes de la Facultad de Ciencias tom la iniciativa junto con su profesor, de transcribirle a Nacho uno, en hojas blancas, sin dibujos ni tachaduras para que el gobierno no tuviera pretextos para impedir su ingreso. El libro de los abrazos de Eduardo Galeano, entr al penal de mxima seguridad, en cientos de hojas escritas a mano, por estudiantes universitarios. Slo as pudo Nacho leer un libro. Era un encarcelamiento diseado para derrotarlos moral y psicolgicamente, pero ni as doblegaron la dignidad de los presos polticos de Atenco.

Fieles a su sed de venganza y saa contra Atenco, Pea Nieto mantuvo la crueldad hasta el lmite de sus posibilidades. Cuatro aos despus del asalto al pueblo, cuando la Suprema Corte decidi la inmediata liberacin de los ltimos tres detenidos, las autoridades mexiquenses movieron todas sus influencias para impedirlo, generando un vergonzozo espectculo de manipulacin que prolong el encarcelamiento varias horas ms, hasta que finalmente gracias a la presin popular y a la exigencia de multitud de artistas, escritores y hasta premios nobel de la paz, la madrugada del 1 de julio de 2010 fueron liberados, y recibidos con algaraba por cientos de personas que haban esperado con ansia, durante mucho tiempo, el da que la libertad tantas veces exigida y aorada, se hiciera real. Tena ya el pueblo, entre sus brazos, hasta a los ltimos de los presos, pero faltaba lograr el regreso de Amrica.

Desde las primeras horas de la toma policiaca de su pueblo, Amrica Del Valle, hija de Nacho, tuvo que enfrentar, siempre con gran entereza y conviccin, una infernal persecucin poltica que se prolong durante ms de 4 aos. El gobierno priv al movimiento social de su presencia fsica, pero Amrica siempre encontr la forma de hacerse escuchar, enviando audios a prcticamente todas las movilizaciones; videos a su pueblo, donde la gente se concentraba para mirarla y escucharla atentamente; hasta cuentos y canciones para que los ms pequeitos de Atenco rieran, cantaran y bailaran con ella, aun en medio de los da ms aciagos.

En los das donde la Suprema Corte decida si liberaba a los campesinos o prolongaba la injusticia, la entonces estudiante de la Universidad Pedaggica Nacional, despus de aos de persecucin poltica, decidi jugar su ltima carta, y entr a la embajada de la Repblica Bolivariana de Venezuela en Mxico. En narraciones de la prensa, se puede leer que entr con maletn en mano, aparentando ser una estudiante de maestra que trabajaba un proyecto de investigacin sobre la integracin latinoamericana; una vez dentro, anunci lo que en realidad ocurra, que era una perseguida poltica que peda formalmente a la embajada venezolana asilo poltico en el pas hermano, hasta que terminara la persecucin en su contra. La accin de Amrica provoc revuelo, y se sum al empuje que miles de personas, en Mxico y ms de 20 pases, presionaron por la inmediata liberacin de los presos y perseguidos polticos. Muchas de estas nobles voluntades, se agruparon en la Campaa Libertad y Justicia para Atenco, que inclua ms de 11 premios nobel de la paz, as como un sin nmero de intelectuales, artistas, escritores, estudiantes, organizaciones sociales y defensoras de Derechos Humanos, que ya haba generado un cierre de filas por no alargar ms la infamia contra Atenco.

El resultado est a la vista: Vicente Fox se larg con la cola entre las patas, sin aeropuerto ni las tierras que haba ordenado expropiar; y Pea Nieto termin su gobierno, muy a su pesar, con Ignacio Del Valle y todos sus compaeros libres y de regreso en su comunidad.

Ahora que las mafias de poder, con Televisa a la cabeza, intentan imponer al ex-gobernador prista, junto con todo el Grupo Atlacomulco en Los Pinos, debemos tener claro que la clave para detenerlos, es luchar, como lo hizo Atenco, con firmeza, con valenta.

El camino es la rebelda. Gracias compaeros de Atenco, por brindarnos a los estudiantes y a todo nuestro pueblo, ese gran ejemplo de entereza y dignidad.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter