Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-06-2012

La nueva poltica Obama
Geopoltica Global

Miguel ngel del Pozo
Rebelin


La geopoltica mundial est en su pleno desarrollo. Interesante porque desde el siglo XIX no disfrutbamos de cambios tan profundos en el escenario internacional. Nos explicamos no por ustedes, sabios conocedores de las arenas movedizas, actualmente, globales sino para que el ungido comprenda en cual berenjenal est metido (razn tendra Rafael Poleo con sus comentarios). Lo decimos y expresamos porque en los comentaristas del otro lado de la acera se estara percibiendo un desasosiego por y en la campaa electoral del susodicho. Es decir, que esas vehemencias que se disfrutaban en pasadas campaas electorales, incluyendo aquellas de la 4ta Repblica, nos, no nos las estamos regodeando: bandas armadas de AD, cabilleros copeyanos, parones en huelgas y represiones policiales, visitas a la DISIP, enfrentamientos en la UCV, promesas a lo Walt Disney, paradigmas revolucionarios esperanzadores para los juan bimba, en fin, casi todo un espectculo sin entradas a pagar.

En ese contexto, son tan sosas las propuestas de el ungido que hasta mis amistades anti-chavistas estn arrechas (disculpen!). Lo expresado, en propuestas, por el ungido sobre la poltica interna da, objetivamente, tristeza ajena (disculpen, de nuevo). Las crticas a las Misiones en vez de sumar no solo restan sino que tienen un impacto sicolgico que me recuerda a aquel candidato catlico que en su honestidad ofreca lo que desconoca; es decir, ni idea de lo que significaba ser un poltico de Estado. Lo expresamos porque viendo como est el mundo (como deca mi madre), conociendo nuestras objetivas realidades internas (geogrficas en todos sus paradigmas: humano, fsico, econmico, etc.), el lder poltico y hombre de Estado venezolano que vaya a regir esas y nuestras realidades criollas debe de ser, en primera instancia, lder poltico (lase: Hugo Rafael Chvez Fras. A ttulo de ejemplo, el twitt del Comandante alcanza los 3 millones; nos preguntamos cuntos seguidores le siguen a el ungido ?) En segundo nivel, tiene que ser un hombre de Estado con todo y lo que significa ello porque, como bien lo ha expresado en propuesta para su discusin, Jos Vicente Rangel JVR-, el mundo est cambiando a marchas forzadas de un mundo unipolar hacia un mundo pluri-polar (multi-polar?). Como lo ha expresado Barack Obama cuando decidi trasladar el eje geopoltico del Imperio desde la quebrada Comunidad Europea hacia la pujante regin de Asia y el Pacfico (ni pendejos que fueran Barack Obama y el Poder washingtoniano para no hacerlo). Hasta donde hemos podido conocer pareciera que nadie de las derechas nacionales le ha entrado al trapo al concepto expresado por JVR sobre esa decisin de Obama. Pareciera que en la Revolucin Bolivariana s se la agarraron al vuelo cuando conocemos expresiones pblicas de Diosdado Cabello, del negro Aristbulo, de los Izarra, de la llanera, del Presidente del Parlatino y, fundamentalmente, por la Cancillera venezolana (lase: nombramientos recientes de los viceministros por rea). Pareciera que quien est fungiendo como canciller in pectore de el ungido sera don lvaro Uribe Vlez porque segn Temir Porras en su twitt inform que a Ramn Guillermo Aveledo (lase: MUD) no le fue muy bien en las Europas.

En ese mismo orden de ideas, es decir, sobre la geopoltica global de la nueva poltica Obama (JVR dixit), conocemos de un otro paradigma (tesis en praxis si usted as lo desea) entre lo que se est desarrollando en Venezuela vis a vis con respecto al sistema capitalista. Nos explicamos. En nuestra Patria (ambas) se conoce que se estn expresando dos variables que nos consideramos como de alto voltaje (comparndolas con los acontecimientos en pleno desarrollo en el sistema capitalista mundial); una de esas variables es la Revolucin Bolivariana; la otra, es el liderazgo en la persona de Chvez Fras; por ello cuando ambas variables estn condimentadas con el real poder del Poder Popular y la obediencia a sus orientaciones pragmticas que, gracias a las polticas del Gobierno revolucionario bolivariano, se transforman en praxis (teora y prctica), las polticas capitalistas quedan en evidencia popular. No hablamos en temas concretos como las Misiones sino en las contradicciones que se estn desarrollando entre la Revolucin Bolivariana y la reingeniera del sistema capitalista. Para expresarlo en trminos marxistas (con los permisos requeridos de Rafael Lugo). Los cambios profundos propuestos por Chvez Fras en la estructura econmica se van desarrollando, paulatinamente y en perfectibilidad, hacia la transformacin de las realidades en conciencia del trabajador (cualesquiera sea sus responsabilidades laborales) en su entorno laboral sean fbricas, oficinas, gerencias, amas de casa, etc. Al tiempo, conocemos que la reingeniera del sistema capitalista va buscando vericuetos para poder salir del cul de sac en que sus propias contradicciones lo fueron llevando. Es decir, para el sistema capitalista es obligante la destruccin del empleo, disminuir, drsticamente, los gastos sociales, bajar los sueldos y los salarios, aumentar los impuestos y controlar las finanzas obligndose con ello a la no inversin en el ser social, mucho menos, en la familia.

Con respecto a la super-estructura, la Revolucin Bolivariana, en su propio desarrollo interno, cuando se dirige hacia el socialismo a la venezolana , ha logrado ir transformando al Estado burgus gracias a leyes sustentadas, obligadamente, en la Constitucin Bolivariana; al tiempo, conocemos que los estados capitalistas en crisis van imponiendo leyes que van en coordinacin con la misma esencia del capitalismo, es decir , la acumulacin y la plusvala .

Claro que hay dos inquietudes a preguntar y responder. Cmo sale el capitalismo de esa brutal crisis global? La segunda sera Cmo se deber consolidar la Revolucin Bolivariana en permanente perfectibilidad para defenderse de los ataques a la que est, permanentemente, sometida?

Nos consideramos que para que el capitalismo alcance sus objetivos de permanencia debe desarrollar los siguientes escenarios: trasladar los intereses del Imperio a la Regin de Asia y el Pacfico tal como lo decidi Barack Obama; lograr controlar el desarrollo aguas abajo de la produccin de materias primas, particularmente, la energa; tener un control cuasi absoluto de las rutas martimas comerciales y militares; desarrollar tres (3) economas: la nanotecnologa para ciertos mercados (dependencia y conciencia); economa de alto consumo, baja calidad y muy bajos costos; y la economa de guerra tanto en lo tradicional como en las nuevas tendencias tecnolgico-militares (aviones no tripulados, ciberespacio, militares profesionales y la privatizacin militar en componentes altamente preparados militarmente: paramilitares).

Barack Obama al trasladar sus objetivos imperiales, de nuevo , a la Regin de Asa y el Pacfico ha impactado la geopoltica internacional cuando, prcticamente, rompe el Plan Marshal (lo observamos con la invasin a Libia) enfocndose en tres escenarios fundamentales: Medio Oriente; Asia Central y toda la regin geogrfica que se expresa desde el estrecho de Bering hasta el estrecho de Ormuz. Algn vocero del Washington expres que los EEUU de Amrica nunca se haban ido de Asia , nos permitimos explicar sus palabras. Despus de la 2da Guerra Mundial en el Pacfico, Washington impuso un gobierno socialista en Tokio. Los desarrollos en el norte del continente asitico, concretamente, la derrota de 1 milln de soldados japoneses en la Manchuria gracias al diseo estratgico-tctico de Joseph Stalin-tropas rusas y el avance de las tropas del Partido Comunista Chino hacia la derrota del gobierno nacionalista presidido por el aliado de Washington, Chiang Kaishek, oblig al pas del norte (lase: los estates) a imponer aquellos lderes polticos e industriales japoneses que se haban consolidado con y desde la Restauracin Meiji, es decir, el militarismo japons. Ello le permiti consolidar su presencia militar tanto en Japn como en Taiwan (post-triunfo de Mao Zedong) y Filipinas. A pesar de las guerras en la pennsula de Corea como en Indochina, la contradiccin fundamental del Poder washingtoniano era la URSS que se consolid (nos permitimos proponerlo) con la Crisis de los misiles en Cuba. Ello fue el punto de inflexin que oblig al Poder enfocar todas sus bateras ideolgicas en la llamada Europa occidental sobre Mosc (lase: alta inversin en la industria militar, la Guerra de las Galaxias, la bomba solo-mata-gente, la colaboracin Reagan-Juan Pablo II, etc.) .

Visto lo anterior, la decisin de Barack Obama y el Poder es la correcta desde los paradigmas del sistema capitalista en su actual reingeniera porque la actual contradiccin del capitalismo del Imperio es China. A esta realidad geoestratgica se le deber adicionar el desarrollo que se viene expresando en Rusia tanto poltico (acercamiento a Bielorrusia) como econmico (lase, adems: la negativa de Vladimir Putin de asistir a la reunin de la OTAN en Chicago). Nos explicamos en profundidad (pareciera que el ungido no percibe los cambios internacionales sino solamente los cambios de Rajoy). El desarrollo de los proyectos de transporte de energa desde Rusia a China con objetivos beneficios geoestratgicos para Corea del Sur, Japn, Taiwan y, of course , la propia China tendran un impacto en los costos energticos vis a vis los costos de transporte de crudo y gas hacia los EEUU de Amrica. Es decir, para que los EEUU de Amrica pueda competir en el marco del sistema capitalista con China y Rusia, necesariamente, necesita alcanzar acuerdos importantes con los pases productores de crudo y gas al sur del ro Bravo (lase, fundamentalmente y a mediano y largo plazo: Venezuela). Pero no solo alcanzar acuerdos sustanciosos y beneficiosos (para ambas partes?) sino es obligante para el Imperio controlar las rutas martimas, comerciales y militares de y en El Caribe (como ya se conoci durante la 2da Guerra Mundial).

Qu hacer? Nos preguntara Vladimir Lenin.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter