Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-09-2012

Mitos convenientes e imperialismo liberal
La senda liberal para gobernar el mundo: o mejoras o te matamos

John Pilger
Information Clearing House

Traducido para Rebelin por L. B.


Cul es el -ismo ms poderoso y violento del mundo? La pregunta conjurar los demonios habituales, por ejemplo el islamismo, ahora que el comunismo ha abandonado el escenario. La respuesta, escribi Harold Pinter, apenas est "consignada superficialmente, no digamos documentada, y mucho menos an reconocida", porque solo existe una ideologa que se reclame no-ideolgica, ni de izquierdas ni de derechas, la va suprema: el liberalismo.

En su ensayo de 1859, Sobre la libertad, a la que los liberales modernos rinden homenaje, John Stuart Mill describi el poder del imperio. "El despotismo es un modo legtimo de gobierno para tratar con los brbaros", escribi, "siempre y cuando el fin sea su mejoramiento y los medios estn justificados porque consiguen efectivamente ese fin". Los "brbaros" eran grandes porciones de la humanidad a las que se exiga "obediencia implcita". El liberal francs Alexis de Tocqueville tambin crea en la sangrienta conquista de los otros como "un triunfo del cristianismo y de la civilizacin", que estaba "claramente predeterminado a los ojos de la Providencia".

"Es un mito agradable y conveniente [el de] que los liberales son pacifistas y los conservadores belicistas", escribi el historiador Hywel Williams en 2001, "pero el imperialismo de tipo liberal puede ser ms peligroso debido a su naturaleza abierta, a su conviccin de que representa una forma superior de vida [al tiempo que deniega su] farisaico fanatismo". Williams tena en mente un discurso de Tony Blair posterior al 11 de septiembre del 2001 en el que Blair se comprometi a reorganizar el mundo que nos rodea" segn sus "valores morales". Al menos un milln de muertos ms tarde solamente en Irak este tribuno del liberalismo trabaja actualmente como empleado de la dictadura de Kazajstn por un salario de 13 millones de dlares.

Los crmenes de Blair no son algo inusual. Desde 1945 ms de un tercio de los miembros de las Naciones Unidas 69 pases han sufrido algunos de los siguientes fenmenos, o todos ellos: han sido invadidos, sus gobiernos han sido derrocados, sus movimientos populares han sido suprimidos, su elecciones subvertidas y sus poblaciones bombardeadas. El historiador Mark Curtis eleva la cifra de muertos a millones.

Este ha sido sobre todo el proyecto del portaestandarte del liberalismo, los Estados Unidos, cuyo clebre presidente "progresista" John F. Kennedy, segn recientes investigaciones, autoriz el bombardeo de Mosc durante la crisis cubana de 1962. "Si tenemos que usar la fuerza", dijo Madeleine Albright, secretaria de Estado de EEUU durante la administracin liberal de Bill Clinton, "es porque somos Amrica. Somos la nacin indispensable. Somos grandes. Vemos ms all en el futuro. Cun sintticamente define el liberalismo moderno y violento.

Siria es un proyecto duradero. Este es un archivo de inteligencia conjunto de Estados Unidos y Reino Unido que ha sido filtrado:

"Con el fin de facilitar la accin de las fuerzas de liberacin (sic)... ha de realizarse un esfuerzo especial para eliminar a ciertos individuos clave [y] proseguir [fomentando] disturbios internos en Siria. La CIA est preparada y el SIS (MI6) tratar de realizar en Siria pequeas acciones de sabotaje y actos golpistas a travs de contactos con individuos... un necesario nivel de miedo... enfrentamientos fronterizos [escenificados proporcionarn] el pretexto para la intervencin... la CIA y el SIS deberan utilizar... sus capacidades tanto en el mbito psicolgico como el el terreno operativo para aumentar la tensin".

Eso fue escrito en 1957, aunque podra proceder de un reciente informe del Royal United Services Institute titulado Un curso de confrontacin para la intervencin, cuyo autor afirma con un ingenioso eufemismo que: "Es altamente probable que algunas fuerzas especiales y fuentes de inteligencia occidentales hayan estado en Siria durante un tiempo considerable".

Y as, una guerra mundial va cobrando cuerpo en Siria e Irn. Israel, esa violenta creacin de Occidente, ya est ocupando parte de Siria. Esto no es noticia. Los israeles se van de picinic a los Altos del Goln para contemplar una guerra civil dirigida por la inteligencia occidental desde Turqua y financiada y armada por los medievalistas de Arabia Saudita.

Tras haber robado la mayor parte de Palestina, atacado con saa el Lbano, hambreado al pueblo de Gaza y construido un arsenal nuclear ilegal, Israel est libre de la actual campaa de desinformacin destinada a instalar a clientes occidentales en Damasco y Tehern.

El 21 de julio el comentarista del diario Guardian Jonathan Freedland advirti que "Occidente no permanecer al margen por mucho tiempo... Tanto los EEUU como Israel observan ansiosos los arsenales sirios de armas qumicas y nucleares, de los que ahora se dice que est activados y en movimiento, temerosos de que Assad pueda optar por hundirse en medio de un letal estallido de gloria. "Quin lo dice? Los habituales "expertos" y fantasmas.

Al igual que ellos, Freedland desea una revolucin sin la intervencin en toda regla que se hizo necesaria en Libia". Segn sus propios registros, la OTAN lanz 9.700 "incursiones de ataque" contra Libia, de las cuales ms de un tercio se dirigieron contra objetivos civiles. Los ataques incluan [el uso de] misiles con ojivas de uranio. Echen un vistazo a las fotografas de los escombros de Misurata y Sirte y a las fosas comunes identificadas por la Cruz Roja. Lean el informe de UNICEF sobre los nios muertos, "la mayora [de ellos] menores de diez aos". Igual que la destruccin de la ciudad iraqu de Fallujah, estos crmenes no fueron noticia, ya que las noticias convertidas en desinformacin constituyen un arma de ataque perfectamente integrada.

El 14 de julio, el Observatorio de Libia para los Derechos Humanos, opuesto al rgimen de Gadafi, inform lo siguiente: "La situacin de los derechos humanos en Libia ahora es mucho peor que con Gadafi". La limpieza tnica impera. Segn Amnista, toda la poblacin de la ciudad de Tawargha "tiene an prohibido regresar, [mientras que] sus casas han sido saqueadas y quemadas".

En el mundo acadmico anglo-estadounidense los tericos influyentes conocidos como "liberales realistas" han enseado durante mucho tiempo que los imperialistas liberales un trmino que nunca emplean son pacificadores del mundo y gestores de las crisis, y no la causa de ellas. Han eliminado la humanidad del estudio de los pases y han congelado su anlisis mediante una jerga al servicio del poder belicista. Sometiendo a autopsia a pases enteros, han identificado "Estados fallidos" (pases difciles de explotar) y "Estados canallas" (pases resistentes a la dominacin occidental).

Que el rgimen sea una democracia o una dictadura es irrelevante. Lo mismo puede decirse de los contratados para hacer el trabajo sucio. En el Oriente Medio, desde los tiempos de Nasser hasta la Siria de hoy los colaboradores del liberalismo occidental han sido los islamistas, ltimamente al-Qaeda, mientras que las nociones de democracia y derechos humanos, desacreditadas desde hace mucho tiempo, sirven como cobertura retrica para la conquista, segn las necesidades. Plus a change(1)


NOTA:

(1) La frase francesa completa reza: Plus a change, plus cest la mme chose. Cuanto ms cambia [algo], ms igual permanece.


Fuente: http://www.informationclearinghouse.info/article32370.htm




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter