Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Revoluciones en el mundo rabe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-11-2012

Lbano
La resistencia del Gobierno y el futuro del pas tras el atentado

Carlos Leo
Aish


El aumento de la violencia y la inestabilidad que sigui al atentado del 19 de octubre en Beirut hicieron temer el desequilibrio poltico del pas, pero Lbano est logrando, por el momento y pese a que la situacin es muy inestable, contener la violencia derivada del conflicto sirio. Para ello ha sido fundamental la resistencia del Gobierno de Nayib Mikati, lograda gracias al apoyo de diferentes fuerzas polticas, tanto nacionales como extranjeras. Aunque la crisis que provoc el atentado tardar en resolverse, parece factible que el primer ministro agote su mandato si no comete errores graves y cuenta con la oposicin para buscar una solucin de unidad.

La unidad nacional fue una prioridad desde que explot el coche bomba que mat a Wisam al-Hasn. Por esa razn, el presidente Michel Suleimn rechaz la dimisin de Mikati. La misma preocupacin empuj al ejrcito a salir a la calle para apaciguar las manifestaciones que, durante varios das, elevaron el tono hasta poner en peligro la estabilidad del pas. Tras esas primeras reacciones, los diferentes representantes polticos se han posicionado y movido ficha en el complejo tablero de ajedrez que es Lbano.

La coalicin opositora Movimiento 14 de marzo ha tomado la postura ms beligerante frente al Gobierno y lleva pidiendo la dimisin de Nayib Mikati desde el da que se celebr el funeral de al-Hasn. Considera que el Gobierno no es neutral y que, de hecho, propici el atentado; por eso reclama un nuevo Gobierno sin miembros de las principales coaliciones ni posibles candidatos presidenciales, para que los intereses polticos no enturbien la resolucin de la crisis. Tras una reunin ordinaria, la secretara de la coalicin se ha reafirmado en su determinacin de mantener la presin sobre el Gobierno, mediante la celebracin de manifestaciones en Beirut y en Trpoli, as como el boicoteo al Parlamento en lo referente a los proyectos del actual Gobierno.

Por otro lado, Hizbul confirm su apoyo al Ejecutivo, aunque tard en pronunciarse. El prolongado silencio del partido islamista chi es un sntoma ms del debilitamiento que padece desde que comenz la guerra en Siria. Sigue siendo el principal partido que sostiene al Gobierno y an goza de popularidad entre los libaneses, debido especialmente a su postura frente a Israel, pero sus perspectivas de futuro no son tan slidas como hace unos meses. Planea an sobre ellos la sospecha de que son cmplices de los autores del atentado y esto ha dado lugar a que el nmero y la repercusin de las intervenciones de sus lderes hayan mermado considerablemente. Adems, qued al descubierto el envo de paramilitares chies a Siria cuando varios de ellos murieron y tuvieron que ser enterrados en el sur del pas, bastin de Hizbul. Son conscientes de que la cada de al-Asad supondr para ellos un mayor aislamiento en la regin y esto les preocupa. Asimismo, el presidente del Partido Progresista Socialista y principal lder druso Walid Yumblat probablemente dejar de apoyar a la coalicin de Gobierno y se alinear con el Movimiento 14 de marzo; Yumblat culpa a Siria (pero no al Gobierno) del atentado y secunda la propuesta de la oposicin de crear un nuevo Gobierno neutral, siempre que esto no suponga vaco de poder. La suma de todos estos factores amenaza la hegemona poltica de Hizbul.

Las potencias extranjeras que se pronunciaron manifestaron su compromiso con el Gobierno e insistieron de forma casi unnime en dos ideas: el Gobierno debe buscar una solucin de unidad nacional y ha de hacerlo sin injerencias externas. El presidente francs, Franois Hollande, gener mucha expectacin, ya que visit el pas en un viaje relmpago y sorpresa, adems de simblico por ser el primero que realiza a Oriente Prximo. Francia ha aportado 1100 soldados a la United Nations Interim Force in Lebanon (UNIFIL) y se ha comprometido a armar al ejrcito libans si se lo piden. Tambin se desplazaron al pas los ministros de exteriores italiano, Staffan De Mistura (que es, adems, el representante especial de la Secretara General de la ONU en Lbano), y egipcio, Muhammad Kamel Amr. Este ltimo fue el nico que se ofreci, aunque sin xito, a mediar entre los partidos polticos, con el fin de ganar influencia regional para el Gobierno de Mursi. Frente a esta propuesta, el presidente Suleimn record la firme intencin de Lbano de resolver internamente sus problemas y aclar que estas visitas son exploratorias y para consultar a Lbano sobre sus necesidades; ni pedimos a los mandatarios extranjeros que intervengan ni ellos quieren interferir en nuestros asuntos internos.

Las elecciones presidenciales previstas para 2013 han pasado al primer plano del debate poltico, despus de que el Gobierno haya detenido la oleada de violencia sectaria y se haya logrado que la resolucin de la crisis se encauce por vas diplomticas. Este debate gira en torno a dos cuestiones: el tamao y el nmero de las circunscripciones, y la ponderacin del voto. La Constitucin establece una cuota de escaos para cada confesin religiosa, pero dependiendo de la extensin de la circunscripcin, un ciudadano se puede ver forzado a elegir diputados de una confesin distinta a la suya. Si se aumenta el tamao de las circunscripciones y la cantidad de diputados que les corresponde a cada una, se favorece ese fenmeno y el voto adquiere un carcter ms personal que confesional. La dificultad de los partidos para alcanzar acuerdos y la brevedad de los plazos (la ley debe estar aprobada a principios del ao 2013) hacen pensar que no habr grandes cambios respecto de la legislacin actual, pero que las elecciones se hayan convertido en el centro de atencin es un sntoma de salud poltica. Un adelanto electoral puede enturbiar el proceso y provocar un serio conflicto, ya que es difcil que los acuerdos se cierren en menos tiempo del dispuesto. Ahora, el objetivo del Gobierno es trabajar para que los comicios se celebren con garantas.

Fuente original: http://www.aish.es/index.php/es/libano/225-datos-basicos/3874-libano-111112-la-resistencia-del-gobierno-y-el-futuro-del-pais-tras-el-atentado


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter