Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-11-2012

El inolvidable Siglo XIX (II)

Rodolfo Bueno
Rebelin


Karl Marx es un filsofo y pensador alemn que nace en Trveris el 5 de mayo de 1818. Se doctora en 1841 con la tesis: Diferencia entre la filosofa de la naturaleza de Demcrito y la de Epicuro. Luego trabaja en la elaboracin de una teora sobre la realidad social y colabora en la publicacin de la Gaceta Renana, de la que es su redactor jefe. Marx tiene que exiliarse luego de que esta gaceta es intervenida por la censura.

Se dedica entonces al estudio de las diferentes disciplinas, especialmente la filosofa y la historia. Marx es influenciado por el filsofo ms importante de su tiempo, Hegel, de quien toma el mtodo dialctico de razonar y que, segn sus propias palabras, pone de pi. Para ello crea la "dialctica del devenir constante", en la que no se ha realizado la sntesis; adems, utiliza el mtodo dialctico para analizar las contradicciones en la historia de la humanidad y, en particular, la existente entre el capital y el trabajo.

Marx se casa con Jenny von Westphalen, hermana del ministro de Interior de Prusia, con la que se haba comprometido desde que era estudiante, pero como los padres de Jenny se oponen al matrimonio, lo contraen luego de la muerte de ellos.

Las autoridades censuran y clausuran todas las revistas que l publica, lo que lo obliga a mudarse de pas constantemente. En Pars es director y fundador de la revista Anales franco-alemanes, que el gobierno de Francia cierra por presin de Prusia. Por la irregularidad de los ingresos, el hogar de Marx subsiste al borde de la miseria.

En 1844 se conoce con Friedrich Engels, quien, adems de ser su ntimo amigo y prestarle su incondicional apoyo econmico, ser su ms importante colaborador; tambin conoce a Proudhon, Blanc, Bakunin, Heine, Kautsky, los ms importantes pensadores socialistas del siglo XIX.

Despus de su expulsin de Francia funda en Bruselas la Liga de los Comunistas, declara luego no tener patria, ser revolucionario y ateo; en 1848 junto con Engels y por encargo de esta organizacin, publica el Manifiesto del Partido Comunista. En 1864 participa en la fundacin de la Primera Internacional.

Luego de dieciocho aos de trabajo, en 1867 publica el primer volumen de su legado principal, El Capital. Esta obra filosfica, poltica y econmica sirve de base para la comprensin del mundo, especialmente en lo que respecta a la teora del valor y la plusvala. Marx sostiene que es la acumulacin de riquezas por parte de un sector de la sociedad lo que provoca las crisis cclicas del capitalismo.

En 1871, antes de que la reaccin francesa la erradique sangrientamente, durante siete das la Comuna de Pars nos da la primera experiencia de poder proletario; su sueo de justicia social sobrevive hasta ahora. Esta derrota es un duro golpe para Marx que pospone la lucha revolucionaria y se dedica a escribir su pensamiento.

Basado en la dialctica de Hegel, Marx concibe la lucha de clases como el motor de la historia. Sostiene que cuando la contradiccin entre la acumulacin de la riqueza en pocas manos y la imposibilidad de que la mayora de la sociedad disfrute de ella se torna insostenible, la clase obrera, la clase dominada, es la encargada de enterrar al capitalismo mediante la toma del poder luego de la Revolucin Proletaria.

La toma del poder y el gobierno proletario (llamado dictadura del proletariado, aunque se debe aclarar que el trmino "dictadura" en alemn significa hegemona) no garantiza la distribucin equitativa de las riquezas de la sociedad sino que la burguesa derrocada no regrese nuevamente a gobernar el Estado.

Marx considera deseable que esta transicin se haga con la mnima de violencia, la que define como partera de la historia, es decir, como la fuerza necesaria para que los acontecimientos histricos se den. Cree que una vez que estalle la revolucin en un pas, la misma se debe extender a los dems, mediante la revolucin mundial.

Segn Marx, el objetivo de esta revolucin es acabar con el Estado, instrumento poltico de opresin de las clases dominantes. Con la realizacin de este objetivo se crean las condiciones para el nacimiento de una nueva sociedad sin clases antagnicas y, por ende, cesa la necesidad del Estado, que se debe extinguir.

El 14 de marzo de 1883, Marx fallece en Londres.

La anarqua es otra de las grandes corrientes polticas de la izquierda de ese entonces. Plantea, como hasta ahora, la supresin del Estado luego de la toma del poder por las fuerzas revolucionarias. As, el individuo se ve as libre de toda tutela gubernamental. Kropotkin y Bakunin son los mayores exponentes de esta ideologa.

En Rusia se constituye el Nihilismo, una corriente muy particular del anarquismo, cuyo objetivo principal es destruir todas las estructuras sociales sin que luego sean sustituidas por ningn tipo de Estado. Los nihilistas, para lograr este fin, eliminan mediante el terrorismo algunas cabezas de la autocracia zarista.

El siglo XIX se enmarca en una tnica que se caracteriza por el anhelo generalizado por adquirir conocimientos, aunque se llega a creer, en una especie de escolstica moderna, que la Fsica es una ciencia muerta en la que ya todo ha sido descubierto y que no hay nada por investigar en ella. Para abrir nuevos derroteros en este campo es necesario que Einstein formule la teora de la relatividad restringida. Esta teora va a cambiar radicalmente las concepciones fundamentales que la humanidad ha tenido hasta antes de su formulacin en 1905.

Otro de los grandes logros cientficos, que intenta dar normas de rigor a la matemtica, es el trabajo de Cantor sobre la teora de la continuidad y los nmeros infinitos, obtenido en las postrimeras del siglo XIX y con el que se quiere poner fin a una discusin que se ha prolongado por casi veinticinco siglos.

Los responsables de este viejo barullo son los griegos. Si Herclito de Efeso plantea que todo cambia y nadie se puede baar dos veces en las aguas de un mismo ro, Parmnides sostiene que, al contrario, nada cambia y todo permanece inmutable. Zenn aporta en favor de Parmnides la paradoja de que ni el ms veloz de guerreros griegos, Aquiles, puede jams alcanzar a una tortuga, si se le da a ella una ligera ventaja. Este problema va a desconcertar a las ms brillantes mentes que lo van a analizar durante milenios.

Las teoras de Cantor, que demuestran que no siempre el todo es mayor que cualquiera de sus partes, o sea, que si se trata de cantidades infinitas una parte del todo contiene tantos elementos como el mismo todo, rompe el esquema mental de cualquiera y da una aparente solucin al problema planteado por Zenn. En cualquier caso, la teora de Cantor es importante en el desarrollo posterior de la lgica, que a partir de entonces se va a basar en la matemtica.

El siglo XIX es catalogado por Stefan Zweig como "la edad dorada de la seguridad", cuando la sociedad parece encontrase slidamente establecida para siempre, pues cada familia tiene un presupuesto fijo, que puede ser calculado de antemano, conoce cunto debe gastar en alimentacin y vivienda, sabe lo que posee y sus propiedades estn garantizadas por la existencia de una monarqua que ha gobernado por cientos de aos; cada empleado conoce cundo le toca ascender, cundo se debe jubilar y cul va a ser su pensin; del presupuesto familiar se puede ahorrar, y este ahorro genera un inters que se emplea en imprevistos; las propiedades se trasmiten de padres a hijos y producen rentas fijas para sus herederos; la llegada de un nuevo vstago es recibida con la apertura de una alcanca en la que se ahorra para su futuro.

Aparentemente, nada vaticina que algo pueda cambiar, pues casi nadie cree en guerras, revoluciones o disturbios, igual que tampoco se cree en la teora del flogisto; toda imposicin por la fuerza o radicalismo es mal visto, puesto que se vive en la edad de la razn. Claro que la seguridad no est al alcance de todos, pero se supone que en la medida en que las grandes masas tengan participacin en la produccin, la seguridad va a cubrir a todos los estratos de la sociedad. La aparicin del sindicalismo permite al obrero conquistar un salario digno y estable, que mejora cada da.

Los sntomas del progreso son evidentes: hay telfonos, autos, luz elctrica, agua potable; el sistema ferroviario se hace ms extenso, la higiene se vuelve comn y el sueo de volar, de caro, se ha cumplido; en fin, las cosas aparentemente mejoran siempre, en un mundo que cuenta apenas con mil millones de habitantes.

Ni siquiera el disparo hecho por Gavrilo Princip, el 28 de junio de 1914, en Sarajevo, y que siega la vida del Archiduque Francisco Fernando, es visto como algo que pueda traer consecuencias desastrosas. Este acto va a servir de pretexto para que el Imperio Austro-Hngaro le declare la guerra a Serbia, y aquel idlico mundo, descrito por Zweig, fenezca, pues tanta belleza es slo de oropel, una leve capa de pintura dorada bajo cuyo esplendor existen fuerzas destructoras que esperan la oportunidad para lanzar a los cuatro jinetes de la Apocalipsis sobre las enjutas estructuras sociales de las monarquas absolutistas de Europa. La Gran Guerra, a la que todos van a marchar entusiasmados, va a arrasar con casi todo rgimen existente. Pero esto va a ocurrir el siguiente siglo.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter