Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-11-2012

Washington apaleado y aislado

ngel Guerra Cabrera
Rebelin


La abrumadora vigsimo primera condena al bloqueo de Estados Unidos contra Cuba por la Asamblea General de la ONU alcanz el 13 de noviembre la marca histrica de 188 votos a favor sobre 193 miembros de la organizacin. Como es natural, Estados Unidos e Israel votaron en contra. Tambin Palau, protectorado yanqui al igual que Islas Marshall y Micronesia, que se abstuvieron. Del Estado sionista no cabe esperar otra cosa, pues su msculo militar-nuclear, su brbaro rgimen de despojo y exterminio contra el pueblo palestino y su demencial belicismo dependen del sostn y el apao de Washington.

Esta universal paliza a Estados Unidos por la inhumana guerra econmica, comercial y financiera que sostiene contra Cuba hace ms de cinco dcadas demuestra la falacia y el cinismo de su autor al calificarla de asunto bilateral. Por ms que signifique una violacin masiva y sistemtica de los derechos humanos del pueblo cubano, genocida por su naturaleza, afecta tambin derechos de terceros a escala planetaria, incluso de los aliados ms cercanos del imperio que no pueden apoyar un instrumento flagrantemente violatorio del derecho a la libertad de comercio y navegacin y cuyas compaas y bancos se ven sometidos cada vez con ms frecuencia a sanciones, multas millonarias y prohibicin de comerciar con Cuba en medio de la mayor crisis econmica de los ltimos ochenta aos.

Obama prometi un nuevo comienzo con Cuba pero la realidad es que aparte de la flexibilizacin de los viajes y las remesas de los cubanoestadunidenses, su gobierno ha recrudecido como ninguno la extraterritorialidad del bloqueo al aplicar multas a empresas y bancos de otros pases ascendentes a 2 mil millones 259 732 dlares, el doble de las impuestas por George W. Bush en sus dos administraciones. Lo ms grave y profundamente antidemocrtico es que el bloqueo no es apoyado por la poblacin estadunidense, que segn encuestas lo rechaza, favorece la normalizacin de relaciones con Cuba y deseara que se le permitiera viajar a la isla, nico lugar del planeta al que lo tiene prohibido. No se diga la comunidad de origen cubano, que en su mayora rechaza la actitud revanchista de la pandilla contrarrevolucionaria exiliada y el secuestro en que mantiene la poltica de Washington hacia La Habana. El anticastrismo es una industria muy redituable pero crecientemente impopular. El histrico e interesante giro en la reciente eleccin de parte importante del voto cubanoestadunidense hacia un candidato demcrata como Obama expresa la bancarrota poltica de los usufructuarios de aquella, estrechos aliados de la extrema derecha republicana.

Obama tiene el capital poltico de la reeleccin y las prerrogativas presidenciales que le permitiran minimizar el bloqueo y crear el clima para su levantamiento. Contara con amplio apoyo en importantes crculos empresariales, de derechos humanos y religiosos de la sociedad estadunidense. Cuba no es la agresora sino la agredida y agraviada, por lo que es arrogante, cnico e inaceptable por parte de Washington pedirle gestos y mucho menos exigencias a su rgimen poltico, mucho ms democrtico que el estadunidense.

Sin embargo, Estados Unidos sigue declarando que el cambio de rgimen es su objetivo en Cuba y su enfoque de la relacin bilateral se apoya en un entramado jurdico descaradamente intervencionista y violatorio de la soberana cubana, que desconoce la raigambre popular de las instituciones isleas. En concordancia acta la Seccin de Intereses de Estados Unidos en La Habana, dedicada a tiempo completo a soliviantar a la quinta columna tarifada cuya estrella rutilante de ocasin es la bloguera Yoani Snchez. Sobre su obsesin por mentir, manipular informacin y servir al gobierno de Estados Unidos a cambio de dinero existe abundante documentacin(http://lapupilainsomne.wordpress.com/2012/01/29/quien-es-yoani-sanchez/) .

La Sociedad Interamericana de Prensa, brazo propagandstico del Pentgono, ha nombrado a Snchez vicepresidenta para Cuba. Por su parte la Comisin Interamericana de Derechos Humanos de la moribunda OEA, integrante del coro difamador de los gobiernos populares y progresistas de Amrica Latina, se erige en abogada de la mercenaria. Mejor hara -si se atreve- a interesarse por el soldado Bradley Manning, las torturas en Guantnamo, la represin y abusos policiales y los crmenes de guerra de Estados Unidos, pas donde tiene su sede y fuentes de financiamiento.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter