Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Nueva masacre en Gaza
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-11-2012

Flaco servicio a la paz
La UE facilita la poltica colonial de Netanyahu

Ramzy Barud
Pravda

Traduccin para Rebelin de Loles Olivn.


La poltica exterior de la UE con respecto a Palestina/Israel es diferente de la de Estados Unidos; mientras que la segunda es abierta e incondicionalmente partidista, la primera es ladinamente cmplice de asegurar la misma ocupacin con la que supuestamente se intenta acabar.

Europa es diferente, como se nos recuerda frecuentemente. La opinin general es contraria al apoyo incondicional de Estados Unidos a Israel. Los pases europeos tienden a ser ms equilibrados en su perspectiva del conflicto palestino-israel. Sus polticos estn menos dispuestos a venderse o dejarse comprar por los grupos de presin pro-israeles. Sus medios de comunicacin son mucho ms inclusivos en su cobertura a diferencia de los principales medios estadounidenses, incondicionalmente tendenciosos, a veces, mucho ms pro-Israel que los propios medios israeles. Aunque hay que reconocer que las polticas exteriores [de los pases europeos] no son un calco, hay pocas pruebas que diferencien a la Unin Europea (UE) como plataforma de imparcialidad y sensibilidad poltica. A diferencia de Estados Unidos, sin embargo, el sesgo europeo pasa ms desapercibido, y es as a propsito.

Ningn otro asunto pone de manifiesto la inconsistencia, la hipocresa, e incluso la poltica autodestructiva europea como el de la posicin de la UE respecto a los asentamientos judos ilegales en las ocupadas Jerusaln Oriental y Cisjordania. Todas las firmes declaraciones sobre el compromiso de la UE con el Derecho Internacional relativo a la ilegalidad de los asentamientos, todas las advertencias de que las estructuras coloniales siempre usurpadas impiden cualquier posibilidad de una solucin de dos Estados si es que existe alguna, y todo lo dems, no son ms que polticas declaradas que se contradicen casi completamente con la realidad sobre el terreno.

La UE no slo hace poco para mostrar voluntad real de desalentar el crecimiento de los asentamientos que ahora ocupan casi el 42% del tamao total de Cisjordania y de Jerusaln Oriental, y la mayor parte de sus recursos naturales sino que mediante vas descaradamente directas financia en realidad el crecimiento de esos mismos asentamientos. Lo raro es que la UE lo hace al mismo tiempo que sigue siendo un importante proveedor de fondos para la Autoridad Palestina (AP) y defensor incansable de la solucin de dos Estados.

Pero, cmo puede la UE abogar por la misma solucin con la que est comprometida a acabar realmente? Mera hipocresadiscrepancia entre la retrica y la accin?, o es que la actitud de la UE forma parte de un decidido programa de poltica exterior mucho mayor que la voluntad poltica de cada pas?

Los hechos y las cifras demuestran sin lugar a dudas la complicidad, la complacencia y la inversin comunitaria directa en el proyecto colonial israel. En un nuevo informe titulado Comerciar con la paz: Cmo Europa ayuda a sostener los asentamientos ilegales israeles, veintids ONG exponen la reveladora duplicidad europea. Entre estas organizaciones no gubernamentales se incluyen organizaciones muy significativas como Christian Aid y la Federacin Internacional de Derechos Humanos.

El informe revela que [...] La estimacin ms reciente del valor de las importaciones de la UE procedentes de los asentamientos proporcionada por el gobierno israel al Banco Mundial es de 300 millones de dlares (230 millones de euros) al ao, lo que supone aproximadamente unas quince veces el valor anual de las importaciones de la UE procedentes de los palestinos. Con ms de cuatro millones de palestinos y ms de 500.000 colonos israeles viviendo en territorio ocupado, ello significa que la UE importa unas cien veces ms cada colono que por cada palestino.

Europa es el mayor socio comercial de Israel seguido de Estados Unidos. Sin estas grandes rutas comerciales, la economa israel probablemente sufrira las consecuencias de las polticas del gobierno israel. Adems, las cantidades antes citadas son probablemente mucho mayores ya que gran parte de los productos israeles originarios de los territorios ocupados se comercializan bajo la etiqueta de 'made in Israel', simplemente porque muchas empresas ubicadas en asentamientos tienen sucursales en Israel. Un ejemplo de ello es SodaStream, que produce un dispositivo de carbonatacin domstico. La gran mayora (ms del 70%) de sus productos se venden en pases europeos a pesar de que el producto se fabrica en Maale Adumim, un asentamiento judo construido ilegalmente en tierras palestinas de Jerusaln Oriental y en estado de expansin constante. Las empresas que tienen su sede en asentamientos ilegales reciben generosas exenciones fiscales y otros incentivos, como en el uso de las carreteras slo para judos que los palestinos no estn autorizados a utilizar aunque estn construidas en sus tierras. Debido a que la empresa tiene tambin una fbrica en Israel, escriba Eline Gordts en el Huffington Post, puede vender sus productos bajo la etiqueta made in Israel. Esta estrategia puede conseguir evitar la formalidad aplicada por dos pases europeos de marcar los productos fabricados en los asentamientos judos como tal.

A la UE le tiene sin cuidado ser un gran mercado que mantiene a los asentamientos prsperos y econmicamente competitivos. De hecho, hace todo lo posible por integrar la economa israel en el conjunto del mercado europeo. La ltima de estas iniciativas tuvo lugar el 23 de octubre, cuando el Parlamento Europeo ratific el acuerdo UE-Israel sobre Evaluacin de la Conformidad y Aceptacin (ACAA, en sus siglas en ingls). La ratificacin no es ms que un gesto aislado porque forma parte de los esfuerzos incesantes que se remontan al Acuerdo de Asociacin de 1995, que supuestamente iban dirigidos a recompensar a Israel por sus esfuerzos en el establecimiento de la paz y contribuir a quebrar su aislamiento regional. A pesar de los esfuerzos incesantes de Israel por colonizar buena parte de Cisjordania, del mantenido aislamiento legal y fsico de Jerusaln Oriental ocupada y del prolongado asedio a Gaza, la UE ha hecho bien poco para enfatizar cualquier objecin a la violacin de Israel del Derecho Internacional. Vale la pena recordar, escriba Manuel Scimia en Asian Times, que el 24 de julio el Consejo Europeo, organismo de toma de decisiones de la UE, ya acord elevar las relaciones comerciales y diplomticas con Israel en ms de 60 sectores.

Llenos de contradicciones, los pases europeos mantienen la misma lgica extraa de apoyar los asentamientos y criticarlos al mismo tiempo. Tres potencias europeas Alemania, Gran Bretaa y Francia unieron fuerzas desde Berln el 6 de noviembre para criticar a Israel por su reciente decisin de permitir la construccin de ms de 1.200 unidades [de viviendas] en Cisjordania y Jerusaln Oriental.

Nuestras expectativas claras por parte de todas las partes en Oriente Prximo es que se abstengan de cualquier cosa que haga ms difcil la reanudacin de las negociaciones, declar el ministro de Exteriores alemn Guido Westerwelle. Llam a la poltica de asentamientos de Israel un obstculo al proceso de paz. De hecho, esta es la punta del iceberg, ya que segn el informe de las ONG en los ltimos dos aos, la expansin de los asentamientos se ha acelerado con ms de 16.000 nuevas viviendas anunciadas o aprobadas. Esa poltica probablemente continuar con una ferocidad sin precedentes pues el gobierno derechista de Benjamin Netanyahu ya ha dejado claro que la construccin de asentamientos es la piedra angular de su poltica, especialmente una vez que reciba un nuevo mandato tras las prximas elecciones.

El crecimiento de los asentamientos va acompaado de una destruccin paralela de estructuras palestinas incluyendo las financiadas por el apoyo de los donantes europeos. La UE tampoco defiende activamente su declarada poltica respecto a los asentamientos, ni toma ninguna accin legal significativa en contra de la destruccin sistemtica por parte de Israel de los proyectos financiados por la UE en los territorios ocupados. Peor an, segn el informe algunas empresas de propiedad europea han invertido en los asentamientos y en la infraestructura conexa o prestan servicios a los mismos. Los casos que se han notificado son G4S (Reino Unido / Dinamarca), Alstom (Francia), Veolia (Francia), y Heidelberg Cement (Alemania).

Las polticas europeas pueden parecer irracionales en la superficie como, por ejemplo, la crtica de Alemania a los asentamientos israeles cuando permite que Cement Heidelberg se beneficie de la ocupacin. Pero el absurdo poltico no es precisamente un rasgo de la poltica europea, ni tampoco esas contradicciones pueden durar tanto tiempo a no ser que la incongruencia poltica en s misma sea la propia poltica que la UE desea llevar a cabo.

En efecto, la poltica exterior de la UE con respecto a Palestina/Israel es diferente de la de Estados Unidos; mientras que la segunda es abierta e incondicionalmente' partidista, la primera es ladinamente cmplice de asegurar la misma ocupacin con la que supuestamente se intenta acabar.

Fuente original: http://english.pravda.ru/opinion/columnists/16-11-2012/122819-eu_netanyahu_colonial_policies-0/

 

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter