Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Nueva masacre en Gaza
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-11-2012

Carta a un neutral ante la masacre
Neutralidad, silencio y complicidad

Jalil Sadaka
Rebelin


Con el mayor respeto, convencido de sus buenas intenciones, permtame, en aras a la justicia y a la equidad, mostrar mi discrepancia con sus planteamientos a la hora de repartir responsabilidades sobre el empeoramiento de la situacin de Gaza. Como usted sabe, la poblacin de Gaza, tcnica y realmente, est sometida a una atroz ocupacin y a un asedio total que dura ya ms de cuatro aos. Durante estos aos, los palestinos de Gaza han tenido que ingeniar mtodos para poder sobrevivir excavando tneles a mucha profundidad bajo tierra, destruidos de manera continua por los incesantes bombardeos israeles. Estos tneles se han excavado no como trincheras defensivas o para objetivos militares, slo tienen una intencin: garantizar los suministros bsicos para ms de un milln y medio de seres humanos que viven en la mayor prisin a cielo abierto de la tierra. Mientras tanto, la poblacin israel, que vive a escasos metros, disfruta de una renta per cpita superior a la de muchos pases europeos desarrollados, y recibe adems anualmente ms de 3.000 millones de dlares como ayuda a fondo perdido de los EEUU. Israel posee uno de los ejrcitos mejor armados del mundo, dispone incluso de ms de 200 ojivas nucleares, capaces de destruir todas las capitales del mundo rabe y musulmn. Sin necesidad de profundizar en las comparaciones entre los palestinos de Gaza e Israel, me parece cuanto menos injusto, por no decir tendencioso, poner al mismo nivel de responsabilidad a Hamas, movimiento poltico, considerado por occidente una organizacin terrorista, y al Estado terrorista de Israel. Pedirles a ambos contencin es como exigir a un nio recin nacido que est siendo golpeado por un peso pesado que modere sus golpes ante el aluvin de derechazos que est recibiendo. Este planteamiento, aunque se disfrace de buenas intenciones, es difamatorio y repugna a la razn objetiva.

A todos los medios de comunicacin que intentan intoxicar la opinin pblica sobre la masacre que est cometiendo Israel contra la poblacin civil y que ha provocado la muerte de ms de 100 personas, el 50% de los cuales son nios, mujeres y ancianos, les digo que el mundo ha cambiado y que ya no tienen el monopolio de informar. Que echen un vistazo a las redes sociales para ver que sus versiones son absolutamente inverosmiles. Ya pueden seguir manipulando la informacin al servicio del poder econmico y meditico mundial. Las vidas humanas son iguales, sean palestinas o israeles, por no decir que los sionistas estn cometiendo un genocidio contra los palestinos ante el mundo entero, y que la poblacin israel, en su gran mayora, lo aplaude y consiente. Esto lo demuestra el hecho de que cada vez que hay elecciones generales en Israel, se producen carreras y maratones para ver quin mata ms palestinos para ganarse el voto de ese pueblo cmplice, en su mayora, del asesinato masivo de palestinos. Deben saber que ellos tambin sern vctimas de estos asesinatos por elegir al ms criminal. Ya han pasado a la historia aquellas imgenes que daban la vuelta al mundo. Civiles israeles disfrutando de las playas de Tel Aviv mientras su ejrcito masacra a los rabes y palestinos.

Estamos ante una nueva ecuacin, y por ello estoy seguro de que los israeles, al final, se convencern que son mortales y que su ejrcito, el ms poderoso de la regin, es incapaz de garantizarles vivir en una burbuja: Cuando llegue este momento, seguro que habr una verdadera paz, justa y equilibrada. En este sentido, Estados Unidos y la Unin Europea tienen la responsabilidad de hacerles ver que no pueden mantener esta situacin indefinidamente. A los palestinos se les ha puesto entre la espada y la pared: si quieren vivir, tienen que someterse a los dictados de Israel, en un proceso ficticio de paz, que ha resultado ser una trampa mortal para ellos.

 

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter