Portada :: frica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-11-2012

El continente expoliado

Robert Bibeau
Le Grand Soir

Traducido para Rebelin por Caty R.


Por qu las metrpolis europeas estn llenas de personas africanas despavoridas, con sonrisas tristes y desamparadas que mendigan miserablemente, venden a salto de mata, curran duramente con la escoba en una mano y la pala en la otra y registran los cubos de basura detrs de los restaurantes? Qu desesperacin inconmensurable atrap a esos seres maravillosos fuera de sus patrias soleadas que tanto aman- y los empuj al camino del exilio plagado de peligros para desembocar en el puente Mirabeau, en la Grand Place, detrs del Partenn, alrededor del Coliseo, en Picadilly Circus o frente al Reijks Museum?

Su peligroso xodo empez hace ya algunos aos en Senegal, Costa de Marfil, Repblica Democrtica del Congo, Kenia, Somalia, Mal o Ruanda, poco importa; siempre empieza all donde sus vidas estn amenazadas. Despus por montes y valles, a pie, en coche, en tren o en barco, se estremece la larga caravana de los desheredados dejando aqu y all su tributo de lisiados, hambrientos, exhaustos, muertos vivientes en el gran desierto ardiente, en los caminos pelados, en el ocano feroz hasta Ceuta la insolente, Trpoli la decadente, Alejandra la enigmtica o Tnez la trgica.

All los ltimos supervivientes de esos caminos de sufrimientos recibirn, a un precio muy caro, el ofrecimiento de un bandido traficante de completar la travesa del continente del hambre- hacia un ilusorio paraso para los necesitados donde irn a engrosar las filas de los excluidos de la prosperidad escandalosa y sobrevalorada. Nadie sabe todava en esa baera de la muerte que al final del ese calvario sobre el oleaje mortfero la ltima prueba ser una inspeccin antes de devolverlos al camino de la amargura.

En las pginas siguientes vamos a responder a una pregunta simple y compleja, a saber: Por qu tantos emigrantes africanos se enfrentan al desierto, al ocano, al mar, a los guardacostas y a los traficantes asesinos para llegar a Europa, este continente de desgracia?

Porque en los pases africanos de miseria, donde las empresas mineras saquean el mineral precioso y caro, no dejan nada a los muertos de hambre y despus de trabajar por casi nada en esos agujeros infernales los hijos de frica, si no fallecen, emprenden la travesa de la jungla, la sabana, los desiertos, las alambradas o el mar asesino con el fin de ir a ganar algo de dinero para mandar a la familia que queda bajo los disparos de las tropas y sobre las minas antipersonales de las excavaciones, en las plantaciones de caf para la exportacin, mal pagado, o asesinados en el fondo de un agujero de las minas.

El saqueo del coltn

Vamos a ilustrar ese crimen sangriento con el ejemplo del coltn (metal raro imprescindible en la fabricacin de telfonos mviles y televisores). El coltn se extrae de pozos de minas artesanales en la Repblica Democrtica del Congo (80% de las reservas mundiales) e inmediatamente despus se expropia y se exporta a las fbricas de transformacin de Europa, Amrica y sobre todo Asia (1).

Es la transformacin industrial del mineral la que crea el valor y la plusvala de donde los capitalistas sacan sus beneficios industriales y de mercado y el Estado sus impuestos y sus tasas (el kilo de coltn tratado se vende a 500 dlares en el mercado). La extraccin del mineral del coltn se paga muy barata El salario de un minero de la muerte en la provincia de Kivu (RDC) se sita entre 10 y 50 dlares semanales, que sin embargo es el cudruple del salario medio congoleo (entre 10 y 50 dlares mensuales). As, un minero que extrae de promedio un kilo de coltn diario durante 7 das a la semana recibe por su trabajo un salario medio semanal de 35 dlares por una produccin de 7 kilos, que multiplicados por 500 dlares el kilo en el mercado suponen 3.500 dlares. Es decir, el minero cobra un 1% del valor de la mercanca. Os parece que frica recibe una parte justa de la riqueza que le roban?

Dejemos de repartir caridad a los parias africanos. Dejemos de prestarles dinero para que se endeuden eternamente, dejemos que se beneficien de sus riquezas continentales y sern prsperos No les parece? No, obviamente! Por qu? Porque todo depende de esa clase social que se apropia de las riquezas, privadas o colectivas. Volveremos a esto ms adelante.

Sepan que de media cada kilo de coltn cuesta la vida a dos nios mineros en el devastador Kivu-Congo, poco importan la lengua, la etnia o la religin de esos desgraciados jvenes. Los nios mueren bajo los escombros en minas artesanales ruinosas. La globalizacin capitalista castiga a este pas con toda su ignominia.

Las tropas de Ruanda, Uganda y Burundi armadas y financiadas por las multinacionales de las nuevas tecnologas como Apple, Nikon, Sony, Nokia, Ericsson y otros monopolios occidentales- ocupan la regin de Kivu con el fin de expropiar el coltn explotado por miserables mercenarios armados con la complicidad de de los generales seores de la guerra congoleos, ruandeses y ugandeses- Sabis quin es el pirata del coltn Laurent Nkunda? Todava se habla de l en el telediario (2) El primer ministro de Canad Stephen Harper denunci sus chanchullos durante su visita reciente a Kinshasa? Ni hablar!

Las escaramuzas tribales y nacionalistas en este caso no son ms que espantajos de los pases conquistados y de los pequeos burgueses europeos y estadounidenses amargados que cantan el saludo a la patria por la sangre de los partisanos. La periodista belga Colette Braeckman seala:

En Kivu, una veintena de aviones cargados de minerales despegan todos los das hacia Ruanda (que segn la ONU se ha embolsado 250 millones de dlares de la venta del coltn. Podramos creer que los nios que trabajan en las minas se salvan. Pero ellos os contarn que los secuestran en el camino de la escuela. Todo el mundo lo sabe pero nadie hace nada. La ONU tampoco. No parece que ese trfico vaya a detenerse pronto. El ejrcito congoleo es ineficaz es una herencia de Mobutu- y los generales tambin se benefician de este negocio. Dicen que van a Kivu a hacer la guerra, pero tambin van a enriquecerse. Todas las facciones, el ejrcito congoleo, las milicias tutsis, etc., todos se benefician de esta situacin y no tienen ningn inters por cambiarla (3).

Como corolario de esos salarios de miseria, todos recordarn el asesinato de 34 mineros sudafricanos es decir, liberados del apartheid- por la polica racista de Sudfrica debido a una huelga laboral que pretenda una subida salarial sobre los 400 mensuales, todo incluido, que cobran ahora. Es lo que se llama morir de hambre trabajando duramente (4).

Esos salarios de miseria ni siquiera garantizan la reproduccin ampliada de la fuerza de trabajo. En otras palabras, cuanto ms trabaja el obrero africano ms se aproxima a la muerte lenta. Esos salarios tampoco garantizan la creacin de un mercado nacional slido sobre el que podra apoyarse la burguesa mercantil local para garantizar la primitiva acumulacin de capital constante (CC) para invertir despus en fbricas (CV) y en y el despegue capitalista de la industria moderna (5).

Resulta que en la divisin internacional del trabajo inducida por el imperialismo occidental dominante (al menos hasta ahora), a frica siempre le ha tocado el papel de proveedora de materias primas. Al principio a ttulo de suministradora de bestias de carga esclavos que tenan menos valor que su peso en cereales-, maderas preciosas y productos alimentarios expoliados en las plantaciones expropiadas a los nativos por menos de nada. Finalmente asistimos en la actualidad al expolio de minerales raros (entre ellos el coltn), piedras preciosas y petrleo (10% de las reservas mundiales) de los que las poblaciones locales no sacan ningn beneficio.

Saqueadores extranjeros protegidos por sus siervos locales

Un servicio de guardera de los intereses de las empresas imperialistas extranjeras en el pas (entre ellas canadienses), est garantizado por una casta de depredadores reyes negros encorbatados, generales carnavalescos tocados con quep- rodeados de asesinos, prfugos de la justicia y piratas vestidos de soldados al servicio de clanes negreros contratados por algunas grandes empresas monopolistas los llamados monopolios mineros- slidamente conectadas con las embajadas occidentales de sus pases de origen en esas regiones desangradas.

Mientras el presidente-negro local cumpla correctamente su trabajo de siervo, refrene su codicia nunca pens que llegara a ser ms grande que el buey de la fbula- y siga besando la mano que le mantiene en su trono de paja, su reeleccin democrtica estar asegurada. Pero si el cerdo negro pretencioso un da intenta ponerse de pie y librarse de esa tutela dominadora ms vale que amae una nueva alianza con otra potencia (recordemos a Gbagbo en Costa de Marfil, a Gadafi en Libia o a Kabila en la Repblica Democrtica del Congo) porque si no caer sobre el rebelde una tormenta de rayos del infierno democrtico del hipcrita Occidente. Lo que ayer todava era una eleccin democrtica es inmediatamente invalidado por el Elseo, la Casa Blanca, el 10 de Downing Street o el Reichstag, la denominada comunidad internacional, y en el acto proclamarn la victoria del opositor complaciente.

El demcrata se convierte en tirano, el amigo y aliado de ayer pasa a ser un usurpador y los bombarderos y drones teledirigidos desde las capitales occidentales de repente siegan las vidas de las poblaciones y devastan el palacio principesco estrepitosamente despus de tolerarlo durante 30 aos en medio de esa miseria mortfera.

Se encaramar al trono tambaleante un ttere de otro clan durante un tiempo, algunos criminales de guerra sern promovidos a generales de opereta, los matones guardaespaldas del nuevo pretendiente se convertirn en oficiales de intendencia encargados de garantizar la lealtad del nuevo capataz de la tarea presidencial, que consiste esencialmente en firmar decretos de prospeccin y explotacin de reclamaciones mineras, petroleras y forestales y contratos de compra de armamento con el fin de garantizar la reproduccin ampliada del poder comprador sometido.

La pequea y mediana burguesa africana socialista

Al estar la economa nacional de los pases africanos dominada y expoliada por los pases imperialistas occidentales, la pequea y mediana burguesa nacional africana, frgil e inestable, no suele tener acceso a las prebendas, sobornos, puestos administrativos, gubernamentales, judiciales o militares lucrativos ni a la propiedad de la tierra, reservada a la gran burguesa compradora. Por lo tanto esos sectores sociales estn amargados y amenazados por el empobrecimiento y la exclusin como sus iguales norteamericanos y europeos-. As, para esas clases sociales moribundas es muy grande la tentacin de lanzar al pueblo a revueltas aventureras bajo una fraudulenta marca socialista. Angola, Argelia o Etiopa son pases que conocieron aquellas guerras populares por las que tomaron el poder los charlatanes y sus sectas de aspirantes medianos y pequeoburgueses. Ahora sabemos qu fue de aquellos tiranos pseudosocialistas.

Algunas veces el neocolonizador no deja lo bastante para comer y beber, pocas prebendas apetitosas para satisfacer a todos los lacayos locales que derrocaron al gobierno anterior, y el reparto del botn se convierte en una fuente de conflictos sangrientos entre los piratas de las diversas tribus del pas. Es lo que ocurre ahora en Abiyn entre el lacayo Outtara y algunos de sus sargentos a los que abandon en las cunetas de Ghana y Burkina Faso, de ah los recientes asesinatos en la frontera del territorio codiciado. Los trabajadores no tienen nada que hacer en esas guerras entre hienas y chacales.

El AFRICOM se encarga

Observen que las potencias imperialistas occidentales no se fan de esa calaa de lacayos locales para que mantengan el orden y el poder de sus amos en esas zonas codiciadas. As, Estados Unidos concibi una superestructura militar obligatoria AFRICOM- para representar sus intereses en la regin y para adoctrinar, controlar y conducir a los miserables a ponerse el uniforme militar. El AFRICOM organiza y supervisa los esfuerzos de guerra y el mantenimiento del estado de guerra permanente, la extraccin de los recursos naturales y el expolio del trabajo asalariado y su plusvala. Por no aceptar el adoctrinamiento de su ejrcito en la agresin que se prepara en el norte de Mal, el presidente de Mauritania estuvo a punto de perder la vida. Parece que tras el atentado medio exitoso por fin comprendi. Por supuesto el ataque a Mal se llevar a cabo supervisado por el AFRICOM y ejecutado por la carne de can regional (6).

En 2007, el asesor del departamento de Estado de EE.UU. Peter Pham afirm que los objetivos estratgicos del AFRICOM consistan en proteger el acceso a los hidrocarburos y otros recursos estratgicos abundantes en frica. La tarea del AFRICOM consiste en proteger la vulnerabilidad de esas riquezas naturales y garantizar que terceras partes como China, India, Japn o Rusia no obtengan monopolios o tratos de favor. (Nile Bowie, Cover ops in Nigeria: Fertile Ground for US Sponsored Balkanization, Global Research, 11 de abril de 2012) (7).

Una solucin a los problemas africanos?

Los pueblos africanos en estos tiempos, lejos de tomar las riendas de su destino y luchar para liberarse de la dominacin neocolonial imperialista, y sobre todo de su burguesa local compradora organizada en castas alrededor de los generales seores de la guerra complacientes-, dejan que todos esos sinvergenzas ofrezcan sus servicios de matones a las diversas potencias hegemnicas.

En la actualidad, en la primera fila del escenario africano, han reaparecido algunas antiguas potencias coloniales junto a su aliado y competidor estadounidense y frente a China, la nueva superpotencia ascendente. En 2012 China se ha convertido en el primer socio comercial de frica por delante de Estados Unidos y Francia. La China imperialista construy la sede social de la Unin Africana e invierte todos los aos miles de dlares en proyectos viarios y ferroviarios. Explota minas y petrleo y modifica la situacin construyendo fbricas llaves en mano- particularmente en Etiopa y creando de esta forma un proletariado africano en el norte del continente, complementario del proletariado de Sudfrica. Estas son excelentes noticias para la clase revolucionaria africana, que de esta manera ve engrosarse sus filas (8). Si quieres combatir las sectas religiosas integristas, construye fbricas en frica.

Estas son, en resumen, las causas principales del miserable xodo africano hacia el hemisferio norte. Las potencias imperialistas occidentales, al absorber el usufructo de los recursos naturales y expropiar una gran parte de la plusvala obrera y campesina, as como los beneficios e ingresos de los Estados residuales, prcticamente no dejan nada para la supervivencia de esos pases. As, en vez de echarse a morir, los africanos siguen el rastro de sus riquezas hasta el norte del Mediterrneo.

Podemos cambiar este desorden de las cosas? Si, ciertamente! Corresponde a los obreros y empleados, mineros, campesinos, aparceros y artesanos organizarse en un partido poltico revolucionario independiente de la aristocracia burocrtica local y lo ms lejos posible de la pequea y mediana burguesa adems de huir como de la peste de los intelectuales charlatanes y pedantes- y dirigir sus golpes mortferos al derrocamiento de los sirvientes locales de la clase capitalista monopolista internacional (9).

Notas:

(1) Los mineros del infierno .

(2) La guerra de Kivu

(3) Colette Braeckman , Le coltan, le "minerai de sang" du Congo (4) Sudfrica, La Huelga de mineros de 1946 y la masacre de Marikana .

(5) Robert Bibeau. La crise conomique dans tous ses mfaits .

(6) Ejemplo reciente del golpe de Estado abortado en Mauritania .

(7) Julie Lvesque. La guerra secreta de Estados Unidos en frica

(8) Vincent Gouysse (2012), 2011-2012: Reprise de la crise ; La Chine avance ses pions en Afrique ; La Chine en Afrique .

(9) La bourse des esclaves ; Afrohistorama ; Vacance du pouvoir: Qui dirige maintenant le pays?; FAISONS PAYER LES RICHES!: Les partis socialisants au pouvoir .

Fuente: http://www.legrandsoir.info/afrique-le-continent-spolie.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter