Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-12-2012

Oscar Niemeyer, el comunista

Romn Mungua Huato
Rebelin


En su extraordinario libro Espejos. Una historia casi universal, Eduardo Galeano nos narra en su cuentito Anan lo siguiente: El anan, o abacaxi los espaoles lo llamaron pia Aunque vena de Amrica, este manjar de alta finura fue cultivada en los invernaderos del rey de Inglaterra y del rey de Francia, y fue celebrado por todas las bocas que tuvieron el privilegio de probarlo. Y siglos despus, cuando ya las mquinas lo despojaban de su penacho y lo desnudaban y le arrancaban los ojos y el corazn y lo despedazaban para meterlo en latas a un ritmo de cien frutas por minuto, Oscar Niemeyer le ofreci, en Brasilia, el homenaje que mereca. El anan se convirti en catedral.

Cuando en 1960 se inaugur Brasilia la Unesco en 1987 la declar Patrimonio Cultural de la Humanidad, Niemeyer cuenta: "Los palacios pueden gustar o no, pero nadie podr decir que antes haba visto algo igual. Puede que haya visto mejores, pero iguales no". Y contaba tambin que "construir una ciudad ha sido fantstico. Pero luego el sueo se acab, precisamente en el da de la inauguracin. No sub al palco de las autoridades: me qued abajo, con los peones que haban trabajado para construir una ciudad donde no podran vivir. El mundo soado era imposible. Dejbamos de ser iguales".

Laberinto [N 495, 08/12/12; http://www.facebook.com/pages/Laberinto-Milenio-Diario/119705201450913], public un estupendo reportaje sobre este arquitecto con reconocimiento universal: Oscar Niemeyer: el arte de lo imposible. Uno de los iconos de la arquitectura del siglo XX muri el pasado 5 de diciembre a unos das de cumplir 105 aos. Discpulo de Le Corbusier, am como pocos la lnea curva, experimento con nuevos materiales y en mltiples ocasiones se declar un enamorado incondicional del futuro.

 

Pero el gran Niemeyer no solamente fue longevo en la prctica profesional, tuvo adems un rasgo fuera de lo comn de los arquitectos de fama mundial hoy da muchos de ellos actuando como verdaderos divos del star system, los "arqui-stars", segn el eminente historiador Leonardo Benevolo, era un convencido militante comunista desde el ao de 1945. Dejemos de lado su adscripcin al Partido Comunista Brasileo un partido estalinista como casi todos los partidos oficialistas reconocidos en su momento por la Unin de Repblicas Socialistas Soviticas (URSS); del cual fue su presidente de 1992 a 1996, recien extinta la URSS, el hecho inobjetable es que debemos reconocer su firme y sincera conviccin por transformar radicalmente el mundo que le toc vivir. Nunca me callar la boca. Nunca esconder mis convicciones comunistas. Y quien me contrata como arquitecto conoce mis concepciones ideolgicas, insisti Niemeyer hasta el final de sus das, nacido en una familia burguesa de origen alemn, portugus y rabe. El arquitecto deca haber comprendido inmediatamente que hay que cambiar las cosas. Entr al partido y me qued () Hay que conocer ante todo la vida de los hombres, su miseria, su sufrimiento para hacer arquitectura de verdad. Por su abierta militancia comunista, al igual que muchos brasileos artistas e intelectuales de izquierda, Niemeyer vivi en Francia durante sus aos de exilio durante la dictadura militar (1964-1985).

Tambin deca enftico: No quiero cambiar la arquitectura, lo que quiero cambiar es esta sociedad de mierda. Pero no hay duda de que contribuy a cambiar la arquitectura y se convirti en uno de los exponentes ms notables de las vanguardias arquitectnicas durante la segunda mitad del siglo pasado junto a su maestro Le Corbusier, Walter Gropius, Frank Lloyd Wright y Mies Van der Rohe, entre otros grandes maestros de la arquitectura moderna.

Ms all de percibir a la arquitectura como arte, en la historia social existe un estrecho vnculo entre lo poltico y la arquitectura. La arquitectura refleja fielmente el poder poltico es imposible explicar El Palacio de Versalles sin comprender el Estado absolutista y en ocasiones est asociada a los profundos cambios revolucionarios (La Bastilla, El Palacio de Invierno, etctera). En una historia crtica de la arquitectura sin duda habr un captulo especial de las ideologas polticas de los grandes arquitectos, pues ninguno est exento de tener consciente o inconsciente su ideario poltico. Como en la via del seor, hay de todo: fascistas, derechistas, liberales, liberales radicales, socialdemcratas e izquierdistas; predominando los conservadores. Antonio Gaud, un genio de la arquitectura, simpatiz en su juventud con las ideas socialistas. Ludwig Mies van der Rohe, pionero de la arquitectura moderna, no obstante ser un liberal radical no le impidi para nada disear en 1926 el extraordinario Monumento a Karl Liebknecht y Rosa Luxemburg, revolucionarios comunistas asesinados por la socialdemocracia alemana en 1919, monumento que los nazis destruyeron inmediatamente. En Mxico, el arquitecto y pintor Juan O'Gorman quien perteneci a la Unin de Arquitectos Socialistas de Mxico (1937.1941) fue socialista y amigo de Trotsky, y opositor a Hannes Meyer, quien fue estalinista y director de la famosa escuela Bauhaus (1928-1930).

El gran arquitecto nacido en Ro de Janeiro deca que le gustara ser recordado en las enciclopedias con una frase corta: "Niemeyer, Oscar: brasileo, arquitecto; vivi entre amigos, crey en el futuro".

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter