Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-12-2012

El premio Nobel de la Paz, Unin Europea y Euskal Herria

Jon Iarritu
Gara


Esta semana, la Unin Europea (UE) ha sido galardonada con el Nobel de la Paz de 2012. Una decisin que si bien ha despertado controversias, es innegable que tiene factores favorables. Por un lado, la consolidacin de la paz, democracia y convivencia en estos 60 aos era impensable en la Europa surgida tras el horror de la II Guerra Mundial. Por otro lado, es reseable el papel desempeado por la UE en la resolucin y consolidacin de con- flictos, tanto clsicos como asimtricos en el exterior, como en el interior. Entre los que destacan la Misin de Observacin en Georgia, Eulex en Kosovo, miembro del Cuarteto para Oriente Medio, las 23 operaciones civiles y militares desarrolladas, o su participacin en el proceso de paz norirlands (Programa Peace). Por ello, es posible afirmar que en el siglo XXI la UE es actor principal en los procesos de paz y seguridad. No en vano en el Tratado de la UE (art.3) se declara que la Unin tiene como finalidad promover la paz, sus valores y el bienestar de sus pueblos.

Pero siendo as, seguramente, ms de uno se preguntar por qu la Unin no se ha implicado en el conflicto vasco. La realidad es que los diferentes gobiernos espaoles lo han impedido activamente. El mismo Aznar en su reciente libro Memorias I, en relacin a las negociaciones con ETA hace una dcada, afirma: tenamos claro que bamos a rechazar cualquier intento de internacionalizar la tregua; es decir, no bamos a aceptar ninguna injerencia de los siempre dispuestos mediadores internacionales que solo sirven para dar pbulo a la patraa sobre el conflic- to vasco y para colocar a Espaa bajo presin. En la reunin de hace escasas semanas con la Comisaria europea Malmstrm, una diputada popular afirm lo mismo: no queremos la mediacin ni participacin internacional. No obstante, lo ms desolador es que los representantes de la UE, por no disgustar a Espaa repiten lo mismo: es un asunto interno. Bien pero, no somos los vascos ciudadanos europeos?; no es el Pas Vasco territorio europeo?; es que no se ha producido violencia en dos Estados miembros? Se diga lo que se diga el caso vasco es un asunto interno de la Unin Europea, de hecho es el ltimo conflicto que tiene pendiente de resolver.

Pasado un ao de la Conferencia de Aiete y del anuncio de ETA del cese de su violencia, qu duda cabe que la sociedad vasca se encuentra en una mejor situacin. La ciudadana vasca en su conjunto ha trabajado tenazmente para abrir este nuevo escenario y en este momento, es cuando hace falta consolidar la paz resolviendo las consecuencias tcnicas del conflicto como dictan la lgica, la mayora social vasca y el 2 punto de la Conferencia de Aiete. En cambio, las autoridades espaolas y francesas han decidido hacer odos sordos a esta demanda y con ello eludir su responsabilidad.

El Reino de Espaa acta como si nada hubiera cambiado, sigue con los esquemas del pasado: detenciones, amenazas y legislacin y medidas de excepcin. El ministro de Interior recientemente afirm: Lo que pasa es que el Gobierno ni ha negociado, ni negocia ni va a negociar con una organizacin terrorista. Lo hemos dejado muy claro desde el principio y eso es lo que hay. El Gobierno no va a negociar nunca con ETA porque si inicias una negociacin es porque entiendes que tu interlocutor tiene razones, y una organizacin terrorista no tiene ninguna razn. Declaraciones realizadas con aplomo, que no resultaran ridculas si no tuviramos en cuenta: 1. El anterior Gobierno del PP negoci con ETA; 2. El Ejecutivo espaol ha saludado y mostrado su apoyo al Gobierno colombiano por el dilogo con las FARC; 3. El secretario de Estado de Asuntos Exteriores del Gobierno ha afirmado que Espaa (al igual que otros pases europeos) mantiene un dilogo aunque sea de forma indirecta con el movimiento fundamentalista Hamas, declarada como organizacin Terrorista por la UE; y 4. Espaa, el pasado verano, negoci y pag un rescate a la organizacin yihadista MUJAO con el objetivo de liberar a dos cooperantes en Mali, hecho sobre el que el ministro de Exteriores sentenci: En estos temas el Gobierno ha hecho lo que tena que hacer.

Como vemos, el Gobierno acta con responsabilidad en otros asuntos, incluso lejanos, pero se niega a una negociacin tcnica con una organizacin que ha renunciado a la violencia. Lo cierto a da de hoy es que el PP se encuentra en una situacin difcil a la hora de actuar segn los estndares internacionales de resolucin de conflictos, debido a la presin de diferentes lobbies, unos internos y otros creados e inflados en su da por el mismo PP. Por ello es difcil imaginar a corto plazo una negociacin, al menos directa, entre ETA y el Gobierno espaol. Lo que no les excusa para seguir anclados en su inmovilismo.

Por su parte, la Repblica Francesa acta como si el asunto no le concerniera, c'est un problme espagnol, negando la evidencia de que parte de Euskal Herria se encuentre en su territorio y, por ende, la historia de la violencia de este pas est intrnsecamente ligada tanto a su territorio Pays Basque como al resto de la Repblica. No le incumbe a Francia el asunto?

Ante la actual situacin de bloqueo de una de las partes y el deseo de la sociedad vasca de consolidar el escenario de paz abierto en Euskal Herria, una representacin del Acuerdo de Gernika nos dirigimos el pasado martes a Estrasburgo, con el fin de solicitar a las instituciones de la UE su participacin en la resolucin de este asunto europeo; incluso a pesar de la actitud inmovilista de los dos estados. Como ciudadanos europeos reclamamos a la UE, ante esta situa- cin de impasse de la fase resolutiva, que ejerza el papel que le corresponde como nobel y agente de paz, ya que creemos que puede ser crucial.

Eso s, esto no es bice para recordar que hasta ahora los mayores avances en la normalizacin y pacificacin han procedido de la unilateralidad. Por lo que todo nuevo paso en la unilateralidad ser clave, ya que adems de ser recibido con satisfaccin por la ciudadana vasca, dejar en evidencia las medidas del pasado y forzar a que se modifiquen. Es hora de establecer un futuro de paz estable y duradera en Euskal Herria y en Europa.

Fuente: http://gara.naiz.info/paperezkoa/20121217/378259/es/El-premio-Nobel-Paz-Union-Europea-Euskal-Herria



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter