Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-12-2012

Panam
Una masacre injustificada

Luis Manuel Arce
Prensa Latina


Un desproporcionado contingente militar estadounidense, antecedido por un descomunal bombardeo cuando la gente dorma, invadi la pacfica ciudad de Panam y la llen de muertos, heridos y escombros hace 23 aos, el 20 de diciembre de 1989. El doctor Augusto Fbrega, maestro de enseanza primaria y mdico, relata en su libro sobre tan denigrante hecho que en las primeras 13 horas de la invasin, Estados Unidos de Amrica lanz 422 bombas sobre la pequea urbe; hubo un minuto en que cayeron 23.

Se arrojaron como promedio una bomba cada dos minutos. La primera explosin fue registrada por el sismgrafo de la Universidad de Panam a los 00:46 minutos del 20 de diciembre de 1989.

A la una de la madrugada se produjo una de las explosiones de mayor poder, de 1,7 en la escala de Richter en Tocumen, y durante la hora subsiguiente se registraron 55 explosiones en ese mismo lugar.

Hay quienes consideran, seala Fbrega, que Panam fue en alguna medida una especie de ensayo general para la guerra del golfo Prsico. Estados Unidos pretendi cifrar el nmero de muertos en alrededor de 350 personas, sin embargo, fuentes independientes indican que super las dos mil.

Pero Ramsey Clark, quien fuera procurador general de los Estados Unidos durante el gobierno del presidente James Carter, asevera como lo ms razonable considerar que las bajas panameas producidas por la invasin norteamericana fueron alrededor de siete mil personas.

En general, la mayora de los panameos coincide con Fbrega. Informes de la poca revelan que en las primeras horas del ataque los panameos comunes ni siquiera se imaginaban que eran cazabombarderos F117-A Stealth.

El presidente de Estados Unidos, George H. W. Bush, los estrenaba en ese momento en el bombardeo a reas densamente pobladas de El Chorrillo y otros lugares, como parte de un complot con la clave secreta "Cuchara Azul", irnicamente bautizado despus "Operacin Causa Justa".

El sismgrafo registr 417 detonaciones desde la primera en los minutos finales del da 19 hasta la ltima varias horas despus en la madrugada del 20, cuando ya El Chorrillo estaba en ruinas y sus vecinos, sorprendidos en el reposo familiar, no daban crdito a aquella desolacin y muerte que los sepultaba.

Los Stealth lanzaron impunemente sus bombas de mil 900 kilogramos sin el riesgo de alguna cortina de fuego que les hiciera resistencia en los 27 objetivos atacados simultneamente, logrando su propsito de sembrar el pnico y la desorientacin entre los sorprendidos militares panameos y los civiles.

La aviacin destruy aeropuertos como el de Punta Paitilla, el Cuartel Central en El Chorrillo, el de Tinajitas, el de Panam Viejo, el de Los Pumas, la base militar de Ro Hato (donde funcionaba el instituto militar Toms Herrera,) y la base naval de Coco Solo, entre otros muchos.

No medi ninguna declaracin de guerra previa y el crimen fue condenado por la Asamblea General de ONU y la Organizacin de Estados Americanos, pero sin ninguna consecuencia para los agresores.

El masivo y sorpresivo ataque areo prepar las condiciones para el despliegue de 26 mil hombres armados hasta los dientes quienes, no obstante su aplastante superioridad numrica y en armas, encontraron una resistencia popular indita.

H. W. Bush, el mismo que en 1991 arrasara tambin con parte de Irak antes de que su hijo W la acabara de destruir en 2003, us el mismo argumento de siglos pasados para justificar la invasin: proteger la vida de ciudadanos norteamericanos que residan en Panam. Por supuesto, nunca estuvieron amenazados.

Ante esa gastada y jams creda justificacin en todos los pases que han atacado, Bush padre dijo que la invasin era para detener a Manuel Antonio Noriega y combatir el trfico de drogas, objetivo que hubiera podido cumplir cualquier comando rambolesco sin necesidad de matar a miles de civiles, en un pas con desbordante presencia militar estadounidense desde 1903.

El tercer argumento, en cambio, era el ms satnico y cnico de todos: "defender" el Tratado Torrijos-Carter sobre el Canal, como si Panam lo hubiese repudiado o puesto en peligro.

Los analistas panameos lo han repetido cientos de veces a lo largo de estos aos y no hay nada que aadir a sus conclusiones: el objetivo real del ataque fue destruir las fuerzas panameas que tendran que ocuparse en solitario de la vigilancia del Canal a partir del 2000, gracias al Tratado Torrijos-Carter.

Una vez eliminado el ejrcito local, las tropas norteamericanas se quedaran en la zona y se buscara un gobierno favorable a la anulacin de los acuerdos que reconocan y aceptaban la soberana panamea del Canal. Eso no lleg a suceder porque el pueblo defendi lo suyo.

En 1999 el Canal pas a ser verdaderamente propiedad de Panam como se haba comprometido Carter con Torrijos y como quera todo el mundo.

A partir de entonces, la famosa e importante va interocenica pas a ser enteramente administrada y operada por sus legtimos dueos.

Sus casi 10 mil trabajadores entregaron al Tesoro Pblico un aporte de mil 32 millones 300 mil dlares correspondientes al ingreso del ao fiscal 2012, lo que significa un incremento de 8,6 a lo presupuestado para este ao.

Un informe de la Autoridad del Canal de Panam (ACP) indica que desde el ao 1999 en que la va interocenica pas a la administracin del pas, ha aportado en forma directa al Estado siete mil 609 millones 200 mil dlares.

Esa cifra contrasta enormemente con los 32 millones anuales que entregaba Estados Unidos cuando era de su administracin. Es decir, si el Canal no hubiese pasado a Panam gracias a los acuerdos Torrijos-Carter de 1977, el pas hubiera dejado de percibir en estos 13 aos siete mil 192 millones de dlares. No hacen falta ms comentarios.

Luis Manuel Arce es corresponsal de la agencia Prensa Latina en Panam.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter