Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-01-2013

Entre lo inalcanzable y lo inaplazable

Jos Alejandro Rodrguez
Juventud Rebelde

Si miramos hacia atrs observamos que la continuacin de los cambios y flexibilizaciones de lo que denominamos actualizacin del modelo econmico no genera an saltos espectaculares, pero va creando los cimientos para el vuelco decisivo


Son muy complejas, pero no murallas infranqueables, las coordenadas externas y domsticas en las que la economa cubana transita de 2012 a 2013, con algunos respiros y tambin con insatisfacciones.

Si miramos hacia atrs el ao que expira, observamos que la continuacin de los cambios y flexibilizaciones de lo que denominamos actualizacin del modelo econmico, no genera an, por inacabados, saltos espectaculares ni todos los frutos tangibles que esperamos. Pero va creando los cimientos para el vuelco decisivo hacia aquello que el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros Ral Castro calificara ante el Parlamento como gran objetivo: la preservacin y desarrollo en Cuba de una sociedad socialista sustentable y prspera.

Unos dicen que, para como anda de contrada la economa mundial con la crisis hasta de los ricos y poderosos, la cubana puede exhibir al menos un discreto crecimiento estimado del 3,1 por ciento, a pesar de que no alcanza la cifra planificada de 3,4.

Otros prefieren ver el agua que falta del vaso a medias y concluyen que, precisamente por los retos que enfrenta Cuba y su tensa liquidez financiera externa, no podemos seguir permitindonos incumplimientos, que luego gravitarn sobre nuestras abultadas importaciones y las tensas finanzas. Eso, sin contar con que nuestras tasas de crecimiento son an bajas.

Si hurgamos en las cifras, constataremos los planes no alcanzados en varias actividades, como la produccin de alimentos y las inversiones, a consecuencia tambin de problemas subjetivos domsticos, de planificacin, desorganizacin, falta de control y de disciplina contractual.

Un pas con finanzas tan escasas no puede permitirse la inejecucin de las inversiones planificadas en 2012, debido a problemas cualitativos en el proceso inversionista como falta de integralidad, dbiles controles, baja productividad, dficit de personal e incorrecta preparacin tcnica de los proyectos, entre otros factores que inmovilizan recursos. Y adems, segn expertos, lo planificado en tal sentido es an bajo; pues invertir por debajo de un diez por ciento del presupuesto, lleva a pocos caminos para avanzar en la senda del desarrollo.

El gran fardo de importar alimentos

Tampoco se puede repetir para 2013, aun cuando hayan crecido, que rubros tan estratgicos como la leche fresca, huevo, caf, frijol y maz incumplan sus indicadores previstos, como ocurri en 2012. As entramos en 2013 sufriendo el gran fardo para nuestra cartera, de la importacin de alimentos.

Y aunque aumentan, tambin incumplen sus planes el turismo, esa fuente de ingresos en divisas remolcadora del resto de la economa; y renglones exportables importantes como el nquel, el tabaco y las producciones del polo cientfico; a ms de ramas como las industrias manufacturera y de materiales de la construccin, entre otros.

La balanza comercial experiment en el pasado ao un supervit, pero sobre todo por el crecimiento de la partida de ingresos mayor y preponderante: la exportacin de servicios profesionales, a cuenta del elevado capital humano de Cuba. Sin embargo, urge lograr una mayor diversificacin de las exportaciones y de los socios comerciales, para librarse de las dependencias vulnerables en tal sentido.

El ao que se va fue testigo de un incremento de la productividad del trabajo del 2,1 por ciento. El reordenamiento laboral del pas, con el desinfle gradual de las plantillas abultadas e ineficaces, logr reducir el nmero de ocupados en el sector estatal en un 5,1 por ciento; mientras que la cantidad de cubanos en las formas no estatales de gestin aument en un 23 por ciento, fundamentalmente por el auge del trabajo por cuenta propia.

El salto hacia 2013 nos encuentra con las luces rojas sealando hacia los problemas subjetivos en la gestin econmica, que menguan las posibilidades de incremento de las finanzas externas del pas, y hacia las dormidas reservas y potencialidades de crecimiento a lo interno.

S, porque Cuba, asediada y bloqueada en un mundo en franca crisis, no tiene otra alternativa que crecer en cantidades y calidades, sin excusas ni pasaditas de mano para recadas. Est en juego el futuro de la nacin.

El nervio del cambio: la empresa estatal socialista

El ao entrante, complejo y decisivo, comenzar a tocar el nervio mismo del cambio estructural ms importante de la actualizacin del modelo: la empresa estatal socialista, el garante de la reproduccin ampliada y la creciente riqueza patrimonial de la nacin.

En el anunciado experimento descentralizador y de concesin de autonoma y potestades a la gestin de varios grupos empresariales y producciones del pas, estn cifradas las esperanzas de recobrar la estimulacin al trabajo, el desate de las fuerzas productivas y la iniciativa y la creatividad en las bases de la economa; tan extraviadas y frustrantes en todos estos aos de crisis.

Es de capital envergadura el vuelco que debe dar la empresa socialista, porque si no se resuelve en esta el estmulo al trabajo y la productividad, el fortalecimiento del papel del salario, y el cumplimiento en la realidad y no en meras palabras, de la Ley de Distribucin Socialista, no podr avanzar el proceso de actualizacin.

Este 2013 ser tambin el estreno en el tejido econmico social del pas de las cooperativas no agrcolas, las cuales diversificarn y horizontalizarn aun ms el paisaje econmico, y democratizarn mucho ms la iniciativa ciudadana.

Y ha creado bastante expectativa en el sector no estatal de la economa, el anuncio de que en 2013 se extender un mercado mayorista, para que los casi 400 000 trabajadores por cuenta propia y las cooperativas no agrcolas que se creen, puedan acceder a insumos a precios ms razonablemente bajos que los minoristas.

En 2013 entra en vigor una moderna Ley Tributaria, con todas las flexibilidades e incentivos, pero tambin con todas las obligaciones para garantizar que, en una estructura econmica tan heterognea que va perfilndose, todos contribuyamos, en la medida de las posibilidades de cada quien, a las arcas de la nacin.

Pero todo ello tiene que transitar primero por la solucin definitiva e inaplazable del problema acumulado y punzante de la agricultura cubana. A pesar de tantas medidas aplicadas, de tantos pasos dados en los ltimos aos, an ese sector pivote para el desarrollo exhibe resultados sumamente insatisfactorios.

Por supuesto, los problemas de la produccin de alimentos no podrn solventarse de golpe y porrazo en 2013. Pero deben empezar a verse resultados en la mesa, en los precios de los productos y en la disminucin de importaciones, con las nuevas facilidades y potestades en la entrega de tierras ociosas en usufructo, las liberalizaciones y fomentos que an requiere el ciclo completo del agro cubano, incluidas las 17 medidas aprobadas para flexibilizar y fortalecer las UBPC. Por la tierra anda la piedra de toque de los cambios en la economa cubana.

Este ao ser decisivo como rampa de lanzamiento del modelo econmico cubano que ya viene conceptualizndose, con el aporte de enfoques tericos y cientficos y pies muy puestos sobre la tierra. Por ello la implementacin de los cambios, que es decir la plasmacin de los Lineamientos Econmicos y Sociales del VI Congreso del Partido, deber hacerse con suma observacin y previsin estratgicas y tcticas, para a tiempo cambiar lo que haya que ser cambiado en las aplicaciones. Crecer y prosperar, no hay otra opcin cuando el tiempo apremia.

Fuente: http://www.juventudrebelde.cu/cuba/2012-12-29/entre-lo-inalcanzable-y-lo-inaplazable/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter