Portada :: Colombia :: Dilogos de paz 2012
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-01-2013

Postregua unilateral: Ser posible el cese bilateral de hostilidades?

Horacio Duque Giraldo
Rebelin


La historia es esa manera de ir acumulando evento tras evento que la formacin social metaboliza segn los trminos de los poderes dominantes y los antagonismos sociales realmente existentes. Una coyuntura sucede a otra y los sujetos cumplen su papel en funcin de necesidades concretas y de problemas puntuales.

En pocos das, antes y despus del 20 de enero/2013, el tema recurrente de nuestra vida pblica, del Estado y de la sociedad civil, ser la postregua unilateral. Me refiero al cese de hostilidades de una de las partes del conflicto decretado desde el 20 de noviembre del 2012.

La violencia que produce el conflicto social y armado y la paz que se demanda como un derecho ciudadano tienen profunda incidencia en el discurrir del tiempo nacional. Los 60 das de la tregua unilateral decretada han significado un enorme alivio para todos. Es el escenario de una Colombia en Paz. As debera ser esta nacin, sin guerras y desangre permanente. Los combates y hechos de guerra bajaron de manera notoria. Casi un 90%. Es la demostracin fatal de la existencia de la guerra civil que el caballero del Uberrimo se empe en desconocer durante largos aos.

Esta tregua debera ser permanente. Pero ahora debe ser un cese al fuego y de hostilidades bilateral y pactado entre la insurgencia campesina revolucionaria y el gobierno del seor Santos. Esta previsto en el Acuerdo general y muchas personas y entidades conocedoras de la solucin a conflictos armados, han solicitado su implementacin.

El oficialismo rechaza torpemente esa opcin. Sus argumentos son dbiles. Alega un hipottico rearme de las Farc y la pretensin de la misma de continuar su lucha por la democracia y el socialismo, sin abandonar las armas. Prefiere simular el dilogo y mantener sus planes militares para acribillar y exterminar la multitud campesina. El viejo sueo de la oligarqua dominante de perpetuar, por los siglos de los siglos, su rgimen de explotacin y exclusin de millones de ciudadanos que sobreviven en la pobreza y la marginalidad.

En este caso, como en otros, Santos desconoce el texto del Acuerdo especial de La Habana, el cual establece que las partes no se levantaran de la Mesa de conversaciones hasta no alcanzar una solucin del conflicto, que, obviamente, no est referido exclusivamente al aspecto de las armas sino a sus causas econmicas, sociales. polticas e internacionales. Asunto que se complica por la postura terca de los abogados del rgimen de no negociar sobre el modelo neoliberal tanto en su mbito econmico como poltico, pues lo que en Colombia se ha impuesto es un democracia neoliberal que solo favorece los grupos plutocrticos de la sociedad como lo hemos visto con la reforma tributaria y el ridculo e insultante aumento del salario mnimo.

En el tema de la paz Santos est mostrando que no tiene rumbo claro. Como ocurri con las islas de San Andrs y el fallo de la Corte Internacional de Justicia que le dio los derechos a Nicaragua Sandinista Es que la Unidad Nacional del gobierno es un movimiento amorfo que ya ha dado pruebas suficientes de su incapacidad administrativa, de su voracidad frente al presupuesto y de su habilidad para formar mangualas onerosas como las que ha tejido con el clan militar del estamento blico para imponer la paz de los sepulcros.

Segn la gerencia castrense la postregua traer ms sangre. Han descartado la opcin del acuerdo bilateral para cesar hostilidades y fortalecer la legitimidad de la Mesa de La Habana.

Queda claro, frente a la inconsistencia de Santos, que la va correcta para defender la paz con justicia social y democracia es la movilizacin de las masas. Necesitamos un potentisimo movimiento social por toda la geografa nacional y en todos los escenarios sociales para exigir una paz que avance en la solucin de los ms graves problemas de nuestra nacin.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante unalicencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter