Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Israel
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-01-2013

Sionismo, antisemitismo y colonialismo

Joseph Massad
Al-Yazira

Traducido para Rebelin por J. M. y revisado por Caty R.


Los lderes sionistas reconocieron conscientemente que el concepto del antisemitismo era esencial para su proyecto colonial. Benjamn Netanyahu sostuvo en su discurso del ao en las Naciones Unidas que "la resistencia palestina a los asentamientos coloniales judos en Cisjordania y Jerusaln Este se debe al antisemitismo" [Reuters].

Desde el inicio del movimiento sionista, los pensadores sionistas presentaron su proyecto colonial nacional como respuesta al antisemitismo. Mientras los sionistas vieron el antisemitismo como un sntoma, cuando no un diagnstico de la cuestin juda, entendieron el sionismo como la cura definitiva que erradicara de una vez por todas el antisemitismo en Europa.

Herzl y sus seguidores insistieron en que es la presencia de los judos en las sociedades gentiles la causante del antisemitismo. Herzl lo determino as en su folleto fundacional del sionismo Der Judenstaat: "Los desafortunados judos estn llevando ahora las semillas del antisemitismo a Inglaterra y ya lo han introducido en los Estados Unidos".

Al compartir este diagnstico con los antisemitas, los sionistas pidieron la salida de los judos de las sociedades gentiles para "normalizar" su "anormal" situacin, su transformacin en una nacin como las dems.

El sionismo slo podra llevarse a cabo a travs de un proyecto colonial de asentamientos, que sus fundadores entendieron era alcanzable slo a travs de una alianza con las potencias coloniales. Considerando que la colonizacin de Palestina empezara tarde, en la vspera del eclipse del colonialismo europeo, el sionismo prosper en sus primeros aos precisamente porque tanto el antisemitismo como el colonialismo estaban vigentes en Europa a finales del siglo XIX y principios del siglo XX.

En sus primeros aos, el sionismo judo, junto con sus patrocinadores cristianos europeos habra de invocar la afirmacin protestante milenarista de que los judos europeos se vincularon histrica y geogrficamente con Palestina a la que deben "regresar". La oposicin palestina a la colonizacin juda sera interpretada como la resistencia indgena fantica a la dominacin europea, as como una afrenta a las reclamaciones judas y cristianas de Palestina para constituir un "hogar nacional" para los judos de Europa.

Antisemitismo patrocinado por el Estado

Necesariamente un antisemitismo patrocinado por el Estado resultara ms til al sionismo. De hecho, los lderes sionistas reconocieron conscientemente que el antisemitismo era esencial para su proyecto colonial. Herzl no se anduvo con rodeos al respecto. Declar en su folleto fundacional que "los gobiernos de todos los pases azotados por el antisemitismo estaran muy interesados en ayudarnos a obtener [la] soberana que queremos", y en efecto, que "no slo los judos pobres" contribuiran a una inmigracin fundamental para los judos europeos, "sino que tambin los cristianos que queran deshacerse de ellos".

Herzl conclua en su diario que "los antisemitas sern nuestros amigos ms confiables, y los pases antisemitas nuestros aliados". No eran resbalones o errores, en realidad era una estrategia a largo plazo que el sionismo e Israel continan desplegando en la actualidad.

Es sabido que Arthur Balfour era un conocido antisemita protestante que en el ao 1905 apoyo un proyecto de ley (Ley de Extranjera) para evitar que los judos del este europeo huyeran de los pogromos emigrando a Inglaterra, que resulto funcional al hecho de que los sionistas se apresuraron y lograron su apoyo al proyecto sionista a travs de la "Declaracin Balfour", para redireccionar a los judos fuera de Inglaterra.

Cuando los nazis tomaron el poder en Alemania, los sionistas, compartiendo el principio de Herzl de que el antisemitismo es el aliado del sionismo, fueron el nico grupo judo que colaborara con ellos. De hecho, contra todos los dems judos alemanes (y todos los dems dentro y fuera de Alemania) que reconocieron al nazismo como el ms amargo de los enemigos de los judos, el sionismo vio la oportunidad de fortalecer su colonizacin de Palestina.

En 1933, el sionismo laborista firm el acuerdo de transferencia "Ha'avara" con los nazis, rompiendo el boicot internacional contra el rgimen de la Alemania nazi que compensara por sus propiedades perdidas a los judos alemanes que emigraron a Palestina mediante la exportacin de productos alemanes a los sionistas del pas rompiendo as el boicot. Entre 1933 y 1939, el 60% de todo el capital invertido en la Palestina juda provena de dinero judo alemn a travs del Contrato de Transferencia. Por lo tanto, el nazismo fue una bendicin para el sionismo lo largo de la dcada de 1930.

En 1935, la rama alemana sionista era la nica fuerza poltica que apoyaba las leyes nazis de Nuremberg en el pas, y era el nico partido al que todava se le permita publicar su propio peridico Rundschau hasta despus de la Kristallnacht en 1938. Oficiales nazis que visitaran Palestina en calidad de invitados de los sionistas en 1934 y en 1937. En este ltimo ao, fue nada menos que Adolf Eichmann y Hagen Herbert quienes llegaron al pas. Los dos fueron llevados por el enviado sionista Feivel Polkes al Monte Carmelo para visitar a un asentamiento colonial judo.

La segunda llegada de Eichmann al pas en los aos 60 fue para ser juzgado y ejecutado en su segunda visita, algo que la propaganda israel olvida siempre de mencionar. Sin embargo, el sionismo siempre afirmara que su colaboracin con el antisemitismo era estratgica, o sea, para salvar judos.

Aun as, esto no cuadra con los hechos de que durante el rgimen nazi, los judos de Gran Bretaa y los Estados Unidos tenan prioridad para los sionistas sobre los judos alemanes para la inmigracin a Palestina. De hecho, dos tercios de los judos alemanes aspirantes a emigrar a Palestina fueron rechazados por los sionistas, cuyos criterios para el inmigrante ideal era un judo comprometido con el sionismo, la juventud, la buena salud, la formacin, la riqueza, las habilidades necesarias y el conocimiento del hebreo.

El mundo despus de la Segunda Guerra Mundial

El estado patrocinador del antisemitismo desapareci con la derrota de los nazis y el conocimiento de los horrores del holocausto nazi, entonces los sionistas buscaron ocultar gran parte de su historia de colaboracin con los regimenes y movimientos anti-semitas. Sin embargo, la desaparicin del estado patrocinador del antisemitismo creo un dilema para el proyecto sionista.

Si el sionismo se considera una respuesta a las amenazas antisemitas contra los judos, el fin del antisemitismo dejara sin la razn de ser del estado sionista y estara en peligro, de que los judos no estn convencidos de la necesidad de trasladarse al nuevo estado de Israel. Por otra parte, el antisemitismo lleg a ser rechazado por el mundo post Segunda Guerra Mundial, y lo mismo ocurri con el colonialismo. La poca colonial se terminaba y un mundo post-colonial de Estados independientes surga, el colonialismo como el antisemitismo fue deslegitimado completamente en las relaciones internacionales y en la jerga europea.

Esta transformacin coloco al sionismo en un dilema. Como el sionismo slo podra funcionar con mayor colonizacin de tierras palestinas y reconociendo la creciente hostilidad al colonialismo, comenz a presentar su proyecto colonial como lucha anticolonial. Como sus patrocinadores britnicos tuvieron que retirarse y limitar su apoyo para el proyecto sionista desde el comienzo de la Segunda Guerra Mundial, los sionistas de derecha se volvieron contra ellos.

Lanzaron ataques terroristas contra las fuerzas britnicas, los colonos judos insistieron en que Gran Bretaa les haba traicionado. En el perodo comprendido entre 1944 y 1948 el terrorismo judo y la respuesta britnica causo la muerte de 44 terroristas judos y 170 soldados britnicos y civiles, una proporcin de 4 a 1 a favor de los terroristas. A diferencia de otras luchas anti-coloniales donde las cifras de vctimas seran astronmicamente a favor de los colonizadores, el sionismo comienza a llamar a su guerra terrorista contra Gran Bretaa una "guerra de independencia", proyectndose como movimiento anti-colonial.

As fue como los sionistas comenzaron a recodificar su proyecto colonial como "anti-colonial", mientras que continuaban con la colonizacin, entendieron que podan sacar provecho del reciente encono hacia el antisemitismo en la opinin pblica europea. Mientras que en el pueblo palestino creca la resistencia a la colonizacin juda ao tras ao y dcada tras dcada, el sionismo comenz a luchar por etiquetarlos de antisemitas.

Todo reclamo de poner fin a la colonizacin sionista se enfrentara con el argumento de la lucha contra el antisemitismo. Israel decidi entonces que si el estado anti-semita dejo de existir, debe ser conjurado, si los ataques contra judos por ser tales cesaron, deben ser diseados, si se puede discernir una actitud antisemita, debe ser aprovechado, generalizado y exagerado. Para su nica defensa, Israel slo podra argumentar en el nuevo mundo que se opone tanto al colonialismo como al antisemitismo y utilizar una defensa para la otra.

El sionismo comenzara a reescribir la lucha palestina contra la colonizacin juda no como una lucha anti-colonial, sino como un proyecto anti-semita. La historia del Mufti palestino Haj Amin palestino al-Husseini se convertira en un Documento A de la versin sionista de la historia palestina.

Desesperado por convencer a Gran Bretaa para que ponga fin a su apoyo al proyecto colonial sionista y horrorizado por la colaboracin nazi-sionista que fortaleci el despojo sionista de Palestina an ms, el lder palestino elitista y conservador Haj Amin al-Husseini (que se opuso a la rebelin campesina palestina de 1936 contra la colonizacin sionista) busco relaciones con los nazis para convencerlos de poner fin a su apoyo a la inmigracin juda a Palestina, que haban promovido a travs del Contrato de Transferencia con los sionistas en 1933.

Fueron los mismos colaboradores sionistas con los nazis, que ms tarde vilipendiaran a al-Husseini, a partir de la dcada de 1950 hasta la actualidad, describindolo como un hitleriano de proporciones genocidas, a pesar de que su limitado papel termin siendo el de propagandista en la radio a favor de los nazis parea con la Europa del Este y los musulmanes soviticos.

No obstante, cuando la cuestin de la colonizacin juda fue planteada por los palestinos, la respuesta sionista sera insistir siempre en que la colonizacin juda era la nica manera de terminar el antisemitismo y proteger a judos, y que cualquier oposicin a la colonizacin juda de Palestina es nada menos que una continuacin del antisemitismo. Israel comenz a insistir en que cualquier conversacin sobre la colonizacin de la tierra palestina era nada menos que una distraccin del antisemitismo dirigido a los judos.

A la luz del nuevo perodo de la posguerra que vio el final del Estado patrocinador del antisemitismo, los sionistas salieron a atacar judos en varios pases para alimentar el espectro del antisemitismo en los pases que se opusieron al sionismo. En Irak, el Mossad israel planto bombas en sinagogas, libreras y cafs en la dcada de 1950, que mataron e hirieron a judos iraques y sembraron el pnico entre ellos con el argumento de que eran el blanco de los musulmanes y los cristianos iraques. Se produjo una colaboracin entre Israel y el rgimen iraqu patrocinado por los britnicos para provocar el xodo de los judos iraques a Israel.

Cuando los judos de Egipto an se negaban a ir a Israel, el Mossad nuevamente puso bombas en los cines egipcios, estaciones de tren y oficinas de correos. Cuando las autoridades egipcias descubrieron la operacin terrorista, que ms tarde se hizo famosa bajo el nombre de "asunto Lavon", y sus autores judos fueron capturados y juzgados, Israel lanz una campaa de propaganda afirmando que Nasser era "Hitler en el Nilo".

En la Unin Sovitica despus de Stalin, que a diferencia de su predecesor estalinista, se opusieron al sionismo, y donde todos los ciudadanos soviticos tenan prohibido emigrar, una importante campaa de propaganda israel y estadounidense durante la guerra fra. Insista en que los soviticos eran antisemitas. Los estadounidenses y los israeles se dispusieron a conceder privilegios especiales a los judos soviticos con respecto de otros ciudadanos soviticos, forzando al gobierno sovitico a concederles visas de emigracin.

Los judos soviticos que emigraron lo hicieron por razones econmicas y as fue que (para disgusto de Israel) viajaron a los Estados Unidos, situacin que oblig despus a Israel a colaborar con el dictador rumano Nicolae Ceausescu para redirigirlos a Israel por la fuerza. De hecho, mas tarde, los israeles trataran de introducir una legislacin en los EE.UU. para evitar su emigracin a ese pas, que luego les cerrara sus fronteras despus de la cada de la URSS. Esto obligara a muchos judos soviticos (la mayora de los cuales resultaron ser soviticos no-judos que se hicieron pasar por judos) para ir a Israel como refugiados econmicos en la dcada de 1990.

El mundo post-sovitico

Israel y el sionismo han estado en profundo duelo por el fin de los autnticos regmenes antisemitas y de los regmenes que puedan encajar en ese rol, ya que estos regmenes le proporcionaban la alimentacin y propaganda para justificar su proyecto colonial. Despus de la cada de la URSS, los sionistas se quedaron sin los argumentos de los regmenes que podan etiquetar como "anti-semitas". En esta nueva situacin, la propaganda israel sera francamente histrica. Con el intento de calificar algunos de las declaraciones anti-sionistas del presidente iran Ahmadinejad como antisemitismo genocida, Israel tiene la esperanza de poder encubrir su continua colonizacin de Cisjordania y Jerusaln Este.

"El antisemitismo en el discurso israel es y ha sido nada menos que un camuflaje para la continuacin de la colonizacin juda de Palestina."

En caso de que este argumento no funciona, la semana pasada, la embajada israel en Dubln en un mensaje navideo convoc a los poderes sobrenaturales de Jesucristo para ayudar a cubrir el colonialismo sionista. En un mensaje de Navidad a los irlandeses en su pgina oficial en Facebook, la embajada anunci que los palestinos probablemente "lincharan" a Jess y a su madre Mara en Beln si hoy estaran vivos por ser "judos desamparados", de ah la necesidad de que Israel siga colonizando tierras palestinas al tiempo que garantiza la seguridad de sus colonos judos.

De hecho, Benjamn Netanyahu sostuvo en su discurso ante la ONU del ao pasado que la resistencia palestina a los asentamientos judos coloniales en Cisjordania y Jerusaln Este es un acto anti-semita. Incluso comparo a las leyes de la Autoridad Palestina que penalizan la colaboracin con la colonizacin juda como algo similar a las leyes de Nuremberg: "Hay leyes hoy en Ramallah que hacen de la venta de tierras a judos punibles con la muerte Eso es racismo Y ustedes saben que evocan estas leyes". Netanyahu parece haber olvidado que se trataba de los sionistas, no de los palestinos, que fueron cmplices de los nazis en 1935 cuando apoyaron las Leyes de Nuremberg.

Los palestinos entendieron bien estos argumentos y siempre insistieron e insisten en que su lucha es contra la colonizacin juda de sus tierras y no en contra de los judos como tales. Cuando Jaled Meshal lleg a Gaza hace un par de semanas atrs y pronunci un discurso en este sentido, insisti: "Nosotros no luchamos contra los judos, por ser judos. Luchamos contra el ocupante y agresor sionista. Y vamos a pelear contra quien sea que quiera ocupar nuestras tierras o atacarnos.

El British   Observer tradujo mal su discurso: "Nosotros no matamos a los judos porque son judos. Matamos a los sionistas, ya que son conquistadores y vamos a seguir matando a cualquiera que tome nuestra tierra y nuestros lugares sagrados.". Mientras que the Observer ms tarde hara una correccin despus de que el incansable Abunimah Ali expuesto las citas adulteradas, su error de traduccin se ajustaba a la propaganda sionista.

La estrategia de Herzl sigue siendo la estrategia del sionismo y el Estado de Israel. Considerando que el Estado patrocinador del antisemitismo desapareci, Israel debe crearlo y conjurarlo, ya que es su principal lnea de defensa contra cualquier y todos las crticas internacionales y la censura de su colonizacin permanente de Palestina.

Mientras que los cuatro miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU censur a Israel la semana pasada por sus planes para expandir an ms sus asentamientos coloniales en Cisjordania y Jerusaln Este, los EE.UU. seguramente vetaran una posible resolucin del Consejo de Seguridad de la ONU que condena estas actividades coloniales. Si esto ocurre, inmediatamente se oir el coro israel y pro-israel diciendo que esa resolucin del organismo internacional es, una vez ms, "anti-semita".

Que esta estrategia ha seguido su curso y ya no intimida a los actores internacionales ha dado lugar a mucho pnico en los crculos sionistas e israeles. Israel y el sionismo ahora entienden muy bien que cuando el mundo, incluyendo los Estados Unidos (a excepcin de Barack Obama), oye "anti-semitismo" como argumento para defender a Israel, lo toman como una tctica de distraccin que hace Israel para distraer al mundo del colonialismo israel judo y colonial de asentamientos en tierras palestinas.

No nos equivoquemos al respecto, el antisemitismo en el discurso israel es y ha sido nada menos que un camuflaje para la continuacin de la colonizacin juda de Palestina. Slo los ingenuos continan siendo engaados.

Joseph Massad es profesor asociado de poltica rabe moderna e Historia Intelectual de la Universidad de Columbia. Es autor de La persistencia de la cuestin de Palestina publicado por Routledge.

Fuente: http://www.aljazeera.com/indepth/opinion/2012/12/201212249122912381.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter