Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Israel
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-01-2013

Carta abierta de respuesta al Consejo Representativo de las Instituciones Judas de Francia (CRIF)
"Confundir mis crticas a Israel con odio a m mismo como judo o con odio a los judos es una calumnia"

Richard Falk
gilad.co.uk

Traducido para Rebelin por J. M. y revisado por Caty R.


Estoy conmocionado y entristecido porque su organizacin me califique de antisemita y judo que se odia a s mismo. Es completamente difamatorio, y semejantes denuncias se basan totalmente en distorsiones con respecto a mis creencias y mis actos. Confundir mis crticas a Israel con odio a m mismo como judo o con odio a los judos es una calumnia. Durante mucho tiempo he sido crtico de la poltica exterior de Estados Unidos, pero eso no me convierte en antiestadounidense, es la libertad de conciencia el ncleo que define una sociedad genuinamente democrtica, y su ejercicio es crucial para la calidad de la vida poltica en una pas, especialmente aqu en los Estados Unidos, donde su tamao e influencia a menudo tienen un impacto muy grande en la vida y el destino de muchos pueblos excluidos de participar en sus debates polticos o elecciones.

Siempre es difcil negar este tipo de acusaciones irresponsables. Lo que sigue es un intento de aclarar mi posicin honradamente con respecto a una letana de acusaciones que se han puesto a circular como parte de una campaa llevada a cabo por el Observatorio de las Naciones Unidas, desde que fui nombrado por el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas como Relator Especial para la situacin de los derechos humanos en los territorios palestinos ocupados, en el ao 2008. Lo siguiente es un breve intento de aclaracin en respuesta a las acusaciones principales:

- Los ataques contra m que hicieron individuos de alto perfil como Ban Ki-monn, Susan Rice o David Cameron se hicieron en respuesta al vilipendio de cartas sobre m que les fueron enviadas por el Observatorio de las Naciones Unidas y firmadas por su Director Ejecutivo, Hillel Neuer. El argumento de que Navi Pillay, del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, tambin me atac es engaoso. Lament la publicacin de una caricatura en mi blog que tena un carcter antisemita, pero tom nota de mi aseveracin de que se trataba de un completo accidente y que fue retirada inmediatamente en cuanto atrajo a mi atencin.

- La caricatura sirvi para que el Observatorio de las Naciones Unidas insistiera en que soy antisemita. Su mala fe se demuestra por su repetida magnificacin de la caricatura ms all del tamao que tena en mi publicacin sobre la base del tamao de la imagen en la pgina de Google para la Corte Penal Internacional. Como ya he explicado muchas veces, yo no conoca su carcter antisemita cuando me la enviaron, y seal que el lugar en el que se insert estaba lidiando con mi argumento de que la CPI no era imparcial en el uso de su autoridad, en este caso mediante la emisin de rdenes de arresto contra los lderes de Gadafi en Libia. Israel no se menciona en el mensaje cuyo contenido no tena nada que ver con el judasmo o con los judos. Segn mi opinin, hacer caso omiso de esta explicacin y volver a imprimir los dibujos animados de forma ampliada es un signo de mala intencin, cualquier lectura imparcial de las 182 publicaciones de mi blog, entre ellas una dedicada a la identidad juda, dejan muy claro a cualquier lector objetivo que no han expresado un solo sentimiento que puede ser calificarse de antisemita. Se trata de un grave perjuicio tanto para con Israel como para los judos confundir la crtica de la conducta de Israel hacia los palestinos con el antisemitismo.

- La afirmacin de que tengo una teora conspirativa sobre el 11-S, actualmente en vigencia, es falsa tambin. Siempre he sostenido que no tengo conocimientos suficientes para llegar a una conclusin acerca de si hay una narrativa alternativa de los sucesos del 11-S que sea ms convincente que la versin oficial. Lo que he dicho, y afirmo, es que David Griffin y muchos otros han planteado cuestiones que no se han contestado adecuadamente y constituyen graves lagunas en la versin oficial que no fueron resueltas por el informe de la Comisin 9/11. Deseo recordar que David Griffin es un amigo querido y que hemos colaborado profesionalmente en varios proyectos mucho antes del 11-S. Cabe sealar que Griffin es un filsofo reputado de la religin en todo el mundo que ha escrito sobre una amplia gama de temas, incluyendo una serie de investigaciones sobre el mundo postmoderno y la conveniencia de una civilizacin ecolgica.

- La reciente carta del Observatorio de las Naciones Unidas que condujo a mi retirada de Human Rights Watch SB Ciudad Comit tambin afirma que soy partidario de Hams, una acusacin polmica que adems no es cierta. Lo que he alentado es una visin equilibrada de Hams en funcin del contexto ntegro de sus declaraciones y comportamientos, y no quedarse fijado en el lenguaje de la Carta de Hams o en un discurso en particular. Cuando se considera el contexto ms amplio de las declaraciones de Hams y el comportamiento reciente, entonces creo que existe una oportunidad potencial para trabajar con los lderes de Hams para poner fin a la violencia, para liberar al pueblo de Gaza de su cautiverio y para generar un proceso diplomtico que lleve a un perodo prolongado de paz y coexistencia con Israel. Nunca insist en que esta interpretacin optimista sea necesariamente correcta, pero sostengo que vale la pena explorarla y constituye una mejor alternativa a la rgida insistencia actual de negarse a negociar con Hams como actor poltico porque es "una organizacin terrorista". Fue evidente en la reciente ola de violencia que precedi al alto el fuego en Gaza el pasado noviembre que los lderes de todo Medio Oriente estaban tratando a Hams como la autoridad gubernamental en Gaza y como una entidad poltica normal, y esto contribuy al fin de la violencia.

- Por ltimo, los cargos del Observatorio de las Naciones Unidas acerca de que soy parcial y unilateral en mi tratamiento de la conducta de Israel, y cita a Susan Rice y otros en apoyo, as como sealar el hecho de no informar de las violaciones de Hams, Fatah y la Autoridad Palestina. Slo puedo decir una vez ms que estoy haciendo mi mayor esfuerzo para ser objetivo y veraz, aunque no estoy dispuesto a ceder a la presin. Hice un esfuerzo en mi primera comparecencia ante el Consejo de Derechos Humanos para ampliar mi mandato para tener en cuenta las violaciones palestinas, pero fue rechazado por la mayora de los 49 miembros gubernamentales del Consejo tratar de hacer un cambio, y haba motivos razonables para no cambiar mi mandato. He tomado nota de las violaciones de los palestinos del derecho internacional siempre que sea pertinente para la evaluacin de la conducta de Israel, como por ejemplo en relacin con el lanzamiento indiscriminado de cohetes. Los abusos de los derechos humanos de los palestinos en reas bajo su control en el tiempo de la Palestina ocupada es parte de mi mandato, y no tengo ninguna discrecin para comentar sobre este comportamiento en el desempeo de mis funciones como Relator Especial.

Es mi opinin de que Israel tiene el control de los territorios palestinos ocupados de Cisjordania, Jerusaln Este y la Franja de Gaza, y es el principal responsable de la situacin y la persistencia del conflicto, sobre todo por su insistencia en llevar a cabo acciones provocadoras como asesinatos selectivos y expansiones aceleradas de asentamientos.

Estar agradecido si mis puntos de vista reales y creencias puedan circular ampliamente en respuesta a la repeticin de la CRIF de los ataques del Observatorio de las Naciones Unidas.

Fuente: http://www.gilad.co.uk/writings/richard-falk-an-open-letter-of-response-to-crif.html#entry32304928



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter