Portada :: Espaa :: Proceso en Euskal Herria
(el Pueblo quiere la paz)
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-01-2013

U12: La ternura de los pueblos

Pablo Fernndez
Rebelin


Hace un ao, en la colosal manifestacin a favor de los derechos de las y los presos polticos vascos que recorri las calles de Bilbao, pudimos ver a un nmero significativamente importante de personas amigas y conocidas que vinieron desde distintos puntos del Estado espaol. A los canales que siempre funcionaron en clave de solidaridad entre gentes de Euskal Herria y Castilla, Andaluca, Extremadura etc. ltimamente se aaden nuevos contingentes de jvenes activistas que han dado el salto a la poltica a partir de movimientos como el 15M, 29S Rodea el Congreso, Marea Verde y Marea Blanca (en defensa de la educacin y la sanidad pblica en Madrid respectivamente), y otros que ven con otros ojos la realidad vasca.

Dos son los factores que han influido en ello. Por una parte, la ola creciente de gente que se ha echado a la calle para protestar y que al hacerlo ha notado literalmente en sus carnes cmo se las gasta la democracia espaola en lo que a derechos de reunin y manifestacin respecta. El rosario de multas solamente por acudir a protestas o las imgenes que han dado la vuelta al mundo de hombres y mujeres pidiendo democracia de modo pacfico frente a un Parlamento bunquerizado han activado resortes en la ciudadana espaola que apuntan hacia un proceso de choque con el Gobierno y por extensin con los instrumentos represivos del Estado como no se vea en treinta aos.

En Euskal Herria, lamentablemente, la represin de la protesta social y las polticas de excepcin han sido una constante durante las ltimas dcadas: acoso, ausencia de pruebas, censura, incomunicacin, prisin preventiva, dispersin, indefensin Todo con la sempiterna y fcilmente exportable excusa de que contra el terrorismo secesionista todo vale.

Volviendo a los factores que han propiciado la relectura estatal del conflicto vasco, parece claro que el nuevo escenario abierto en Euskal Herria ha ayudado a que la cortina de humo informativa que desde Madrid alzaban entre nuestro pueblo vasco y el resto sea, a da de hoy, intil a todas luces. No sirve seguir con la cantinela discursiva de las ltimas dcadas, las cosas han cambiado y los canales de comunicacin con las sensibilidades ms democrticas al otro lado del Ebro han mejorado ostensiblemente.

As las cosas, queremos animar a la ciudadana del Estado espaol a que nos acompae el prximo 12 de Enero para convertir de nuevo las calles de Bilbao en un clamor cvico, democrtico, por los derechos de las personas presas, la puesta en libertad de aquellas gravemente enfermas, en contra de la dispersin y las muertes que provoca, del ilcito alargamiento de las condenas, de las torturas y los juicios injustos.

Amigas del Ateneo Republicano de Vallecas, jvenes comunistas de Chamber, activistas de radios libres de Orcasitas, nacionalistas aragoneses, miembros del Sindicato Andaluz de Trabajadores, universitarios represaliados de la Universidad Complutense de Madrid, catalanes y catalanas que saben lo que es esto, annimos currantes de Correos de Segovia, castellanistas de Burgos, amigos de IU en Extremadura que siempre se enfrentaron a los que en su partido nunca entendieron que pasaba en Euskal Herria, activistas del movimiento antirracista asturiano, miembros de colectivos LGTB en Chueca, gente del cine que vino y prefiri pasar desapercibida todos estos amigos y amigas estuvieron con nosotros hace un ao y esperamos volver a tenerlos llenando la calle Autonoma el sbado con nosotros y nosotras.

Algunos no se consideran espaoles, otros s, republicanos respetuosos con los derechos democrticos de los pueblos, ms all de cmo se considere a s mismo cada cual, para nosotros y nosotras lo importante es que asums el principio internacionalista de que la solidaridad es la ternura de los pueblos. Por eso nos sumamos desde Euskal Herria a la exigencia de la liberacin de Alfonso Fernndez, Alfon, encarcelado bajo el rgimen FIES el 14 de noviembre cuando se diriga al piquete de huelguistas en Vallecas.

La madre de Alfon, Elena Ortega, ha manifestado a la prensa que estn apretando mucho a los jvenes del barrio. No tienen salidas y ya ni les permiten manifestarse. Esa juventud es parte de nosotros y nosotras, y cada vez ms intensamente sentimos que tambin las y los que luchamos aqu somos de los suyos. El prximo da 12, todos y todas a Bilbao. U12 denok Bilbora! Euskal Presoak Euskal Herrira!

Pablo Fernndez Asamblea de Bilbao de Alternatiba

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter