Portada :: frica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-01-2013

Arde Mali, arde!, el Afganistn africano

Pepe Escobar
Asia Times Online

Traducido para Rebelin por Germn Leyens


LONDRES Hay que adorar el sonido de un caza jet Mirage 2000 francs por la maana. Huele como un delicioso desayuno neocolonial en salsa Hollandesa. Digamos salsa de cenagal.

Aparentemente, es perfectamente obvio. Mali tiene 15,8 millones de habitantes con un ingreso interno bruto per cpita de solo unos 1.000 dlares por ao y una expectativa de vida de solo 51 aos en un territorio el doble del de Francia (un PIB per cpita de 35.000 y ms). Ahora, casi dos tercios de ese territorio estn ocupados por grupos islamistas fuertemente armados. Qu nos espera? Bombas, baby, bombas.

De modo que demos la bienvenida a la ms reciente guerra africana; Mirages franceses estacionados en Chad, y helicpteros Gazelle ms algunos Rafales basados en Francia bombardeando a malignos yihadistas islamistas en el norte de Mali. Los negocios van bien; el presidente Hollande de Francia pas el martes pasado en Abu Dhabi cerrando la venta de hasta 60 Rafales a ese parangn de la democracia en el Golfo, los Emiratos rabes Unidos (EAU).

El antes afofado Hollande quien ahora goza de la reconversin de su imagen en la de un resuelto, determinado, tipo duro ha pregonado hbilmente todo eso como la incineracin de islamistas en la sabana antes de que emprendan un vuelo sin retorno Bamako-Pars para bombardear la Torre Eiffel.

Ha habido Fuerzas Especiales francesas en el terreno en Mali desde principios de 2012.

El MNLA (Movimiento Nacional por la Liberacin de Azawad), dirigido por tuaregs, dice ahora a travs de uno de sus dirigentes, que est dispuesto a ayudar a la antigua potencia colonial, presentndose como ms conocedor de la cultura y del terreno que futuras fuerzas de intervencin de la CEDEAO (acrnimo en francs de Comunidad Econmica de Estados de frica Occidental).

Los salafistas-yihadistas en Mali tienen un inmenso problema: escogieron el campo de batalla equivocado. Si fuera Siria, hubieran sido inundados de armas, bases logsticas, un observatorio basado en Londres, horas de videos en YouTube y un apoyo diplomtico total de los sospechosos habituales de EE.UU., Gran Bretaa, Turqua, las petromonarquas del Golfo y oui, monsieur la propia Francia.

En su lugar, fueron criticados severamente por el Consejo de Seguridad de la ONU ms rpido que una coleccin de hroes de Marvel que, como es debido, autoriz una guerra en su contra. Sus vecinos africanos occidentales parte del bloque regional CEDEAO recibieron un plazo (hasta fines de noviembre) para presentar un plan de guerra. Estando en frica, no pas nada y los islamistas siguieron avanzando hasta que hace una semana Pars decidi aplicar un poco de salsa Hollandesa.

Ni siquiera un estadio de ftbol repleto de los mejores chamanes africanos occidentales puede exorcizar a un grupo de pases dispares e empobrecidos para que organicen a corto plazo un ejrcito intervencionista, incluso si la aventura es pagada totalmente por Occidente como el ejrcito dirigido por Uganda que combate contra al-Shabaab en Somalia.

Para colmo de males, no es ningn paseo. Los salafistas-yihadistas estn bien provistos, por cortesa del auge del contrabando de cocana de Suramrica a Europa pasando por Mali, ms el trfico de seres humanos. Segn la Oficina de Control de Drogas de la ONU, un 60% de la cocana de Europa pasa por Mali. A los precios en la calle en Pars, eso representa ms de 11.000 millones de dlares.

Turbulencia futura

El general Carter Ham, comandante del AFRICOM del Pentgono, ha estado advirtiendo durante meses de una importante crisis. Hablemos de una profeca que se auto realiza. Pero lo que en realidad est sucediendo es lo que el New York Times extraamente describe como esos vastos y turbulentos trozos del Sahara.

Todo comenz con un golpe militar en marzo de 2012, solo un mes antes de que Mali realizara una eleccin presidencial, derrocando al entonces presidente Amadou Toumani Tour. Los conspiradores del golpe lo justificaron como una reaccin ante la incompetencia del gobierno en la lucha contra los tuareg.

El lder del golpe fue un cierto capitn Amadou Haya Sanogo, quien por casualidad haba tenido relaciones muy cmodas con el Pentgono; eso incluy sus cuatro meses de curso bsico de entrenamiento como oficial de infantera en Fort Benning, Georgia, en 2010. Esencialmente, Sanogo tambin fue acicalado por AFRICOM, bajo un proyecto regional que mezcl el programa de Cooperacin en el Contraterrorismo Trans-Sahara del Departamento de Estado y la Operacin Libertad Duradera del Pentgono. Sobra decir que en todo este asunto de la libertad ha sido el proverbial aliado seguro como en socio en el contraterrorismo combatiendo (por lo menos tericamente) a al Qaida en el Magreb Islmico (AQIM).

Durante los ltimos aos, el juego de Washington ha elevado los giros en 180 grados al nivel de un arte de calidad. Durante el segundo gobierno de George W. Bush, las Fuerzas Especiales estuvieron muy activas codo a codo con los tuaregs y los argelinos. Durante el primer gobierno de Obama, comenzaron a respaldar al gobierno de Mali contra los tuaregs.

Un pblico confiado podr estudiar minuciosamente los peridicos de Rupert Murdoch por ejemplo el Times de Londres y su as llamado corresponsal de defensa estar pontificando a su gusto sobre Mali sin hablar una palabra sobre la repercusin de la guerra en Libia.

Muamar Gadafi siempre apoy la lucha por la independencia de los tuaregs; desde los aos sesenta la agenda del NMLA ha sido liberar Azawad (el norte de Mali) del gobierno central en Bamako.

Despus del golpe de marzo de 2012, el NMLA pareca tomar la delantera. Coloc su propia bandera sobre una serie de edificios gubernamentales, y el 5 de abril anunci la creacin de un nuevo, independiente, pas tuareg. La comunidad internacional los despreci, solo para que unos meses despus el NMLA fuera marginado para todos los efectos prcticos, incluso en su propia regin por otros tres grupos islamistasAnsar ed-Dine (Defensores de la Fe); el Movimiento por la Unidad y la Yihad en frica Occidental (MUJAO); y al Qaida en el Magreb Islmico (AQIM).

Los protagonistas

El NMLA es un movimiento secular tuareg, creado en octubre de 2011. Afirma que la liberacin de Azawad permitir mejor integracin y desarrollo para todos los pueblos en la regin. Sus principales combatientes son tuaregs que fueron miembros del ejrcito de Gadafi. Pero tambin hay rebeldes que no han dejado las armas despus de la rebelin tuareg de 2007-2008, y algunos que desertaron del ejrcito maliense. Los que volvieron a Mali despus de la ejecucin de Gadafi por rebeldes de la OTAN en Libia se llevaron muchsimas armas. Pero la mayor parte de las armas pesadas terminaron en manos de los propios rebeldes de la OTAN, los islamistas apoyados por Occidente.

AQIM es la filial norteafricana de al Qaida, que son leales al El Doctor, Ayman al-Zawahiri. Sus dos personajes cruciales son Abu Zaid y Mokhtar Belmokhtar, ex miembros del grupo ultra duro de islamistas argelinos Grupo Salafista por la Prdica y el Combate

(SGPC). Belmokhtar ya fue un yihadista en el Afganistn de los aos ochenta.

Abu Zaid posa como una especie de Gernimo norteafricano, algo como un Osama bin Laden, con la indispensable bandera negra y una Kalashnikov estratgicamente posicionada, colocadas prominentemente en sus videos. El lder histrico, sin embargo, es Belmokhtar. El problema es que Belmokhtar, conocido por la inteligencia francesa como El Inatrapable, se ha unido recientemente al MUJAO.

Los combatientes del MUJAO son todos ex AQIM. En junio de 2012, el MUJAO expuls al NMLA y se apoder de la ciudad de Gao, donde aplic de inmediato los peores aspectos de la ley Shara. La base del MUJAO que ha sido bombardeada esta semana por los Rafales franceses. Uno de sus portavoces ha amenazado, como se debe, en nombre de Al con responder atacando el corazn de Francia.

Finalmente, Ansar ed-Dine es un grupo islamista tuareg, establecido el ao pasado y dirigido por Iyad ag Ghali, ex dirigente del NMLA que se exili en Libia. Adopt el salafismo debido a proselitistas inevitablemente paquistanes activos en el Norte de frica, luego pas un tiempo valioso con numerosos emires de AQIM. Es interesante sealar que en 2007 el presidente Tour nombr a Ghali como cnsul en Jedda, en Arabia Saud. Fue debidamente expulsado en 2010 porque se acerc demasiado a islamistas radicales.

Denme un poco ms terrorismo

Nadie en Occidente pregunta por qu el golpe militar, amistoso hacia el Pentgono, en la capital termin con casi dos tercios de Mali en manos de islamistas que impusieron la ley Shara dura en Azawad especialmente en Gao, Timbuktu y Kidal, un horripilante catlogo de ejecuciones sumarias, amputaciones, lapidaciones y la destruccin de lugares sagrados en Timbuktu. Cmo es posible que la ltima rebelin tuareg haya terminado por ser secuestrada por unos pocos cientos de islamistas de la lnea dura? Es intil hacer la pregunta a los drones de EE.UU.

La retrica oficial del gobierno dirigido desde atrs de Obama 2.0 es, en cierto sentido, futurista; los bombardeos franceses podran movilizar yihadistas en todo el mundo y llevar a qu iba a ser ataques contra Occidente. Una vez ms la buena Guerra Global contra el Terror (GWOT) termina por ser la serpiente que muerde su propia cola.

No hay modo de comprender Mali sin examinar lo que ha estado haciendo Argelia. El peridico argelino El Khabar solo roz la superficie, sealando que de rehusar categricamente una intervencin diciendo a la gente en la regin que sera peligrosa, Argel pas a abrir los cielos argelinos a los Mirages franceses.

La Secretaria de Estado Hillary Clinton estuvo en Argelia en octubre pasado, tratando de organizar algo que pareciera un ejrcito de intervencin africano occidental. Hollande, estuvo en diciembre. Oh, s, cada vez la cosa se pone ms interesante.

Volvmonos por lo tanto al profesor Jeremy Keenan, de la Escuela de Estudios Orientales y Africanos (SOAS) en la Universidad de Londres, y autor de The Dark Sahara (Pluto Press, 2009) y del prximo The Dying Sahara (Pluto Press, 2013).

Escribiendo en la edicin de enero de New African, Keenan seala: Libia fue el catalizador de la rebelin Azawad, no su causa subyacente. Ms bien, la catstrofe que se desarrolla ahora en Mali es el resultado inevitable de cmo la Guerra Global contra el Terror ha sido insertada en el Sahara-Sahel por EE.UU., en colaboracin con agentes de la inteligencia argelina, desde 2002.

Resumiendo, Bush y el rgimen en Argel necesitaban ambos, como seala Keenan, un poco ms terrorismo en la regin. Argel lo quera como un medio para conseguir ms armas de alta tecnologa. Y Bush y los neoconservadores que lo respaldaban queran lanzar el frente sahariano de la GWOT, como en la militarizacin de frica como la mxima estrategia para controlar ms recursos energticos, especialmente petrleo, ganando as la competencia con masivas inversiones chinas. Es la lgica subyacente que lleg a la creacin de AFRICOM en 2008.

Los servicios de inteligencia argelinos, Washington y los europeos utilizaron debidamente AQIM, infiltrando su dirigencia para extraer ese poco ms de terrorismo. Mientras tanto la inteligencia argelina configur efectivamente a los tuaregs como terroristas, el pretexto perfecto para La Iniciativa de Contraterrorismo Trans-Sahara de Bush, as como la Operacin Flintlock del Pentgono un ejercicio militar trans-sahariano.

Los tuaregs siempre pusieron los pelos de punta a los argelinos, que ni siquiera podan imaginar el xito de un movimiento nacionalista tuareg en el norte de Mali. Despus de todo, Argelia siempre vio toda la regin como su propio patio trasero.

Los tuaregs la poblacin indgena del Sahara central y del Sahel son casi 3 millones. Ms de 800.000 viven en Mali, despus viene Nger, con menores concentraciones en Argelia,

Burkina Faso y Libia. Ha habido no menos de cinco rebeliones de los tuaregs en Mali desde la independencia en 1960, ms otras tres en Nger, y mucha turbulencia en Argelia.

El anlisis de Keenan es absolutamente correcto al identificar lo que sucedi durante todo 2012 mientras los argelinos destruan meticulosamente la credibilidad y el impulso poltico del NMLA. Seguid los pasos del dinero: tanto Iyad ag Ghaly de Ansar ed-Dine como Sultan Ould Badi de MUJAO se llevan muy bien con la DRS, la agencia de inteligencia argelina. Ambos grupos tenan solo unos pocos miembros al principio.

Luego vino un tsunami de combatientes de AQIM. Es la nica explicacin por la cual el NMLA, despus de solo unos pocos meses, fue neutralizado poltica y militarmente en su propio patio trasero.

Reunid a los habituales combatientes por la libertad

La posicin de direccin desde atrs de Washington es ilustrada por esta conferencia de prensa del Departamento de Estado. Esencialmente, el gobierno en Bamako pidi que los franceses se ensuciaran un poco las manos.

Y ah estamos.

No exactamente. Cualquiera que piense que todo el problema de Mali se resume en bombardear a al Qaida debe estar viviendo en la luna. Para comenzar, utilizar a islamistas de la lnea dura para sofocar un movimiento indgena de independencia proviene directamente del guin histrico de la CIA y el Pentgono.

Adems, Mali es crucial para AFRICOM y la visin general de MENA (Medio Oriente-Norte de frica) del Pentgono. Meses antes del 11-S tuve el privilegio de cruzar de un lado a otro Mali por carretera y por el ro Nger y pasar un tiempo, especialmente en Mopti y Timbuktu, con los impresionantes tuaregs, que me brindaron un curso concentrado sobre frica Noroccidental. Vi a predicadores wahabes y paquistanes por doquier. Vi cmo los tuaregs eran progresivamente desplazados. Vi un Afganistn en gestacin. Y no fue muy difcil seguir la ruta del dinero sorbiendo t en el Sahara. Mali limita con Argelia, Mauritania, Burkina Faso, Senegal, la Costa de Marfil y Guinea. El espectacular delta interior del Nger est en Mali central al sur del Sahara. Mali desborda de oro, uranio, bauxita, hierro, manganeso, estao y cobre. Y Ductistn hace seas! Hay mucho petrleo sin explorar en el norte de Mali.

Ya en febrero de 2008, el vicealmirante Robert T. Moeller deca que la misin de AFRICOM era proteger el libre flujo de recursos naturales de frica al mercado global; s, hizo la conexin crucial con China, declarada culpable de desafiar intereses de EE.UU.

Los aviones espa de AFRICOM han estado observando Mali, Mauritania y el Sahara durante meses, tericamente a la busca de combatientes de AQIM; toda la operacin es supervisada por Fuerzas Especiales de EE.UU., parte de la clasificada operacin Creek Sand, basada en la prxima Burkina Faso. No avistaris ningn estadounidense; son qu iba a ser contratistas que no llevan uniformes militares.

El mes pasado, en la Universidad Brown, el general Carter Ham, comandante de AFRICOM, dio una vez ms un fuerte impulso a la misin de promover los intereses de seguridad de EE.UU. en toda frica. Ahora bien, todo tiene que ver con la actualizada Estrategia Nacional de Seguridad de EE.UU. en frica, firmada por Obama en junio de 2012. Los objetivos (convenientemente vagos) de esta estrategia son fortalecer las instituciones democrticas; alentar el crecimiento econmico, el comercio y la inversin; hacer progresar la paz y la seguridad, y promover la oportunidad y el desarrollo.

En la prctica, es la militarizacin occidental (con la direccin desde atrs de Washington) contra el continuo impulso de seduccin e inversin de China en frica. En Mali, el escenario ideal para Washington sera un remix de Sudan; como la reciente particin de Sudn en Norte y Sur, que cre un dolor de cabeza logstico adicional para Beijing por qu no hacer una particin de Mali para explotar mejor sus riquezas naturales? A propsito, Mali era conocido como Sudan Occidental hasta su independencia en 1960.

Una guerra multinacional en Mali ya estaba en las cartas del Pentgono a principios de diciembre.

Lo hermoso del asunto es que incluso con un ejrcito por encargo multinacional financiado por Occidente, apoyado por el Pentgono, a punto de entrar en accin, los que estn derramando la letal salsa Hollandesa son los franceses (no hay nada que supere a una ex colonia con problemas para abrir el apetito de sus antiguos amos). El Pentgono puede seguir utilizando sus discretos aviones espa P-3 y drones Global Hawk basados en Europa, y despus transportar tropas africanas occidentales y darles cobertura area. Pero todo en secreto, y muy confidencial.

El seor Cenagal ya ha alzado su horrenda cabeza en tiempo rcord, incluso antes de que los 1.400 (y suma y sigue) soldados franceses en el terreno lanzaran su ofensiva.

Un equipo de comando de MUJAO (y no AQIM, como han informado), dirigido por el inatrapable Belmokhtar, atac un campo de gas en medio del desierto Sahara argelino, ms de 1.000 kilmetros al sur de Argel pero a solo 100 km de la frontera libia, donde captur a un grupo de rehenes occidentales (y algunos japoneses); una operacin de rescate lanzada el mircoles por Fuerzas Especiales argelinas fue, por decir poco, un gigantesco lo, con la muerte confirmada hasta ahora de por lo menos siete rehenes extranjeros y 23 argelinos.

El campo de gas es explotado por BP, Statoil y Sonatrach. MUJAO ha denunciado qu ms? la nueva cruzada francesa y el hecho de que jets de combate franceses ahora dominan el espacio areo argelino.

En cuanto a repercusiones, esto es solo la entrada. Y no se limitar a Mali. Convulsionar a Argelia y pronto a Nger, la fuente de ms de un tercio del uranio en las plantas de energa nuclear de Francia, y todo el Sahara-Sahel.

Por lo tanto este nuevo, creciente mega-Afganistn en frica ser bueno para los intereses neocoloniales de Francia (a pesar de que Hollande insiste en que solo se trata de paz); bueno para AFRICOM; un estmulo para esos yihadistas conocidos anteriormente como rebeldes de la OTAN; y ciertamente bueno para la interminable Guerra Global contra el Terror (GWOT), debidamente rebautizada como operaciones militares cinticas.

Django, desencadenado, se sentira totalmente en su casa. En cuando al Oscar a la Mejor Cancin, va al continuo de Bush-Obama: No hay negocio como el negocio del terror. Con subttulos en francs, bien sur.

Pepe Escobar es autor de Globalistan: How the Globalized World is Dissolving into Liquid War (Nimble Books, 2007) y de Red Zone Blues: a snapshot of Baghdad during the surge. Su libro ms reciente es Obama does Globalistan (Nimble Books, 2009). Contacto: [email protected]

(Copyright 2013 Asia Times Online (Holdings) Ltd. All rights reserved.

Fuente: http://www.atimes.com/atimes/Global_Economy/OA19Dj02.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter