Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-01-2013

Las grandes decisiones

Fander Falcon
El Telgrafo



En varios momentos, como en la clebre pelcula de Robert Altman (Vidas cruzadas), la deuda financiera y la deuda ecolgica se entretejen en el escenario de la realidad actual. Los pases del Sur tenemos una deuda financiera -muchas veces mal habida, injusta e inmoral- con el mundo rico, pero somos acreedores de la deuda ecolgica. Es una deuda que nos adeudan los pases del Norte.

Siguiendo el argumento desarrollado ya en 1994, por el colombiano Jos Mara Borrero, en La deuda ecolgica, se trata de una obligacin con el Sur, que responde a cuatro factores bsicos: las exportaciones de bienes primarios mal pagadas; los servicios ambientales gratuitos o no valorados en forma monetaria, que entregan los pases del Sur por la venta de productos primarios (nutrientes, ciclo del agua, fijacin de carbono, etc.); la contaminacin de la atmsfera por la excesiva emisin de gases de efecto invernadero, provocada por las naciones industrializadas; y la apropiacin desproporcionada de la capacidad de absorcin de dixido de carbono que tienen los ocanos y bosques del planeta. En definitiva, un conjunto de responsabilidades que tienen que asumir para subsanar la condicin actual del mundo fsico.

La relacin entre la deuda externa (financiera), de la cual los pases del Norte son acreedores, y la deuda ecolgica -nunca reconocida por los pases industrializados-, es muy estrecha: las necesidades de divisas destinadas al servicio de esa deuda externa aumentan la necesidad de extraer recursos naturales y producir alimentos para convertirlos en exportaciones, y con ello obtener dinero para pagar nuevas deudas. Un crculo vicioso que acarrea un alto costo ambiental. Su resultado: la acelerada deforestacin, la prdida de diversidad biolgica y la expansin de las superficies desertificadas. Un panorama bastante seco y gris para la Tierra.

El Ecuador y el Estado Plurinacional de Bolivia propusieron su cobro, en la cumbre de cambio climtico, celebrada en Copenhague, en diciembre de 2010. El Grupo de los 77 pases en desarrollo y China han recogido estas ideas, que han sido incluidas en los movimientos de justicia ambiental, para influenciar en las negociaciones sobre cambio climtico.

En el planeta, la deuda financiera y la deuda ecolgica enfrentan a enormes poderes econmicos que son reales y no personajes de una pelcula de ficcin. Ambas deudas requieren grandes decisiones y acciones firmes en el plano internacional, que rebasen los intereses particulares de pases o grupos de pases y reflejen una bsqueda sincera del bien comn de toda la humanidad.

http://www.telegrafo.com.ec/opinion/columnistas/item/las-grandes-decisiones.html


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter