Portada :: Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-01-2013

Importante debate en la Central Obrera Boliviana
Hacia la fundacin de un partido obrero?

Javo Ferreira
Rebelin


El pasado jueves y viernes 17 y 18 de enero, en la ciudad de Cochabamba se llev a cabo la Primer Conferencia Poltico-Sindical de los Trabajadores de Bolivia. En la misma, se decidi la fundacin del Instrumento Poltico de los Trabajadores, aprobndose en general la declaracin de principios, programa de gobierno y estatutos del partido.

Organizada por la federacin minera FSTMB y la Universidad obrera de Siglo XX, la Conferencia cont con la participacin de Juan Carlos Trujillo (Secretario Ejecutivo de la COB) y Jaime Solares (vocal del CEN de la COB), dirigentes de las Centrales Obreras Departamentales de Cochabamba, Oruro, Tarija, La Paz y Santa Cruz, as como de Confederaciones y Federaciones de Fabriles, Magisterio, Salud y otros sectores; adems de varias decenas de trabajadores fabriles de base y militantes de la izquierda socialista. Con ms de 550 asistentes se llev adelante el anlisis de los documentos presentados como base por la Comisin Poltica de la COB para la fundacin del instrumento poltico de los trabajadores (IPT).

Dos das de debates y de aportes y enmiendas a los textos condujeron a aprobar la fundacin del partido de la COB, cuyo programa, estatutos, nombre y sigla definitivos sern discutidos y aprobados en un congreso de fundacin, que deber reunirse en un plazo de 30 das, plazo en que las organizaciones sindicales, deben bajar la discusin y recoger los aportes de los trabajadores de base.

Un fenmeno de gran importancia poltica

Que bajo un gobierno como el de Evo Morales y el MAS, que se presenta como conductor de un proceso de cambio bajo discurso nacionalista e indigenista y se arroga la hegemona de los movimientos sociales; la histrica Central Obrera Boliviana, con el impulso de la FSTMB est discutiendo la creacin de un partido de los trabajadores ligado a los sindicatos es un hecho de importancia poltica en Bolivia, pero tambin digno de atencin fuera de las fronteras nacionales. Este hecho, junto a que en Argentina una importante fraccin de los sindicatos le haya hecho un paro el 20 de noviembre al gobierno de Cristina, es indicio de que algo se gesta entre los trabajadores del Cono Sur.

Los gobiernos de corte nacionalista y progresista como el de Evo Morales, el de Chvez en Venezuela, Correa en Ecuador, los Kirchner en Argentina, etc., que tienen en comn la colaboracin de clases al servicio de la burguesa, surgieron del desvo de los levantamientos que recorrieron Latinoamrica al inicio del milenio. Tras una dcada en que lograron recomponer regmenes polticos y cierta paz social apoyndose en una favorable situacin econmica y ciertas concesiones parciales, queda en evidencia que ni la subordinacin al imperialismo, ni los grandes problemas nacionales, ni la situacin de explotacin y miseria de las amplias masas obreras, campesinas y populares ha sido resuelta. Estos lmites son evidentes en el proceso de cambio donde el gobierno de Evo se ha distinguido por mantener los altos niveles de explotacin obrera, bajos salarios y precarizacin, por una poltica privatista y favorable a las transnacionales en la minera y por el ataque a viejas conquistas de sectores de trabajadores, incluso el derecho a sindicalizacin (utilizando el reaccionario Estatuto del Empleado Pblico para prohibir la organizacin de los trabajadores en instituciones y empresas pblicas [1]).

Un proceso de luchas obreras que enfrenta al gobierno de Evo

Desde 2010, cuando la rebelin fabril rechaz una reaccionaria reforma del Cdigo del Trabajo, y luego la masiva protesta obrera y popular oblig a derogar el gasolinazo, se viene sucediendo luchas importantes, de sectores indgenas (como la larga lucha de los mojeos, (Yuracares) y chimanes contra el plan oficial de atravesar con una carretera el parque Isiboro-Secure TIPNIS, que enfrent una dursima represin ordenada por el gobierno de Evo y luego las maniobras de un referendum tramposo) y de trabajadores, como la de los maestros, los trabajadores de la salud, los mineros asalariados de Colquiri y otras, as como diversos reclamos por la Ley de Pensiones, la Seguridad Social y la poltica minera, etc., al calor de las cuales una oposicin obrera en las calles ha ido tomando distancia del MAS y avanza la experiencia poltica de capas de trabajadores avanzados. Como expresin superestructural de este proceso, muchos de los viejos dirigentes ms ligados al MAS han sido desplazados en la COB y distintos sindicatos; en el magisterio los aliados del gobierno han perdido varias elecciones a manos de las listas animadas por el POR (que se reclama trotskista) y no slo se ha reactualizado el debate sobre la necesidad de un instrumento poltico obrero, sino que pese a la oposicin del MAS y sus aliados (PCB, maostas, etc.), se han tomado las primeras decisiones concretas para crearlo.

El proceso en curso

La intencin de poner en pie el partido de la COB tiene varios aos, pero la anterior direccin de la COB encabezada por Pedro Montes cajone literalmente estas resoluciones debido a sus compromisos y subordinacin al gobierno de Evo Morales. Tras su cada en el XV Congreso de la COB en Tarija, en el marco de la ruptura poltica con el gobierno y del mencionado proceso de luchas y presiones obreras que arranca en 2010, importantes franjas de la dirigencia sindical retomaron la discusin de un instrumento poltico de los trabajadores. En el actual escenario poltico, la antigua estrategia sindicalista de la COB de pegar para negociar se revela completamente insuficiente y de all la preocupacin por un partido como instrumento de negociacin frente al Estado y la burguesa. Adems, la perspectiva de las elecciones de 2014 y la necesidad de cumplir con las restrictivas normas legales en plazos muy cortos para obtener el reconocimiento, si se quiere participar en ellas, empujan a la direccin a acelerar la marcha.

Al reubicarse la COB como oposicin por izquierda al gobierno de Evo e intentar crear su partido, ms all de las intenciones de los dirigentes, se pone sobre la mesa una discusin fundamental: que los trabajadores intervengan en poltica y que lo hagan desde sus propias organizaciones, rompiendo polticamente con el MAS y Evo, y discutiendo la necesidad de la independencia de clase, lo que puede ser el inicio de un profundo proceso de discusin, politizacin y organizacin de los trabajadores de base.

Es interesante sealar que ya desde el mes de diciembre, en que se dispara esta reflexin se han suscitado algunos hechos de importancia que sealan que la idea de un partido obrero basado en los sindicatos es bien recibida por importantes sectores de trabajadores de base, en particular los mineros. As en una asamblea llevada a cabo a principios de diciembre en el distrito minero de Huanuni, de gran combatividad y tradicin y que tiene casi 5.000 trabajadores, se aprob realizar aportes extraordinarios para el sostenimiento del IPT. Medidas similares fueron adoptadas por los trabajadores de la Caja Nacional de Salud del Departamento de Oruro (que segn fuentes cobistas, ya habran realizado los depsitos correspondientes), en el Congreso del magisterio rural realizado en la ciudad de Villazn y el Sindicato de Trabajadores de la Universidad Tcnica de Oruro (La Patria, 4/1/13).

Una lucha poltica vital

En los sindicatos, federaciones y confederaciones sindicales se estn enfrentando duramente distintos proyectos polticos nacionales. Los dirigentes del MAS y sus aliados [2] apoyan al Gobierno de Evo Morales y son francos enemigos de que surja un partido obrero basado en los sindicatos. Aunque estn debilitados y no vinieron a dar una pelea abierta a la Conferencia de Cochabamba, van a hacer todo lo posible para sabotear esta iniciativa.

Juan Trujillo y un sector importante de la direccin cobista propone un partido como el PT de Lula es decir, un partido reformista que les permita aprovechar el descontento obrero para negociar en mejores condiciones con el gobierno, y buscar pactos con el MAS, por lo que buscan borrar todo atisbo de independencia poltica de los trabajadores de los documentos y estatutos, impedir que se imponga la democracia obrera y marginar a las tendencias de extrema izquierda. El ala dirigida por Jaime Solares (que estuvo al frente de la COB durante el levantamiento de octubre del 2003) tiene un discurso ms radical pero comparte con ellos la estrategia de colaboracin de clases, aunque a veces se ve obligado a correrse a izquierda para resistir los embates de los masistas y de la mayora cobista. En contraposicin a estos proyectos polticos reformistas, desde la LOR-CI sostenemos que un Instrumento Poltico de los Trabajadores debe surgir sobre la base de la categrica posicin de independencia de clase frente al gobierno, el Estado y las distintas expresiones de la burguesa y los terratenientes, orgnicamente ligado a los sindicatos, sobre la base de la ms amplia democracia obrera y con libertad de tendencias, y sumando a los trabajadores de base activamente a su construccin.

Cules son las perspectivas?

Aunque la situacin es difcil, pues el MAS conserva peso y los mtodos de la burocracia pueden ir contra la implementacin de las decisiones de la Conferencia de Cochabamba, la pelea no est decidida. Ser un importante test lo que ocurra en los prximos 30 das, en camino al Congreso fundacional del partido de la COB. El proceso an est en marcha y no puede descartarse una postergacin u otros traspis. Qu surgir, si es que cristaliza, un instrumento de organizacin poltica obrera o un partido de los burcratas? Esto ltimo, que sera un cascarn reformista vaco de contenido vivo, es un peligro real.

Por eso mismo, es una responsabilidad elemental de cualquiera que se diga revolucionario intervenir en este proceso, alentando cada paso real para que el proletariado boliviano, retomando sus mejores tradiciones de combatividad, organizacin y radicalidad, se eleve a la arena de la actuacin poltica independiente, y pueda avanzar en el camino de unir sus filas y disputar la hegemona en la alianza con los campesinos, los pueblos originarios y los sectores populares empobrecidos.

La clave para ello estar en ltima instancia en que se desarrolle una vanguardia obrera militante, que tome en sus manos la iniciativa del IPT y luche por desarrollar los elementos ms progresivos del actual proceso en el camino de la organizacin poltica de la clase. Llamamos a unir fuerzas para dar la pelea por hacer prevalecer las posiciones de independencia de clase, la democracia obrera y por un programa de los trabajadores, a los sindicatos y dirigentes de base que, contra el gobierno del MAS y los partidos de los empresarios, buscan una alternativa, a todos los trabajadores y trabajadoras combativos, y a los jvenes y estudiantes que vean con simpata el surgimiento de un partido obrero.

Notas:

[1] As, el gobierno de Evo lleg a enviar el ejrcito contra los trabajadores de la planta piloto de Litio que exigan el reconocimiento de su sindicato.

[2] Entre estas corrientes reformistas, aliadas al gobierno y que apoyan su proceso de cambio estn los stalinistas del PCB (Partido Comunista de Bolivia), castristas del antiguo ELN (Ejrcito de Liberacin Nacional), maostas del PCML (Partido Comunista Marxista-leninista), etc.

Javo Ferreira, dirigente de la LOR-CI

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter