Portada :: Mentiras y medios
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-02-2013

Los periodistas del partido

Jaime Richart
Rebelin


A partir de ahora, ya sabemos lo que nos espera de la mayora absoluta, de las artes y del remango de "el partido": remocin de jueces, magistrados y fiscales y designacin de los idneos; compra de peritos, calgrafos y de otras especialidades, etc. Y sus fieles periodistas, que saben bien cmo se las gastan, a su lado. No quiero ensuciar mi pensamiento imaginando que quiz son estmagos agradecidos...

Pero no hay ms que verles para sospechar. Ponen tanta ofuscacin y tanta desfachatez en sus comparecencias televisivas o radiofnicas (los de la prensa grfica slo se leen entre ellos), que sus opiniones se transforman en asertos y sus razonamientos en alegatos de picapleitos de una causa que hacen suya por el colmo de la fidelidad. Menudos notarios de la realidad de este pas son esos informantes que van de ac para all a tapar las grietas por donde salen y se desparraman oleadas de inmoralidad...

De verdad creen esos periodistas que, con la que ha cado, la que est cayendo y la clamorosa presuncin de una conducta que aunque no fuera delictiva es contra toda tica y sensibilidad (millones sufriendo privaciones y ellos viviendo de lujo), su papel es defender a la cpula de ese partido y que al mismo tiempo creamos en la neutralidad que se espera de un periodista ante la conducta oprobiosa o el abuso flagrante de un poltico y ms si es un gobernante?

Despus de aos de caciquismo (Fraga, Baltar, Fabra, Aguirre...), de ineptitudes ( Prestige , Cascos, Rajoy, hilillos), de saqueo del dinero pblico (Naseiro, Gūrtel , Cajas), de despilfarros dolosos (aeropuertos muertos y otros monumentos a la infinita vanidad), de engaos estrafalarios de truhanes suyos en la banca, cmo se atreven estos personajes del periodismo a hacer protestas de la objetividad a la que su deontologa les obliga cuando vemos que estn terciando, a veces enfurecidamente, a favor de unos bribones infiltrados en la poltica?

Precisamente, lo nico positivo de toda la historia desde que muri en su cama el dictador son estas denuncias de dos rotativos de ideologa relativamente opuesta pero unidos en el propsito de sanear un poco a este pas. Dos peridicos de la mxima tirada nacional que han publicado unos hechos que, por mucha presuncin de inocencia en el plano procesal que se reconozca, son evidencias de una prctica, la del saqueo sistemtico, consustancial al talante de los retrasados de la conciencia social y a la catadura del fascista.

Lo menos que cabe exigir a esos periodistas de partido es que se pongan a la altura de los tiempos que vivimos, que se adhieran a la indignacin general por las inacabables estafas, engaos y rapias, y que compartan la frustracin de millones de espaoles. Lo menos que deben hacer es celebrar que colegas suyos se hayan atrevido a sacar a relucir las vergūenzas del partido del gobierno y que hayan desenmascarado a unos impostores revestidos de toda la solemnidad con que la poltica canalla suele envolver, para encubrirlos, a sus pcaros.

Siendo ste un pas que tiene a miles de polticos y a sus gobernantes bajo grave sospecha en espera de salir airosos con la complicidad de la justicia asimismo bajo sospecha; un pas en quiebra econmica, en quiebra jurdica, en quiebra poltica, en quiebra moral y, lo que es peor, en descomposicin social, lo nico que les compete hacer es sumarse al saneamiento de la poltica y de la justicia que exige prcticamente todo el pueblo...

Jaime Richart es antroplogo y jurista.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter