Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-02-2013

La corrupcin es necesaria

Iaki Gil de San Vicente
Rebelin


Comprendo que sorprenda la tajante afirmacin contenida en el ttulo, y sobre todo que sea rechazada. Pero es cierta, tanto para la economa mercantil precapitalista como para la capitalista. Todo depende de dos aclaraciones previas: qu entendamos por necesidad y qu criterio tico utilicemos. Lo necesario es lo imprescindible para que un proceso siga desarrollndose. Cuando el mercado fue imponindose al trueque y a la reciprocidad, la corrupcin apareci como el medio ms rpido de enriquecimiento. Hace casi 4000 aos Hammurabi dict duras represiones contra los corruptos. Tales de Mileto, siglos VII y VI, era corrupto porque abusaba de sus conocimientos para enriquecerse con la ignorancia popular. En la Grecia clsica se condenaba a quienes se vendan al tentador oro persa. Catn el Viejo y Sneca denunciaron la corrupcin romana. Mltiples herejes fueron quemados por luchar contra la podredumbre y la simona vaticana. Sin embargo, en las sociedades precapitalistas el fraude, la corrupcin, el nepotismo, no eran vistos como delitos econmicos sino como negaciones de la virtud aristotlica y como pecados judeo-cristianos.

La doble moral burguesa mantendr esta visin pero integrada dentro de la tica del mximo beneficio individual en el menor tiempo posible, expresada en la frase el tiempo es oro de B. Franklin. Un ejemplo de la efectividad de la doble moral lo tenemos en las relaciones entre la mafia y la economa italiana, y en general en las relaciones entre el narcocapitalismo y la financierizacin, sin entrar en detalles sobre los ms de 300 polticos espaoles investigados por corrupcin, o ese 25% de diputados brasileos tambin investigados, o ese 30% de policas corruptos de Acapulco, y un inagotable etctera. En los capitalismos que no tienen la base cultural occidental, su axiologa greco-romana y judeo-cristiana, el japons por ejemplo, es la lgica mercantil la que legitima el control represivo de la corrupcin estructural centralizada en la Yakuza. De igual modo, en las sociedades que fracasaron en su trnsito al socialismo y en las que juega un papel importante la corrupcin, es la ideologa mercantilista e individualista rediviva, nunca erradicada por la pervivencia de la ley del valor-trabajo en esas transiciones derrotadas, la que ahora vuelve a justificar el renacimiento de la nueva burguesa. De cualquier modo, no tenemos espacio para analizar ahora esta crucial experiencia histrica, tremendamente rica en lecciones.

Para comprender por qu el capitalismo necesita la corrupcin aunque la persiga en algunas de sus formas, debemos utilizar conceptos como valor, ley del valor, valor de cambio, precio, fetichismo de la mercanca y otros que nos permitan saber por qu el capitalismo es la economa del tiempo por excelencia, y por qu esta teora supera con creces al saber emprico encerrado en la frase cierta de que el tiempo es oro. Marx nos ofrece en El dieciocho Brumario de Lus Bonaparte una descripcin brillante sobre cmo interactan corrupcin, dinero, poltica y tica; lo mismo que en las pginas de El Capital dedicadas a la acumulacin originaria y al creciente papel del capital-dinero, realiza un estudio brillante del papel de la corrupcin, del crimen y de las finanzas en la expansin burguesa. Simmel, Sombart, Weber y otros idelogos empequeecen frente a la teora que explica por qu es necesaria la corrupcin. A finales de 2011 A. Guerrero escribi sobre las relaciones entre crisis capitalista y narcotrfico: En cierto sentido, una parte de la historia del capitalismo es la historia de la lucha de los capitalistas por vulnerar los principios de la ley del valor. Es decir, por separar el precio de las mercancas del costo que tiene producirlas. El narcotrfico y el trfico ilegal de armas logran vulnerar ampliamente ese principio. El precio de la droga puede perder su vnculo con su valor precisamente por la ilegalidad, que es as el centro neurlgico del negocio.

Tambin a finales de 2011 se descubri que haban desaparecido 30.000 millones de dlares de ayuda a Irak y Afganistn, ayuda legitimada y oficialmente supervisada por la ONU. Barklays Bank gan 9.124 millones de euros entre 2005 y 2009, recibiendo una multa de 340 millones por sus prcticas ilegales, el 4,93% de sus ganancias. Con razn, J. Torres Rojas afirma que A las grandes empresas les interesa delinquir. El Banco de Santander est siendo investigado en Italia por su posible conexin con las prcticas ilegales del banco Monte dei Paschi, el ms antiguo del mundo. La multa que EEUU pondr a Standard & Poor's acusada de ser la detonante de la crisis financiera en 2007 por haber vendido plomo como si fuera oro, ser infinitamente ms pequea que las sobreganancias obtenidas. En julio de 2012 se supo que 20 grandes entidades apuntadas al selecto Libor de la City londinense estn siendo investigadas por sus prcticas ilegales. Ahora se ha multado con slo 450 millones de euros al banco RBS por manipular el Libor, pero lo ms significativo es que el RBS est controlado en ms de un 80% por el Estado britnico. Entonces, quin es el responsable? Y qu decir de la Banca Vaticana acusada de blanquear dinero por la Fiscala italiana, y/o de las sospechas sobre el poderoso y limpio Deutsche Bank? El billete de 500 euros tambin tiene como funcin favorecer a la UE en la pugna con EEUU por el control de la cada vez ms importante economa criminal y sumergida, que en 2012 representaba ms del 30% del PIB mundial. Con razn A. Gavin cita al prestigioso diario The Guardian cuando asegura que los grandes bancos son la rama de servicios financieros de los crteles de la droga.

Necesidad, posibilidad, casualidad, libertad, son categoras filosficas necesarias, y nunca mejor dicho, para que el pensamiento cientfico-crtico descubra por qu ahora se ha hecho estallar el escndalo Brcenas y no antes, y sobre todo por qu es decisivo el movimiento popular Kontuz no slo para limpiar Euskal Herria de tanta hediondez material y moral, sino tambin para avanzar en la superacin prctica de la lgica mercantil, de su fetichismo. Tal tarea requiere como mnimo de la elucidacin del peso determinante de la opresin nacional en la existencia del capitalismo vasco necesariamente corrupto, con ese 17% de economa sumergida en la CAV, segn algunos estudios, mientras que la media estatal es el 24% segn FUNCAS; y de la elaboracin de una especie de programa mnimo y mximo que prefigure la economa socialista del Estado independiente vasco. Por ejemplo, el control fiscal: Alemania gasta cinco veces ms en la lucha contra el fraude fiscal que el Estado espaol, en el que el 80% de sus inspectores se dedican a la pequea empresa. Esta es una poltica decisiva porque se calcula que Italia pierde 60.000 millones de euros anuales por la corrupcin, siendo formalmente independiente.

El pueblo trabajador vasco ha de controlar tan eficazmente a la burguesa autctona como para impedir que ocurra lo que denuncia nada menos que el diario ABC del 03-08-2012, que tras afirmar que el 85% de la sanidad se pagara con la evasin fiscal conocida, aada: Los fraudes en las altas esferas, ya no son fraudes, sino operaciones de ingeniera financiera () Muchos empresarios juegan con las facturas como si fueran cromos; tambin debe impedir que el PNV-UPN sigan la estela del PP, obstinado en rebajar los requisitos de honorabilidad, experiencia y buen gobierno de la banca, para que expresidiarios puedan dirigir un banco: meter los tiburones en la piscina. El capital no juega con cromos, sino con pueblos oprimidos, clases explotadas, mujeres machacadas, infancia hambrienta y tercera edad exprimida hasta la muerte. Rebajar al ser humano a la categora de cromo es un ejemplo glido pero real de fetichismo corruptor: para el capital Euskal Herria es una factura.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter