Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-02-2013

Carta abierta a las empresas petroleras que operan en Iraq una dcada despus de la invasin estadounidense

Varios autores
Brussells Tribunal

Traduccin para Rebelin y Brussells Tribunal de Loles Olivn.


Hoy hace diez aos, se celebr una manifestacin mundial en ms de sesenta pases de todo el mundo en la que participaron millones de personas para protestar contra la inminente guerra contra Iraq. Al rechazar una guerra de agresin ilegal y protestar contra una guerra por petrleo, los y las manifestantes rechazaron con firmeza la idea de que se pueda llevar la democracia a un pueblo bombardendolo.

Hoy, diez aos despus, empresas petroleras extranjeras estn obteniendo enormes beneficios en Iraq. Mientras se ignoran los derechos laborales y sigue en vigor la legislacin anti huelga de la poca de Sadam, las compaas petroleras extranjeras han firmado contratos de 20 aos y se benefician de la negacin de los derechos fundamentales de los trabajadores y trabajadoras iraques.

En esta fecha, representantes de la Iniciativa de Solidaridad de la Sociedad Civil Iraqu (ICSSI, por sus siglas en ingls) de Italia, Reino Unido y Francia se han dirigido a ENI, la empresa petrolera italiana, para entregar la siguiente carta en nombre de los trabajadores del petrleo iraques, carta que, asimismo, est siendo remitida a todas las empresas petroleras extranjeras presentes en Iraq.

Diez aos despus de la invasin estadounidense de Iraq, llevada a cabo con el pretexto de derrocar al ex dictador y de promover los derechos humanos y la democracia, constatamos que su objetivo medular a largo plazo era que las compaas petroleras internacionales adquiriesen el control sobre los recursos petroleros iraques recin privatizados, la creacin de un Iraq liberado que sirviera como modelo econmico para un Nuevo Oriente Medio y la propagacin del neoliberalismo en la regin.

El proyecto ha sido un fracaso en todos los frentes. Los que sufren las consecuencias son los ciudadanos y ciudadanas iraques. El pas est sacudido por la violencia y la intensificacin del conflicto sectario. Se violan sus derechos. Los servicios vitales agua y electricidad no funcionan, mientras que las compaas petroleras internacionales reciben prioridad en el acceso a tales recursos, por lo dems muy escasos, y operan bajo contratos a largo plazo para explotar los campos de petrleo iraques; contratos que fueron firmados mientras Iraq estaba todava bajo rgimen de ocupacin. Todo ello a costa de la empresa nacional de petrleo de Iraq. Igualmente, tales empresas han venido a agravar an ms una relacin ya conflictiva entre el Gobierno Regional de Kurdistn y el Gobierno central de Iraq. Y, como consecuencia de su estrecho enfoque que prioriza aumentar la produccin y sus ganancias, las compaas petroleras internacionales han dado muestra de una falta de consideracin por la rendicin de cuentas pblicas o por los derechos de los trabajadores de Iraq.

La insidiosa bsqueda de tales empresas para extraer cantidades cada vez mayores de petrleo ha dado lugar a que la corrupcin rampante que aflige a Iraq en la actualidad aumente vertiginosamente. Desde la llegada de esas empresas, las prcticas de corrupcin y de contabilidad irregular se han convertido en norma en la industria petrolera iraqu.

Las empresas no han llevado a cabo ni una planificacin adecuada ni una gestin pertinente de los recursos sino que ms bien velan por polticas despilfarradoras que privan a las futuras generaciones de iraques de sus derechos de nacimiento.

Adems, dichas empresas estn operando sin el marco de una ley laboral nacional iraqu que proteja los derechos de los trabajadores y trabajadoras iraques a unirse a los sindicatos, a negociar colectivamente y a organizar huelgas, protestas y manifestaciones. Su poltica castiga a los trabajadores y trabajadoras negndoles derechos internacionalmente reconocidos y que estn garantizados en muchas de las naciones en las que las empresas internacionales estn instaladas.

Por lo anterior, instamos a todas las compaas petroleras internacionales que operan en Iraq a que:

1 - Respeten la soberana del pueblo iraqu sobre sus recursos naturales y, tomando nota de la falta de legitimidad de sus contratos, renuncien a toda reclamacin de derechos sobre el petrleo iraqu.

2 Habida cuenta de que en la actualidad son las compaas petroleras las que han tomado el relevo a las tropas extranjeras para comprometer la soberana iraqu, establezcan un calendario para su retirada a la vez que transfieren la tecnologa a la empresa nacional de petrleo de Iraq.

3 Pongan fin a la instigacin de las tensiones entre el Gobierno Regional de Kurdistn y el Gobierno central de Iraq dejando de explotar el petrleo hasta que se haya alcanzado un acuerdo nacional estable respaldado por todos los ciudadanos y ciudadanas iraques.  

4 - Promuevan la transparencia en el sector petrolero de Iraq mediante la publicacin de los detalles de todos los contratos y garanticen el acceso de los ciudadanos y ciudadanas iraques a la informacin sobre los recursos petrolferos de Iraq y su explotacin. Ello es vital para acabar con una corrupcin que se ha convertido en endmica como consecuencia de la presencia de empresas petroleras internacionales en Iraq.

5 - Apoyen la aprobacin de una Ley Laboral iraqu que garantice todos los derechos de los trabajadores y trabajadoras iraques de acuerdo con los ms altos estndares internacionales, y que proteja la libertad de asociacin y el derecho de huelga.

6 - Adopten polticas ntidas para proteger el medio ambiente iraqu y accedan a utilizar los equipamientos apropiados para vigilar los efectos medioambientales de las actividades de sus empresas en el suelo, el agua y el aire de Iraq.

7 Acuerden que la seguridad y la proteccin del personal y de los equipamientos de todos los campos petrolferos iraques deben estar exclusivamente bajo la autoridad de las fuerzas nacionales de seguridad iraques. Tales responsabilidades no deben asignarse a empresas privadas de seguridad que, con sede en otras naciones, socavan la soberana de Iraq.

15 de febrero 2013

Iniciativa de Solidaridad de la Sociedad Civil de Iraq y de los sindicatos iraques:

Adnan Al-Saffar por la Federacin General de Trabajadores Iraques (FGTI) y su Sindicato de Petrleo y Gas

Abdulla Malik por la Federacin Iraqu de Sindicatos del Petrleo (FISP)

Abbas Kadhim por el Sindicato de Profesionales de Ingeniera (Seccin Elctrica de Bagdad)

Abdullatif Abdul Rahman por la Federacin de Sindicatos de Salahaddin

Fuente: http://www.brussellstribunal.org/article_view.asp?id=776#.USSx4B2pDN1




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter