Portada :: Ecuador
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-02-2013

La descomunal victoria de Correa

ngel Guerra Cabrera
Rebelin


La resplandeciente victoria del presidente Rafael Correa en las elecciones del 17 de febrero revela una extraordinaria extensin en el electorado ecuatoriano del apoyo a su propuesta y a su gestin. Ms notable por haberse alcanzado no slo frente a la oligarqua y la derecha locales sino ante una alianza de fuerzas del capital internacional, que con el activo concurso de la CIA y otros servicios especiales imperialistas se oponen a la Revolucin Ciudadana liderado por Correa, de considerable incidencia en el proyecto a favor la segunda independencia de Amrica Latina y el Caribe. Es notoria la sistemtica saa contra el gobierno de Ecuador de la mafia meditica ecuatoriana e internacional. Destacadamente todas las grandes televisoras de habla hispana, con CNN en espaol a la cabeza, as como la totalidad de diarios de la Sociedad Interamericana de Prensa y los madrileos El Pas, ABC y El Mundo, enemigos jurados del giro hacia la independencia y la justicia social en nuestra Amrica.

Correa se alz con ms de 56 por ciento de los votos, 34 puntos por encima de su rival ms cercano el banquero Guillermo Lasso, miembro del Opus Dei, declarado admirador de Jos Mara Aznar y candidato favorito de la derecha ms neoliberal. El abanderado de Alianza PAIS gan en 23 de 24 provincias, arrebat a la oposicin todos sus reductos en la Sierra Centro y la Amazona con la nica excepcin de Napo y arras en provincias estratgicas como Guayas. Contar con mayora absoluta en la Asamblea Nacional (alrededor de 100 sobre 137 escaos) lo que le permitir sacar adelante varios proyectos de ley frenados hasta ahora que redundarn en una profundizacin y consolidacin de la Revolucin Ciudadana como es el evidente mandato de los electores. Entre esos proyectos estn los relativos al reparto de tierras, la soberana alimentaria, las comunas y los recursos hdricos, fundamentales para hacer avanzar la pospuesta reforma agraria. De la misma manera, la Ley de Comunicacin, que permitir una democratizacin de la propiedad sobre los medios, de la concesin de frecuencias y de la informacin misma al propiciar un universo plural de emisores pblicos, comunitarios y privados. Con La mayora absoluta Alianza PAIS tambin puede realizar modificaciones a la Constitucin.

En resumen, salvo por Lasso, aspirante al parecer a convertirse en la prima donna del imperialismo y la derecha local frente a Correa, las otras frmulas opositoras quedaron reducidas casi a la nada electoral. Ya sean las del bananero millonario Noboa, el ex coronel Lucio Gutirrez, los dems exponentes de la partidocracia tradicional o la Alianza Unidad Plurinacional de las Izquierdas.

El triunfo de Alianza PAIS tambin reconfirma el creciente arraigo popular de las opciones alternativas al neoliberalismo que han llegado al gobierno en Amrica Latina y el Caribe. Con esta, Correa ha ganado ocho consultas electorales sucesivas. En cada pas con sus caractersticas, la misma lealtad del electorado a esas opciones se observa en Argentina, Bolivia, Brasil, Uruguay, Venezuela y Nicaragua. Por no hablar de la solidez del experimento socialista cubano, expresado tanto en el consenso mayoritario de que goza, como en su correlato en la exitosa resistencia a la permanente hostilidad y al bloqueo econmico redoblado de Estados Unidos.

Pero nadie suee que Washington y las oligarquas se van a cruzar de brazos ante esta radiante victoria de la Revolucin Ciudadana. Continuarn jugando al desgaste meditico del gobierno de Correa as como de todos los de la Alba y el de Argentina. Aprovecharn cualquier acontecimiento real, como ahora lo hacen en Venezuela con la enfermedad de Chvez, o intentarn hacer crebles algunas de sus persistentes mentiras para desestabilizarlo. As lo demuestran los golpes de Estado en Honduras y Paraguay, los frustrados en Venezuela, Bolivia y el mismo Ecuador, la agresin yanqui-uribista a este pas, las nuevas instalaciones militares yanquis en la regin, el restablecimiento de la IV Flota y los reiterados obstculos al arribo al gobierno en Mxico de una propuesta antineoliberal.

Pero aunque ningn proceso emancipador es necesariamente irreversible, lo que comprobamos en nuestra regin, no obstante la hostilidad que les manifiestan Estados Unidos y sus aliados, es una tendencia a la consolidacin del bloque de gobiernos progresistas y de estructuras de unidad e integracin como Unasur y Celac.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter