Portada :: Ecuador
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-02-2013

Entrevista al socilogo Decio Machado
Las sociedades latinoamericanas abandonan su rol como actores protagonistas del cambio

Txema Abaigar
Info Gaia


Decio Machado, es un socilogo hispano-brasileo vinculado a diversos movimientos sociales de Amrica Latina.
Ejerci como asesor en la campaa electoral de Alberto Acosta (Unidad Plurinacional de las Izquierdas) en las elecciones presidenciales del Ecuador del pasado 17 de febrero.  

TxA: Antes de que hablemos del reciente proceso electoral y sus resultados, quiero preguntarte: tras algo ms de seis aos de gobierno del presidente Rafael Correa, cul es tu visin de la situacin en la que se encuentra el Ecuador respecto a su pasado ms reciente?.

DM: El Ecuador previo al triunfo electoral de Rafael Correa, era un pas en el cual el sistema de partidos establecidos tras el rgimen militar de la dcada de los 70 haba perdido toda legitimidad social. La deuda externa anulaba toda posibilidad de inversin pblica y social y la impunidad campaba a sus anchas en un sistema poltico muy corrupto establecido en torno a gobiernos que se caracterizaban por su debilidad poltica.

A esto hay que sumar que tras casi tres dcadas de neoliberalismo, el Estado se haba visto reducido a su mnima expresin y la dolarizacin efectuada en el ao 2000 haba eliminado la soberana monetaria y los instrumentos clsicos de poltica cambiaria. De igual manera la poltica comercial estaba maniatada por tratados internacionales y gran dependencia hacia los EEUU.

En estos seis aos de gobierno del presidente Correa se han desarrollado polticas de intervencin pblica en la economa nacional, lo que ha conllevado su dinamizacin. De igual manera, se ha priorizado la inversin social, anteponiendo polticas de subsidios e inversin en salud y educacin a los requerimientos provenientes de las instituciones de Bretton Woods.

La reinstitucionalizacin del Estado ha conllevado una serie de logros en poltica fiscal y la renegociacin de los contratos petroleros. Esta situacin, sumada al incremento de precios de los commodities en el mercado internacional, los crditos obtenidos por el Estado del Instituto Ecuatoriano de la Seguridad Social, los logros de una exitosa recompra en 2009- de una parte de los Bonos Global, as como la estabilizacin del beneficio indirecto que suponen las remesas provenientes del exterior, ha permitido a este gobierno dotarse de importantes recursos para afrontar inversin social y modernizacin de infraestructuras.
El gobierno dej de ser dbil y tal y como le corresponde a la tradicin caudillista latinoamericana, el poder del rgimen pas a emanar de la adoracin popular al lder. Lamentablemente, mi percepcin es que en materia de corrupcin, la situacin no ha evolucionado demasiado.

TxA: Por tu respuesta podra deducirse entonces que a nivel general consideras positiva la gestin del actual gobierno

DM: Esta conclusin depende de a travs de que cristal quieras mirar las realidades existentes. Desde un visin despolitizada o de un analista convencional, la situacin ha mejorado notablemente respecto a su pasado inmediato. Sin embargo, siendo tu mirada la de un activista social, te dir que si bien es cierto que los trabajadores del pas han incrementado su nivel salarial durante la gestin del actual gobierno, y que por lo tanto existe un crecimiento de la clase media y del consumo en el mercado interno ecuatoriano, tambin lo es que dicho incremento en ingresos dista mucho de los beneficios econmicos obtenidos por los grandes grupos del capital existentes histricamente en el pas.
La optimizacin de los recursos econmicos gestionados por el Estado, as como el crecimiento econmico del Ecuador, no ha significado cambios estructurales en el aparato productivo tradicional heredado del neoliberalismo. Vale la pena referenciar que en Ecuador, 62 grupos econmicos concentran el 41% del PIB; la riqueza no petrolera contina en manos de importadores, intermediadores financieros y sector comercial; en los hogares se carece de cultura de ahorro y se tiende al consumo externo; la industria manufacturera excluyendo refinacin de petrleo no supera el 14% del PIB y la agricultura contina estancada siendo el feudo del agrobusiness exportador.

Paralelamente la tendencia al consumo de importados se mantiene, situacin que hace que la Balanza Comercial no petrolera sea claramente deficitaria a pesar de los gravmenes arancelarios implementados sobre determinados productos. El pas sigue anclado al petrleo y la exportacin de productos primarios, se vive de transportar productos hacia fuera y no de transformarlos generando valor agregado. Tras seis aos de gobierno lo que existe es una reafirmacin del Ecuador como pas producto, con escassimos avances en materia de cambio de matriz productiva.
De igual manera, a pesar de los incrementos en inversin en educacin y salud, la calidad de estos deja mucho que desear. No existe correspondencia entre logros y la inversin realizada, lo cual podra entenderse como cierta ineficiencia en la gestin del rgimen.

En resumen, si comparas al actual gobierno con la mediocridad de los gobiernos anteriores, la gestin del presidente Correa es indiscutiblemente mejor y ah estn sus logros. Eso viene a significar que el gobierno del presidente Correa es mejor gestor del capital que los gobiernos neoliberales anteriores. El propio presidente lo explicit en enero del ao pasado ante un medio gubernamental indicando textualmente que su xito consisten en que bsicamente estamos haciendo mejor las cosas con el mismo modelo de acumulacin.

TxA: Y que opinas de que, mientras otros gobiernos del planeta viven de rodillas ante el poder del sector financiero, en Ecuador se haya golpeado notoriamente a la Banca Privada con la medida adoptada por Correa de que sean ellos quienes financien con parte de sus beneficios el incremento de 30 a 50 dlares del Bono al Desarrollo Humano?

El incremento del Bono al que haces referencia que es, por cierto, un subsidio proveniente de la poca neoliberal, es una medida bsicamente populista adoptada en medio de la campaa electoral. La estrategia fue buena, a la par que se resolvan parcialmente problemas para llegar a fin de mes a unos 2 millones de receptores del subsidio, se capturaba a travs de una clsica medida clientelar a ms del 17% del electorado ecuatoriano.
Debes tener en cuenta tambin que el crecimiento acumulado de utilidades por la Banca Privada durante estos seis aos de gobierno ha sido un 70% superior respecto al mismo periodo de los gobiernos neoliberales inmediatamente anteriores. El beneficio de la Banca Privada en el Ecuador se estima en un 17% sobre su patrimonio neto, mientras que en la cuna del capitalismo mundial, los EEUU, dicho porcentaje se mueve entre los 6 y 8 puntos. De igual manera, si comparas entre los mismos perodos de tiempo los beneficios de las 100 principales empresas privadas que operan en el pas, podrs apreciar que estos se elevan tambin por encima del 50%. Si el presidente Correa hubiera querido golpear al sector financiero por sus desorbitados beneficios, lo normal es que hubiera puesto lmites a los tipos de inters que aplica la banca sobre sus clientes. Con la actual medida, quien pagar realmente el incremento del Bono sern los usuarios del sistema financiero, mientras que la Banca seguir manteniendo tasas de beneficio muy superiores a las que corresponde a un servicio de utilidad pblica.

En resumen, que la dinamizacin econmica est permitiendo que los grupos de capital ecuatoriano rentabilicen como nunca esta situacin de bonanza. El incremento en las remuneraciones percibidas por los trabajadores est lejos de afectar a la plusvala de las que se apropian las empresas y la presin fiscal, aunque se recauda notablemente ms, esta lejos ejercer un papel realmente socializador de la riqueza nacional. Ten en cuenta que la evasin fiscal, a pesar de los logros del gobierno en este sentido, aun se estima en torno al 40%. El sector privado se queja de forma permanente porque quien no llora no mama, pero no es ms que una estrategia utilizada por las cmaras de produccin y comercio. En ese contexto, se genera empleo, aunque se carece de estudios serios sobre la calidad de estos, y se incrementa el consumo. As el sistema sigue siendo funcional a su lgica de perpetuacin.

TxA: Tu has asesorado varias campaas electorales a diferentes candidatos de izquierdas en Amrica Latina, qu diferencias encuentras entre la campaa electoral de Alberto Acosta y otras en las que has estado implicado?, cmo explicas los malos resultados obtenidos por la Unidad Plurinacional de las Izquierdas el pasado 17 de febrero?

DM: Respecto a tu primera pregunta, debo indicar que cada campaa electoral es una historia diferente en funcin de las realidades polticas existentes en cada lugar. En lo referente al proceso ecuatoriano, todava el Consejo Nacional Electoral (CNE) est en fase de procesamiento de datos, con lo cual hay que esperar para poder hacer un anlisis pormenorizado. De todas formas me voy a atrever a indicarte algunas cuestiones.

Empiezo por la autocrtica interna, proceso que segn entiendo est en evaluacin al interior de la Unidad Plurinacional. Entre los muchos elementos que podran ser referenciados, quiero destacar lo siguiente: el proceso de conformacin de esta alianza poltica es reciente, lo cual explica que no estn debidamente engranados los mecanismos de coordinacin entre direcciones provinciales, direcciones nacionales y dems. Esto se evidenci en eslganes diversos, variados jingles de campaa, dificultades en la gil distribucin de materiales e incluso diversidad de mensajes electorales en funcin del territorio y los candidatos. Esa dispersin en los mensajes y falta de coordinacin tiene un costo electoral, como tambin lo tiene no haber ledo adecuadamente el momento poltico que vivimos.

Respecto a lo externo, tambin hay muchas cuestiones que se podran sealar. Voy a indicar tan solo algunas. La candidatura de la Unidad Plurinacional es a todas luces la que menos recursos econmicos dispuso durante la contienda electoral, lo que la situ en una posicin de inferioridad respecto a sus oponentes. Tambin hay que destacar que la campaa se desarroll en un marco legal perfectamente diseado para beneficiar al oficialismo. La implementacin del Sistema dHont potencia a las grandes opciones polticas en una lgica que busc el bipartidismo, y dentro de este, la priorizacin sobre-ponderada de la opcin ms votada. De igual manera, los posicionamientos del Consejo Nacional Electoral, terico rgano autnomo rector de la democracia en el pas, fueron bastante arbitrarios, inclin la cancha a favor de unos y en contra de otros.

Por ltimo, la campaa de desprestigio realizada por el oficialismo y sus herramientas de comunicacin sobre alguna de las organizaciones polticas de la alianza electoral fue desinformadora y malintencionada. Ms all de los errores y aciertos que las organizaciones polticas de la izquierda tradicional puedan haber cometido en diferentes momentos de la reciente historia del Ecuador, es evidente que dicha estrategia consisti en desprestigiar la candidatura de Acosta en lugar de debatir sus propuestas polticas y plan de gobierno. Cabe indicar que mientras el oficialismo se dedic mostrar las infraestructuras creadas en los ltimos seis aos, y la derecha a cuestionar la labor gubernamental, el nico candidato que habl de poltica en esta campaa fue Acosta.

De todas formas, no quiero que mis palabras sean entendidas como excusas o justificaciones de la Unidad Plurinacional. El anlisis que all se haga y su socializacin ante el conjunto de la sociedad deben posicionarlo sus voceros y lderes.

TxA: Cul es el costo poltico para Alberto Acosta?

DM: Esa pregunta debera contestarla Alberto Acosta. En todo caso te voy a dar mi opinin personal. Para gentes que, con sus aciertos y errores, estn/estamos de una u otra forma implicados colectivamente en transformar el mundo en algo mejor, hay una exposicin cotidiana a las derrotas. En este sentido, que lo mejor para la salud fsica y mental es aplicar la filosofa del bushido: un guerrero acepta la derrota como una derrota, sin transformarla en victoria.
Ecuador vive su momento post-electoral. Digamos que es algo similar a cuando tras las batallas del Medioevo, los escenarios de guerra se llenaban de especmenes carroeros a la bsqueda de su alimento. Leo en peridicos oficialistas y privados, crnicas y anlisis escritos con cierta saa sobre los errores de Acosta: lo que debera haber hecho y lo que no, con quien se junt o se dej de juntar, lo que dijo o dej de decir. Refleja ese momento en el que tras la cada de un guerrero, tras una batalla claramente desigual, este se ve rodeado de todo un ejrcito de cobardes que por un momento se llenan de valor para sacar sus armas y rematarlo. Recuerdas el episodio del 9 de octubre de 1967 en la escuelita de La Higuera?

Alberto Acosta es el pensador actual ms interesante, polticamente hablando, de este pas, y representa a la izquierda ms interesante existente por ac en este momento. Mi opinin es que Acosta acept el reto de ponerse en la primera fila de la resistencia al proceso neodesarrollista por requerimiento de amplios sectores sociales y de las resistencias activas. Tras ese primer paso, se defini un proceso de primarias al interior de la Unidad y su eleccin por parte de las bases de organizaciones polticas ms tradicionales fue abrumadora. El mismo presidente Correa reconoca recientemente que la izquierda no poda contar con un candidato mejor a pesar de su derrota. Ahora leo a la periodistas, analistas variopintos y funcionarios del rgimen indicando que el fracaso de Acosta es el fruto de una campaa con marcado perfil ideolgico, que debera haber hablado de bajar impuestos y no sobre alternativas al extractivismo o la necesidad de construir el socialismo desde la democracia, que si su error fue atacar al rgimen al que ayud a llegar al poder mientras otros indican que no lo atac suficientemente. Personalmente pienso que Acosta hizo lo que deba hacer y fue coherente consigo mismo y los postulados que histricamente ha defendido. Desarroll una campaa donde trat de posicionar debates importantes en la sociedad ecuatoriana, de forma propositiva e ignor la bronca sobre quien haba financiado a Correa, sobre titulaciones acadmicas falsas de altos funcionarios pblicos o sobre diversos casos de corrupcin del rgimen. Que la sociedad ecuatoriana entienda estas propuestas o tenga voluntad de debatir sobre ellas en este momento requiere otro tipo de anlisis.

Alberto, como persona inteligente que es, se recuperar de este fracaso. En todo caso, son las personas menos inteligentes las que demuestran su incapacidad para recuperarse del xito cuando coyunturalmente lo obtienen.

TxA: Desde tu perspectiva y tras estos resultados, crees que existen condiciones para la conformacin de una alternativa de izquierdas mientras se mantenga el gobierno del presidente Correa?

DM: El gobierno actual tiene una visin desarrollista basada en el neoextractivismo por la cual pretende, sobre la base de la renovacin tcnica y cientfica, llevar adelante un proceso de sustitucin de importaciones, desarrollando la industrializacin nacional y acompandola de ampliacin del mercado interno que implique la creciente produccin nacional. Para esta finalidad entiende que el sector empresarial es su aliado fundamental, y ello explica que no exista conflicto entre Capital y Estado. El propio presidente Correa ha afirmado pblicamente que en el socialismo del siglo XXI no hay espacio para lgicas vinculadas al conflicto de clases.

La visin gubernamental es la bsqueda de la construccin de una clase media con capacidad de consumo y una aproximacin al Estado del Bienestar (Estado proveedor de ciertos servicios o garantas sociales a la poblacin) que tiene mucho que ver con el modelo keynesiano desarrollado en la Europa tras la guerra. Se confunde as el concepto del Estado de Bienestar con el objetivo constitucional del Buen Vivir Sumak Kawsay-, dado que este ltimo tiene una profundidad de contenidos superador de la estricta providencia y del concepto clsico de desarrollo. Por su complejidad, se hace de difcil comprensin para economistas de corte 'cepalino'.
Es por ello que se carece de voluntad para transformar el sistema econmico en algo que vaya ms all de lo que se ha venido en definir como capitalismo de rostro humano. Ha sido el propio presidente Correa durante la campaa electoral quien indic que uno de los errores de la izquierda es haber negado el espacio para lo que l llama una economa capitalista moderna.

Es desde ah desde donde se explica que pasados seis aos que gobierno no existan cambios en el sistema de acumulacin heredado de la poca anterior. Por poner tan solo un ejemplo: en Ecuador, el 5% de propietarios sigue concentrando el 52% de tierras agrcolas, mientras el 60% de pequeos propietarios accedan tan solo al 6,4% de estas. Ni se democratiza el acceso a la tierra ni tampoco al agua, otro elemento en poder de pocas manos. Esta situacin se agravar en un futuro inmediato con la implementacin de amplias zonas para el desarrollo de biocombustibles y la voluntad presidencial de modificar la Constitucin con el fin de facilitar el cultivo de semillas transgnicas.
Todo ello nos lleva a determinar que lo que se vive en Ecuador en este momento es, estrictamente hablando, el ms serio proceso de modernizacin capitalista que ha vivido el pas en toda su historia. La novedad en todo caso consiste en dicho proceso se reviste de un discurso de izquierdas, cosa que no haba ocurrido con anterioridad.

Si como vemos, el presidente Correa habla de economa capitalista moderna, igual que su homloga argentina habla de capitalismo serio, y as podramos proseguir por la mayora de los pases regin, sin duda hace falta algo nuevo y no solo en Ecuador. Mientras los aplogos europeos del populismo siguen definiendo a estos procesos como revolucionarios, socialistas, transformadores y dems, la realidad social hace necesario que se rearticulen organizaciones sociales que propugnen una transformacin social real hacia sociedades justas y equitativas, la defensa de la naturaleza, el Estado Plurinacional como un nuevo concepto superador de los Estado-control o criminalizador de resistencias, la superacin del modelo consumista como lgica de realizacin personal y del modelo social patriarcal.

Es fundamental que este nuevo espacio de confluencia, esta por ver cual es el modelo de articulacin ms idneo, entienda que los modelos de desarrollo tradicionales nos llevan al colapso civilizatorio, que el planeta ya no aguanta ms, que el petrleo se agota y que la sustitucin del crudo por la minera a gran escala u otros factores extractivos no soluciona el problema de fondo. Es necesario que se entienda tambin que la produccin de alimentos ser en breve insuficiente a escala planetaria, que ello conlleva un replanteamiento sobre el convertir alimentos en combustibles y que la solucin no pasa por cultivar semillas genticamente modificadas, sino por polticas reales que desemboquen en la soberana alimentaria. Ese nuevo movimiento emancipador, debe entender tambin que los efectos del cambio climtico y la sociedad de consumo nos llevan a derivas catastrficas, y por lo tanto de lo que se trata es de modificar los esquemas de sociedad y no de imitar modelos externos que en algn momento fueron considerados exitosos. Sobre el poder social y la autogestin local, la economa social y solidaria, as como la conformacin de mercados justos y orgnicos, se sostienen las bases para la construccin de alternativas civilizatorias.

TxA: No puede parecer algo utpica tu posicin?

DM: Lo que me parece utpico es pensar que consecuencia de coyunturales bonanzas econmicas de carcter regional que conllevan al desarrollo de modelos sociales basados en el incremento del consumismo, se pueda superar la actual crisis multifactica existente a nivel planetario. Tambin me parece utpico pensar que existe alguna posibilidad de construir procesos de transformacin social en los pases del Sur, a travs de los recursos obtenidos por la hiper-explotacin de la naturaleza, que tienen como destino alimentar las necesidades del capitalismo global. Que decir tambin sobre la utopa de pensar que a travs de la democracia representativa, en un sistema globalmente corrompido por el poder de las transnacionales y del capital financiero, se pueden articular las bases para una verdadera transformacin social.

En Amrica Latina se vive la construccin de un nuevo modelo de dominacin que se caracteriza por una fuerte injerencia del aparato pblico. No es una novedad histrica, pero en todo caso tiene que ver con la nueva versin del capitalismo en su fase pos-neoliberal. En el marco de la reinstitucionalizacin del Estado, una demanda proveniente de los sectores en resistencia durante la era neoliberal, se han articulado gobiernos que en su mayora se caracterizan por captacin o destruccin de cualquier capacidad autnoma de organizacin social. Qu es lo que viene a significar esto? Pues vivimos nuevos procesos de conservadurismo social, las sociedades latinoamericanas se entregan a la tutela estatal, abandonando su rol como actores protagnicos del cambio. El protagonismo queda entonces en manos de lderes carismticos cierto alto grado de personalismo que anulan los procesos colectivos, generando lgicas de autoritarismo a diferentes escalas segn el proceso o pas al que hagamos referencia. A esto, pensadores afines a estos regmenes, lo llaman gobiernos populares fuertes. No te parece surrealista?

TxA: Entonces se equivoc el pueblo ecuatoriano votando arrasadoramente por Correa?

DM: Mientras exista condiciones de bonanza econmica, lo normal es que estos procesos polticos -en Ecuador y resto de la regin-, tengan continuidad. La gente est mejor que antes, eso es indiscutible y, en estas condiciones, los procesos de concienciacin social son lentos y tediosos. Eso explica la estrategia desarrollada por el zapatismo en los ltimos aos, desapareciendo sin haber nunca desaparecido, para rescatar su fuerza desde las profundidades de su territorio.
Por otro lado, mientras no suceda algo catastrfico en China, situacin que no se atisba en el horizonte inmediato, sus necesidades para el desarrollo interno seguirn manteniendo precios altos de los commodities, lo cual mantendr en Amrica Latina a todo el mundo feliz y contento. Pan para hoy y hambre para maana si hablamos desde una mirada ms global pensamos en la sostenibilidad planetaria.

Respecto al voto de la poblacin ecuatoriana el pasado 17 de febrero solo puedo decirte aquello que ya dijo Sartre hace ms de treinta aos: el ser humano nace libre, responsable y sin excusas. La gente vot lo que consider mejor para su devenir personal y familiar. Eso no exime a los movimientos contestatarios de su legitimidad para plantear sus alternativas o tener una visin poltica distinta al nuevo pensamiento nico regional. Tu eres miembro del movimiento conocido internacionalmente como Indignados, que te voy a decir que no sepas al respecto, pero a pesar de ello somos optimistas, porque el pesimismo es algo que fue permisible para personas sensatas en momentos menos difciles que este.


http://bolgaia.blogspot.com.es




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter