Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-02-2013

Polticos depredadores

Fernando G. Jan
Rebelin


No resulta fcil sealar a unos polticos como ms culpables que otros, pero conforme van apareciendo noticias resulta ms claro que debemos situar en el mbito poltico a los responsables ltimos del desastre, con las colaboraciones intencionadas de quien se quiera, pero son ellos los que, bajo el amparo de sus inmunidades, legales o de facto por connivencia de las administraciones pblicas sobre las que ejercen todo el poder, o las instituciones intermedias, con formas jurdicas que se aprovechan de las debilidades de lo que no es del todo pblico ni del todo privado, pero que son obedientes y terminan por hacer de depredadores de la produccin dentro de un territorio poltico-administrativo.

El problema de los depredadores es el ecosistema en el que intervienen y el crecimiento de la poblacin depredadora y su voracidad. No se puede negar que la democracia y el haberse sumado al proyecto europeo, han significado un aumento de la riqueza en Espaa, pero tambin ha generado una ampliacin de las instituciones y de los actores influyentes por la va de la promulgacin de leyes y normativa, que ha comportado que los beneficiarios al margen de la produccin directa de riqueza, hayan sacado un buen trozo del pastel, por lo que lo que ha quedado para repartir en la sociedad ha disminuido considerablemente.

Y en estas que ha llegado la crisis de 2007 (en EEUU y Europa en 2008) y ha mostrado que todo el entramado del poder pblico-privado, con los grandes bancos en la base del desarrollo de no slo la burbuja inmobiliaria sino de la burbuja financiera permitida y animada desde los bancos centrales (Reserva Federal y Banco Central Europeo), ha dado ganancias exageradas a ms no poder a aquellos que predicando el mercado libre se benefician de la autoridad poltica discrecional y de las informaciones privilegiadas, todo ello en medio de un entramado legal que protege a los culpables.

La corrupcin ha sido institucionalizada desde el poder poltico, nos muestren declaraciones de renta o lo que quieran. La proteccin jurdica del inocente (presunto) la usan para impedir que se pueda denunciar si no hay pruebas tan evidentes que comprometen al denunciante e incluso pueden acabar con su vida o con lo poco que puedan tener, o han de hacerlo desde instancias que "controlan" cuando parar la acusacin, pero eso no quita que siendo cada vez ms los depredadores y disminuyendo ahora la riqueza del ecosistema, la gente, la pobre buena gente, se pregunte por qu narices tiene que pagar eurodiputados a sueldo de oro, o polticos que se enriquecen, ellos, sus familiares o sus amigos.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter