Portada :: Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-02-2013

Interrogantes sobre una devaluacin

Santiago Mayor
marcha.org.ar


El pasado 8 de febrero el gobierno venezolano anunci una devaluacin de su moneda, el bolvar. Varias son las preguntas que surgen cuando este tipo de medidas son llevadas a cabo bajo un gobierno que se plantea construir otro tipo de economa y sociedad.

El viernes 8 de febrero el gobierno de la Repblica Bolivariana de Venezuela anunci, entre otras medidas econmicas, una devaluacin que pas de 4.30 a 6.30 bolvares por dlar. Es decir un aumento del 46,5% del precio de la moneda estadounidense.

Varias son las preguntas que surgen ante una medida de este estilo llevada a cabo en un pas que se plantea una transicin al socialismo. Sobre todo si se tiene en cuenta que, en general, una depreciacin de la moneda trae aparejadas consecuencias negativas sobre el bolsillo de los sectores populares. Este artculo intenta desandar el camino de las causas y las posibles consecuencias de esta medida.

Cmo se lleg a esta devaluacin?

Desde el ao 2003 el gobierno venezolano, a travs de Comisin de Administracin de Divisas (CADIVI), regula el sistema cambiario habilitando la compra y venta de dlares. Este organismo vende dlares al precio oficial acorde a determinados criterios establecidos previamente. Por ejemplo, si una empresa importadora presenta la factura correspondiente a su compra en el extranjero, CADIVI le habilita la compra de esa cantidad de dlares para efectuar la transaccin.

Este sistema, que se corresponde con un Estado que interviene en la economa y busca regular la anarqua del mercado, dej sin embargo abiertas varias grietas. La falta de controles estatales ms estrictos permiti que varias empresas, principalmente grandes transnacionales, sobrefacturaran hacindose as con la compra de una mayor cantidad de dlares a precio oficial que luego revendan en el mercado informal. Esta especulacin, sumada a otros factores, catapult el dlar paralelo que lleg a cuadruplicar el precio del oficial.

Por qu devaluar? Y qu onda la inflacin?

La especulacin y presin de los grandes agentes del capital financiero, acompaado de una fuerte campaa meditica, ha sido una forma de atacar a la Revolucin Bolivariana por medios menos visibles que el golpe de Estado (2002) o el paro petrolero (2003). Est claro que esta presin es posible porque el Estado venezolano, en transicin al socialismo, aun no ha logrado romper con varias ataduras que lo siguen condicionando a las leyes de la economa de mercado.

La economa de Venezuela, en lneas generales, no ha logrado revertir la matriz productiva rentista, dependiente del petrleo, que exista previamente al gobierno de Hugo Chvez. Esto, en relacin a la devaluacin, tiene ventajas y desventajas que analizaremos ms adelante. Pero no deja de ser un dato a tener en cuenta el carcter dependiente y perifrico de la economa venezolana.

Ahora bien, un anlisis de la historia reciente de Venezuela da cuenta que el proyecto poltico de la Revolucin Bolivariana apunta a romper con esa matriz productiva. Se han logrado avances al respecto, sobre todo en el desarrollo de industria bsica en la regin del Orinoco (Ferrominera del Orinoco, Sidor, Alcasa, Venalum, Proforca) y en algunas industrias livianas que apuntan al mercado interno, principalmente en la produccin de alimentos. Pero esto no ha sido suficiente y, evidentemente, no es algo tan sencillo a pesar de que la voluntad poltica existe.

A esto hay que sumar que el anclaje cambiario (mantener el mismo tipo de cambio por tiempo indeterminado), es mucho ms viable en economas que tienen una inflacin de cero o muy cerca de cero, y que simultneamente elevan sus niveles de productividad por encima de sta.

En Venezuela la inflacin sigue siendo un problema estructural aun no resuelto. Con la sobrevaluacin del bolvar en los aos anteriores se logr en parte abaratar las importaciones y mantener la inflacin relativamente controlada (en 2012 hubo una inflacin menor a 2011). Sin embargo, esto le quit competitividad a los productos venezolanos manteniendo la dependencia de las exportaciones de petrleo. En definitiva, es un crculo vicioso que no se ha logrado romper.

Retomando, estos ataques financieros, que se enmarcan en las debilidades propias del proceso bolivariano junto a la ofensiva de los sectores que se le oponen, han obligado a realizar varias devaluaciones en 2003, 2004, 2005 y 2010. La ltima devaluacin previa a la de este ao, la de 2010, fue mucho ms fuerte y en una situacin econmica ms compleja. En ese entonces el bolvar se devalu un 100% en el medio de una recesin provocada por la crisis financiera internacional y una cada del precio del petrleo.

Las devaluaciones son siempre iguales?

A partir de esta modificacin del tipo de cambio se va a producir una redistribucin del ingreso. La medida supone una transferencia de recursos a favor del sector estatal que prcticamente monopoliza el ingreso en divisas (95% del total), en desmedro del sector que compra dlares. Igualmente desencadenar una transferencia de parte del ingreso de los sectores que viven de un sueldo o ingreso fijo en bolvares hacia los sectores empresariales que manipulan la fijacin de los precios.

Ahora bien, a partir de estos datos, hay que tener en cuenta que la misma medida econmica, poltica o social no impacta de la misma forma en todos los pases del mundo. A menos que hagamos un anlisis ahistrico, las realidades nacionales particulares implican correlaciones de fuerza sociales diferentes que repercuten de distinta forma.

En ese sentido, no podemos suponer (como ha sostenido la derecha venezolana y mundial) que esta devaluacin se trate de un paquetazo rojo o un ajuste en el estilo tradicional. Si bien la devaluacin manifiesta una necesidad de acomodar las cuentas fiscales, nada parece indicar que esto vaya acompaado de una reduccin del gasto pblico y sobre todo el destinado a los sectores populares. Sin ir ms lejos, ante la devaluacin de 2010, el gobierno venezolano increment el gasto pblico y sigui fortaleciendo las misiones sociales (Barrio Adentro, Robinson, Gran Misin Vivienda Venezuela, etc.). Para poner un ejemplo concreto, desde la ltima devaluacin (2010) a la fecha la inflacin acumulada fue del 101,22% y el salario mnimo, en el mismo perodo, aument en un 113,48%.

A dnde va la plata cuando se devala?

Como explicamos ms arriba, la devaluacin implica una transferencia de ingresos hacia los sectores exportadores -quines adquieren divisas- en detrimento de aquellos que compran dlares (principalmente los importadores). A su vez supone tambin una redistribucin negativa que va de aquellos sectores que reciben un ingreso fijo en bolvares hacia los empresarios con capacidad de manipular los precios.

Sin embargo, es necesario hacer un anlisis concreto de la realidad especfica de cada Estado, partiendo de la base que el impacto de esta medida en Venezuela no implica necesariamente lo mismo que en, por ejemplo, Argentina. En el pas austral los principales exportadores son los terratenientes, pooles de siembra e intermediarios que venden principalmente soja, al mismo tiempo que las empresas transnacionales que explotan recursos naturales como el oro o el petrleo. En Venezuela en cambio, de las exportaciones totales, el 95% las produce Petrleos de Venezuela (PDVSA) una empresa estatal.

Por otra parte, es cierto que la inflacin crecer (aun en los productos que no dependen de las importaciones) afectando el bolsillo de los sectores populares. Sin embargo, hay que tener en cuenta las correlaciones de fuerza sociales especficas de la sociedad venezolana donde adems existe un gobierno que responde a los intereses populares, cuestin que se demostr ampliamente con los resultados de las ltimas elecciones y la gran participacin popular en la vida poltica del pas.

Qu pasa con las deudas?

Una de las preguntas posibles respecto de esta devaluacin podra ser en cuanto afecta a la deuda pblica del Estado venezolano. La respuesta dista de visiones catastrficas sobre la influencia de los organismos de crdito internacional en la economa de ese pas: la deuda externa, con intereses incluidos, representa apenas el 5% del Producto Bruto Interno. Por otra parte, la deuda interna nominada en bolvares, ahora ser ms fcil de pagar ya que es el Estado quin recibe la mayor cantidad de divisas gracias a la renta petrolera.

A su vez, como plante Norberto Bacher las posiciones en reservas del Banco Central de Venezuela son slidas y suficientes para enfrentar la actividad corriente y prevenir ataques especulativos.

La devaluacin ms all de lo econmico?

Pero uno de los principales problemas de la devaluacin, ms all de las consecuencias econmicas planteadas, es la victoria que supone sobre la conciencia de los venezolanos y venezolanas.

La idea de que el mercado termina primando ms all de los intereses de los sectores populares habilita a que la oposicin de derecha refuerce su discurso contra el modelo econmico socialista. No importa que regulacin del Estado se imponga, no puede contra los poderes econmicos.

A su vez, este discurso, reafirma que la nica economa estable posible es la economa de mercado. Falso. La inestabilidad de la economa venezolana se debe justamente a los resabios de economa capitalista que an persisten. Basta con mirar la situacin en Europa y sus respuestas a la crisis.

Qu hizo y puede hacer la Revolucin Bolivariana ante esta situacin?

Los 14 aos de gobierno de Hugo Chvez han dado sobradas muestras de que, a pesar de los ataques del imperialismo estadounidense, el capital financiero y la derecha venezolana, se ha avanzado en victorias fundamentales para los sectores populares.

La pobreza en 1998 (cuando Chvez gan las elecciones por primera vez) alcanzaba al 50,4% de la poblacin y a fines de 2011, el 31,9%; en el mismo lapso, la pobreza extrema baj del 23% al 8%. Tambin han mejorado los indicadores de salud y educacin: Venezuela logr en estos aos ser el segundo pas libre de analfabetismo en Amrica Latina despus de Cuba.

Por otra parte, y ms all de estos indicadores generales, en lo que afecta directamente al bolsillo del ciudadano de a pie, existen programas concretos que contrarrestan los efectos de la inflacin. Por ejemplo, a travs de la red de Mercados de Alimentos C.A. (Mercal) y la Productora Venezolana de Alimentos (Pdval), el Estado garantiza el acceso a la totalidad de los productos de la canasta bsica a precios subsidiados. En la actualidad, solo Pdval, suministra el 61% del consumo nacional de productos de la canasta bsica llegando a 17 millones de personas.

A esto se suma el suministro de alimentos a los nios de educacin primaria, a travs del Programa de Alimentacin Escolar (PAE) y la promocin de la red de farmacias socialistas Farmapatria.

Por ltimo, pero no menos importante, hay que tener en cuenta las iniciativas que se han desarrollado a favor de los trabajadores. Cuando la propia derecha venezolana se rasga las vestiduras planteando cmo la devaluacin es un ataque directo del gobierno hacia los trabajadores, vale recordar que a lo largo de los aos, el salario ha aumentado por encima de la inflacin permitiendo un crecimiento del salario real. Adems, en Venezuela el porcentaje de personas que percibe el sueldo mnimo disminuy del 65% en 1998 al 21% en la actualidad.

Pero el hecho ms relevante sobre las polticas hacia los trabajadores, ha sido la Ley Orgnica de Trabajo sancionada en mayo de 2012. La misma extendi el permiso prenatal a 6 semanas y el postnatal a 20 semanas (en total, seis meses y medio) para todas las mujeres, trabajen en el sector formal o informal, e incluye tambin los casos de adopcin; la inamovilidad laboral para las madres y los padres de un nio recin nacido se increment de uno a dos aos; elimin la figura de la tercerizacin laboral; redujo la jornada laboral de 44 a 40 horas semanales, estableciendo la obligacin y el derecho de los trabajadores de dos das continuos de descanso; incluy la vuelta a la retroactividad de las prestaciones sociales, para que stas sean calculadas en base al ltimo sueldo, aspecto que haba sido suprimido en 1997 y retorn el pago de la doble liquidacin en casos de despidos injustificados.

Estos datos dan cuenta de la especificidad de la realidad venezolana a la hora de enfrentar los efectos de la devaluacin. Si bien no se pueden negar los aspectos negativos, no deja de ser una medida excepcional en un contexto general de ofensiva del proyecto socialista que se consolid luego de las victorias electorales de octubre y diciembre del ao pasado.

www.marcha.org.arg

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter