Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-02-2013

Espaa
Golpes contundentes

Pedro Montes
Socialismo 21


Ha sido la propia Comisin europea la que ha propinado ese golpe duro a Rajoy, cuando apenas dos das despus de su triunfante debate sobre el estado de la nacin ha desmantelado las previsiones gubernamentales: en 2013 la recesin ser ms profunda, el paro seguir aumentado, ser mayor el dficit pblico y, en general, ms sombras perspectivas despus de ms de cinco aos ya de crisis.

Apenas unas horas despus de acabar el debate del estado de la nacin, del que es justo reconocer que Rajoy escap vivo, la sombra de Brcenas ha reaparecido de nuevo, posiblemente amenazando de muerte poltica al Presidente del gobierno y la reata de socios implicados en lo que simplificadamente hemos de entender como la financiacin ilegal del PP y los dichosos sobres. Como smbolo del verdadero estado de la nacin el caso Brcenas no tiene parangn.

En ese debate era lgico escuchar con atencin el discurso del Coordinador general de IU, Cayo Lara. Sumergido y desacreditado el PSOE, era a Cayo Lara a quien corresponda hacer la verdadera intervencin de la oposicin de la izquierda. Y cumpli sobradamente con las expectativas, un discurso coherente -la Espaa oficial y la Espaa real -, de denuncia firme ante la desolacin econmica y drama social que vive el pas, y bsqueda poltica acertada del cuerpo de Rajoy, en unos momentos en los que est malherido y anda sin legitimidad alguna. Haba que empitonarlo y dejarlo listo para que la ciudadana en las calles acabase con l, y con un gobierno traicionero, cruel, escondido en una mayora parlamentaria sin legitimidad, sobre todo si se demuestran los fraudes que han podido cometer con la financiacin ilegal del partido.

Lara se esmer en demostrar que cabe otra poltica para salir de la crisis que no suponga ms ajustes y recortes, proseguir con la austeridad y causar tanto dao y sacrificios. Cree encontrar en la reforma fiscal y la persecucin coherente del fraude fiscal, muy importante sin duda pero no fcilmente compatible, la fuente de ingresos necesarios para neutralizar la compulsin por reducir el dficit pblico por la va de disminuir los gastos pblicos, que, por supuesto, tambin, permiten una redistribucin que impida cargar en las partidas de los servicios y prestaciones sociales imprescindibles los recortes que se llevan a cabo. Parecera pues que IU representa una alternativa por la izquierda firme, digna, coherente y sensata. El discurso en la tribuna del parlamento del Coordinador haba sido aprovechado y, desdibujado el PSOE con el fcil t ms, cabe hablar hasta de xito.

No obstante, hay un punto dbil en la posicin de IU que Rajoy aprovecha una y otra vez para mostrarle que la supuesta coherencia falla en el fondo. En tromba salt Rajoy a la tribuna y le vino a decir esto al dirigente de izquierda unida: usted quiere una poltica econmica ms activa y una poltica social ms redistributiva y potente, pero este pas est en quiebra y no dispone de los fondos necesarios ms que si Europa nos los proporciona, y para ello nos exige recortes y austeridad. Quien postule otra poltica no puede reclamarla con autoridad si al mismo tiempo no plantea romper con la zona euro o la Unin Europea.

Sin duda, la reaccin de Rajoy es un golpe contundente a la poltica de IU, que tendr que aclarar internamente y dilucidar algo tan sencillo de formular y tan complejo de manejar polticamente: euro si o euro no. Para ello tiene previsto celebrar una conferencia sobre el tema de Europa a lo largo del semestre, imprescindible, pues el destino del pas depende de la solucin que se d a la crisis del euro, y arriesgada, por el peligro de que no se adopte la alternativa correcta y se deje nuestro futuro al albur de los mercados y las imposiciones de la llamada troika.

La contundencia de los hechos tambin ha atrapado a Rajoy. Pint una realidad econmica muy sombra para no dejarse aprisionar por los datos negativos que habr de soportar a lo largo de este ao por lo menos, y al mismo tiempo abri unas rendijas a la esperanza, ilusas y sin justificacin, con la intencin de hacernos creer que su poltica por dura y cruda que sea acabar por promover la recuperacin econmica y la creacin de empleo, segn una coletilla que repiten sin pudor y montonamente todos los portavoces del PP.

Aprovech Rajoy la aparente correccin del dficit exterior, sin mencionar las condiciones dramticas en que esto se ha logrado, con los 6 millones de parados como botn de muestra. Y pas por alto que la desaparicin del dficit no reduce ni un pice la enorme deuda exterior acumulada desde la creacin del euro. La economa espaola soporta unos pasivos exteriores, pblicos y privados, que se eleva a 2,3 billones de euros, que son la causa fundamental de la paralizacin del pas y los problemas que atenazan el futuro.

Del mismo modo, quiso sacar provecho a supuesta mejora del dficit pblico (ya veremos si esa mejora es real o inventada), pero dejo tambin sin aclarar que un dficit pblico en torno al 7% del PIB representa un desequilibrio muy agudo y sobre todo, de nuevo, que la reduccin del dficit no implica mejora alguna en la deuda acumulada por el sector pblico. Los graves problemas de la deuda exterior y pblica siguen pesando sobre la economa de un modo abrumador y por ello no cabe pronosticar mejoras ni salidas prximas de la crisis.

Ha sido la propia Comisin europea la que ha propinado ese golpe duro a Rajoy, cuando apenas dos das despus de su triunfante debate sobre el estado de la nacin ha desmantelado las previsiones gubernamentales: en 2013 la recesin ser ms profunda, el paro seguir aumentado, ser mayor el dficit pblico y, en general, ms sombras perspectivas despus de ms de cinco aos ya de crisis.

 

http://socialismo21.net/golpes-contundentes/




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter