Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Revoluciones en el mundo rabe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-02-2013

Egipto
Cuando el papel se tie de revolucin

En lucha

En lucha ha hablado con varias personas de Socialistas Revolucionarios/as (SR), organizacin revolucionaria egipcia, y de cmo su peridico ha ayudado a construir las movilizaciones. [TAMB EN CATAL]


Hace poco ms de dos aos las masivas protestas y huelgas que recorran Egipto forzaban la salida del odiado dictador Hosni Mubarak. Desde entonces, las personas que forman Socialistas Revolucionarios/as (SR) y su peridico, el Al-Ishtaraki El Socialista, se han convertido en una imagen habitual en las protestas y piquetes que recorren el pas. Su cabecera roja y blanca es una seal pblica de la creciente confianza de la izquierda revolucionaria en Egipto.

Mohamed Hosny, un miembro de su redaccin, se sorprendi cuando los nuevos lectores empezaron a buscar el peridico en las manifestaciones: una vez haba un hombre que vino hacia nosotros y nos dijo: os he estado buscando. Pens que quera devolvernos el peridico o algo parecido, pero fue todo lo contrario, nos pidi siete copias ms!. Segn Hosny esta persona era de lo ms normal, y el precio que pag por el peridico es el precio de cuatro barras de pan, pero estaba tan convencida por los argumentos que salan en el peridico que volvi para comprar ms para sus compaeros.

Antes de la revolucin las cosas eran muy diferentes: Nos podran haber arrestado en cualquier momento afirma Mohammed, y relata: De repente un silencio recorra las calles, seguido muchas veces de una ola de arrestos. El peridico, mensual, difcilmente llegaba ms all del pblico ms comprometido, de las personas ms activas. Estbamos acostumbrados a imprimir unas 1.000 copias, pero slo se vendan unos pocos cientos, explica Ashraf Omar, haba pocas actividades, y tenamos pocas oportunidades de vender el peridico abiertamente en las calles.

Revuelta

Sin embargo, millones de personas salieron a las calles durante la revuelta contra Mubarak en enero de 2011. En aquel momento, hubo intensos debates en la organizacin sobre el papel que deba tener el peridico. Las discusiones sobre para qu nos serva el peridico durante las manifestaciones en la calle fueron fuertes explica Mohammed, entre otras cosas el nivel periodstico era muy bajo, muy poco profesional.

Pero de repente, a pesar de eso, el peridico se empez a distribuir y leer de forma masiva. Combinbamos artculos breves con titulares muy directos, explica Mohammed. Muchas personas en esos momentos se negaban a comprarlo porque el peridico agitaba contra los militares, pero despus, mucha gente nos felicitaba porque estuvimos contra los militares desde el primer da.

El peridico ayud a que las personas que formaban parte de SR tuvieran una presencia visible y organizada en la Plaza Tahrir en el Cairo. Segn Mohammed, la gente vena hacia donde estbamos para conseguir ejemplares para distribuir. Al principio muchos de los compaeros y compaeras no queran venderlo y trataban de escabullirse, afirma el activista egipcio, pero despus de unos das comprobaban que mucha gente vena a preguntarte qu era ese peridico y por qu lo vendamos, y se animaron mucho.

Algo que diferenciaba a El Socialista de otro tipo de publicaciones era que se venda y no se regalaba. El consejo militar que gobierna Egipto se haba encargado de extender el rumor de que agentes extranjeros estaban financiando la revolucin de forma encubierta. As, cuando la gente preguntaba por qu vendamos el peridico podamos responder tranquilamente: porque no tenemos ningn tipo de subvencin. Era como una palabra mgica, afirma Mohammed.

El respeto que se haba ganado el peridico entre las personas activistas revolucionarias se puso a prueba en diciembre de 2011. Los tribunales abrieron una investigacin contra SR, acusndoles de conspirar para derrocar al gobierno. Mohammed recuerda el miedo y la alegra de las personas de SR cuando se encontraban en la plaza Tahrir para vender el peridico. Fue una especie de desafo, dice, y podramos haber pagado un alto precio. Ponamos la mesa en la plaza y empezbamos a gritar: S, queremos derrocar al estado!. Y a pesar de las acusaciones en su contra, decenas de personas se acercaban para comprar el peridico.

El Socialista tiene una tirada pequea si se compara con el nmero de personas que participaron en las batallas de la Revolucin Egipcia. La tirada habitual es de entre 1.000 y 3.000 ejemplares. Pero el nmero de lectores del peridico es una pequea parte de las decenas de miles de personas que lo siguen en las redes sociales. Por ejemplo, el twitter oficial de SR tiene ms de 75.000 personas que lo siguen.

Los modestos xitos de esta organizacin pueden parecer pequeos en comparacin con las enormes tareas a las que se enfrenta la revolucin en Egipto, pero a pesar de ello, el peridico ha jugado un papel fundamental en ganar adhesiones a las ideas socialistas revolucionarias en una nueva generacin de activistas.

Hemos creado una red de distribucin ms all de las grandes protestas

El impacto del peridico ha cambiado con los giros de la revolucin. En la primavera de 2012 la revolucin entr en una nueva fase y las manifestaciones empezaron a decrecer. Al principio dependamos de las grandes protestas para vender el peridico, explica Ashraf. A medida que estas fueron disminuyendo sabamos que necesitbamos construir redes de distribucin del peridico en las universidades, en los centros de trabajo y en las ciudades ms pequeas.

En algunos casos el primer contacto con las nuevas capas de activistas se haca a travs de la venta del peridico. En otras ocasiones las personas que formaban parte de SR eran muy bien recibidas cuando llegaban con los peridicos, ya que muchas personas jvenes conocan ya la publicacin y estaban ansiosas por tener un nmero en sus manos. Mohammed cree que este contacto cara a cara es esencial para transformar a las personas que siguen pasivamente la publicacin por internet en socialistas revolucionarias activas, ya que hay una interaccin directa y tangible con el lector. Para Mohammed vender el peridico te permite tener un contacto fsico con la gente y transformar la pasividad en actividad.

Para octubre, el peridico llegaba a nuevas reas y la distribucin del peridico ya no dependa de las grandes manifestaciones. Distribuimos 1.000 copias del nmero 101, y del siguiente nmero hicimos 2.000 copias y vendimos entre el 90 y el 95%, afirma Asharaf. El contenido del peridico tambin ha evolucionado para enfrentarse a los retos de la revolucin: No es suficiente con informar sobre las huelgas, sino que tambin debemos analizar y debatir cules son los prximos pasos a dar.

Ashraf da mucha importancia a tener un buen balance de diferentes temas en el peridico. Lo primero es teora, afirma, no puedes tener un peridico sin teora. Lo segundo es el anlisis, lo tercero tener experiencias a nivel histrico para aprender del pasado, y lo cuarto usar el peridico para agitar. A pesar de eso, los artculos agitativos no deben solo referirse a cuestiones generales como Huelga!, Luchemos, etc., sino que deben hablar de temas y tcticas concretas.

Fuente: http://www.enlucha.org/site/?q=node/18243

Artculo publicado en el Peridico En lucha / Diari En lluita,





Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter