Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-03-2013

La confusin como estratagema

Jaime Richart
Rebelin


Este gobierno se sirve de la confusin sistemtica e insultante como estratagema para defenderse ante la opinin pblica de sus corruptelas. Solo por el impresentable modo de dar explicaciones en comparecencias no pedidas o de responder a los periodistas, los portavoces del gobierno, sus ministros y el presidente muestran una incompetencia que nos obliga a sacudirnos los odos.

Y si la confusin sembrada responde a una estrategia sugerida por picapleitos, peor. Porque la confusin dura poco, y a ella pronto sigue ms desconfianza que se suma a sa que el ciudadano siente hacia bancos e instituciones; sa a la que a su vez se suman polticas nefastas para la clase trabajadora, que permiten desahucios inhumanos en contraste con la dolce vita de las clases dominantes.

En todo caso, las contradicciones, omisiones e increble ignorancia de la ley al referirse a la relacin laboral, negada en un principio, con el ya famoso ex tesorero evidencian la tendencia de la gente de esta faccin a hacer el ms espantoso ridculo...

Indocumentados y absurdos, recuerdan a toda hora a los Marx Brother's, dejando constancia de su incapacidad jurdica y poltica para gobernar este pas.

La ciudadana empieza a tener la fuerte sensacin de navegar en un barco a la deriva en un ocano de corrupcin, de saqueo, de querellas, de desplantes y de tomaduras de pelo. El expolio del dinero pblico en proporciones de macroeconoma por parte del poder poltico, empresarial y real a lo largo de al menos una dcada, cierra el crculo de una situacin insostenible que evoca el desmoronamiento de los imperios. En el caso del romano, las arcas pblicas vacas por una corrupcin generalizada que hizo imposible pagar a los mercenarios (como pronto aqu a los pensionistas) y proseguir ms guerras, desembocaron en la subasta del cetro imperial. Aqu se perfila algo parecido...

Porque si, adems de tener que soportar los recortes, los desahucios y el desempleo crnico, la ciudadana ha de consentirles que insulten a su inteligencia como si fueran sbditos, la ciudadana ha de llegar a la conclusin de que esta mala imitacin de democracia est de ms. Pero los polticos que han venido mangoneando durante los 37 aos de esta farsa no van a renunciar al poder ni van a convocar elecciones as como as... Va a ser preciso arrebatrselo, como ellos y los banqueros han hecho con el dinero de todos. En suma, urge la aparicin en este pas de un Beppe Grillo, el cmico que ha salido como tercera fuerza poltica en las elecciones de Italia...

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter