Portada :: Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-03-2013

Topologa de un estado extractivista y pro-colonial

Arturo D. Villanueva Imaa
Rebelin


El 17 de febrero de 2013, el Vicepresidente del Estado Plurinacional public un artculo en el peridico La Razn de La Paz, titulado Topologa del Estado, cuya gravitacin e importancia est relacionada con el modelo de desarrollo que se est impulsado en Bolivia o lo que l mismo define como la manera en que la geografa es articulada a la vida econmica y poltica de un pas.

El asunto no es menor tomando en cuenta la ausencia de un Programa Poltico que permita operativizar la tesis poltica aprobada en el ltimo congreso nacional del MAS y que plantea la construccin del socialismo comunitario para Vivir Bien.

Tomando en cuenta que el Presidente Evo Morales plante la Agenda Patritica de 13 puntos que se espera cumplir hasta el ao 2025, cuando se conmemore el segundo centenario de la independencia nacional; el artculo del Vicepresidente Alvaro Garca Linera puede ser entendido como un documento complementario que expresa y contiene el enfoque y modelo de desarrollo que se encuentra ausente en la Agenda Patritica, que tiene como base a los Objetivos del Milenio y responden a una agenda internacional de desarrollo capitalista y neoliberal, acordada en el marco de las Naciones Unidas a finales del siglo pasado.

Al respecto, 3 son los temas centrales que destacan en el documento sobre la Topologa del Estado del Vicepresidente: el modelo de desarrollo que entraa dicha topologa, el concepto de soberana (nacional) utilizado y el carcter extractivista y pro-colonial que deviene del enfoque y el modelo que Alvaro Garca Linera busca destacar como un esfuerzo encomiable del Estado Plurinacional, luego de 500 aos.

El modelo de desarrollo

Luego de una revisin resumida, pero lcida, de las caractersticas topolgicas de las civilizaciones andinas y amaznicas precoloniales que permitieron construir una territorialidad caracterizada por la ocupacin homognea de la geografa, para irradiar, universalizar y expandir mtodos tecnolgicos y productivos que fueron completamente distorsionados y desvirtuados por la colonizacin y los diversos regmenes republicanos que le siguieron, llama profundamente la atencin el hecho de que el Vicepresidente del Estado Plurinacional plantee como objetivo central del modelo topolgico del Estado a:

1. La integracin de la totalidad de las clases sociales y la totalidad de los pueblos y naciones indgena originario campesinas en la estructura de mando del poder poltico, del poder econmico y del poder cultural del pas.

2. La irradiacin de la conduccin del Estado hacia todos los confines de la sociedad boliviana para organizar su autogobierno unificado.

3. La territorialidad del Estado Plurinacional es homognea, () con mltiples polos de desarrollo, nodos de irradiacin de oportunidades, de conocimientos y beneficios capaces de equilibrar el bienestar de una regin con respecto a las otras regiones que componen la patria.

Es decir, dicho planteamiento anula e ignora la principal caracterstica de las civilizaciones precoloniales que ya haban logrado un sistema topolgico que ahora se plantea como objetivo y que consisti en irradiar y expandir mtodos tecnolgicos y productivos que actualmente equivaldran a promover la transformacin econmica y productiva, el impulso y desarrollo de sistemas productivos asociativos y comunitarios, as como la construccin de una economa orientada al socialismo comunitario para Vivir Bien.

A cambio de ello, el planteamiento se limita a destacar la irradiacin de la conduccin del Estado a todos los confines de la sociedad para organizar un gobierno unificado y, por otra parte, se conforma con establecer mltiples polos de desarrollo, nodos de irradiacin de oportunidades () para equilibrar el bienestar de las regiones, lo cual, indudablemente, responde a una visin desarrollista de corte redistributivo, acorde a objetivos de reduccin de la pobreza y de las brechas de desigualdad, pero de ninguna manera son consubstanciales con el mandato de atacar y resolver las causas estructurales que originan la desigualdad, la pobreza y la explotacin capitalistas.

El concepto de soberana 

Junto a lo anteriormente analizado y no menos importante de cara a establecer pautas sobre el modelo de desarrollo que se busca establecer y consolidar, tambin encontramos el siguiente texto que hace referencia al concepto de soberana: esta manera del uso econmico del concepto de topologa hace referencia () al modo histrico concreto en que la geografa de un pas es recibida, es asumida por la organizacin material del Estado para verificar su soberana.

Segn este criterio, la soberana nacional reside en la forma cmo el Estado recibe y asume su geografa, para dar lugar a la verificacin de su soberana, luego de haber transitado diversos modos de vida social, poltica y econmica. Es decir, no implica una decisin autodeterminativa como corresponde a todo acto soberano, y ms bien es entendida como un acto pasivo de recepcin, tal como se plantea en la topologa del Estado descrita por el Vicepresidente.

En la prctica y al margen de omitir la esencia autoderminativa de la soberana, este modo de concebirla est orientada a justificar y ensalzar un modelo extractivo desarrollista como mostraremos ms adelante. Es ms, olvida mencionar (intencionalmente?) que la decisin principal de todo acto soberano de un pas dependiente y sometido por el neocolonialismo, es el de emprender las tareas de liberacin nacional, la descolonizacin y lucha contra el imperialismo (que adems es lo que corresponde al ideario y la tesis poltica del partido de gobierno y el mandato popular). Es decir, que el concepto de soberana sirve para justificar y asumir el modelo extractivista que Alvaro Garca Linera se encarga de ensalzar como la topologa del Estado, pero no para encarar la construccin del socialismo comunitario para Vivir Bien y la descolonizacin, que constituyen el mandato poltico, popular y constitucional del gobierno.

Desde esa perspectiva, es claro que dicho concepto de soberana no solo anula el atributo de autodeterminacin de todo acto de soberana nacional, sino que omite mencionar las tareas y objetivos fundamentales de una decisin soberana en pases dependientes y sometidos al neocolonialismo, como ocurre con nuestro pas.

La territorialidad policntrica extractivista y pro-colonial 

En lo que corresponde a la territorialidad policntrica compuesta por 7 vrtices en la que cada uno () juega el papel de ncleo irradiante y equilibrante de las fuerzas productivas de la economa y el bienestar social, es muy importante destacar que todos y cada uno de los mismos est basado y funciona sobre la base del carcter extractivista del recurso natural disponible en su regin (sea sta de hidrocarburos, hierro, litio o bosques), est eventualmente asociado a la produccin agroindustrial y/o tenga un componente de industrializacin.

Como se puede apreciar de la lectura del documento publicado por el Vicepresidente, adems del carcter extractivista de materias primas disponibles en el territorio nacional que a su turno implican emprendimientos e iniciativas de gran enverdadura que requieren la inyeccin (y dependencia) de grandes inversiones de capital, as como la atraccin y establecimiento de empresas transnacionales que explotarn dichos recursos naturales; no existe ni siquiera una mencin simblica para el establecimiento de emprendimientos productivos asociativos y comunitarios que deberan ser la base para la transformacin de la economa y la produccin nacional, o el impulso al establecimiento y desarrollo de la economa social comunitaria, que efectivamente estaran en consonancia con las tareas de transformacin y cambio democrtico cultural.

Al margen del ensalzamiento irradiante y equilibrante que supuestamente impulsarn dichos vrtices econmicos del heptgono de la topologa, no parecen importar las implicaciones de dependencia y neocolonialismo que supone (ms all de la nacionalizacin de los recursos naturales), continuar supeditados al capital transnacional y la tecnologa, sobre todo cuando adicionalmente se decide contratar la instalacin de industrias llave en mano, lo que supone poner en marcha complejos tecnolgicos absolutamente desconocidos en el pas, consolidar la completa dependencia del conocimiento y la tecnologa internacionales a las que no se tendr acceso porque se trata de paquetes cerrados y, lo que es peor, someter al pas a una condicin de ignorancia tecnolgica e incapacidad para desarrollar sistemas acordes a las necesidades, la envergadura y el modelo econmico y productivo que debera impulsarse.

Para concluir este sucinto anlisis, sea oportuno mencionar que al estar ausente (o haberse relegado) en la Topologa del Estado y la propia Agenda Patritica para el 2025 (que puede ser entendida como el Programa Poltico del proceso de cambio y transformacin), aquellas tareas de liberacin nacional, la descolonizacin, la lucha contra el imperialismo y la construccin de una economa social comunitaria (que deberan plantearse indisolublemente ligadas a la rearticulacin del sujeto social revolucionario en base al Pacto de Unidad actualmente fracturado), deberemos estar concientes que se estn dejando de lado o se han abandonado las tareas esenciales que hacen al proceso de cambio y transformacin democrtico cultural.

Arturo D. Villanueva Imaa, Socilogo, boliviano.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter