Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-03-2013

La insurreccin cafetera

Horacio Duque Giraldo
Rebelin


Es de tales proporciones la crisis de la pequea y mediana agricultura (maiceros, algodoneros, lecheros, cacaoteros, arroceros, trigueros, paneleros, plataneros y cafeteros) ocasionada por la implementacin de los Tratados de Libre Comercio y la vigencia, por ms de quince aos, del modelo neoliberal y su credo mercantil, que produjo la insurreccin protagonizada por los campesinos caficultores.

El levantamiento, con bloqueo de carreteras, manifestaciones y confrontacin directas con el ESMAD policial asesino, tiene las dimensiones de una insurreccin multitudinaria contra el Estado y la institucionalidad del sector que representa la Federacin Nacional de Cafeteros y sus Comits Departamentales.

Lo que estamos presenciando en Mondomo, Pescador y Piendam, en el Cauca; en Garzn, Pitalito y Gigante, en el Huila; en Chinchina, Supia y Riosucio, en Caldas; en Bolombolo, Antioquia; en Ibague y Cajamarca, en el Tolima; en Calarc y Armenia, en el Quindo; en Nario; en Santander; en el Magdalena; y en el Cesar, es una rebelin generalizada contra el estado de cosas existente y contra el rgimen oligarquico y proimperialista que impera en el Estado nacional.
Esta explosiva y potente movilizacin tiene las caractersticas de la insurreccin de los Comuneros y artesanos del Socorro en 1789; se parece a las recientes manifestaciones de los indgenas en el Cauca que dieron pie al desalojo de los militares en Toribio; a la prolongada y heroica resistencia campesina revolucionaria, que desde 1964 lidera, con las armas en la mano, las Farc/EP, contra la dominacin feudal e imperial.

Los campesinos se cansaron de los pliegos respetuosos, de las marchas pasivas, de los desfiles que mas parecen un entierro, de las manifestaciones con conciertos musicales y obras de teatro que no conducen a nada y de los derechos de peticiones que son objeto de desprecio por los jueces.

Los campesinos se cansaron de las burlas de una burocracia repugnante y de los politiqueros clientelistas, punta de lanza de la corrupcin, compradores de votos.

Se les agot la paciencia con el Ministro de Agricultura, un reaccionario que ha parasitado por aos en la Federacin de Cafeteros ocupando todos los altos cargos, nacionales e internacionales. Ya no quieren ms a la Federacin Nacional de Cafeteros ni a Genaro Muoz, su Gerente perfumado, ni sus otros tecnocratas neoliberales, insensibles frente a la situacin de los caficultores pobres.

La insurreccin de los cafeteros se va a generalizar y es preciso que llegue hasta sus ultimas consecuencias en las demandas y pliegos puntuales, que deben incluir la Constituyente Cafetera a la que no se debe renunciar y en la que es preciso intervenir, desde su diseo, la fecha de realizacin y temas a decidir.

Grandes lecciones nos estn dando los miles de cafeteros que hemos visto dando la pelea sin tregua contra las maquinas violentas del Estado y el gobierno del seor Santos,achicharronado por su mediocridad.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter