Portada :: Argentina :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-03-2013

Y la izquierda qu?
Sudestada y el desnorte poltico

Andrs Imperioso
Rebelin


En uno de los ltimos nmeros de Sudestada (diciembre-2012), sali un dossier por los diez aos del kirchnerismo donde se interpelaba a diferentes intelectuales de izquierda sobre las "fortalezas y debilidades del modelo k" y "Por qu no pudo construirse una alternativa de izquierda?". Creo por las diferentes respuestas, de bajo y alto vuelo y de poca o mucha originalidad, el artculo puede servirnos como puntapi para una reflexin sobre la posicin de los Socialistas en esta coyuntura.

El dossier comienza con una presentacin de Sudestada, que se vuelve una toma de posicin abierta. Aunque retricamente florida, la presentacin aporta poco a vislumbrar un camino para la militancia de izquierda. Comienza en tono autocrtico, con una enumeracin de las faltas de la izquierda. Se subraya sobre todo la limitaciones subjetivas, que sern el chivo expiatorio que se sostendr a lo largo del artculo. En una larga enumeracin, para Sudestada las caractersticas clsica de la izquierda argentina han sido: la fragmentacin, el sectarismo, el caudillimo, la incapacidad para ejercer la autocrtica, la ceguera electoralista, el dogmatismo, etc.

Esta incapacidad del universo de la militancia de izquierda sera la causa del fracaso de la izquierda para posicionarse como una opcin poltica en la sociedad argentina. Para solucionar estos "vicios" de la izquierda argentina, la solucin es -inevitablemente- un vago voluntarismo que cae en referencias como "asumir discusiones vitales postergadas por la inmediatez de lo sectorial" o "esbozar y borronear nuevas herramientas de construccin". Por eso, ms adelante, contina el artculo sealando la necesidad "urgente" de la "construccin de una alternativa real" dado que, segn el autor, comienzan a "observar signos alentadores" en la coyuntura nacional. Llama la atencin, aunque responde a una lgica, que la alusin a las condiciones objetivas sean muy vagas. No hay una referencia, por ejemplo, a la economa mundial o a los cambios geopolticos de Latinoamrica, ni siquiera a la diferencia de los desarrollos regionales al interior del pas. Estos "signos alentadores", que en ningn momento detalla, siguiendo con las caractersticas clsicas del voluntarismo, se confunden entre factores subjetivos, observa el redactor que empiezan "pequeos intentos que procuran abrir el juego" dentro de la militancia de izquierda, con vagos factores objetivos, la caducidad del kirchnerismo como proyecto poltico.

Estos novedosos intentos, que suponen una elevacin de la conciencia, no responden a una relacin compleja con la coyuntura poltica. La vinculacin con las condiciones particulares es para sealar la oportunidad de la izquierda, ante la inminente bancarrota del gobierno, para pasar a la accin. As "ya no basta con la denuncia de un proyecto de gobierno", aunque sin explicar por qu condiciones (econmico, poltico, etc.). Contina el artculo con un largo prrafo descriptivo de los males del gobierno nacional: "carece de respuestas a la hora de resolver problemas crticos de los laburantes" o no "inquiet los intereses de las patronales", entre otras cosas. Luego, en el siguiente prrafo, describe en el mismo tono, los males de la (otra) derecha, a la que cataloga como "descabezada e irasible".

Ya para este momento es clara la exposicin donde existen dos bloques de derecha: una derecha vieja, "descabezada", y otra nueva, el kirchnerismo, "que se apoya en el modelo extractivo sojero". Estos dos bloques parecen ser moralmente similares, aunque el combate parece ser contra la derecha gobernante; en los anlisis -a trazo grueso- de la izquierda, el enemigo siempre es el Estado. Cayendo en la denuncia fcil, la nota no se pregunta en ningn momento qu implica para la izquierda la relacin que el kirchnerismo tiene con las masas y por qu la tiene.

Volviendo al tono voluntarista de la nota, despus de marcar los bloque de derecha, confunde -nuevamente- la necesidad (objetiva) con la aspiracin (subjetiva), al exponer que: "No alcanza (con esto, los bloques de derecha en el escenario nacional, Nota de Autor). El objetivo estratgico de la izquierda ahora es -y lo ser por un tiempo largo- la construccin de una herramienta poltica de los trabajadores". Para aportar a la ensalada retrica, el autor contina nombrando las caractersticas que le parece que debera tener esta herramienta: "perspectiva emancipatoria y socialista, races guevaristas y latinoamericanistas, anticapitalista y antipatriarcal, con clara vocacin de poder, de composicin joven, etc."

Esta melange poltica es una clara muestra del estado de la izquierda. Una predileccin por el voluntarismo y una retrica florida, pero totalmente incapaz para hacer un anlisis serio de la coyuntura que la atraviesa. A modo de sntesis podramos decir que la confusin reina y la izquierda se mantiene sin norte. Llama la atencin que, en la catarata sin hilo de caractersticas que debera tener la izquierda, no se haya advertido que, muchas de estas, son tambin revindicadas por el kirchnerismo. La caracterizacin de la puja abierta entre el modelo k y la oligarqua tradicional, como de dos bloques de derecha, es un reduccionismo que se paga caro. Esta definicin no contempla la complejidad del kirchnerismo. As, llama la atencin que se revindique una "perspectiva emancipatoria" y "latinoamericanista" y no se haga alusin al uso que hace de esto -tambin- el kirchnerismo, su supuesto enemigo.

Para no extenderme ms hago solo una pequea alusin a que no hay una sola mencin al sostenido apoyo que viene teniendo el gobierno de parte de los trabajadores. El artculo, en su jaula interpretativa del voluntarismo, presenta al campo popular como un campo virgen a la espera de alguien capaz de cosecharlo. La denuncia de los defectos, errores, omisiones, faltas, etc no est mal. Otra cosa es pretender hacer una reflexin profunda sobre la poltica y la izquierda, y no salir de la denuncia. Si la izquierda pretende construir una alternativa real de poder, ms all de si es correcto ir por fuera del kirchnerismo, tiene que necesita un anlisis honesto: pensar y asumir los tabes de su relacin con el kirchnerismo, un gobierno que no se revindica de izquierda, pero que es ampliamente apoyado por el "campo popular".

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter