Portada :: Mentiras y medios
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-03-2013

Sobre la televisin argentina. 15 aos al aire
La TVR

Fernando Buen Abad Domnguez
Rebelin


Haba una vez un circo

Es de suyo infausta tarea de ordenar los archivos televisivos que compendian los desmadres ideolgicos burgueses -especialmente los de la televisin argentina con su emrita mediocridad- y que, redondeados, ocupan un poco ms de 50 aos (algunos dicen que data de 1951 y vale recordar que no de todo se tiene registro por suerte?). Qu paradigmas ordenadores de TVR rigen la expedicin al reino de los archivos? Cules son sus brjulas? Qu determina sus hallazgos, qu visibilizan y qu invisibilizan a partir de sus mtodos y sus filosofas? Est claro que las respuestas dependen de la poca y del lugar. Es probable que el proyecto TVR est viviendo sus mejores momentos al cumplir 15 aos y es probable que tengan mucho por mejorar si afinan sus mtodos de crtica y de auto-crtica.

Desde luego que pesa lo vigente (la comidilla del diario) en el contexto poltico y cultural de esa Argentina que pasa por la tele y, especialmente, la histeria noticiosa y opinolgica que en ese pas ronda, con toda frecuencia e impunidad, la mentira, la calumnia y el linchamiento. Con el paradigma, no exclusivo, de lo diario TVR bucea en los archivos y tiene la puntera -y la no poca buena suerte- de hilvanar personajes, discursos, ancdotas y situaciones lmite que al editarlas, lado a lado, ofrecen una lectura extraordinaria, frecuentemente sorprendente, rica y necesaria para afianzar un pensamiento crtico de ordinario ausente en la televisin argentina y en muchas otras. Y le ponen sentido del humor. He ah uno de sus mritos. Pero su paradigma no slo es lo del da ni sus archivos son slo locales y eso adosa inters real a sus ideas de produccin televisiva. Aunque los ahogue, frecuentemente, lo local.

A veces rellenan con dibujos animados especializados en un sentido del humor que resulta chabacano al lado de la inteligencia y aporte del trabajo con los archivos. Rellenan tambin con canciones de parecidos que es un equilibrismo muy riesgoso sobre el abismo frgil de la anfibologa y que desbarranca con frecuencia en el reino de la burla simplona.

Un elemento siempre prometedor y no siempre satisfactorio, es la participacin de los crticos invitados con quienes con frecuencia se pierde tiempo en el chacoteo televisivo acaso sobre la idea de que eso es divertido y da ratings, ms que el esfuerzo analtico que tanta falta hace en las pantalla de la televisin toda. Y ocurre tan poco. En los programas de TVR el bocadillo crtico es de los momentos ms esperados de la serie, por ese bocadillo se genera una expectativa grande y suele ser poco nutritivo o des-angelante por el desborde apologista con que se prodigan algunos de los invitados. Pierden ms tiempo en el halago que en el detalle crtico sobre lo visto, se pierde riqueza en el anlisis por no ir a fondo en los aportes de un programa que, con sus cualidades, requiere crecer mucho para ponerse al da con la intensidad poltica que Argentina despliega en la dcada reciente. A veces parece un programa para adolescentes que se queda en pantalones cortos en medio de un pas que madura a pasos acelerados. Incluso desde sus muchos atrasos y debilidades. Y eso, cuando ocurre, es una lstima.

Es este uno de los programas que produce la empresa PPT (Pensado Para Televisin) y es quiz su hermano mayor, que no compite con otras realizaciones, pero comparte con ellas buena parte del muy rico arsenal audiovisual que la empresa atesora como uno de sus distintivos, de sus logros y de sus promesas ms interesantes.

Esta serie televisiva que con sus ya 15 aos de trabajo ha desfilado por altibajos muy diversos, enfrenta permanentemente la dicotoma entre la humorada y la trascendencia poltica de su trabajo, entre la chacota y la gravedad de lo que se pone en pantalla. Parece que reina el supuesto falaz de que para ser atractivo a las grandes masas hay que ser superfluo, banal, vulgar o veleidoso. Y eso, sta serie, parece no necesitarlo cuando tiene materia y profesionales que podran garantizar atractivos muy poderosos y sin los ganchos mediticos ms papanatas de la televisin comercial.

Entre las ms interesantes ofertas, resultantes de explorar -con mtodo- los archivos audiovisuales que se les ponen a mano, est la evidencia de las contradicciones, algunas con carcter delincuencial flagrante, y la posibilidad de mostrar cmo, tarde o temprano, la ideologa dominante sucumbe en la nata de sus incoherencias y cmo los tteres financiados por la oligarqua, para fabricar ilusionismos, son todos parsitos desvergonzados que pueden ser exhibidos y derrotados por el peso mismo de sus contradicciones, delitos y mentiras. En eso la TVR podra jugar un papel de fiscal independiente cuya fortaleza poltica no dependiera de la lgica del entretenimiento al uso aunque est claro que no se puede escapar fcilmente de las reglas del mercado ni de sus estatutos narrativos y estticos. TVR tiene materia para duplicar su vida, fcil y felizmente, por su inteligencia y porque el circo sobrevive. Por ahora.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter