Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-03-2013

Acepta 10 de 22 cargos pero rechaza los principales; niega haber ayudado al enemigo
Manning se declara culpable de filtrar documentos de EE.UU. a Wikileaks

David Brooks
La Jornada

Dice que lo hizo para que la opinin pblica supiera la verdad sobre las guerras en Irak y Afganistn


Bradley Manning reconoci hoy ser la fuente de la mayor filtracin de secretos de Estado en la historia estadunidense y su entrega al sitio Wikileaks incluidos los relacionados con Mxico que fueron entregados y publicados por La Jornada. Declar que su motivacin fue a favor de la transparencia oficial con la intencin de detonar un debate pblico sobre la poltica exterior y militar de su pas.

En su comparecencia hoy ante la juez militar encargada del proceso judicial, la coronel Denise Lind, en el tribunal militar ubicado en el fuerte Meade en las afueras de esta capital donde proceden las audiencias preliminares para su eventual consejo de guerra, el soldado, de 25 aos, a travs de su abogado David Coombs se declar culpable en 10 de los 22 cargos en su contra, los relacionados con el manejo de informacin clasificada sin autorizacin, pero neg culpabilidad de cargos mayores como ayudar al enemigo.

Los cargos mayores podran implicar una condena de cadena perpetua bajo el cdigo militar si los fiscales estadunidenses deciden proceder con stos.

Habla pblicamente por segunda vez en casi 3 aos

Manning acept poseer y manejar informacin clasificada de manera no autorizada, incluidos videos de misiones militares (entre ellos el de un helicptero desde el cual se hacan disparos contra civiles) en Irak y Afganistn, evaluaciones de detenidos en Guantnamo, informes de incidentes militares y otros archivos. La masiva filtracin tambin incluye unos 250 millones de cables diplomticos, entre los cuales estaban los relacionados con Mxico que fueron compartidos por Wikileaks a La Jornada.

Ms tarde, y por primera vez en el proceso legal que ha mantenido a Manning ms de mil das en detencin militar sin un juicio gran parte de ese tiempo en condiciones calificadas como trato cruel, inhumano y degradante por el relator especial sobre tortura de la Organizacin de Naciones Unidas el soldado tuvo oportunidad de expresar las razones y motivaciones de sus actos que sacudieron al mundo militar y diplomtico (en la segunda vez en la que se le ha permitido hablar pblicamente desde que fue detenido).

Al leer un documento de unas 35 pginas que l redact, Manning, en uniforme militar, record cmo haba ingresado al ejrcito y su trabajo como analista militar en Irak, y cmo lleg a la decisin de que era importante que algunos documentos a los que tena acceso deberan de ser conocidos por el pblico. Yo crea que si el pblico en particular el estadunidense pudiera ver esto (los documentos y videos) podra detonar un debate domstico sobre el papel de los militares y la poltica exterior en general, sobre todo en torno a las guerras en Irak y Afganistn. Afirm que los ciudadanos estadunidenses tenan derecho de conocer los costos reales de la guerra.

Seal que los cientos de miles de documentos sobre incidentes militares en las zonas de guerra demostraban fallas en la estrategia blica. Subray que los militares estadunidenses estbamos obsesionados con capturar o matar a objetivos humanos en listas sin importar las consecuencias de estas operaciones sobre la poblacin civil en Irak y Afganistn.

El soldado insisti en que acto para promover la transparencia y para dar a conocer actos como los grabados en un video de un ataque de helicptero en Bagdad en donde se mostraba cmo mataban a civiles, incluidos nios y reporteros de la agencia Reuters. Al referirse a los registros de incidentes de guerra, coment que stos son algunos de los documentos ms importantes de nuestros tiempos revelando los costos reales de las guerras.

El soldado Bradley Manning al llegar al tribunal militar en el fuerte Meade, en las afueras de WashingtonFoto Ap Afirm que pens largamente sobre lo que estaba divulgando y excluy documentos que consideraba que podran daar a su pas, y lleg a la conclusin que los cables diplomticos no contenan informacin de la ms alta clasificacin y que slo seran vergonzosos para el gobierno estadunidense.

Indic adems que con dar a conocer lo que estaba sucediendo en estas guerras a la opinin pblica, haba logrado algo que me permitira tener una conciencia tanquila.

Cont cmo primero intent entregar los documentos que haba bajado digitalmente a varios peridicos a principios de 2010, incluyendo al New York Times y al Washington Post, pero no recibi respuesta o se mostraba poco inters. Por lo tanto, decidi subirlos al sitio de Wikileaks. Sin embargo, subray que nadie asociado con WLO (refirindose a la organizacin de Wikileaks) me presion para el envo de ms informacin. Yo asumo plena responsabilidad.

Manning inform que continu enviando ms documentos desde su computadora en Irak, y que inici un dilogo en un chat room ciberntico con alguien que supona era de alto nivel en Wikileaks, posiblemente Julian Assange.

Al aceptar culpabilidad por los 10 cargos menores cada uno con una condena posible de 2 aos (o sea, 20 en total) Manning reconoci ante la juez Lind que no habr posibilidad de salir del proceso sin alguna pena carcelaria. El juicio militar, en el que la juez Lind ser la nica autoridad judicial (no habr jurado) por acuerdo de Manning, est programado para comenzar el 3 de junio.

El mando militar estadunidense lo ha acusado de los cargos ms graves en el cdigo militar, como ayudar al enemigo y varias violaciones de la Ley de Espionaje, ley de 1917 que hasta la llegada de Barack Obama a la Casa Blanca casi nunca ha sido usada. Pero eso implicara tener que comprobar si la informacin que filtr era de defensa nacional que podra ser empleada para hacer dao a Estados Unidos.

Las palabras de Manning hoy fueron reportadas por varios medios y por la Red de Apoyo a Bradley Manning que observaron el procedimiento por video en vivo en un cuarto junto al tribunal, ya que por ahora la juez no permite grabar (ni audio ni video) los acontecimientos, ni se ofrece una transcripcin pblica. Sin embargo, el proceso no es secreto.

Para actualizacin de informacin sobre este caso y todo lo relacionado con Wikileaks ver Wikileaks en La Jornada.

Toda la coleccin de reportajes y notas sobre los documentos oficiales filtrados a Wikileaks relacionados con Mxico estn en el libro Mxico en Wikileaks, Wikileaks en La Jornada.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2013/03/01/mundo/034n1mun 


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter