Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-03-2013

Entrevista a Martn Seco, economista y exsecretario de Hacienda
"Las elecciones son una farsa y Europa una ratonera: tenemos que salirnos del euro"

Ivn Gil
El Confidencial


Los poderes econmicos han convertido la Europa del euro en un engendro que nada tiene que ver con la idea romntica bajo la que se comenz a construir. Las palabras del exsecretario general de Hacienda Juan Francisco Martn Seco, que acaba de publicar Contra el euro. Historia de una ratonera, resuenan a rabia y desesperanza. Rabia porque lleva ms de dos dcadas alertando sobre la inevitable crisis del euro, pese a haber sufrido las consecuencias de no alinearse ideolgicamente con el establishment poltico-econmico, como asegura a El Confidencial. Y, sobre todo, desesperanza porque quienes nos metieron en esta senda no disearon un sistema de vuelta atrs si las cosas salan mal, por lo que estamos en una ratonera en la que la ruptura del euro tendr un alto coste.

Para Martn Seco la crisis que asola Europa no es un bache pasajero que podamos superar a corto o medio plazo con ms recortes en el Estado de bienestar. Ms bien, es la crnica de una muerte anunciada (entre otros por l mismo) frente a la que no existen ms alternativas que provocar una detonacin controlada. Una salida dolorosa, pero imprescindible, para recuperar cuanto antes la senda del crecimiento. Lo ms sensato, pero que pocos Gobiernos se atrevern a hacer, sera intentar deshacer lo andado con el mnimo coste posible. En trminos econmicos, los daos de romper el euro y la Eurozona sern muy grandes, pero la permanencia slo empeorar ms las cosas, advierte el economista.

Sea o no controlado el desmantelamiento de la Eurozona, para Martn Seco no hay duda de que la unin monetaria no tiene visos de prolongarse en el tiempo. Un periodo de sufrimiento intil, pues cuando se rompa de forma natural habremos pagado un coste mucho mayor y tendremos una economa ms empobrecida. Como ejemplo pone a Grecia. Ahora vive una situacin dramtica. Si hace cinco aos, cuando comenz la crisis, se hubiese apeado del euro lo habrapasado igual de mal. Sin embargo, en estos momentos ya estara comenzando a ver la luz.

Una unin construida bajo el principio de la desunin

El 'juego sucio' de los actores econmicos y la multiplicidad de factores que segn Martn Seco influyen en la evolucin de la crisis europea lo echan para atrs a la hora de ponerle fecha al crac europeo. Antes o despus, la Unin Econmica se romper porque, tal y como est concebida, las diferencias entre pases son cada vez mayores. Cada uno paga unos tipos de inters distintos, la fiscalidad es diferente, no existen unos presupuestos conjuntos (los ltimos se reducen al 1% del PIB europeo) y las economas son muy divergentes, por enumerar slo algunas de las contradicciones citadas por el profesor. Aunque parezca una paradoja, se trata de una unin construida conscientemente desde la diferencia, lo que provoca fuertes desequilibrios entre los pases miembros.

Un problema que las economas ms beneficiadas por este sistema, principalmente la alemana, no estn dispuestas a corregir. Pero aunque quisiesen, probablemente no podran porque, segn lo define Martn Seco, se ha seguido un procedimiento de gradualismo asimtrico que va en contra de la verdadera armonizacin fiscal. Un engendro, como en repetidas ocasiones llama este economista a la Eurozona, que comenz a gestarse hace ms de dos dcadas con la firma del Tratado de Maastricht. Desde ese momento se comenz a correr a todo trapo y de una forma cada vez menos armonizada. Yo comprendo que Alemania no est dispuesta a trasferir fondos, pero entonces no podemos hablar de una unin monetaria, aade.

Una trampa para las economas ms dbiles, o una ratonera segn el smil que se utiliza en el ttulo del libro. Es por ello que Martn Seco, como ya dijo por aquel entonces, vuelve a repetir: Los pases del sur nunca deberan haber firmado el Tratado de Maastricht. Ahora, los acontecimientos refuerzan sus tesis. No en vano, en su ensayo Contra el euro recupera una buena cantidad de los artculos y anlisis que public a lo largo de los ltimos aos. Pese a su anticipacin, reconoce que ciertas cuestiones han superado sus peores presagios. La total falta de democracia en las instituciones europeas es una de ellas.

La prdida del control poltico de los Gobiernos

Los Gobiernos han perdido toda capacidad de intervencin poltica. Las elecciones nacionales son como una farsa, da igual a quien votes por quien va a mandar ser Draghi[actual presidente del Banco Central Europeo]. La voluntad de los pueblos ya no importa, las rdenes las dan Berln o Bruselas, y la democracia se nos escurre cada vez ms de las manos, lamenta el exsecretario general de Hacienda.

La otra contradiccin sobre la que se asientan los pilares de la UE, segn Martn Seco, es que tampoco existe unin poltica, una realidad que acaba provocando que los pases fuertes sean los que controlan a los dbiles. Para el economista se trata de una nueva forma de colonialismo, casi de ocupacin o, si quieres, de intervencin, como se le llama ahora.

Algunos de los ejemplos ms extremos de este juego antidemocrtico que cita son las consultas de la Constitucin Europea:Como venci la opcin del 'no' en varios pases, se repitieron y finalmente se volcaron sus artculos en un Tratado (de Lisboa) para no tener que ser refrendado en las urnas. Asimismo, otra de las formas modernas de huir del control de la ciudadana consiste, segn describe Martn Seco, en presionar a los Estados para que creen organismos bajo el apelativo de independientes. Es decir, instituciones que no respondan a nadie ms all que el BCE y blindadas a la presin social.

Fuente: http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2013/03/01/las-elecciones-son-una-farsa-y-europa-una-ratonera-tenemos-que-salirnos-del-euro-115848/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter